Miércoles, Febrero 8, 2023

Ministerio de Energía adelanta los cuatro ejes de la estrategia nacional de hidrógeno verde a 2050

DIARIO FINANCIERO – Considera, entre otros, crear un marco regulatorio, el análisis de políticas internacionales y un plan de acciones concretas a 2025.
Desde hace un tiempo que la discusión sobre el desarrollo del hidrógeno verde -combustible que se genera directamente del agua, mediante un proceso de electrólisis- en Chile se ha tomado la agenda de los expertos, argumentando que podría ser la llave del crecimiento económico sostenible.
A mediados del año pasado, Corfo realizó un estudio para la hoja de ruta del hidrógeno verde, la que servirá de punto de partida a una nueva estrategia liderada por el Ministerio de Energía. Hoy, por primera vez, el gobierno revela los cuatro lineamientos que tendrá esta hoja de ruta que será entregada antes de fin de año.

“El hidrógeno verde es probablemente una de las mejores oportunidades que tenemos como país para desarrollar una nueva industria (…) es una unión virtuosa, ya que genera crecimiento económico y desarrollo, y es amigable con el medio ambiente”, afirma el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.
La estrategia consta de cuatro ejes: desarrollar regulación para su uso y producción; analizar planes y políticas del combustible a nivel internacional; definir una estrategia a 2050 de manera interministerial -en conjunto al mundo privado y la academia, que tendrá un plan de acción a 2025-, y la identificación de proyectos que estén desarrollando privados para analizar opciones de cofinanciamiento.
Jobet señala que la estrategia es una de las palancas para cumplir la meta de carbono neutralidad a 2050, en el marco del Acuerdo de París. Para ello, la actualización de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, su sigla en inglés), establece que la generación de hidrógeno verde representará entre el 18% y 27% de la reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI), al reemplazar a los combustibles fósiles. “Analizamos cuál es nuestra estrategia hacia la meta de carbono neutralidad y al mirar qué palancas tenemos para cumplirla, el hidrógeno verde se sitúa como fundamental”, dice.
Según el Ministerio de Energía, el 96% de la producción de hidrógeno mundial se realiza con combustibles fósiles (hidrógeno gris), en tanto, Chile tiene una oportunidad para producir hidrógeno verde, con energías renovables a precios competitivos. “Debiera ser capaz de producir 1 kilo de hidrógeno verde a US$ 1,5 y US$ 2 a 2030, más barato que el diésel, sin considerar que este último eventualmente podría pagar impuestos adicionales para hacerse cargo de las emisiones de CO2”, señala Jobet.
Hacia una regulación
Ante el desarrollo de la estrategia nacional de hidrógeno verde se identificaron tres principales brechas en Chile: falta de conocimiento general sobre beneficios y oportunidades; falta de regulación, y falta de experiencia y conocimiento.
En este escenario, uno de los ejes es “desarrollar la regulación para habilitar todos los usos y la producción del hidrógeno verde”, dice Jobet. La normativa será elaborada participativamente a través de un Comité Consultivo y mesas técnicas lideradas por la cartera energética.
Un segundo frente -que ya fue realizado- consta del análisis de estrategias y políticas de los seis países líderes en hidrógeno verde -Alemania, Austria, Australia, Estados Unidos (California), Japón y el Reino Unido. Este benchmark concluyó que la estrategia debe cubrir “aspectos de educación, regulación, mercado y sociedad (…) Algunos países incluyen subsidios para promover el desarrollo de mercado, lo cual no será simple de replicar en Chile. Por ejemplo, Alemania destinará al menos 8 mil millones de euros en incentivos directos al hidrógeno en los próximos años”, afirma Jobet.
Otro pilar es el trabajo interministerial para definir la estrategia a 2050 y un plan de acción a 2025. Si bien “ya se está avanzando” en esto último, no se revelará información hasta “recibir los insumos, los aportes y la visión del consejo asesor, clave para construir una estrategia con apoyo transversal y que tenga continuidad en el tiempo”.
Este consejo -que tendrá su primera reunión el próximo 3 de junio, para abordar la ambición de la estrategia- estará compuesto por el exPresidente, Ricardo Lagos; la exsecretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía y vicepresidenta de ICARE, Vivianne Blanlot; el exministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena; el Champion de la COP25 y cofundador de Sistema B y Triciclos, Gonzalo Muñoz; el economista, Klaus Schmidt-Hebbel, y la directora ejecutiva de la Fundación Observatorio Fiscal, Jeanette von Wolfersdorff.
El cuarto eje busca identificar proyectos privados en Chile, dentro de los cuales ya se contemplan pilotos de buses, grúas horquilla, calderas, entre otros que usen hidrógeno verde, en diversas etapas de desarrollo. Por ejemplo, ya están trabajando con ENAP en un proyecto de pequeña escala de energía eólica y están armando un concurso para cofinanciar estudios de preinversión con fondos de la Unión Europea, donde el hidrógeno será un área de acción prioritaria.
Citando a la consultora McKinsey, Jobet indica que hay oportunidades de inversión para el hidrógeno verde por US$ 475 mil millones a 2030 a nivel global, mientras que el Consejo de Hidrógeno estima que hay cerca de US$ 1 billón (millones de millones) de ventas anuales de esta industria a 2050, la mitad del tamaño que tiene hoy el mercado del petróleo en el mundo, indica.
“La visión general es abordar el desafío ambiental, el desafío económico y de crecimiento y de impacto social, aprovechando nuestras energías renovables para producir hidrógeno verde, que puede ser una industria de exportación y llegar a ser tan importante como la minería de cobre hoy en día para Chile”, afirma.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 18 de Mayo de 2020

DIARIO FINANCIERO – Considera, entre otros, crear un marco regulatorio, el análisis de políticas internacionales y un plan de acciones concretas a 2025.
Desde hace un tiempo que la discusión sobre el desarrollo del hidrógeno verde -combustible que se genera directamente del agua, mediante un proceso de electrólisis- en Chile se ha tomado la agenda de los expertos, argumentando que podría ser la llave del crecimiento económico sostenible.
A mediados del año pasado, Corfo realizó un estudio para la hoja de ruta del hidrógeno verde, la que servirá de punto de partida a una nueva estrategia liderada por el Ministerio de Energía. Hoy, por primera vez, el gobierno revela los cuatro lineamientos que tendrá esta hoja de ruta que será entregada antes de fin de año.

“El hidrógeno verde es probablemente una de las mejores oportunidades que tenemos como país para desarrollar una nueva industria (…) es una unión virtuosa, ya que genera crecimiento económico y desarrollo, y es amigable con el medio ambiente”, afirma el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.
La estrategia consta de cuatro ejes: desarrollar regulación para su uso y producción; analizar planes y políticas del combustible a nivel internacional; definir una estrategia a 2050 de manera interministerial -en conjunto al mundo privado y la academia, que tendrá un plan de acción a 2025-, y la identificación de proyectos que estén desarrollando privados para analizar opciones de cofinanciamiento.
Jobet señala que la estrategia es una de las palancas para cumplir la meta de carbono neutralidad a 2050, en el marco del Acuerdo de París. Para ello, la actualización de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, su sigla en inglés), establece que la generación de hidrógeno verde representará entre el 18% y 27% de la reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI), al reemplazar a los combustibles fósiles. “Analizamos cuál es nuestra estrategia hacia la meta de carbono neutralidad y al mirar qué palancas tenemos para cumplirla, el hidrógeno verde se sitúa como fundamental”, dice.
Según el Ministerio de Energía, el 96% de la producción de hidrógeno mundial se realiza con combustibles fósiles (hidrógeno gris), en tanto, Chile tiene una oportunidad para producir hidrógeno verde, con energías renovables a precios competitivos. “Debiera ser capaz de producir 1 kilo de hidrógeno verde a US$ 1,5 y US$ 2 a 2030, más barato que el diésel, sin considerar que este último eventualmente podría pagar impuestos adicionales para hacerse cargo de las emisiones de CO2”, señala Jobet.
Hacia una regulación
Ante el desarrollo de la estrategia nacional de hidrógeno verde se identificaron tres principales brechas en Chile: falta de conocimiento general sobre beneficios y oportunidades; falta de regulación, y falta de experiencia y conocimiento.
En este escenario, uno de los ejes es “desarrollar la regulación para habilitar todos los usos y la producción del hidrógeno verde”, dice Jobet. La normativa será elaborada participativamente a través de un Comité Consultivo y mesas técnicas lideradas por la cartera energética.
Un segundo frente -que ya fue realizado- consta del análisis de estrategias y políticas de los seis países líderes en hidrógeno verde -Alemania, Austria, Australia, Estados Unidos (California), Japón y el Reino Unido. Este benchmark concluyó que la estrategia debe cubrir “aspectos de educación, regulación, mercado y sociedad (…) Algunos países incluyen subsidios para promover el desarrollo de mercado, lo cual no será simple de replicar en Chile. Por ejemplo, Alemania destinará al menos 8 mil millones de euros en incentivos directos al hidrógeno en los próximos años”, afirma Jobet.
Otro pilar es el trabajo interministerial para definir la estrategia a 2050 y un plan de acción a 2025. Si bien “ya se está avanzando” en esto último, no se revelará información hasta “recibir los insumos, los aportes y la visión del consejo asesor, clave para construir una estrategia con apoyo transversal y que tenga continuidad en el tiempo”.
Este consejo -que tendrá su primera reunión el próximo 3 de junio, para abordar la ambición de la estrategia- estará compuesto por el exPresidente, Ricardo Lagos; la exsecretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía y vicepresidenta de ICARE, Vivianne Blanlot; el exministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena; el Champion de la COP25 y cofundador de Sistema B y Triciclos, Gonzalo Muñoz; el economista, Klaus Schmidt-Hebbel, y la directora ejecutiva de la Fundación Observatorio Fiscal, Jeanette von Wolfersdorff.
El cuarto eje busca identificar proyectos privados en Chile, dentro de los cuales ya se contemplan pilotos de buses, grúas horquilla, calderas, entre otros que usen hidrógeno verde, en diversas etapas de desarrollo. Por ejemplo, ya están trabajando con ENAP en un proyecto de pequeña escala de energía eólica y están armando un concurso para cofinanciar estudios de preinversión con fondos de la Unión Europea, donde el hidrógeno será un área de acción prioritaria.
Citando a la consultora McKinsey, Jobet indica que hay oportunidades de inversión para el hidrógeno verde por US$ 475 mil millones a 2030 a nivel global, mientras que el Consejo de Hidrógeno estima que hay cerca de US$ 1 billón (millones de millones) de ventas anuales de esta industria a 2050, la mitad del tamaño que tiene hoy el mercado del petróleo en el mundo, indica.
“La visión general es abordar el desafío ambiental, el desafío económico y de crecimiento y de impacto social, aprovechando nuestras energías renovables para producir hidrógeno verde, que puede ser una industria de exportación y llegar a ser tan importante como la minería de cobre hoy en día para Chile”, afirma.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 18 de Mayo de 2020

TITULARES