Domingo, Enero 29, 2023

Ministerio de Ciencias presenta informe sobre desalinización y crisis hídrica en Chile

MINERÍA CHILENA – El Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, a través del Comité Asesor Ministerial Científico para el Cambio Climático (C4), publicó el informe “desalinización: oportunidades y desafíos para abordar la inseguridad hídrica en chile”, en respuesta a la solicitud formal del Ministerio de Medio Ambiente.

Se trata de un documento redactado por el Comité sobre el desarrollo de plantas desalinizadoras en el país, en el que se recopiló antecedentes y se organizó talleres de trabajo con la comunidad científica a lo largo de varias etapas.

Desaladoras, impacto ambiental y desafíos

El informe destaca que “se individualizan 97 instalaciones y proyectos de impulsión de agua de mar y desalinización, de los cuales 5 se refieren a sistemas de impulsión de agua de mar para la minería sin mayor información sobre desalinización. De los 92 restantes, hay 38 plantas operativas con una capacidad de desalinización de 8.558 l/s (10 de ellas asociadas a centrales termoeléctricas); 3 plantas no operativas”.

Asimismo, detalla que “existe información también de la capacidad proyectada a futuro que asciende a 38.7466 l/s, cuadruplicando la capacidad de tratamiento actual. La región de mayor crecimiento sería Antofagasta seguida de Atacama. La dominancia de estas regiones se explica en buena medida por la actividad minera que se realiza en la zona”.

La investigación aborda también los impactos asociados al vertimiento de efluentes, “como sales concentradas, pueden generar, entre otros efectos, estrés osmótico en organismos tanto pelágicos como bentónicos, así como impactos negativos en el funcionamiento y estructura de las comunidades y ecosistemas marinos costeros”.

El informe menciona, además, los desafíos en la consideración del uso de agua desalinizada como fuente de agua potable. “A pesar de la proliferación de la desalinización para obtener agua potable en las últimas décadas, son escasas las investigaciones que profundizan en cómo impacta en los hábitos y prácticas de uso y consumo de agua a nivel doméstico, o en la salud de los consumidores. Estas se han desarrollado principalmente en países del medio oriente y Australia, donde dependen principalmente de la desalinización de agua de mar para abastecimiento humano”.

Ver artículo

Fuente: Minería Chilena, Miércoles 4 de Enero de 2023

MINERÍA CHILENA – El Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, a través del Comité Asesor Ministerial Científico para el Cambio Climático (C4), publicó el informe “desalinización: oportunidades y desafíos para abordar la inseguridad hídrica en chile”, en respuesta a la solicitud formal del Ministerio de Medio Ambiente.

Se trata de un documento redactado por el Comité sobre el desarrollo de plantas desalinizadoras en el país, en el que se recopiló antecedentes y se organizó talleres de trabajo con la comunidad científica a lo largo de varias etapas.

Desaladoras, impacto ambiental y desafíos

El informe destaca que “se individualizan 97 instalaciones y proyectos de impulsión de agua de mar y desalinización, de los cuales 5 se refieren a sistemas de impulsión de agua de mar para la minería sin mayor información sobre desalinización. De los 92 restantes, hay 38 plantas operativas con una capacidad de desalinización de 8.558 l/s (10 de ellas asociadas a centrales termoeléctricas); 3 plantas no operativas”.

Asimismo, detalla que “existe información también de la capacidad proyectada a futuro que asciende a 38.7466 l/s, cuadruplicando la capacidad de tratamiento actual. La región de mayor crecimiento sería Antofagasta seguida de Atacama. La dominancia de estas regiones se explica en buena medida por la actividad minera que se realiza en la zona”.

La investigación aborda también los impactos asociados al vertimiento de efluentes, “como sales concentradas, pueden generar, entre otros efectos, estrés osmótico en organismos tanto pelágicos como bentónicos, así como impactos negativos en el funcionamiento y estructura de las comunidades y ecosistemas marinos costeros”.

El informe menciona, además, los desafíos en la consideración del uso de agua desalinizada como fuente de agua potable. “A pesar de la proliferación de la desalinización para obtener agua potable en las últimas décadas, son escasas las investigaciones que profundizan en cómo impacta en los hábitos y prácticas de uso y consumo de agua a nivel doméstico, o en la salud de los consumidores. Estas se han desarrollado principalmente en países del medio oriente y Australia, donde dependen principalmente de la desalinización de agua de mar para abastecimiento humano”.

Ver artículo

Fuente: Minería Chilena, Miércoles 4 de Enero de 2023

TITULARES