Viernes, Abril 19, 2024

Megapuerto de San Antonio: SEA entrega informe con más de 2 mil observaciones

EL MERCURIO ON LINE – El proyecto de Puerto Exterior de San Antonio, Región de Valparaíso ha tenido que pasar varias vallas para concretarse. Pero ahora, le resta una fundamental para iniciar su construcción.

Y es que el megaproyecto busca aumentar la capacidad de movimiento del recinto portuario de San Antonio por tres, es decir, desde los actuales 2 millones de contenedores anuales a 6 millones.

Desde el Gobierno han remarcado la importancia de contar con aquello. El ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, aseguró que “esto es algo que efectivamente el país necesita. Nosotros vislumbramos que ya en la próxima década el sistema portuario podría comenzar a pillar la demanda a la capacidad que tenemos instalada. Es un proyecto que es de extrema necesidad”.

Dicho eso, su ajetreada tramitación continúa en desarrollo y se le agregó un factor más.

Esto, porque luego de la extensión del plazo de evaluación del proyecto, hasta fines de 2024 que otorgó el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región de Valparaíso a la Empresa Portuaria de San Antonio, ahora, el proceso dio un nuevo paso.

En ese sentido, según El Líder de San Antonio, el 31 de agosto se emitió el informe consolidado de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones (Icsara) complementario del estudio de Impacto Ambiental de la iniciativa.

En detalle, en un documento de 550 páginas se resumen las observaciones hechas por la comunidad, autoridades y organizaciones al proyecto que impulsa Epsa.

Por ejemplo, las organizaciones ambientales como Ojos de Mar, destacaron la participación ciudadana.

“En la última instancia de participación ciudadana (PAC) se registraron más de 3.500 ingresos de observaciones a la agenda del Puerto Exterior, esto, superando los 3 mil ingresos de la primera. Esto es un hecho inédito en este tipo de procesos, y muestra la preocupación general de la ciudadanía por los impactos del megapuerto en sus vidas y entorno”, sostuvieron.

Así, las observaciones fueron consolidadas por el SEA en este documento de 550 páginas y tras la revisión y el filtro quedaron en 2 mil 114.

De estas, las principales materias observadas fueron emisiones, que incluye ruido, polvo, luminosidad, descargas líquidas y el impacto que tendría el proyecto sobre los sistema de vida y costumbres de los grupos humanos y los ecosistemas de San Antonio y sus alrededores, como expusieron grupos ambientalistas.

El proceso está en desarrollo y se proyecta que la portuaria presente la segunda agenda a fines del 2024.

Afectaciones y EPSA Desde la empresa

Puerto San Antonio manifestaron que “tras recibir Las observaciones de la ciudadanía el proyecto Puerto Exterior de la empresa portuaria San Antonio, avanza habiendo cumplido una nueva fase en el proceso del sistema de evaluación de impacto ambiental”.

En ese sentido, subrayaron que “en iniciativas estratégicas de relevancia nacional como el Puerto Exterior, es particularmente beneficioso recepcionar las observaciones de la comunidad y de los organismos públicos para robustecer los lineamientos técnicos y ambientales del proyecto.

La portuaria aseguró que en “Epsa analizaremos y responderemos a estas consultas a través de la agenda complementaria, hito en que además entregaremos los resultados de los 55 nuevos estudios técnicos del proyecto y evalúa la autoridad”.

En tanto, para Liliana Cancino de la organización Ojos del Mar, “las principales materias que generan preocupación y rechazo de la población es la afectación que tendrán las emisiones del proyecto sobre la salud y calidad de vida de la población, las expropiaciones proyectadas la extracción y traslado de empréstitos y la afectación y eliminación de diferentes espacios como el humedal del río Maipo, los Ojos de mar y la playa de Llolleo”.

Fuente: El Mercurio On Line, Lunes 04 de Septiembre de 2023

EL MERCURIO ON LINE – El proyecto de Puerto Exterior de San Antonio, Región de Valparaíso ha tenido que pasar varias vallas para concretarse. Pero ahora, le resta una fundamental para iniciar su construcción.

Y es que el megaproyecto busca aumentar la capacidad de movimiento del recinto portuario de San Antonio por tres, es decir, desde los actuales 2 millones de contenedores anuales a 6 millones.

Desde el Gobierno han remarcado la importancia de contar con aquello. El ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, aseguró que “esto es algo que efectivamente el país necesita. Nosotros vislumbramos que ya en la próxima década el sistema portuario podría comenzar a pillar la demanda a la capacidad que tenemos instalada. Es un proyecto que es de extrema necesidad”.

Dicho eso, su ajetreada tramitación continúa en desarrollo y se le agregó un factor más.

Esto, porque luego de la extensión del plazo de evaluación del proyecto, hasta fines de 2024 que otorgó el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región de Valparaíso a la Empresa Portuaria de San Antonio, ahora, el proceso dio un nuevo paso.

En ese sentido, según El Líder de San Antonio, el 31 de agosto se emitió el informe consolidado de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones (Icsara) complementario del estudio de Impacto Ambiental de la iniciativa.

En detalle, en un documento de 550 páginas se resumen las observaciones hechas por la comunidad, autoridades y organizaciones al proyecto que impulsa Epsa.

Por ejemplo, las organizaciones ambientales como Ojos de Mar, destacaron la participación ciudadana.

“En la última instancia de participación ciudadana (PAC) se registraron más de 3.500 ingresos de observaciones a la agenda del Puerto Exterior, esto, superando los 3 mil ingresos de la primera. Esto es un hecho inédito en este tipo de procesos, y muestra la preocupación general de la ciudadanía por los impactos del megapuerto en sus vidas y entorno”, sostuvieron.

Así, las observaciones fueron consolidadas por el SEA en este documento de 550 páginas y tras la revisión y el filtro quedaron en 2 mil 114.

De estas, las principales materias observadas fueron emisiones, que incluye ruido, polvo, luminosidad, descargas líquidas y el impacto que tendría el proyecto sobre los sistema de vida y costumbres de los grupos humanos y los ecosistemas de San Antonio y sus alrededores, como expusieron grupos ambientalistas.

El proceso está en desarrollo y se proyecta que la portuaria presente la segunda agenda a fines del 2024.

Afectaciones y EPSA Desde la empresa

Puerto San Antonio manifestaron que “tras recibir Las observaciones de la ciudadanía el proyecto Puerto Exterior de la empresa portuaria San Antonio, avanza habiendo cumplido una nueva fase en el proceso del sistema de evaluación de impacto ambiental”.

En ese sentido, subrayaron que “en iniciativas estratégicas de relevancia nacional como el Puerto Exterior, es particularmente beneficioso recepcionar las observaciones de la comunidad y de los organismos públicos para robustecer los lineamientos técnicos y ambientales del proyecto.

La portuaria aseguró que en “Epsa analizaremos y responderemos a estas consultas a través de la agenda complementaria, hito en que además entregaremos los resultados de los 55 nuevos estudios técnicos del proyecto y evalúa la autoridad”.

En tanto, para Liliana Cancino de la organización Ojos del Mar, “las principales materias que generan preocupación y rechazo de la población es la afectación que tendrán las emisiones del proyecto sobre la salud y calidad de vida de la población, las expropiaciones proyectadas la extracción y traslado de empréstitos y la afectación y eliminación de diferentes espacios como el humedal del río Maipo, los Ojos de mar y la playa de Llolleo”.

Fuente: El Mercurio On Line, Lunes 04 de Septiembre de 2023

TITULARES