Domingo, Enero 29, 2023

Mayor renovación urbana del país: Estudio de Arquitectura Archmotion presenta propuesta de renovación en terreno industrial de 30 hectáreas de la antigua planta Iansa en Linares

EL HERALDO – El urbanismo y planificación de las ciudades en Chile sigue siendo una tarea pendiente, ya que se ha dado prioridad a la construcción desmedida de viviendas o centros urbanos, sin contemplar la incorporación de espacios con áreas verdes y recreación de calidad.

Actualmente se está gestando un proyecto en la ciudad de Linares que redefinirá el uso que se le dio por décadas a un terreno industrial, para convertirlo en un espacio de convergencia ciudadana.

En 2018 la empresa azucarera Iansa cerró sus operaciones productivas ubicadas en el corazón de la ciudad de Linares. A tres años de este episodio, el terreno de 30 hectáreas donde se emplazaba la industria está en desuso, situación que en un futuro próximo se pretende cambiar en beneficio de la comunidad.

El arquitecto José Miguel Mardones, fundador del Estudio Archmotion expresa su preocupación respecto a que la zona tiene destino para uso industrial, por lo que teme que la ciudadanía pueda sufrir las consecuencias de que una industria se instale en ese terreno. “En primer lugar, es necesario el cambio del destino industrial del paño, donde eventualmente se podría instalar una nueva industria a escasas cuadras de la Plaza de Armas de la ciudad en un sector con clara vocación comercial y habitacional, considerando además un déficit de 2.670 viviendas que arroja la comuna y las más de 37.000 familias que requiere solución habitacional en la Región del Maule según cifras entregadas por la Cámara Chilena de la Construcción”.

Ante esta situación, el arquitecto indica que “Archmotion ha logrado impulsar una relación entre el alcalde y la empresa, para lograr un acuerdo que resulte positivo para todos los actores, dando cuenta que el municipio está interesado en abrir a la comunidad un parque que se encuentra dentro del paño, mejorando la falta de áreas verdes que la ciudad tiene a través de uno ya consolidado, como también la necesidad de actualizar el plan regulador para entregar destinos que beneficien a toda la comunidad”, expresa José Miguel Mardones.

Es importante dar a conocer que en Chile existen más de 1.000 hectáreas abandonadas o eriazas pertenecientes a privados y entidades públicas como el Serviu, EFE, INIA y Fuerzas Armadas, terrenos que, si fueran correctamente planificados por los municipios, podrían mejorar la calidad de vida de miles de personas si su uso se redefiniera para la construcción de parques o viviendas.

Respecto a la ausencia y necesidad de la creación de espacios públicos de libre acceso, Mardones manifiesta que “lamentablemente en Chile se observa que los instrumentos de planificación urbana no están en sintonía con la infraestructura pública y menos con un crecimiento armónico. En resumen, la ecuación de mayor sitio eriazo genera un crecimiento perimetral que es inversamente proporcional a la calidad de vida”.

Para enfrentar esta situación, el Estudio de Arquitectura Archmotion está trabajando en un proyecto de renovación urbana que contempla un crecimiento armónico con destino mixto, además conservar un parque de 7 hectáreas que contempla bosque, canchas de fútbol, tenis y un silo con más de 45 metros de altura como hito urbano e histórico, elementos que podrían solucionar en parte el déficit de áreas verdes de la ciudad de Linares, mejorando el equipamiento comunal y la calidad de vida de sus habitantes.

“Linares tiene un potencial importante, porque precisamente tiene un gran déficit de áreas verdes, la alameda de esta ciudad es una de las más pequeñas de la región, con solamente cinco cuadras, a diferencia de Curicó y Talca que cuentan con 15 cuadras. Desafortunadamente, estos proyectos se entrampan porque no hay una relación adecuada entre el sector público y el sector privado, no hay voluntad política de los actores para poder lograr renovaciones urbanas y obviamente se cruzan también los intereses entre las partes. En cambio, si se logra un modelo de asociación público-privada, siempre acompañada de transparencia y cumplimiento del marco legal, se puede convertir en un referente para otras ciudades”, indica el arquitecto.

José Miguel destaca que ellos proponen un desarrollo equilibrado en el sitio en desuso, el que actualmente está siendo liderado por el alcalde de la ciudad, Mario Meza, quien -como se mencionó anteriormente- ya presentó su interés por el parque, actualizar el plan regulador y gestionar la conectividad norte-sur de la ciudad. En tanto, Empresas Iansa se encuentra subdividiendo el paño y reservando el mencionado parque al municipio, en una acción conjunta que ha sabido establecer herramientas de diálogo a diferencia de otros casos, donde el entrampamiento de las gestiones según los intereses de sus actores, genera un problema para la comunidad.

“En este sentido, este caso en Linares podría ser un referente de planificación territorial a nivel nacional, en un universo en el que abundan casos similares, donde a pesar de la crisis industrial y su destino obsoleto, la ciudad contra-ataca, una oportunidad para romper el paradigma de la relación público-privada que logre impulsar el desarrollo equilibrado de las ciudades. El destino de este terreno no puede quedar al azar ni sujeto a intereses que no beneficien a la comunidad, por ello nuestro proyecto ha sido pensado para tomar acción rápidamente y aprovechar la oportunidad de ejecutar una de las renovaciones urbanas de mayor superficie en Chile hasta el momento (superando a Las Salinas de Viña del Mar con 16 ha. por ejemplo)”, concluye el arquitecto.

Ver artículo

Fuente: El Heraldo, Martes 14 de Diciembre de 2021

EL HERALDO – El urbanismo y planificación de las ciudades en Chile sigue siendo una tarea pendiente, ya que se ha dado prioridad a la construcción desmedida de viviendas o centros urbanos, sin contemplar la incorporación de espacios con áreas verdes y recreación de calidad.

Actualmente se está gestando un proyecto en la ciudad de Linares que redefinirá el uso que se le dio por décadas a un terreno industrial, para convertirlo en un espacio de convergencia ciudadana.

En 2018 la empresa azucarera Iansa cerró sus operaciones productivas ubicadas en el corazón de la ciudad de Linares. A tres años de este episodio, el terreno de 30 hectáreas donde se emplazaba la industria está en desuso, situación que en un futuro próximo se pretende cambiar en beneficio de la comunidad.

El arquitecto José Miguel Mardones, fundador del Estudio Archmotion expresa su preocupación respecto a que la zona tiene destino para uso industrial, por lo que teme que la ciudadanía pueda sufrir las consecuencias de que una industria se instale en ese terreno. “En primer lugar, es necesario el cambio del destino industrial del paño, donde eventualmente se podría instalar una nueva industria a escasas cuadras de la Plaza de Armas de la ciudad en un sector con clara vocación comercial y habitacional, considerando además un déficit de 2.670 viviendas que arroja la comuna y las más de 37.000 familias que requiere solución habitacional en la Región del Maule según cifras entregadas por la Cámara Chilena de la Construcción”.

Ante esta situación, el arquitecto indica que “Archmotion ha logrado impulsar una relación entre el alcalde y la empresa, para lograr un acuerdo que resulte positivo para todos los actores, dando cuenta que el municipio está interesado en abrir a la comunidad un parque que se encuentra dentro del paño, mejorando la falta de áreas verdes que la ciudad tiene a través de uno ya consolidado, como también la necesidad de actualizar el plan regulador para entregar destinos que beneficien a toda la comunidad”, expresa José Miguel Mardones.

Es importante dar a conocer que en Chile existen más de 1.000 hectáreas abandonadas o eriazas pertenecientes a privados y entidades públicas como el Serviu, EFE, INIA y Fuerzas Armadas, terrenos que, si fueran correctamente planificados por los municipios, podrían mejorar la calidad de vida de miles de personas si su uso se redefiniera para la construcción de parques o viviendas.

Respecto a la ausencia y necesidad de la creación de espacios públicos de libre acceso, Mardones manifiesta que “lamentablemente en Chile se observa que los instrumentos de planificación urbana no están en sintonía con la infraestructura pública y menos con un crecimiento armónico. En resumen, la ecuación de mayor sitio eriazo genera un crecimiento perimetral que es inversamente proporcional a la calidad de vida”.

Para enfrentar esta situación, el Estudio de Arquitectura Archmotion está trabajando en un proyecto de renovación urbana que contempla un crecimiento armónico con destino mixto, además conservar un parque de 7 hectáreas que contempla bosque, canchas de fútbol, tenis y un silo con más de 45 metros de altura como hito urbano e histórico, elementos que podrían solucionar en parte el déficit de áreas verdes de la ciudad de Linares, mejorando el equipamiento comunal y la calidad de vida de sus habitantes.

“Linares tiene un potencial importante, porque precisamente tiene un gran déficit de áreas verdes, la alameda de esta ciudad es una de las más pequeñas de la región, con solamente cinco cuadras, a diferencia de Curicó y Talca que cuentan con 15 cuadras. Desafortunadamente, estos proyectos se entrampan porque no hay una relación adecuada entre el sector público y el sector privado, no hay voluntad política de los actores para poder lograr renovaciones urbanas y obviamente se cruzan también los intereses entre las partes. En cambio, si se logra un modelo de asociación público-privada, siempre acompañada de transparencia y cumplimiento del marco legal, se puede convertir en un referente para otras ciudades”, indica el arquitecto.

José Miguel destaca que ellos proponen un desarrollo equilibrado en el sitio en desuso, el que actualmente está siendo liderado por el alcalde de la ciudad, Mario Meza, quien -como se mencionó anteriormente- ya presentó su interés por el parque, actualizar el plan regulador y gestionar la conectividad norte-sur de la ciudad. En tanto, Empresas Iansa se encuentra subdividiendo el paño y reservando el mencionado parque al municipio, en una acción conjunta que ha sabido establecer herramientas de diálogo a diferencia de otros casos, donde el entrampamiento de las gestiones según los intereses de sus actores, genera un problema para la comunidad.

“En este sentido, este caso en Linares podría ser un referente de planificación territorial a nivel nacional, en un universo en el que abundan casos similares, donde a pesar de la crisis industrial y su destino obsoleto, la ciudad contra-ataca, una oportunidad para romper el paradigma de la relación público-privada que logre impulsar el desarrollo equilibrado de las ciudades. El destino de este terreno no puede quedar al azar ni sujeto a intereses que no beneficien a la comunidad, por ello nuestro proyecto ha sido pensado para tomar acción rápidamente y aprovechar la oportunidad de ejecutar una de las renovaciones urbanas de mayor superficie en Chile hasta el momento (superando a Las Salinas de Viña del Mar con 16 ha. por ejemplo)”, concluye el arquitecto.

Ver artículo

Fuente: El Heraldo, Martes 14 de Diciembre de 2021

TITULARES