Lunes, Noviembre 29, 2021

Mauricio Claver-Carone Presidente del Banco Interamericano DE Desarrollo (BID): “El gran problema de la región no son los impuestos, es la evasión”

DIARIO FINANCIERO – La máxima autoridad del BID se declara “optimista” sobre la situación de Chile, y dice que el país está “posicionado para tener un crecimiento saludable”.

Unas 25 millones de personas que han perdido sus empleos formales, más de 30 millones más de pobres y sobre 50 millones que salieron de la clase media por el Covid. Mauricio Claver-Carone se despierta y duerme todos los días pensando en esas tres cifras, que “guían” su trabajo para poder aliviar esos problemas de una manera “acelerada”.

El 1 de octubre el abogado asumió la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y afirma que “han sido incansables los primeros meses”.

Desde Washington, dice que “el gran reto es cómo en cinco años o en cuatro años, nuevamente cerramos esa brecha”, y para ello, el BID diseñó su visión 2025: “Reinvertir en las Américas, una década de oportunidades”, cuyos ejes son integración, digitalización, PYME, cambio climático y género.

Sobre qué esperar de su gestión, Claver-Carone es claro. “Sobran instituciones que hacen diagnósticos. Parte de mi propósito aquí es que el BID sea una institución de soluciones y de acción”, afirma en una videollamada.

– ¿Qué es lo que más le preocupa de América Latina?

– Las vacunas. Aquí no hay que intelectualizar demasiado el tema. Pero estamos tan enfocados en las vacunas que nos olvidamos de las terapias. En los primeros 100 días de la gestión pudimos identificar y reasignar US$ 1.000 millones específicamente a vacunas, a la adquisición, distribución, infraestructura. Somos la primera y única institución financiera internacional en lanzar un mecanismo, un instrumento de garantía para nuestros países prestatarios, para que en la compra de las vacunas nosotros asumamos el riesgo por si hay temas de indemnizaciones.

– ¿Los mayores desafíos para la región están contenidos en la visión 2025?

– Hay uno más importante en el sentido de planear para el futuro. Esta es una pandemia que todavía no hemos completamente sobrepasado, pero ha expuesto algunas debilidades estructurales de la región, y ha mostrado la baja inversión en infraestructura, y hablo también de infraestructura de salud, hospitales, de ciertas redes de seguridad social. Estamos viendo incrementos en los precios de muchos bienes, comida, minerales. Y, desafortunadamente, en las últimas décadas la región desaprovechó ese boom en los precios. Muchos países gastaron ese dinero en programas populistas, políticos, y no invirtieron en infraestructura. Hemos identificado varias empresas farmacéuticas que les interesa invertir más en la región, para que no solamente se pueda empezar lo antes posible a producir la vacuna, sino que la región esté capacitada para también hacerlo en un futuro.

Chile como líder

Aunque no hay fecha aún, Claver-Carone adelanta que pronto anunciarán una expansión de su oficina en Chile. El plan es que el país sea “un modelo de algo que se pueda aspirar y alcanzar el resto de la región”, y también espera aumentar el liderazgo subregional hacia el Cono Sur desde Santiago.

– ¿Le preocupa particularmente la situación sanitaria del país?

– Me preocupa la situación sanitaria de todos los países, y creo que Chile ha sido un líder en el tema de las vacunas. Pero tenemos que enfocarnos en vacunas y terapias. Chile no solo tuvo previsto el tema de las vacunas, en las cuales ha sido reconocido mundialmente, pero es también un ejemplo de cómo no es la única solución y cómo tenemos que trabajar en el ecosistema entero. Pero me siento optimista.

– ¿Lo sanitario pone en riesgo la recuperación económica de Chile?

– No. Estamos viendo que los precios del cobre han subido, se va a beneficiar obviamente de eso y del incremento de las exportaciones no solo a Asia, pero a EEUU también. Aquí la recuperación se está acelerando. Chile está posicionado para tener un crecimiento saludable.

– ¿Está de acuerdo el llamado impuesto a los “súper ricos” que se discute en Chile y otros países?

– Cada país es diferente. Creo que el gran problema de la región no son los impuestos que se aplican, el gran problema es la evasión de los impuestos. En la región, en vez de hablar tanto de impuestos y de incrementar, yo lo que más apoyo es incrementar la base de recaudación de esos impuestos, porque el mayor problema que tenemos es esa evasión. Ahora bien, las personas con más recursos son las que más evaden impuestos. Parte del problema se podría solucionar no simplemente incrementando los impuestos a las personas con recursos, pero creo que aún más impactante sería que las personas con recursos no evadan sus impuestos.

– Para Chile, ¿esta ampliación de la base se traduce en eliminar la evasión o en que más gente pague impuestos?

– No creo que haya una respuesta correcta o incorrecta. Los datos nos demuestran que en los países de la OCDE, en los países que tienen impuesto de riqueza personal, los ingresos no son mucho mayores. No son la respuesta, no es la píldora mágica que todo el mundo busca. Pero en cuestión de ingresos netos, más impacto tendrían mejores políticas para combatir la evasión y para ampliar la base, lo cual obviamente ampliaría naturalmente la base de contribuyentes, que es lo que podría tener un ajuste numérico.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 26 de abril de 2021

DIARIO FINANCIERO – La máxima autoridad del BID se declara “optimista” sobre la situación de Chile, y dice que el país está “posicionado para tener un crecimiento saludable”.

Unas 25 millones de personas que han perdido sus empleos formales, más de 30 millones más de pobres y sobre 50 millones que salieron de la clase media por el Covid. Mauricio Claver-Carone se despierta y duerme todos los días pensando en esas tres cifras, que “guían” su trabajo para poder aliviar esos problemas de una manera “acelerada”.

El 1 de octubre el abogado asumió la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y afirma que “han sido incansables los primeros meses”.

Desde Washington, dice que “el gran reto es cómo en cinco años o en cuatro años, nuevamente cerramos esa brecha”, y para ello, el BID diseñó su visión 2025: “Reinvertir en las Américas, una década de oportunidades”, cuyos ejes son integración, digitalización, PYME, cambio climático y género.

Sobre qué esperar de su gestión, Claver-Carone es claro. “Sobran instituciones que hacen diagnósticos. Parte de mi propósito aquí es que el BID sea una institución de soluciones y de acción”, afirma en una videollamada.

– ¿Qué es lo que más le preocupa de América Latina?

– Las vacunas. Aquí no hay que intelectualizar demasiado el tema. Pero estamos tan enfocados en las vacunas que nos olvidamos de las terapias. En los primeros 100 días de la gestión pudimos identificar y reasignar US$ 1.000 millones específicamente a vacunas, a la adquisición, distribución, infraestructura. Somos la primera y única institución financiera internacional en lanzar un mecanismo, un instrumento de garantía para nuestros países prestatarios, para que en la compra de las vacunas nosotros asumamos el riesgo por si hay temas de indemnizaciones.

– ¿Los mayores desafíos para la región están contenidos en la visión 2025?

– Hay uno más importante en el sentido de planear para el futuro. Esta es una pandemia que todavía no hemos completamente sobrepasado, pero ha expuesto algunas debilidades estructurales de la región, y ha mostrado la baja inversión en infraestructura, y hablo también de infraestructura de salud, hospitales, de ciertas redes de seguridad social. Estamos viendo incrementos en los precios de muchos bienes, comida, minerales. Y, desafortunadamente, en las últimas décadas la región desaprovechó ese boom en los precios. Muchos países gastaron ese dinero en programas populistas, políticos, y no invirtieron en infraestructura. Hemos identificado varias empresas farmacéuticas que les interesa invertir más en la región, para que no solamente se pueda empezar lo antes posible a producir la vacuna, sino que la región esté capacitada para también hacerlo en un futuro.

Chile como líder

Aunque no hay fecha aún, Claver-Carone adelanta que pronto anunciarán una expansión de su oficina en Chile. El plan es que el país sea “un modelo de algo que se pueda aspirar y alcanzar el resto de la región”, y también espera aumentar el liderazgo subregional hacia el Cono Sur desde Santiago.

– ¿Le preocupa particularmente la situación sanitaria del país?

– Me preocupa la situación sanitaria de todos los países, y creo que Chile ha sido un líder en el tema de las vacunas. Pero tenemos que enfocarnos en vacunas y terapias. Chile no solo tuvo previsto el tema de las vacunas, en las cuales ha sido reconocido mundialmente, pero es también un ejemplo de cómo no es la única solución y cómo tenemos que trabajar en el ecosistema entero. Pero me siento optimista.

– ¿Lo sanitario pone en riesgo la recuperación económica de Chile?

– No. Estamos viendo que los precios del cobre han subido, se va a beneficiar obviamente de eso y del incremento de las exportaciones no solo a Asia, pero a EEUU también. Aquí la recuperación se está acelerando. Chile está posicionado para tener un crecimiento saludable.

– ¿Está de acuerdo el llamado impuesto a los “súper ricos” que se discute en Chile y otros países?

– Cada país es diferente. Creo que el gran problema de la región no son los impuestos que se aplican, el gran problema es la evasión de los impuestos. En la región, en vez de hablar tanto de impuestos y de incrementar, yo lo que más apoyo es incrementar la base de recaudación de esos impuestos, porque el mayor problema que tenemos es esa evasión. Ahora bien, las personas con más recursos son las que más evaden impuestos. Parte del problema se podría solucionar no simplemente incrementando los impuestos a las personas con recursos, pero creo que aún más impactante sería que las personas con recursos no evadan sus impuestos.

– Para Chile, ¿esta ampliación de la base se traduce en eliminar la evasión o en que más gente pague impuestos?

– No creo que haya una respuesta correcta o incorrecta. Los datos nos demuestran que en los países de la OCDE, en los países que tienen impuesto de riqueza personal, los ingresos no son mucho mayores. No son la respuesta, no es la píldora mágica que todo el mundo busca. Pero en cuestión de ingresos netos, más impacto tendrían mejores políticas para combatir la evasión y para ampliar la base, lo cual obviamente ampliaría naturalmente la base de contribuyentes, que es lo que podría tener un ajuste numérico.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 26 de abril de 2021

TITULARES

X