Sábado, Mayo 8, 2021

Más con menos, por Francisco Javier López

PULSO – En vísperas de la conmemoración del Día Mundial de la Eficiencia Energética, el miércoles tuvimos una muy buena noticia para nuestro país.

Por unanimidad se aprobó en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados el proyecto de ley sobre este tema. Si bien quedan algunas instancias de tramitación, estamos próximos a tener por primera vez en la historia de Chile una ley de Eficiencia Energética.

Ser eficientes en el uso de la energía significa hacer lo mismo con menos o bien hacer más con iguales recursos, sin sacrificar nuestra calidad de vida.

El proyecto de ley es una iniciativa muy relevante. Sus medidas permiten generar ahorros económicos para las personas y las empresas, al mismo tiempo que contribuyen a que nuestro país alcance la Carbono Neutralidad al 2050. Además, está totalmente alineado con el objetivo del ministerio de modernizar el sector energía al servicio de las personas.

Las acciones contempladas aportarían el 27% de las metas propuestas en el plan de mitigación de gases efecto invernadero del sector energía, posicionándonos como líderes regionales y acercándonos a mejores prácticas mundiales.

El proyecto -que fomenta el uso más eficiente de la energía en los sectores que representan los mayores consumos – tiene cuatro ejes estructurales: vivienda, vehículos, grandes empresas y Estado.

En términos generales, a los grandes consumidores, o sea a las grandes empresas, se les exigirá que realicen una gestión activa de su consumo con la implementación de un Sistema de Gestión Energética. En el caso de nuevas edificaciones, el proyecto de ley establece que deben contar con una calificación energética, es decir un etiquetado, para que la ciudadanía tenga mejor información al momento de arrendar o comprar viviendas.

Asimismo, y para promover un uso más eficiente y limpio de la energía en transporte, área responsable del 36% de los consumos del país, se mandata la fijación de estándares de eficiencia para los vehículos nuevos que se comercialicen en Chile. Para el sector público, incluye obligaciones para que los organismos del Estado hagan un buen uso de la energía.

El proyecto también institucionaliza la eficiencia energética, estableciendo que se debe crear y actualizar, cada 5 años, un Plan Nacional de Eficiencia Energética.

Combinar la ambición, las políticas correctas y la cooperación entre los actores de la sociedad es un desafío que tenemos como país. No podemos fallarle a las futuras generaciones. Necesitamos la energía de todos para construir el país que queremos.

Fuente: Pulso, Jueves 05 de Marzo de 2020

PULSO – En vísperas de la conmemoración del Día Mundial de la Eficiencia Energética, el miércoles tuvimos una muy buena noticia para nuestro país.

Por unanimidad se aprobó en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados el proyecto de ley sobre este tema. Si bien quedan algunas instancias de tramitación, estamos próximos a tener por primera vez en la historia de Chile una ley de Eficiencia Energética.

Ser eficientes en el uso de la energía significa hacer lo mismo con menos o bien hacer más con iguales recursos, sin sacrificar nuestra calidad de vida.

El proyecto de ley es una iniciativa muy relevante. Sus medidas permiten generar ahorros económicos para las personas y las empresas, al mismo tiempo que contribuyen a que nuestro país alcance la Carbono Neutralidad al 2050. Además, está totalmente alineado con el objetivo del ministerio de modernizar el sector energía al servicio de las personas.

Las acciones contempladas aportarían el 27% de las metas propuestas en el plan de mitigación de gases efecto invernadero del sector energía, posicionándonos como líderes regionales y acercándonos a mejores prácticas mundiales.

El proyecto -que fomenta el uso más eficiente de la energía en los sectores que representan los mayores consumos – tiene cuatro ejes estructurales: vivienda, vehículos, grandes empresas y Estado.

En términos generales, a los grandes consumidores, o sea a las grandes empresas, se les exigirá que realicen una gestión activa de su consumo con la implementación de un Sistema de Gestión Energética. En el caso de nuevas edificaciones, el proyecto de ley establece que deben contar con una calificación energética, es decir un etiquetado, para que la ciudadanía tenga mejor información al momento de arrendar o comprar viviendas.

Asimismo, y para promover un uso más eficiente y limpio de la energía en transporte, área responsable del 36% de los consumos del país, se mandata la fijación de estándares de eficiencia para los vehículos nuevos que se comercialicen en Chile. Para el sector público, incluye obligaciones para que los organismos del Estado hagan un buen uso de la energía.

El proyecto también institucionaliza la eficiencia energética, estableciendo que se debe crear y actualizar, cada 5 años, un Plan Nacional de Eficiencia Energética.

Combinar la ambición, las políticas correctas y la cooperación entre los actores de la sociedad es un desafío que tenemos como país. No podemos fallarle a las futuras generaciones. Necesitamos la energía de todos para construir el país que queremos.

Fuente: Pulso, Jueves 05 de Marzo de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X