Sábado, Marzo 2, 2024

Más Infraestructura y Transporte en 2024, por Oscar Ferrel

DIARIO CONCEPCIÓN – La creación de infraestructura, una tarea lenta y sujeta a múltiples trámites burocráticos, ha ocupado nuestro centro de atención. Por ello felicitamos la publicación en el Diario Oficial, del Decreto 95 del Ministerio de Transporte, que oficialmente crea la Comisión Asesora Ministerial para la Infraestructura y Movilidad del Gran Concepción. Fruto de un trabajo subterráneo del Gore y los diferentes Ministerios ejecutores que, vía convenios de programación, amarraron una planificación de inversiones que supone un cambio de estándar para la infraestructura y el transporte de la segunda zona con más población del país. En este sentido, se asume el compromiso de la región a destinar recursos significativos a proyectos fundamentales.

El enfoque se dirige hacia iniciativas como la pavimentación básica con más de 150 km de caminos básicos comprometidos, el soterramiento de Santa Sofía con más de 6000 millones de aporte regional, la inversión proyectada en la Ruta 160, que prevé la ampliación de terceras pistas con una inversión que superará los 9.000 millones de pesos. Misma cifra comprometida en la transición hacia vehículos eléctricos para el transporte menor y la incorporación de buses con estándares de calidad santiaguinos marcan hitos trascendentales en el desarrollo del transporte público regional. Recambio de material rodante diésel, ya en obsolescencia, complementan el esfuerzo de renovación de la flota pensando en un usuario que necesita un mejor confort ya que tiene más tiempo en el transporte público, a raíz, del caos vial existente. Pero el desafío no se limita únicamente a esto. Es necesario avanzar en una restricción vehicular, aumentar la fiscalización, sobre todo al transporte público, mejorar la dotación policial para regular el tráfico, dotar de mayor recursos a la unidad operativa de control del tránsito, considerar un apoyo subsidiario del puente industrial en horas punta para optimizar los flujos vehiculares y el anhelo de costanera ribereñas que, permitan ocupar de mejor manera el circuito de puentes sobre el río, son acciones concretas que marcan un cambio de paradigma.

Esta caja de herramientas, pensada para corregir ciertas distorsiones asociadas al caos vial, supera los 35.000 millones de pesos en diversos proyectos y no es meramente una cifra contable, sino el compromiso palpable del Gobierno Regional para transformar la realidad.

El pool de obras planificadas establecerá un estándar metropolitano, pero su materialización traerá años de tacos y congestiones. Es hora entonces, de avanzar en una restricción vehicular que regule el flujo vehicular de vehículos menores y que incluya elementos de flexibilidad para que aquel que deba usar su auto pueda usar previo pago de un permiso diario. Para el lector más interesado recomiendo estudiar la situación actual de restricción vehicular de Bogotá, Colombia. Existen en ella elementos similares de los cuales podríamos aprender, para poder tener un mejor sistema de gestión de tránsito.

Oscar Ferrel
Jefe de la División de Infraestructura y Transporte
Gobierno Regional del Biobío

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Viernes 05 de Enero de 2024

DIARIO CONCEPCIÓN – La creación de infraestructura, una tarea lenta y sujeta a múltiples trámites burocráticos, ha ocupado nuestro centro de atención. Por ello felicitamos la publicación en el Diario Oficial, del Decreto 95 del Ministerio de Transporte, que oficialmente crea la Comisión Asesora Ministerial para la Infraestructura y Movilidad del Gran Concepción. Fruto de un trabajo subterráneo del Gore y los diferentes Ministerios ejecutores que, vía convenios de programación, amarraron una planificación de inversiones que supone un cambio de estándar para la infraestructura y el transporte de la segunda zona con más población del país. En este sentido, se asume el compromiso de la región a destinar recursos significativos a proyectos fundamentales.

El enfoque se dirige hacia iniciativas como la pavimentación básica con más de 150 km de caminos básicos comprometidos, el soterramiento de Santa Sofía con más de 6000 millones de aporte regional, la inversión proyectada en la Ruta 160, que prevé la ampliación de terceras pistas con una inversión que superará los 9.000 millones de pesos. Misma cifra comprometida en la transición hacia vehículos eléctricos para el transporte menor y la incorporación de buses con estándares de calidad santiaguinos marcan hitos trascendentales en el desarrollo del transporte público regional. Recambio de material rodante diésel, ya en obsolescencia, complementan el esfuerzo de renovación de la flota pensando en un usuario que necesita un mejor confort ya que tiene más tiempo en el transporte público, a raíz, del caos vial existente. Pero el desafío no se limita únicamente a esto. Es necesario avanzar en una restricción vehicular, aumentar la fiscalización, sobre todo al transporte público, mejorar la dotación policial para regular el tráfico, dotar de mayor recursos a la unidad operativa de control del tránsito, considerar un apoyo subsidiario del puente industrial en horas punta para optimizar los flujos vehiculares y el anhelo de costanera ribereñas que, permitan ocupar de mejor manera el circuito de puentes sobre el río, son acciones concretas que marcan un cambio de paradigma.

Esta caja de herramientas, pensada para corregir ciertas distorsiones asociadas al caos vial, supera los 35.000 millones de pesos en diversos proyectos y no es meramente una cifra contable, sino el compromiso palpable del Gobierno Regional para transformar la realidad.

El pool de obras planificadas establecerá un estándar metropolitano, pero su materialización traerá años de tacos y congestiones. Es hora entonces, de avanzar en una restricción vehicular que regule el flujo vehicular de vehículos menores y que incluya elementos de flexibilidad para que aquel que deba usar su auto pueda usar previo pago de un permiso diario. Para el lector más interesado recomiendo estudiar la situación actual de restricción vehicular de Bogotá, Colombia. Existen en ella elementos similares de los cuales podríamos aprender, para poder tener un mejor sistema de gestión de tránsito.

Oscar Ferrel
Jefe de la División de Infraestructura y Transporte
Gobierno Regional del Biobío

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Viernes 05 de Enero de 2024

TITULARES