Sábado, Abril 13, 2024

Más allá del puente, por Alejandro Tudela

PORTAL PORTUARIO – La presentación de un plan de contingencia con 55 medidas para enfrentar la suspensión temporal del puente ferroviario, además de una marcha blanca, es una muestra de la seriedad con que las autoridades han abordado la potencial crisis de transporte que amenaza al Gran Concepción en marzo.

Más allá de la coyuntura, es importante no perder de vista los otros desafíos que hace años tenemos trazados para mejorar la accesibilidad de la zona, tanto a nivel del transporte de pasajeros como de carga. En otras palabras, ocupémonos del ahora, pero no perdamos de vista el mediano y -sobre todo- el largo plazo.

La Región del Bio Bio es exportadora por excelencia; un cluster logístico portuario que no solo reúne 11 terminales marítimos, sino, además, una serie de empresas que funcionan como engranaje de nuestra compleja cadena de comercio exterior. No es casual que las principales cargas desde Ñuble a Los Lagos salgan por nuestros puertos, como tampoco lo es que Neuquén y Río Negro nos vean como salida natural al Asia Pacífico.

De eso hablamos en octubre en el “Diálogo Regional: Desarrollo de la Infraestructura de Transporte y Logística de la Región del Bio Bio”, organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción y el Consejo de Políticas de Infraestructura.

Allí nos planteamos diversos desafíos, entre otros, la relevancia de la descentralización en la toma de decisiones como motor para la competitividad regional. Aunque también la importancia de priorizar nuestras necesidades y hacerlo mirando al futuro, de modo que las soluciones no lleguen sólo como medidas de emergencia.

En el Gran Concepción debemos contar con una adecuada jerarquización vial, minimizando el conflicto entre el transporte de pasajeros y el de carga. Es la única forma de que nuestra competitividad económica conviva en armonía con la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas.

Debemos trabajar sin pausa para que los nuevos puentes ferroviario y caminero estén operativos en los plazos planificados, si no es antes. De igual modo, tenemos que avanzar hacia la conectividad de nuestros terminales marítimos con la ruta inter portuaria y que los trenes de carga accedan a éstos con el mínimo impacto sobre las comunidades aledañas.

Miremos el puente, pero también más allá de él.

Alejandro Tudela Román, presidente de Puertos de Talcahuano

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Lunes 6 de Febrero de 2023

PORTAL PORTUARIO – La presentación de un plan de contingencia con 55 medidas para enfrentar la suspensión temporal del puente ferroviario, además de una marcha blanca, es una muestra de la seriedad con que las autoridades han abordado la potencial crisis de transporte que amenaza al Gran Concepción en marzo.

Más allá de la coyuntura, es importante no perder de vista los otros desafíos que hace años tenemos trazados para mejorar la accesibilidad de la zona, tanto a nivel del transporte de pasajeros como de carga. En otras palabras, ocupémonos del ahora, pero no perdamos de vista el mediano y -sobre todo- el largo plazo.

La Región del Bio Bio es exportadora por excelencia; un cluster logístico portuario que no solo reúne 11 terminales marítimos, sino, además, una serie de empresas que funcionan como engranaje de nuestra compleja cadena de comercio exterior. No es casual que las principales cargas desde Ñuble a Los Lagos salgan por nuestros puertos, como tampoco lo es que Neuquén y Río Negro nos vean como salida natural al Asia Pacífico.

De eso hablamos en octubre en el “Diálogo Regional: Desarrollo de la Infraestructura de Transporte y Logística de la Región del Bio Bio”, organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción y el Consejo de Políticas de Infraestructura.

Allí nos planteamos diversos desafíos, entre otros, la relevancia de la descentralización en la toma de decisiones como motor para la competitividad regional. Aunque también la importancia de priorizar nuestras necesidades y hacerlo mirando al futuro, de modo que las soluciones no lleguen sólo como medidas de emergencia.

En el Gran Concepción debemos contar con una adecuada jerarquización vial, minimizando el conflicto entre el transporte de pasajeros y el de carga. Es la única forma de que nuestra competitividad económica conviva en armonía con la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas.

Debemos trabajar sin pausa para que los nuevos puentes ferroviario y caminero estén operativos en los plazos planificados, si no es antes. De igual modo, tenemos que avanzar hacia la conectividad de nuestros terminales marítimos con la ruta inter portuaria y que los trenes de carga accedan a éstos con el mínimo impacto sobre las comunidades aledañas.

Miremos el puente, pero también más allá de él.

Alejandro Tudela Román, presidente de Puertos de Talcahuano

Ver artículo

Fuente: Portal Portuario, Lunes 6 de Febrero de 2023

TITULARES