Jueves, Junio 24, 2021

Mal presagio para la inversión: Retrocede la actividad de las empresas consultoras de ingeniería

DIARIO FINANCIERO – La inestabilidad política afectó al avance de los proyectos entre enero y marzo, según la Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería (AIC).

Un tropezón afectó a la actividad de las empresas consultoras de ingeniería en el primer trimestre del año, dejando atrás el optimismo que se respiraba en el último cuarto de 2020.

El índice que mide la actividad del sector (ICON) cayó un 5,6% en enero-marzo pasado frente al mismo lapso de 2020 y 4,1% respecto al trimestre previo. Esto, según el análisis de la asociación que reúne a las firmas del sector, “puede ser reflejo de cierta incertidumbre en la industria productiva nacional frente a la inestabilidad política presente en el país”. Ello, a pesar del “fortalecimiento de los mercados nacionales e internacionales”.

Determinante en el descenso fue el deterioro de la demanda por parte de las compañías privadas, que según el gremio representa dos tercios del total de las horas requeridas a las consultoras. En doce meses se contrajo este segmento 13,4% y trimestralmente 8,1%.

Ante esto, el impulso desde el sector público -contemplado en el plan de reactivación económica- fue insuficiente a pesar de incrementar sus requerimientos en 15,1% en doce meses y 4,7% entre el cuarto trimestre de 2020 y el primero de este año.

El freno que puso la minería

Por sector económico, el panorama es claro al evidenciar que las iniciativas desde el sector minero (que concentran el 41% de la actividad de las consultoras de ingeniería) fueron las más golpeadas en los primeros tres meses del año. Un lapso en que el país, por una parte, enfrentaba el inicio del endurecimiento de las restricciones a la movilidad por el alza en los contagios de coronavirus; en tanto, por otra, se preparaba para las elecciones de mayo, en que se escogió a gobernadores, alcaldes y miembros de la Convención Constitucional.

En doce meses, las horas demandadas por las firmas mineras descendieron 15,6% y trimestralmente 16,1%.

A lo anterior se sumó la merma proveniente desde la industria de 34,6% y 4,9%, respectivamente.

Con esto, el magro desempeño del sector -que agrupa a los mandantes de infraestructura general que creció anual y trimestralmente 9,1% y 8,3%, con su presencia en el total que equivale al 36%- no logró compensar el freno que puso la minería.

Señal positiva

Por etapa, según el ciclo de desarrollo de las inversiones, fue la caída del área de gerenciamiento e inspección de obras (que representa el 56% del total de la actividad de las empresas consultoras de ingeniería) la que explicó los números rojos. En el año bajó 9,2% y respecto al cierre de 2020 8,7%.

Si bien “los antecedentes que componen el ICON muestran cierta dispersión -por lo que se deberá verificar su evolución durante el año en curso”-, hay un dato “esperanzador”.

El reporte alude al aumento trimestral de 1,5% de la ingeniería preinversional -que es cuando se inicia la evaluación de un proyecto-, empujado por los requerimientos desde las empresas privadas, son la antesala de nuevas inversiones que podrían desarrollarse en los próximos dos a tres años.

Según el análisis “muchas industrias” evaluán alternativas para sumar activos o para ampliar operaciones. Aquí, la minería evidencia un rol clave, ya que “sigue siendo” el rubro de mayor impacta al concentrar el 54% de participación. A ello se suma que la ingeniería de detalle -fase intermedia en que intervienen las consultoras- creció 2,9% en el trimestre frente al anterior.

Con esto, el informe señala que la proyección del ICON “mantiene el aplanamiento de la curva de actividad para la industria”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 26 de Mayo de 2021

DIARIO FINANCIERO – La inestabilidad política afectó al avance de los proyectos entre enero y marzo, según la Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería (AIC).

Un tropezón afectó a la actividad de las empresas consultoras de ingeniería en el primer trimestre del año, dejando atrás el optimismo que se respiraba en el último cuarto de 2020.

El índice que mide la actividad del sector (ICON) cayó un 5,6% en enero-marzo pasado frente al mismo lapso de 2020 y 4,1% respecto al trimestre previo. Esto, según el análisis de la asociación que reúne a las firmas del sector, “puede ser reflejo de cierta incertidumbre en la industria productiva nacional frente a la inestabilidad política presente en el país”. Ello, a pesar del “fortalecimiento de los mercados nacionales e internacionales”.

Determinante en el descenso fue el deterioro de la demanda por parte de las compañías privadas, que según el gremio representa dos tercios del total de las horas requeridas a las consultoras. En doce meses se contrajo este segmento 13,4% y trimestralmente 8,1%.

Ante esto, el impulso desde el sector público -contemplado en el plan de reactivación económica- fue insuficiente a pesar de incrementar sus requerimientos en 15,1% en doce meses y 4,7% entre el cuarto trimestre de 2020 y el primero de este año.

El freno que puso la minería

Por sector económico, el panorama es claro al evidenciar que las iniciativas desde el sector minero (que concentran el 41% de la actividad de las consultoras de ingeniería) fueron las más golpeadas en los primeros tres meses del año. Un lapso en que el país, por una parte, enfrentaba el inicio del endurecimiento de las restricciones a la movilidad por el alza en los contagios de coronavirus; en tanto, por otra, se preparaba para las elecciones de mayo, en que se escogió a gobernadores, alcaldes y miembros de la Convención Constitucional.

En doce meses, las horas demandadas por las firmas mineras descendieron 15,6% y trimestralmente 16,1%.

A lo anterior se sumó la merma proveniente desde la industria de 34,6% y 4,9%, respectivamente.

Con esto, el magro desempeño del sector -que agrupa a los mandantes de infraestructura general que creció anual y trimestralmente 9,1% y 8,3%, con su presencia en el total que equivale al 36%- no logró compensar el freno que puso la minería.

Señal positiva

Por etapa, según el ciclo de desarrollo de las inversiones, fue la caída del área de gerenciamiento e inspección de obras (que representa el 56% del total de la actividad de las empresas consultoras de ingeniería) la que explicó los números rojos. En el año bajó 9,2% y respecto al cierre de 2020 8,7%.

Si bien “los antecedentes que componen el ICON muestran cierta dispersión -por lo que se deberá verificar su evolución durante el año en curso”-, hay un dato “esperanzador”.

El reporte alude al aumento trimestral de 1,5% de la ingeniería preinversional -que es cuando se inicia la evaluación de un proyecto-, empujado por los requerimientos desde las empresas privadas, son la antesala de nuevas inversiones que podrían desarrollarse en los próximos dos a tres años.

Según el análisis “muchas industrias” evaluán alternativas para sumar activos o para ampliar operaciones. Aquí, la minería evidencia un rol clave, ya que “sigue siendo” el rubro de mayor impacta al concentrar el 54% de participación. A ello se suma que la ingeniería de detalle -fase intermedia en que intervienen las consultoras- creció 2,9% en el trimestre frente al anterior.

Con esto, el informe señala que la proyección del ICON “mantiene el aplanamiento de la curva de actividad para la industria”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 26 de Mayo de 2021

TITULARES

X