Domingo, Mayo 19, 2024

Mal diseño y demoras: la espera de casi una década de Puerto Octay por un hospital de mejor calidad

BIOBÍO CHILE  – Mientras que algunas urgencias siguen siendo derivadas al colapsado Hospital de Osorno, y se suman complejidades en sectores apartados como Las Cascadas, que hoy no tiene ambulancia.

A las calles de Puerto Octay exigiendo soluciones concretas llegó la comunidad en las últimas semanas, dado el conflicto entre privados y el Servicio de Salud de Osorno que se ha vuelto una normalidad en la anhelada obra, y que en la última semana recibió un nuevo anuncio de término anticipado de contrato.

“Mejoramiento acelerado”

El proyecto denominado “mejoramiento acelerado” de las dependencias quedó con un 42% de avance, y pretendía finalizar una historia de falencias, desde que se gestó el anteproyecto el 2013, luego que el alcalde de turno eligiera esta opción, para evitar quedar con escasas camas ante la opción de crear un hospital nuevo, recibiendo recomendación técnica en noviembre del 2014.

En este último contrato hubo dos paralizaciones por trabas administrativas que denunció la empresa FGR ingeniería, y en la última, pese a que intercedió la comunidad, no hubo acuerdos.

La determinación es considerada un retroceso por algunos, como indica la dirigenta de la Fenats Histórica de funcionarios del Hospital de Puerto Octay, Elizabeth Aro Licán.

El también dirigente de la Fenats histórica, y concejal de Puerto Octay, José Marcos Igor, asegura que trabajan y reciben atención bajo condiciones precarias.

La iniciativa ha atravesado por varias licitaciones, postergaciones por falta de oferentes idóneos, modificaciones y readecuaciones presupuestarias; entre otras.

Entre ellas, previo a este último conflicto, cuando se creía que se concretaría el proyecto en el 2019, la empresa Construcciones y Promociones Balzola S.A., quien recibiría más de 4.894 millones de pesos por el módulo, decidió declarar inviable la obra, denunciando que el diseño estaba mal formulado, sin cimientos ni fundaciones en muros, y otros problemas, declarándose en quiebra y abandonó.

Ante ello, el actual alcalde de Puerto Octay, Gerardo Gunkel, dice que la comunidad está cansada.

A esto último, se suman otros problemas a los pies del volcán Osorno, como lo es el caso de Las Cascadas, que no tiene ambulancia, y donde la comunidad expone incertidumbre, sostiene el presidente de la junta de vecinos, Carlos Gallegos.

El Hospital de Puerto Octay, actualmente opera a un 50% de su capacidad. La última empresa tiene hasta este martes para apelar a la decisión del Servicio de Salud. Ninguna de las dos entidades estimó referirse antes de los pasos que determinen seguir.

Han sido más de 6 mil millones de pesos destinados para obras civiles, equipos y equipamientos.

Quizás un nuevo hospital ya podría estar operando, lo cierto es que se avizora un nuevo proceso de licitaciones con los dineros sobrantes, eventuales readecuaciones de proyecto y de presupuesto, todo eso en un contexto de pandemia que continúa y donde falta mano de obra, que pueda quedar incluso a criterio del gobierno entrante, como dice el alcalde Gunckel.

Al parecer, Puerto Octay deberá seguir soñando con un anhelado hospital para su comuna, o las autoridades podrían tomar decisiones y realizar gestiones que estén a la altura de la premura social de la comunidad octayina.

Ver artículo

Fuente: BioBío Chile, Lunes 29 de Noviembre de 2021

BIOBÍO CHILE  – Mientras que algunas urgencias siguen siendo derivadas al colapsado Hospital de Osorno, y se suman complejidades en sectores apartados como Las Cascadas, que hoy no tiene ambulancia.

A las calles de Puerto Octay exigiendo soluciones concretas llegó la comunidad en las últimas semanas, dado el conflicto entre privados y el Servicio de Salud de Osorno que se ha vuelto una normalidad en la anhelada obra, y que en la última semana recibió un nuevo anuncio de término anticipado de contrato.

“Mejoramiento acelerado”

El proyecto denominado “mejoramiento acelerado” de las dependencias quedó con un 42% de avance, y pretendía finalizar una historia de falencias, desde que se gestó el anteproyecto el 2013, luego que el alcalde de turno eligiera esta opción, para evitar quedar con escasas camas ante la opción de crear un hospital nuevo, recibiendo recomendación técnica en noviembre del 2014.

En este último contrato hubo dos paralizaciones por trabas administrativas que denunció la empresa FGR ingeniería, y en la última, pese a que intercedió la comunidad, no hubo acuerdos.

La determinación es considerada un retroceso por algunos, como indica la dirigenta de la Fenats Histórica de funcionarios del Hospital de Puerto Octay, Elizabeth Aro Licán.

El también dirigente de la Fenats histórica, y concejal de Puerto Octay, José Marcos Igor, asegura que trabajan y reciben atención bajo condiciones precarias.

La iniciativa ha atravesado por varias licitaciones, postergaciones por falta de oferentes idóneos, modificaciones y readecuaciones presupuestarias; entre otras.

Entre ellas, previo a este último conflicto, cuando se creía que se concretaría el proyecto en el 2019, la empresa Construcciones y Promociones Balzola S.A., quien recibiría más de 4.894 millones de pesos por el módulo, decidió declarar inviable la obra, denunciando que el diseño estaba mal formulado, sin cimientos ni fundaciones en muros, y otros problemas, declarándose en quiebra y abandonó.

Ante ello, el actual alcalde de Puerto Octay, Gerardo Gunkel, dice que la comunidad está cansada.

A esto último, se suman otros problemas a los pies del volcán Osorno, como lo es el caso de Las Cascadas, que no tiene ambulancia, y donde la comunidad expone incertidumbre, sostiene el presidente de la junta de vecinos, Carlos Gallegos.

El Hospital de Puerto Octay, actualmente opera a un 50% de su capacidad. La última empresa tiene hasta este martes para apelar a la decisión del Servicio de Salud. Ninguna de las dos entidades estimó referirse antes de los pasos que determinen seguir.

Han sido más de 6 mil millones de pesos destinados para obras civiles, equipos y equipamientos.

Quizás un nuevo hospital ya podría estar operando, lo cierto es que se avizora un nuevo proceso de licitaciones con los dineros sobrantes, eventuales readecuaciones de proyecto y de presupuesto, todo eso en un contexto de pandemia que continúa y donde falta mano de obra, que pueda quedar incluso a criterio del gobierno entrante, como dice el alcalde Gunckel.

Al parecer, Puerto Octay deberá seguir soñando con un anhelado hospital para su comuna, o las autoridades podrían tomar decisiones y realizar gestiones que estén a la altura de la premura social de la comunidad octayina.

Ver artículo

Fuente: BioBío Chile, Lunes 29 de Noviembre de 2021

TITULARES