Martes, Junio 22, 2021

Los puntos por resolver a un año de la apertura de túnel Kennedy

EL MERCURIO – Ya cumplió un año el túnel Kennedy, la última obra del paquete de transformaciones viales Santiago Centro Oriente, ejecutado por Costanera Norte, para mitigar la severa congestión que se producía en la entonces rotonda Pérez Zujovic.

El túnel tiene una extensión de 1,3 km y está construido a 40 metros, bajo el Club de Golf Los Leones. Por la superficie circulan los vehículos hacia el poniente.

Según la Dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP), por la obra del túnel Kennedy (tanto en su sentido subterráneo como por la superficie) circulan del orden de 60.000 vehículos en un día de semana normal.

La institución agrega que con el acceso desde avenida Vitacura hacia el túnel Kennedy se segregó un alto nivel de vehículos, ya que los conductores que antes iban a la entonces rotonda ahora utilizan el viaducto.

Aunque la Municipalidad de Las Condes, la Costanera Norte y el MOP tienen una buena evaluación sobre el comportamiento vial, esta tiene puntos pendientes. El principal, es la salida del túnel, en dirección al oriente, por la avenida Alonso de Córdova: los vehículos que emergen deben luchar por hacerse un espacio en las dos pistas que tiene la calle. Según informó el director de Tránsito de Las Condes, Óscar Arévalo, la solución pasa por la construcción de una tercera pista en Alonso de Córdova, que es una obra de mitigación por parte del Hotel Santiago y de una inmobiliaria. “Las obras comenzarán a fin de año”, comentó.

El otro problema se produce en la salida de Kennedy al poniente, hacia la caletera que conecta con Américo Vespucio al norte. “Hay que analizar y hacer un diagnóstico de operación del cruce, para ver cuál es la mejor alternativa que hay que revisar, ya sea a través de los semáforos -diseño nuevo- o aumentando la pista”, dijo el director de Tránsito.

Los atochamientos por la avenida Américo Vespucio hacia el norte, producto de un retorno con el cruce con la calle Las Hualtatas, serán solucionados con la operación de la autopista que se está construyendo en esa zona (AVO I).

En tanto, Arévalo aclaró que los atochamientos en Américo Vespucio hacia el sur “no son producidos por las obras de Santiago Centro Oriente, sino porque los flujos son altos y la capacidad de la vía es baja, en especial en los cruces con las calles Cerro Colorado y la avenida Presidente Riesco”.

Disminución

Según el MOP, los principales puntos de congestión correspondían a la salida hacia avenida Vitacura por los ramales de la entonces rotonda Pérez Zujovic, los que acumulaban filas de 600 a 1.200 metros, por ambos sentidos del eje Kennedy.

También se generaba una fuerte congestión en el nudo Américo Vespucio-Kennedy, en los ramales de entrada y salida desde Alonso de Córdova y Américo Vespucio.

Actualmente, aseguran en el Ministerio de Obras Públicas que transitar por el túnel Kennedy, entre Santa María y el Mall Parque Arauco, demora cerca de dos minutos, “lo que implica una mejoría considerable”.

Desde Costanera Norte informaron que al segregar los flujos vehiculares de tránsitos locales y de vía expresa es posible circular por el túnel a 80 km/h, que es su velocidad de diseño, “lo cual permite que el tránsito entre el sector del puente Pérez Zujovic y Américo Vespucio sea fluido”. Las mejoras de tiempos de desplazamiento, en relación con la velocidad, es del 60 por ciento.

Una de las expectativas que había con el funcionamiento del túnel era la disminución de la congestión en la calle Los Conquistadores. Según Arévalo, el problema se debe a que el tráfico por Costanera Norte “sigue siendo el mismo antes del túnel, por lo que la capacidad de la autopista no aumentó y la capacidad por superficie de Los Conquistadores se mantiene”.

En el MOP afirmaron que al construirse distintos ejes viales, “se han dado opciones a los usuarios para usar vías locales y no acceder a la concesión”. También a esta se suma el aumento del parque automotor.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Lunes 12 de noviembre de 2018

EL MERCURIO – Ya cumplió un año el túnel Kennedy, la última obra del paquete de transformaciones viales Santiago Centro Oriente, ejecutado por Costanera Norte, para mitigar la severa congestión que se producía en la entonces rotonda Pérez Zujovic.

El túnel tiene una extensión de 1,3 km y está construido a 40 metros, bajo el Club de Golf Los Leones. Por la superficie circulan los vehículos hacia el poniente.

Según la Dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP), por la obra del túnel Kennedy (tanto en su sentido subterráneo como por la superficie) circulan del orden de 60.000 vehículos en un día de semana normal.

La institución agrega que con el acceso desde avenida Vitacura hacia el túnel Kennedy se segregó un alto nivel de vehículos, ya que los conductores que antes iban a la entonces rotonda ahora utilizan el viaducto.

Aunque la Municipalidad de Las Condes, la Costanera Norte y el MOP tienen una buena evaluación sobre el comportamiento vial, esta tiene puntos pendientes. El principal, es la salida del túnel, en dirección al oriente, por la avenida Alonso de Córdova: los vehículos que emergen deben luchar por hacerse un espacio en las dos pistas que tiene la calle. Según informó el director de Tránsito de Las Condes, Óscar Arévalo, la solución pasa por la construcción de una tercera pista en Alonso de Córdova, que es una obra de mitigación por parte del Hotel Santiago y de una inmobiliaria. “Las obras comenzarán a fin de año”, comentó.

El otro problema se produce en la salida de Kennedy al poniente, hacia la caletera que conecta con Américo Vespucio al norte. “Hay que analizar y hacer un diagnóstico de operación del cruce, para ver cuál es la mejor alternativa que hay que revisar, ya sea a través de los semáforos -diseño nuevo- o aumentando la pista”, dijo el director de Tránsito.

Los atochamientos por la avenida Américo Vespucio hacia el norte, producto de un retorno con el cruce con la calle Las Hualtatas, serán solucionados con la operación de la autopista que se está construyendo en esa zona (AVO I).

En tanto, Arévalo aclaró que los atochamientos en Américo Vespucio hacia el sur “no son producidos por las obras de Santiago Centro Oriente, sino porque los flujos son altos y la capacidad de la vía es baja, en especial en los cruces con las calles Cerro Colorado y la avenida Presidente Riesco”.

Disminución

Según el MOP, los principales puntos de congestión correspondían a la salida hacia avenida Vitacura por los ramales de la entonces rotonda Pérez Zujovic, los que acumulaban filas de 600 a 1.200 metros, por ambos sentidos del eje Kennedy.

También se generaba una fuerte congestión en el nudo Américo Vespucio-Kennedy, en los ramales de entrada y salida desde Alonso de Córdova y Américo Vespucio.

Actualmente, aseguran en el Ministerio de Obras Públicas que transitar por el túnel Kennedy, entre Santa María y el Mall Parque Arauco, demora cerca de dos minutos, “lo que implica una mejoría considerable”.

Desde Costanera Norte informaron que al segregar los flujos vehiculares de tránsitos locales y de vía expresa es posible circular por el túnel a 80 km/h, que es su velocidad de diseño, “lo cual permite que el tránsito entre el sector del puente Pérez Zujovic y Américo Vespucio sea fluido”. Las mejoras de tiempos de desplazamiento, en relación con la velocidad, es del 60 por ciento.

Una de las expectativas que había con el funcionamiento del túnel era la disminución de la congestión en la calle Los Conquistadores. Según Arévalo, el problema se debe a que el tráfico por Costanera Norte “sigue siendo el mismo antes del túnel, por lo que la capacidad de la autopista no aumentó y la capacidad por superficie de Los Conquistadores se mantiene”.

En el MOP afirmaron que al construirse distintos ejes viales, “se han dado opciones a los usuarios para usar vías locales y no acceder a la concesión”. También a esta se suma el aumento del parque automotor.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Lunes 12 de noviembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X