Lunes, Mayo 20, 2024

Los desafíos de la autopista AVO II: buenas áreas verdes y fácil acceso a transporte público

EL MERCURIO – La iniciativa intervendrá la avenida Américo Vespucio desde Príncipe de Gales hasta Los Presidentes. Actualmente, se desarrollan los estudios de ingeniería para elaborar el estudio de impacto ambiental.

La construcción de la autopista Américo Vespucio Oriente I (AVO I), que unirá a El Salto (Huechuraba) con Príncipe de Gales (La Reina) en una extensión de 9,1 kilómetros, no ha pasado inadvertida, debido al número de intervenciones que ha tenido la avenida en las comunas de Vitacura y Las Condes.
Pero no solo los municipios involucrados en ese proyecto han puesto atención, sino también los alcaldes de las zonas por donde pasará el segundo tramo, AVO II, que se extenderá hasta Los Presidentes, entre Macul y Peñalolén, y que construirá el Grupo Costanera.
Esas comunas, junto con La Reina y Ñuñoa —los otros sectores que atravesará la vía—, tienen definidas sus prioridades: que junto con la autopista se mejoren las áreas verdes y se facilite el acceso al transporte público.
Las definiciones
AVO II —que tendrá una inversión de US$776 millones— contempla una autopista subterránea de 5,2 kilómetros que irá por debajo de las avenidas Vespucio y Ossa, y que se conectará tanto con AVO I como Vespucio Sur. Sin embargo, la iniciativa aún tiene un largo camino por recorrer, pues se espera que las obras partan en 2021 y aún está en fase de las ingenierías necesarias para elaborar el estudio de impacto ambiental. Así, los municipios estiman que existe tiempo suficiente para lograr que el proyecto beneficie a todos, por lo que han mantenido contacto con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).
Para Carolina Leitao, alcaldesa de Peñalolén, una prioridad es el acceso al transporte público. Dice que a principios de año, la cartera les explicó los cambios que había tenido AVO I —a petición de los alcaldes— y la eliminación del corredor que iría por el centro de Vespucio (en la superficie) para crear pistas Solo Bus en los costados de la vía. En esa instancia, ella pidió mejor accesibilidad para los buses.
“Se mejorarán todos los espacios de circulación de y para las personas en esa zona”, afirma. Añade que “se logró incorporar que sea la autopista la que mantenga las áreas verdes que se ejecuten”.
Agrega que otro punto importante es la actual rotonda Grecia: “Se acordó que ahí se haga una buena infraestructura. Habrá un edificio monumental, juegos de agua. Queremos crear una especie de café literario”.
En tanto, la Dirección de Obras Municipales de Ñuñoa ha puesto énfasis en la “ubicación del transporte público, si este fluiría al centro de la estructura o por los costados”.
Asimismo, su foco está en el impacto, “más cuando se realicen obras en superficie, en particular en el tránsito vehicular”.
Mientras, el alcalde de La Reina, José Manuel Palacios, indicó que las mitigaciones se deberían centrar “en el cuidado de las áreas verdes, mantener el perfil de parque central y mejorar la conectividad y movilidad de nuestros vecinos”.
Acuerdos
La Dirección de Concesiones del MOP plantea que aspectos como “el emplazamiento de las vías para el transporte público, el parque central, ciclovías o la conectividad con las vías locales (…) han sido abordados y acordados con cada uno de los municipios, incorporando en muchos aspectos la visión y los requerimientos de estos”.
Rodrigo Martin, director del Smart City Lab de la Usach, que propone que AVO II considere también un parque, dice que “lo ideal es que el transporte público en superficie se mantenga en vías controladas para ofrecer alternativas de movilidad”.


Primera parte de la autopista llegaría a 15% en diciembre.
Aunque en noviembre de 2017 se dio inicio a la construcción de la autopista Américo Vespucio Oriente (AVO) I, el año pasado comenzaron las faenas para las grandes obras, con intervenciones en Huechuraba y Vitacura.
Este año han continuado las obras en esa comuna y también en Las Condes, donde se ha intervenido gran parte de la avenida. De hecho, según estimaciones del MOP, en diciembre las obras deberían presentar un 15% de avance, con la intención de que en abril de 2021 entre en operación la autopista.
AVO I considera dos sectores: el primero comprende entre El Salto y Puente Centenario, con 3,4 kilómetros de extensión; y el segundo, que va hasta Príncipe de Gales, tiene 5,7 kilómetros. Ese último está siendo construido mediante trinchera cubierta.
Entre los últimos avisos por obras que ha hecho la concesionaria se encuentra el desvío longitudinal en Vespucio Norte, entre el Túnel San Cristóbal y el acceso a Ciudad Empresarial, lo cual se extenderá hasta septiembre. Lo anterior se realiza por la construcción del viaducto El Salto y el paso superior de Vespucio Norte.
Fuente: El Mercurio, Domingo 18 de Agosto de 2019

EL MERCURIO – La iniciativa intervendrá la avenida Américo Vespucio desde Príncipe de Gales hasta Los Presidentes. Actualmente, se desarrollan los estudios de ingeniería para elaborar el estudio de impacto ambiental.

La construcción de la autopista Américo Vespucio Oriente I (AVO I), que unirá a El Salto (Huechuraba) con Príncipe de Gales (La Reina) en una extensión de 9,1 kilómetros, no ha pasado inadvertida, debido al número de intervenciones que ha tenido la avenida en las comunas de Vitacura y Las Condes.
Pero no solo los municipios involucrados en ese proyecto han puesto atención, sino también los alcaldes de las zonas por donde pasará el segundo tramo, AVO II, que se extenderá hasta Los Presidentes, entre Macul y Peñalolén, y que construirá el Grupo Costanera.
Esas comunas, junto con La Reina y Ñuñoa —los otros sectores que atravesará la vía—, tienen definidas sus prioridades: que junto con la autopista se mejoren las áreas verdes y se facilite el acceso al transporte público.
Las definiciones
AVO II —que tendrá una inversión de US$776 millones— contempla una autopista subterránea de 5,2 kilómetros que irá por debajo de las avenidas Vespucio y Ossa, y que se conectará tanto con AVO I como Vespucio Sur. Sin embargo, la iniciativa aún tiene un largo camino por recorrer, pues se espera que las obras partan en 2021 y aún está en fase de las ingenierías necesarias para elaborar el estudio de impacto ambiental. Así, los municipios estiman que existe tiempo suficiente para lograr que el proyecto beneficie a todos, por lo que han mantenido contacto con el Ministerio de Obras Públicas (MOP).
Para Carolina Leitao, alcaldesa de Peñalolén, una prioridad es el acceso al transporte público. Dice que a principios de año, la cartera les explicó los cambios que había tenido AVO I —a petición de los alcaldes— y la eliminación del corredor que iría por el centro de Vespucio (en la superficie) para crear pistas Solo Bus en los costados de la vía. En esa instancia, ella pidió mejor accesibilidad para los buses.
“Se mejorarán todos los espacios de circulación de y para las personas en esa zona”, afirma. Añade que “se logró incorporar que sea la autopista la que mantenga las áreas verdes que se ejecuten”.
Agrega que otro punto importante es la actual rotonda Grecia: “Se acordó que ahí se haga una buena infraestructura. Habrá un edificio monumental, juegos de agua. Queremos crear una especie de café literario”.
En tanto, la Dirección de Obras Municipales de Ñuñoa ha puesto énfasis en la “ubicación del transporte público, si este fluiría al centro de la estructura o por los costados”.
Asimismo, su foco está en el impacto, “más cuando se realicen obras en superficie, en particular en el tránsito vehicular”.
Mientras, el alcalde de La Reina, José Manuel Palacios, indicó que las mitigaciones se deberían centrar “en el cuidado de las áreas verdes, mantener el perfil de parque central y mejorar la conectividad y movilidad de nuestros vecinos”.
Acuerdos
La Dirección de Concesiones del MOP plantea que aspectos como “el emplazamiento de las vías para el transporte público, el parque central, ciclovías o la conectividad con las vías locales (…) han sido abordados y acordados con cada uno de los municipios, incorporando en muchos aspectos la visión y los requerimientos de estos”.
Rodrigo Martin, director del Smart City Lab de la Usach, que propone que AVO II considere también un parque, dice que “lo ideal es que el transporte público en superficie se mantenga en vías controladas para ofrecer alternativas de movilidad”.


Primera parte de la autopista llegaría a 15% en diciembre.
Aunque en noviembre de 2017 se dio inicio a la construcción de la autopista Américo Vespucio Oriente (AVO) I, el año pasado comenzaron las faenas para las grandes obras, con intervenciones en Huechuraba y Vitacura.
Este año han continuado las obras en esa comuna y también en Las Condes, donde se ha intervenido gran parte de la avenida. De hecho, según estimaciones del MOP, en diciembre las obras deberían presentar un 15% de avance, con la intención de que en abril de 2021 entre en operación la autopista.
AVO I considera dos sectores: el primero comprende entre El Salto y Puente Centenario, con 3,4 kilómetros de extensión; y el segundo, que va hasta Príncipe de Gales, tiene 5,7 kilómetros. Ese último está siendo construido mediante trinchera cubierta.
Entre los últimos avisos por obras que ha hecho la concesionaria se encuentra el desvío longitudinal en Vespucio Norte, entre el Túnel San Cristóbal y el acceso a Ciudad Empresarial, lo cual se extenderá hasta septiembre. Lo anterior se realiza por la construcción del viaducto El Salto y el paso superior de Vespucio Norte.
Fuente: El Mercurio, Domingo 18 de Agosto de 2019

TITULARES