Jueves, Junio 24, 2021

Los cambios que se pondrán en marcha con la entrada en vigencia de la convivencia vial

EL MERCURIO – Aunque suele ser utilizada para ir al trabajo o a estudiar, hoy la bicicleta no figura como un medio de transporte en la legislación. Pero esta situación cambiará el 11 de noviembre con la entrada en vigencia de la Ley de Convivencia Vial.

La normativa, aprobada en marzo por el Congreso, crea una nueva denominación para estos modos, “los ciclos”, y los oficializa como un medio más. Además, se crea un apartado que detalla todos los puntos que se aplicarán para las bicicletas, triciclos, patines y patinetas.

Las modificaciones

Según la ministra de Transportes, Gloria Hutt, la ley “apunta a resolver los problemas de convivencia que cotidianamente observamos entre los distintos usuarios del transporte. Aspiramos a que esta ley mejore la calidad de vida, al ordenar y generar espacios seguros y armonizar el desplazamiento de vehículos”.

La normativa establece el uso obligatorio de las ciclovías existentes y certificadas por el ministerio, el que se encuentra preparando los reglamentos que establecerán los estándares de mantención y construcción, basados en las recomendaciones del Ministerio de Vivienda. El uso de casco también pasa a ser mandatorio.

Además, se determina que en el caso de ausencia de infraestructura, las bicicletas y los otros ciclos deberán circular por la calzada, salvo excepciones: los menores de hasta 14 años, adultos con niños de hasta siete años, adultos mayores y personas con discapacidad.

Quienes no cumplan con la normativa se enfrentarán a una multa que puede llegar a los $24 mil.

Por ejemplo, los menores de siete años podrán andar en bicicleta por la vereda acompañados de sus padres, quienes podrán utilizar el ciclo de manera excepcional y a una velocidad menor.

En el caso de los niños de menos de 14 años que también pedaleen con adultos, estos últimos deberán acompañarlos por la calzada. Si quieren ir por la vereda, deberán hacerlo como peatones.

La directora de la organización Bicicultura, Amarilis Horta, explica que cuando un ciclista, por algunas de las excepciones, use la vereda deberá hacerlo “a velocidad de peatón, respetando siempre la prioridad de estos”.

Complejidades

Los expertos estiman que en los primeros días de la nueva ley podrían surgir dificultades por algunos puntos, como el que los vehículos motorizados deberán dejar una distancia de 1,5 metros cuando adelanten a un ciclista.

Alberto Escobar, director del Automóvil Club, plantea que “es uno de los factores que requiere de mayor comprensión de parte de los automovilistas porque es una maniobra que hay que hacer con bastante anticipación, lo que podrá provocar más de una colisión por alcance por la falta de costumbre e ignorancia de la norma”.

La vocera de la organización Conciencia Vial, Karina Muñoz, apunta a que “hay calles muy estrechas o con autos estacionados, lo que complica la maniobra. Será necesario reforzar la educación de la ley, para que todos sepan estos nuevos puntos”.

Complemento
La reducción de velocidad urbana de 60 a 50 km/h es parte de la convivencia vial.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Sábado 3 de noviembre de 2018

EL MERCURIO – Aunque suele ser utilizada para ir al trabajo o a estudiar, hoy la bicicleta no figura como un medio de transporte en la legislación. Pero esta situación cambiará el 11 de noviembre con la entrada en vigencia de la Ley de Convivencia Vial.

La normativa, aprobada en marzo por el Congreso, crea una nueva denominación para estos modos, “los ciclos”, y los oficializa como un medio más. Además, se crea un apartado que detalla todos los puntos que se aplicarán para las bicicletas, triciclos, patines y patinetas.

Las modificaciones

Según la ministra de Transportes, Gloria Hutt, la ley “apunta a resolver los problemas de convivencia que cotidianamente observamos entre los distintos usuarios del transporte. Aspiramos a que esta ley mejore la calidad de vida, al ordenar y generar espacios seguros y armonizar el desplazamiento de vehículos”.

La normativa establece el uso obligatorio de las ciclovías existentes y certificadas por el ministerio, el que se encuentra preparando los reglamentos que establecerán los estándares de mantención y construcción, basados en las recomendaciones del Ministerio de Vivienda. El uso de casco también pasa a ser mandatorio.

Además, se determina que en el caso de ausencia de infraestructura, las bicicletas y los otros ciclos deberán circular por la calzada, salvo excepciones: los menores de hasta 14 años, adultos con niños de hasta siete años, adultos mayores y personas con discapacidad.

Quienes no cumplan con la normativa se enfrentarán a una multa que puede llegar a los $24 mil.

Por ejemplo, los menores de siete años podrán andar en bicicleta por la vereda acompañados de sus padres, quienes podrán utilizar el ciclo de manera excepcional y a una velocidad menor.

En el caso de los niños de menos de 14 años que también pedaleen con adultos, estos últimos deberán acompañarlos por la calzada. Si quieren ir por la vereda, deberán hacerlo como peatones.

La directora de la organización Bicicultura, Amarilis Horta, explica que cuando un ciclista, por algunas de las excepciones, use la vereda deberá hacerlo “a velocidad de peatón, respetando siempre la prioridad de estos”.

Complejidades

Los expertos estiman que en los primeros días de la nueva ley podrían surgir dificultades por algunos puntos, como el que los vehículos motorizados deberán dejar una distancia de 1,5 metros cuando adelanten a un ciclista.

Alberto Escobar, director del Automóvil Club, plantea que “es uno de los factores que requiere de mayor comprensión de parte de los automovilistas porque es una maniobra que hay que hacer con bastante anticipación, lo que podrá provocar más de una colisión por alcance por la falta de costumbre e ignorancia de la norma”.

La vocera de la organización Conciencia Vial, Karina Muñoz, apunta a que “hay calles muy estrechas o con autos estacionados, lo que complica la maniobra. Será necesario reforzar la educación de la ley, para que todos sepan estos nuevos puntos”.

Complemento
La reducción de velocidad urbana de 60 a 50 km/h es parte de la convivencia vial.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Sábado 3 de noviembre de 2018

TITULARES

X