Domingo, Mayo 16, 2021

Logística urbana

EL MERCURIO – El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) licitará un proyecto para estudiar el efecto del comercio digitalsobre los desplazamientos vehiculares en las ciudades. Es evidente su pertinencia. El aumento de las ventas de este tipo de comercio, consecuencia de la pandemia, no parece un fenómeno transitorio y en cambio altera los modelos de tránsito utilizados para manejar la congestión y la planificación vial.

Una primera pregunta es entonces la de si el e-commerce incrementa la congestión. A primera vista, la respuesta parecería afirmativa, observando los numerosos vehículos de esa industria que hoy circulan por las calles. Contra esa impresión preliminar, existen, sin embargo, argumentos que señalan lo contrario. Por ejemplo, el despacho desde un supermercado a un hogar significa un viaje menos desde el hogar al supermercado y el correspondiente retorno. Y como las camionetas de reparto pueden llevar las compras de varias familias en un solo viaje, el número de vehículos transitando podría finalmente reducirse. Algo similar se aplica a casi todas las compras.

Un contraargumento sería el que una familia que va a un centro comercial puede adquirir varios productos en un solo viaje, mientras que su despacho a domicilio involucraría varios viajes independientes. Pero, en realidad, no es clara esta última alternativa, pues cada despacho tiene un cobro; así, cuando un hogar debe realizar varias compras en tiendas distintas, lo más probable es que no recurra nunca al e-commerce, que en tal caso no le resultaría una solución eficiente. Así, en el agregado, tal parece que esta nueva logística sí podría reducir el número total de viajes. Además, los despachos pueden ocurrir en horas laborales, cuando hay menos congestión, a diferencia de las compras de las familias, que a menudo se concentran en los horarios de salida del trabajo. Un estudio cuidadoso, como el propuesto, podría confirmar estos efectos.

Otro aspecto interesante de la logística urbana en general, y no solo de la relacionada con el e-commerce, es que los viajes son cortos y las cargas no son pesadas, por lo que resultan muy apropiadas para los vehículos eléctricos. Estos tienen menores costos de operación y mantenimiento, y es probable que en forma natural este segmento comience un proceso de reemplazo de los vehículos a combustión interna. Esto tendría la consecuencia favorable adicional de reducir la contaminación por partículas y ruido en las ciudades. El Ministerio podría facilitar esta transición, pero ello también requiere de estudios.

Según el MTT, la congestión en las ciudades eleva el costo del transporte de carga en un 17%. Si el e-commerce realmente tiene los efectos señalados, contribuiría también a reducir ese valor.

Fuente: El Mercurio, Lunes 01 de Febrero de 2021

EL MERCURIO – El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) licitará un proyecto para estudiar el efecto del comercio digitalsobre los desplazamientos vehiculares en las ciudades. Es evidente su pertinencia. El aumento de las ventas de este tipo de comercio, consecuencia de la pandemia, no parece un fenómeno transitorio y en cambio altera los modelos de tránsito utilizados para manejar la congestión y la planificación vial.

Una primera pregunta es entonces la de si el e-commerce incrementa la congestión. A primera vista, la respuesta parecería afirmativa, observando los numerosos vehículos de esa industria que hoy circulan por las calles. Contra esa impresión preliminar, existen, sin embargo, argumentos que señalan lo contrario. Por ejemplo, el despacho desde un supermercado a un hogar significa un viaje menos desde el hogar al supermercado y el correspondiente retorno. Y como las camionetas de reparto pueden llevar las compras de varias familias en un solo viaje, el número de vehículos transitando podría finalmente reducirse. Algo similar se aplica a casi todas las compras.

Un contraargumento sería el que una familia que va a un centro comercial puede adquirir varios productos en un solo viaje, mientras que su despacho a domicilio involucraría varios viajes independientes. Pero, en realidad, no es clara esta última alternativa, pues cada despacho tiene un cobro; así, cuando un hogar debe realizar varias compras en tiendas distintas, lo más probable es que no recurra nunca al e-commerce, que en tal caso no le resultaría una solución eficiente. Así, en el agregado, tal parece que esta nueva logística sí podría reducir el número total de viajes. Además, los despachos pueden ocurrir en horas laborales, cuando hay menos congestión, a diferencia de las compras de las familias, que a menudo se concentran en los horarios de salida del trabajo. Un estudio cuidadoso, como el propuesto, podría confirmar estos efectos.

Otro aspecto interesante de la logística urbana en general, y no solo de la relacionada con el e-commerce, es que los viajes son cortos y las cargas no son pesadas, por lo que resultan muy apropiadas para los vehículos eléctricos. Estos tienen menores costos de operación y mantenimiento, y es probable que en forma natural este segmento comience un proceso de reemplazo de los vehículos a combustión interna. Esto tendría la consecuencia favorable adicional de reducir la contaminación por partículas y ruido en las ciudades. El Ministerio podría facilitar esta transición, pero ello también requiere de estudios.

Según el MTT, la congestión en las ciudades eleva el costo del transporte de carga en un 17%. Si el e-commerce realmente tiene los efectos señalados, contribuiría también a reducir ese valor.

Fuente: El Mercurio, Lunes 01 de Febrero de 2021

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X