Martes, Junio 18, 2024

Lluvias siguen recargando embalses y nivel de la energía total acumulada es 95% mayor que hace un año

PULSO – Las precipitaciones registradas hasta este fin de semana han incrementado los niveles gestionables para la generación eléctrica, superando en 350 GWh lo visto hace un año y en más de 1.100 GWh a lo visto en 2021. Con todo, aún resta la última ruta de nieve que realiza tres veces al año el Coordinador Eléctrico, cuyos resultados a fines de agosto arrojaron condiciones cercanas a las de un año normal en la cuenca del río Maule, pero aún de año seco para el río Laja.

Un panorama totalmente distinto al visto en los últimos años enfrentará la generación de energía hidráulica durante la próxima temporada de deshielos. Las intensas precipitaciones que se han registrado desde junio pasado, incluyendo los eventos meteorológicos recientes, han recargado los embalses, además de cubrir con nieve las cuencas que alimentan dichas unidades.

El impacto para el sistema eléctrico es a todas luces positivo. Así lo reflejan los datos que publica el Coordinador Eléctrico Nacional, y que entregan un resumen diario de la operación del Sistema Eléctrico Nacional. Las cifras reflejan que el total de energía embalsada hasta este domingo llegaba a 4.300 GWh, un salto del 95% frente a los cerca de 2.200 GWh registrados a igual fecha del año pasado.

Desde el organismo técnico encargado, detallan que la energía gestionable en los embalses de generación es equivalente a cerca de 1.630 GWh, lo que supone cerca de 350 GWh adicionales a lo que había el año pasado, y más de 1.100 GWh respecto de la misma fecha de 2021.

“Considerando los recursos en el Laja y Maule, que corresponde a los aportes que siguen reglas especiales relacionadas con su uso compartido con riego, la energía embalsada total actualmente asciende a 4.300 GWh. El año pasado, el nivel más alto se vio en noviembre, llegando en torno a 3.600 GWh”, detallaron desde el Coordinador.

En cuanto al panorama para los meses de verano, donde los deshielos son la única manera en que los embalses pueden mantener niveles óptimos para la operación, destacan que los resultados de la última campaña para medir la nieve acumulada en las cuencas hidrográficas, realizados a fines de agosto pasado, arrojaron resultados que permitirán una menor participación de las unidades térmicas de generación eléctrica, tanto a carbón como diésel y gas natural.

“Los niveles de deshielo proyectados -previo al último evento meteorológico- muestran un nivel de probabilidad de excedencia aproximado entre el 70% y 80% para el período octubre-marzo”, dijeron desde el Coordinador.

Embalse El Yeso

Estos valores, explican desde el Coordinador, “representan la disponibilidad de volumen acumulado en forma de nieve y que escurrirá como caudales producto del derretimiento durante el período de deshielo, en cuencas con embalses tanto de generación eléctrica como mixtos”.

Así, una probabilidad de excedencia de 70% significa que, del total de años que componen la muestra estadística utilizada para representar la incertidumbre hidrológica del sistema, el 70% de la muestra tiene un volumen acumulado para ese período superior a lo que se espera de esta temporada.

“De mantenerse la situación proyectada, favorecerá la generación hidráulica que, junto con la generación fotovoltaica y eólica, permitirían una disminución en general de la generación termoeléctrica. Para esto, será importante la información que muestre la próxima ruta de nieve, que está programada para finales de septiembre, dependiendo de las condiciones meteorológicas”, remarcaron desde el organismo técnico autónomo.

La próxima ruta de nieve que realizará el Coordinador, la última del año, está calendarizada para realizarse a fines de 2023.

Mejora en precios spot

Desde el mercado, si bien destacan que la mayor disponibilidad de energía para generación hidráulica resulta positiva, al disminuir los costos de operación del sistema, remarcan que ello no se traduce en mejoras en las cuentas de la luz de los clientes eléctricos, sino en los costos de operación del sistema.

“Gracias a la mayor cantidad de agua, y a las nuevas centrales que van a entrar, perfectamente a finales de este año y principios del próximo, podrían experimentarse días en donde el costo marginal sea cero no solo de día, sino que también de noche. Sobre todo por las centrales eólicas que van a entrar”, comentó el gerente general de la consultora energética Systep, Rodrigo Jiménez.

Si bien esta situación no resulta extraña, al considerar que ya ocurrió en 2022, así como en períodos de los años 90 cuando la matriz tenía una mayor participación de la generación hidráulica, esta situación beneficia los balances entre las inyecciones y retiros que realizan las generadoras en el mercado eléctrico.

“Finalmente, esto no afecta el precio de los contratos de los clientes, sino que al balance spot de los generadores”, recordó Jiménez.

Fuente: Pulso, Martes 11 de Septiembre de 2023

PULSO – Las precipitaciones registradas hasta este fin de semana han incrementado los niveles gestionables para la generación eléctrica, superando en 350 GWh lo visto hace un año y en más de 1.100 GWh a lo visto en 2021. Con todo, aún resta la última ruta de nieve que realiza tres veces al año el Coordinador Eléctrico, cuyos resultados a fines de agosto arrojaron condiciones cercanas a las de un año normal en la cuenca del río Maule, pero aún de año seco para el río Laja.

Un panorama totalmente distinto al visto en los últimos años enfrentará la generación de energía hidráulica durante la próxima temporada de deshielos. Las intensas precipitaciones que se han registrado desde junio pasado, incluyendo los eventos meteorológicos recientes, han recargado los embalses, además de cubrir con nieve las cuencas que alimentan dichas unidades.

El impacto para el sistema eléctrico es a todas luces positivo. Así lo reflejan los datos que publica el Coordinador Eléctrico Nacional, y que entregan un resumen diario de la operación del Sistema Eléctrico Nacional. Las cifras reflejan que el total de energía embalsada hasta este domingo llegaba a 4.300 GWh, un salto del 95% frente a los cerca de 2.200 GWh registrados a igual fecha del año pasado.

Desde el organismo técnico encargado, detallan que la energía gestionable en los embalses de generación es equivalente a cerca de 1.630 GWh, lo que supone cerca de 350 GWh adicionales a lo que había el año pasado, y más de 1.100 GWh respecto de la misma fecha de 2021.

“Considerando los recursos en el Laja y Maule, que corresponde a los aportes que siguen reglas especiales relacionadas con su uso compartido con riego, la energía embalsada total actualmente asciende a 4.300 GWh. El año pasado, el nivel más alto se vio en noviembre, llegando en torno a 3.600 GWh”, detallaron desde el Coordinador.

En cuanto al panorama para los meses de verano, donde los deshielos son la única manera en que los embalses pueden mantener niveles óptimos para la operación, destacan que los resultados de la última campaña para medir la nieve acumulada en las cuencas hidrográficas, realizados a fines de agosto pasado, arrojaron resultados que permitirán una menor participación de las unidades térmicas de generación eléctrica, tanto a carbón como diésel y gas natural.

“Los niveles de deshielo proyectados -previo al último evento meteorológico- muestran un nivel de probabilidad de excedencia aproximado entre el 70% y 80% para el período octubre-marzo”, dijeron desde el Coordinador.

Embalse El Yeso

Estos valores, explican desde el Coordinador, “representan la disponibilidad de volumen acumulado en forma de nieve y que escurrirá como caudales producto del derretimiento durante el período de deshielo, en cuencas con embalses tanto de generación eléctrica como mixtos”.

Así, una probabilidad de excedencia de 70% significa que, del total de años que componen la muestra estadística utilizada para representar la incertidumbre hidrológica del sistema, el 70% de la muestra tiene un volumen acumulado para ese período superior a lo que se espera de esta temporada.

“De mantenerse la situación proyectada, favorecerá la generación hidráulica que, junto con la generación fotovoltaica y eólica, permitirían una disminución en general de la generación termoeléctrica. Para esto, será importante la información que muestre la próxima ruta de nieve, que está programada para finales de septiembre, dependiendo de las condiciones meteorológicas”, remarcaron desde el organismo técnico autónomo.

La próxima ruta de nieve que realizará el Coordinador, la última del año, está calendarizada para realizarse a fines de 2023.

Mejora en precios spot

Desde el mercado, si bien destacan que la mayor disponibilidad de energía para generación hidráulica resulta positiva, al disminuir los costos de operación del sistema, remarcan que ello no se traduce en mejoras en las cuentas de la luz de los clientes eléctricos, sino en los costos de operación del sistema.

“Gracias a la mayor cantidad de agua, y a las nuevas centrales que van a entrar, perfectamente a finales de este año y principios del próximo, podrían experimentarse días en donde el costo marginal sea cero no solo de día, sino que también de noche. Sobre todo por las centrales eólicas que van a entrar”, comentó el gerente general de la consultora energética Systep, Rodrigo Jiménez.

Si bien esta situación no resulta extraña, al considerar que ya ocurrió en 2022, así como en períodos de los años 90 cuando la matriz tenía una mayor participación de la generación hidráulica, esta situación beneficia los balances entre las inyecciones y retiros que realizan las generadoras en el mercado eléctrico.

“Finalmente, esto no afecta el precio de los contratos de los clientes, sino que al balance spot de los generadores”, recordó Jiménez.

Fuente: Pulso, Martes 11 de Septiembre de 2023

TITULARES