Domingo, Mayo 9, 2021

Licitan factibilidad para el embalse Chillán: costaría US$319 millones

LA DISCUSIÓN – La obra estaría ubicada en el sector de Los Pellines, entre las comunas de Pinto y Coihueco, en un estrecho cajón cordillerano que aparentemente favorecería la edificación del muro de 123 metros.

Luego de 23 años desde que el embalse Chillán fuera propuesto por regantes de cuatro comunas de Ñuble, fue dado un nuevo paso hacia su desarrollo futuro, tras la licitación de su Estudio de Factibilidad por parte del Ministerio de Obras Públicas.

El seremi del ramo, Javier Parra, informó que para completar los informes requeridos por la entidad estatal, se dispone de un presupuesto de $4.038.489.266.

La obra estaría ubicada en el sector de Los Pellines, entre las comunas de Pinto y Coihueco, en un estrecho cajón cordillerano que aparentemente favorecería la edificación del muro de 123 metros.

Según los cálculos previos, el tranque artificial tendría, una vez ejecutado, un almacenamiento de 210 millones de m3, beneficiando a 20.650 hectáreas, de las cuales 14.979 serían mejoradas y 5.671 hectáreas serían nuevas, con 85% de seguridad de riego.

El costo de inversión proyectada en la fase final de construcción ascendería de acuerdo a antecedentes del MOP a US$319,3 millones sin IVA.

Para abastecer a la obra de infraestructura, se utilizarían derechos de agua consuntivos permanentes en poder de los regantes.

En el área que sería beneficiada, la Junta de Vigilancia del Río Chillán administra 1.112,87 acciones, que se reparten en 56 canales, informa el MOP Ñuble.

Hay que destaca que el proyecto tiene el estudio de prefactibilidad finalizado que data del año 2015, realizado por la Comisión Nacional de Riego (CNR).

El proyecto fue incluido en enero de 2019 en el Plan Nacional de Regulación y Embalses (PNRE) por el Consejo de Ministros de la Comisión Nacional de Riego, que incluye en total 26 obras.

El llamado a concurso para realizar el estudio, publicado el pasado 27 de abril, establece que el plazo para realizar consultas se extenderá hasta el viernes 7 de mayo de 2021. En tanto, la recepción de Ofertas Técnicas y Económicas, se realizarán durante el mes de junio de 2021.

Visita a terreno

El presidente de la Junta de Vigilancia del Río Chillán, Héctor Jaque, mencionó que los estudios que serán contratados debieran estar en poder del MOP al cabo de 750 días corridos.

Resaltó que un hito importante en el desarrollo de este proyecto será efectuado el próximo martes 4 de mayo durante la mañana, cuando representantes del MOP y otras entidades se dirijan junto a interesados a conocer los tres puntos que han sido visualizados como en los que pudiera ser construida la cortina del embalse.

Jaque resaltó que “en esa ocasión se conocerán los lugares donde puede ubicarse el dique que retendrá las aguas que posteriormente serán canalizadas para el desarrollo de la agricultura en una vasta zona de Ñuble”.

El dirigente gremial agregó que “este embalse lo venimos promoviendo desde el año 1998 y constituye un excelente regulador para las aguas del río Chillán”.

Precisó que el proyecto ejecutado por el MOP “sin duda ha tomado ímpetu como consecuencia del cambio climático que ha visto reducido las aguas presentes en los cauces fluviales”.

El dirigente agregó que el hecho que Ñuble sea ahora una región fue un impulso adicional para que las entidades nacionales se interesaran para sacar adelante esta propuesta, surgida inicialmente desde la Junta de Vigilancia.

Como un tercer factor relevante para la ejecución futura de la presa, destaca “la necesidad de favorecer el desarrollo de una región que es eminentemente agrícola y que necesita con urgencia sumar más áreas de riego”.

Desde esta perspectiva, Jaque indicó que “el embalse permitirá pasar desde 6.000 a 20.000 hectáreas de riego, lo que es una extensión sumamente grande y lo convertirá en una palanca de desarrollo regional”.

“Lo que esperamos es que este proyecto beneficie a agricultores y regantes de Coihueco, Pinto, Chillán, Chillán Viejo e incluso se verían favorecidos productores de la zona norte de Bulnes”, detalló.

El presidente de la Junta de Vigilancia agregó que “este es el proyecto de riego que tiene mejor rentabilidad social de los que han sido propuestos en Ñuble y es más económico que La Punilla, que costaría US$650 millones”.

“Este embalse tiene la relevancia que alimentará a toda una cadena productiva, pues permitirá mejorar cultivos, generar empleos, impulsará la industria, el comercio, el transporte y muchas áreas del desarrollo regional en varias comunas”, resaltó Héctor Jaque.

El dirigente agregó que inicialmente el plan consideraba generar energía, pero ello está en evaluación.

Ver artículo

Fuente: La Discusión, Jueves 29 de abril de 2021

LA DISCUSIÓN – La obra estaría ubicada en el sector de Los Pellines, entre las comunas de Pinto y Coihueco, en un estrecho cajón cordillerano que aparentemente favorecería la edificación del muro de 123 metros.

Luego de 23 años desde que el embalse Chillán fuera propuesto por regantes de cuatro comunas de Ñuble, fue dado un nuevo paso hacia su desarrollo futuro, tras la licitación de su Estudio de Factibilidad por parte del Ministerio de Obras Públicas.

El seremi del ramo, Javier Parra, informó que para completar los informes requeridos por la entidad estatal, se dispone de un presupuesto de $4.038.489.266.

La obra estaría ubicada en el sector de Los Pellines, entre las comunas de Pinto y Coihueco, en un estrecho cajón cordillerano que aparentemente favorecería la edificación del muro de 123 metros.

Según los cálculos previos, el tranque artificial tendría, una vez ejecutado, un almacenamiento de 210 millones de m3, beneficiando a 20.650 hectáreas, de las cuales 14.979 serían mejoradas y 5.671 hectáreas serían nuevas, con 85% de seguridad de riego.

El costo de inversión proyectada en la fase final de construcción ascendería de acuerdo a antecedentes del MOP a US$319,3 millones sin IVA.

Para abastecer a la obra de infraestructura, se utilizarían derechos de agua consuntivos permanentes en poder de los regantes.

En el área que sería beneficiada, la Junta de Vigilancia del Río Chillán administra 1.112,87 acciones, que se reparten en 56 canales, informa el MOP Ñuble.

Hay que destaca que el proyecto tiene el estudio de prefactibilidad finalizado que data del año 2015, realizado por la Comisión Nacional de Riego (CNR).

El proyecto fue incluido en enero de 2019 en el Plan Nacional de Regulación y Embalses (PNRE) por el Consejo de Ministros de la Comisión Nacional de Riego, que incluye en total 26 obras.

El llamado a concurso para realizar el estudio, publicado el pasado 27 de abril, establece que el plazo para realizar consultas se extenderá hasta el viernes 7 de mayo de 2021. En tanto, la recepción de Ofertas Técnicas y Económicas, se realizarán durante el mes de junio de 2021.

Visita a terreno

El presidente de la Junta de Vigilancia del Río Chillán, Héctor Jaque, mencionó que los estudios que serán contratados debieran estar en poder del MOP al cabo de 750 días corridos.

Resaltó que un hito importante en el desarrollo de este proyecto será efectuado el próximo martes 4 de mayo durante la mañana, cuando representantes del MOP y otras entidades se dirijan junto a interesados a conocer los tres puntos que han sido visualizados como en los que pudiera ser construida la cortina del embalse.

Jaque resaltó que “en esa ocasión se conocerán los lugares donde puede ubicarse el dique que retendrá las aguas que posteriormente serán canalizadas para el desarrollo de la agricultura en una vasta zona de Ñuble”.

El dirigente gremial agregó que “este embalse lo venimos promoviendo desde el año 1998 y constituye un excelente regulador para las aguas del río Chillán”.

Precisó que el proyecto ejecutado por el MOP “sin duda ha tomado ímpetu como consecuencia del cambio climático que ha visto reducido las aguas presentes en los cauces fluviales”.

El dirigente agregó que el hecho que Ñuble sea ahora una región fue un impulso adicional para que las entidades nacionales se interesaran para sacar adelante esta propuesta, surgida inicialmente desde la Junta de Vigilancia.

Como un tercer factor relevante para la ejecución futura de la presa, destaca “la necesidad de favorecer el desarrollo de una región que es eminentemente agrícola y que necesita con urgencia sumar más áreas de riego”.

Desde esta perspectiva, Jaque indicó que “el embalse permitirá pasar desde 6.000 a 20.000 hectáreas de riego, lo que es una extensión sumamente grande y lo convertirá en una palanca de desarrollo regional”.

“Lo que esperamos es que este proyecto beneficie a agricultores y regantes de Coihueco, Pinto, Chillán, Chillán Viejo e incluso se verían favorecidos productores de la zona norte de Bulnes”, detalló.

El presidente de la Junta de Vigilancia agregó que “este es el proyecto de riego que tiene mejor rentabilidad social de los que han sido propuestos en Ñuble y es más económico que La Punilla, que costaría US$650 millones”.

“Este embalse tiene la relevancia que alimentará a toda una cadena productiva, pues permitirá mejorar cultivos, generar empleos, impulsará la industria, el comercio, el transporte y muchas áreas del desarrollo regional en varias comunas”, resaltó Héctor Jaque.

El dirigente agregó que inicialmente el plan consideraba generar energía, pero ello está en evaluación.

Ver artículo

Fuente: La Discusión, Jueves 29 de abril de 2021

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X