Miércoles, Junio 19, 2024

Licitación y extensión de contratos: la fórmula de Metro para reparar las estaciones

DIARIO FINANCIERO – A un mes del inicio de la crisis social que se desató por el alza de $ 30 en la tarifa del pasaje de Metro -la que ya fue revertida-, la empresa estatal tendrá este lunes 69% de su operación disponible, es decir, 94 de las 136 estaciones de la red.
Según el gerente general de la empresa, Rubén Alvarado, esto se logró gracias al intenso trabajo que Metro está realizando.
El ejecutivo explicó a Diario Financiero que esta labor constó de dos partes: primero en un levantamiento de los daños donde se evaluó el tipo de reparación que las instalaciones iban a necesitar y, segundo, en cómo iban a proceder en la restitución de las estaciones, dado que tienen distintos niveles de perjuicios.
“Dentro de las facultades que tenemos, hasta ahora lo que hemos hecho es trabajar con las empresas contratistas que ya están funcionando con Metro. Esto, porque producto de la urgencia ir directo con ellos era menos complejo. Entonces extendimos esos mismos contratos para poder empezar con las reparaciones”, dijo Alvarado.

Se trata de 26 firmas las que actualmente están bajo esta modalidad, donde según el ejecutivo la elección de este mecanismo se dio porque las empresas previamente habían participado en concursos públicos de Metro, entonces la entidad tenía conocimiento sobre los precios estimados de los trabajos que realizarían.
Consultada la ministra de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), Gloria Hutt, por la extensión de contratos de Metro, explicó que es un mecanismo que se contempla en las bases cuando se hacen licitaciones, como costo extra a los trabajos originales.
“Siempre los contratos tienen un segmento de extensión de obras que va hasta un cierto tope y si se quedan dentro de ese límite entra a funcionar”, explicó la autoridad.
A modo general, en el último balance de daños la empresa dijo que durante los días más álgidos de la crisis, 25 estaciones fueron incendiadas, dentro de las cuales siete fueron completamente quemadas en los primeros 15 días del conflicto social.
Para estas últimas no se les aplicará la extensión de contratos, sino que se elaborará una gran licitación porque tienen comprometidos un mayor nivel de daños.
“Cuando miramos reparaciones a más largo plazo, obviamente éstas se harán vía licitación pública”, manifestó Rubén Alvarado.
Dentro de la lista de estaciones complejas figuran San Pablo en la Lína 1; La Granja en la 4 A, y Los Quillayes, San José de la Estrella, Trinidad, Protectora de la Infancia y Elisa Correa en la 4.
Sin embargo, Alvarado explicó que aún no tienen definido cómo será la próxima licitación, pues falta definir detalles antes de poder lanzarla.
Aun así, la ministra Hutt dijo que el concurso deberá ser lanzado antes de fin de año para poder tener el sistema de transportes operativo en un 100% en el segundo semestre de 2020.
“Estamos siempre contra el tiempo, el equipo está a la máxima velocidad. Me imagino que por eso a fin de año estará listo el concurso para ser lanzado”, dijo la autoridad.
A juicio de la ministra, los plazos para la licitación de Metro serán más cortos que lo común en el sistema público, porque se trata de una empresa.
“Metro puede llevar estos procesos más rápido por su condición de sociedad anónima, tiene una cierta independencia y puede hacer algunas gestiones administrativas con mayor facilidad que nosotros”, manifestó Hutt.
Presupuestos de Metro
Un tema que falta definir es cuál será el mecanismo que utilizará Metro para poder financiar los US$ 380 millones que costará la reparación del sistema.
Consultada a la ministra Gloria Hutt por el presupuesto, dijo que aunque aún sabe con certeza la fórmula, lo más probable es que se haga vía Hacienda.
“Para el presupuesto de reparaciones la posibilidad más cercana es una capitalización -por parte del Ministerio de Hacienda-, que se trata de un aporte de recursos centrales que se activan como capital para el Metro. Esta es una discusión que está abierta”, dijo la autoridad.
Según explicó, esta sería la vía dado que la empresa estatal tendría un nivel alto de deuda con la emisión de los últimos bonos para financiar las líneas 7, 8 y 9, la que a su juicio, ya estaría copada.
Louis de Grange, presidente de la compañía, manifestó en un punto de prensa que la idea es que las reparaciones no interrumpan el cronograma de éstas líneas. Aunque sí, dijo que podrían sufrir la demora de algunos meses.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 18 de Noviembre de 2019

DIARIO FINANCIERO – A un mes del inicio de la crisis social que se desató por el alza de $ 30 en la tarifa del pasaje de Metro -la que ya fue revertida-, la empresa estatal tendrá este lunes 69% de su operación disponible, es decir, 94 de las 136 estaciones de la red.
Según el gerente general de la empresa, Rubén Alvarado, esto se logró gracias al intenso trabajo que Metro está realizando.
El ejecutivo explicó a Diario Financiero que esta labor constó de dos partes: primero en un levantamiento de los daños donde se evaluó el tipo de reparación que las instalaciones iban a necesitar y, segundo, en cómo iban a proceder en la restitución de las estaciones, dado que tienen distintos niveles de perjuicios.
“Dentro de las facultades que tenemos, hasta ahora lo que hemos hecho es trabajar con las empresas contratistas que ya están funcionando con Metro. Esto, porque producto de la urgencia ir directo con ellos era menos complejo. Entonces extendimos esos mismos contratos para poder empezar con las reparaciones”, dijo Alvarado.

Se trata de 26 firmas las que actualmente están bajo esta modalidad, donde según el ejecutivo la elección de este mecanismo se dio porque las empresas previamente habían participado en concursos públicos de Metro, entonces la entidad tenía conocimiento sobre los precios estimados de los trabajos que realizarían.
Consultada la ministra de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), Gloria Hutt, por la extensión de contratos de Metro, explicó que es un mecanismo que se contempla en las bases cuando se hacen licitaciones, como costo extra a los trabajos originales.
“Siempre los contratos tienen un segmento de extensión de obras que va hasta un cierto tope y si se quedan dentro de ese límite entra a funcionar”, explicó la autoridad.
A modo general, en el último balance de daños la empresa dijo que durante los días más álgidos de la crisis, 25 estaciones fueron incendiadas, dentro de las cuales siete fueron completamente quemadas en los primeros 15 días del conflicto social.
Para estas últimas no se les aplicará la extensión de contratos, sino que se elaborará una gran licitación porque tienen comprometidos un mayor nivel de daños.
“Cuando miramos reparaciones a más largo plazo, obviamente éstas se harán vía licitación pública”, manifestó Rubén Alvarado.
Dentro de la lista de estaciones complejas figuran San Pablo en la Lína 1; La Granja en la 4 A, y Los Quillayes, San José de la Estrella, Trinidad, Protectora de la Infancia y Elisa Correa en la 4.
Sin embargo, Alvarado explicó que aún no tienen definido cómo será la próxima licitación, pues falta definir detalles antes de poder lanzarla.
Aun así, la ministra Hutt dijo que el concurso deberá ser lanzado antes de fin de año para poder tener el sistema de transportes operativo en un 100% en el segundo semestre de 2020.
“Estamos siempre contra el tiempo, el equipo está a la máxima velocidad. Me imagino que por eso a fin de año estará listo el concurso para ser lanzado”, dijo la autoridad.
A juicio de la ministra, los plazos para la licitación de Metro serán más cortos que lo común en el sistema público, porque se trata de una empresa.
“Metro puede llevar estos procesos más rápido por su condición de sociedad anónima, tiene una cierta independencia y puede hacer algunas gestiones administrativas con mayor facilidad que nosotros”, manifestó Hutt.
Presupuestos de Metro
Un tema que falta definir es cuál será el mecanismo que utilizará Metro para poder financiar los US$ 380 millones que costará la reparación del sistema.
Consultada a la ministra Gloria Hutt por el presupuesto, dijo que aunque aún sabe con certeza la fórmula, lo más probable es que se haga vía Hacienda.
“Para el presupuesto de reparaciones la posibilidad más cercana es una capitalización -por parte del Ministerio de Hacienda-, que se trata de un aporte de recursos centrales que se activan como capital para el Metro. Esta es una discusión que está abierta”, dijo la autoridad.
Según explicó, esta sería la vía dado que la empresa estatal tendría un nivel alto de deuda con la emisión de los últimos bonos para financiar las líneas 7, 8 y 9, la que a su juicio, ya estaría copada.
Louis de Grange, presidente de la compañía, manifestó en un punto de prensa que la idea es que las reparaciones no interrumpan el cronograma de éstas líneas. Aunque sí, dijo que podrían sufrir la demora de algunos meses.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 18 de Noviembre de 2019

TITULARES