Lunes, Junio 24, 2024

Las medidas de adaptación al cambio climático que está tomando el sector eléctrico

DIARIO FINANCIERO – Ministerio de Energía revela que a la luz del informe de la ONU sobre cambio climático, está actualizando el Plan de Adaptación del Sector Energético, en tanto la industria enfrenta el fenómeno con adopción de tecnologías.

La semana pasada un reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, su sigla en inglés) de las Naciones Unidas advirtió que el calentamiento global se está acelerando, lo que podría prolongar la sequía y la disponibilidad de agua en la zona centro sur en Chile. Una situación que podría afectar a aquellas industrias que dependen del agua y de la estabilidad de clima para su operación, como el sector de la energía.

El presidente ejecutivo de Generadoras de Chile -gremio que reúne a las empresas generadoras y de transmisión- Claudio Seebach, señala que los principales impactos del cambio climático en la producción de energía, tienen que ver con la disponibilidad de agua y los eventos climáticos extremos, mientras que las redes de distribución podrían verse afectadas por los vientos, aluviones y caídas de árboles.

“El cambio climático tiene efectos más permanentes, menos agua, pero otro elemento es una mayor variación, más variabilidad inesperada, más elementos extremos”, dice Seebach.

A nivel de mitigación, es decir, de disminución de emisiones de gases de efecto invernadero el sector está avanzando en la descarbonización de la matriz energética y en el caso de la adaptación al cambio climático, está ejecutando una serie de acciones para asegurar la generación, la transmisión y la distribución de electricidad.

Seebach explica que en materia de generación, se ha implementado tecnología en los sistemas de almacenamiento de energía para tener redes más resilientes y seguras al clima; y en redes de monitoreo inalámbricas en las cuencas de algunos ríos, que entregan datos en línea de la humedad, temperatura, viento, densidad de la nieve, entre otros, que permiten determinar la disponibilidad de agua.

El ejecutivo adelanta que están trabajando en otras medidas, como la digitalización de los sistemas de generación y de las líneas de transmisión, para determinar sobreconsumo y evitar el riesgo de fallas, y en integrar los impactos del cambio climático a la planificación energética de largo plazo para que las redes tengan más seguridad en caso de fallas por eventos extremos de calor o por aluviones.

“En la planificación energética y los procesos de expansión de la transmisión hay que planificar una red, de modo tal, que considere estos eventos extremos”, dice.

Por parte de las distribuidoras eléctricas, el director ejecutivo de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, señala que la mayor recurrencia de eventos climáticos extremos, como temporales, aluviones e incendios forestales, han llevado a la industria de distribución eléctrica a adaptar su infraestructura, con “planes de acción permanentes de adaptación y resiliencia ante el cambio climático, lo que se ve reforzado con planes preventivos estacionales” afirma Castillo.

Esto se traduce en aspectos como la incorporación de tecnología de telecontrol, inspección de redes mediante drones, nuevas herramientas de servicio y sistemas de predicción meteorológica, entre otros.

Actualización del plan de adaptación

En 2018 se aprobó el Plan de Adaptación al Cambio Climático para el sector Energía, para el período 2018-2023, el que fue elaborado por el ministerio de Energía, el Ministerio del Medio Ambiente y organismos técnicos, para dar cumplimiento a los compromisos ambientales de Chile -las Contribuciones Nacionalmente Determinadas, NDC- frente a Naciones Unidas.

El plan contempla cinco líneas de acción; entre ellas, generar una oferta energética más resiliente al cambio climático, un transporte de energía mejor adaptado al fenómeno y un sector mejor preparado ante el aumento de demanda por el cambio climático.

No obstante, poco se avanzó en su ejecución. El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, explica que se conformó una mesa público-privada entre 2018 y 2020 integrada por asociaciones gremiales y empresas, para entender cómo la industria podría aumentar su resiliencia al cambio climático.

Y hoy, a la luz del nuevo escenario de cambio climático y megasequía que detalla el último informe del IPCC, el ministro señala que habrá una actualización del Plan de Adaptación del Sector Energético.

“Estamos trabajando para actualizar nuestro plan y fomentar un trabajo aún más cohesionado con el sector privado y otras instancias públicas, a efectos de poder enfrentar de mejor forma los impactos esperados de este fenómeno”, sostiene.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 17 de Agosto de 2021

DIARIO FINANCIERO – Ministerio de Energía revela que a la luz del informe de la ONU sobre cambio climático, está actualizando el Plan de Adaptación del Sector Energético, en tanto la industria enfrenta el fenómeno con adopción de tecnologías.

La semana pasada un reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, su sigla en inglés) de las Naciones Unidas advirtió que el calentamiento global se está acelerando, lo que podría prolongar la sequía y la disponibilidad de agua en la zona centro sur en Chile. Una situación que podría afectar a aquellas industrias que dependen del agua y de la estabilidad de clima para su operación, como el sector de la energía.

El presidente ejecutivo de Generadoras de Chile -gremio que reúne a las empresas generadoras y de transmisión- Claudio Seebach, señala que los principales impactos del cambio climático en la producción de energía, tienen que ver con la disponibilidad de agua y los eventos climáticos extremos, mientras que las redes de distribución podrían verse afectadas por los vientos, aluviones y caídas de árboles.

“El cambio climático tiene efectos más permanentes, menos agua, pero otro elemento es una mayor variación, más variabilidad inesperada, más elementos extremos”, dice Seebach.

A nivel de mitigación, es decir, de disminución de emisiones de gases de efecto invernadero el sector está avanzando en la descarbonización de la matriz energética y en el caso de la adaptación al cambio climático, está ejecutando una serie de acciones para asegurar la generación, la transmisión y la distribución de electricidad.

Seebach explica que en materia de generación, se ha implementado tecnología en los sistemas de almacenamiento de energía para tener redes más resilientes y seguras al clima; y en redes de monitoreo inalámbricas en las cuencas de algunos ríos, que entregan datos en línea de la humedad, temperatura, viento, densidad de la nieve, entre otros, que permiten determinar la disponibilidad de agua.

El ejecutivo adelanta que están trabajando en otras medidas, como la digitalización de los sistemas de generación y de las líneas de transmisión, para determinar sobreconsumo y evitar el riesgo de fallas, y en integrar los impactos del cambio climático a la planificación energética de largo plazo para que las redes tengan más seguridad en caso de fallas por eventos extremos de calor o por aluviones.

“En la planificación energética y los procesos de expansión de la transmisión hay que planificar una red, de modo tal, que considere estos eventos extremos”, dice.

Por parte de las distribuidoras eléctricas, el director ejecutivo de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, señala que la mayor recurrencia de eventos climáticos extremos, como temporales, aluviones e incendios forestales, han llevado a la industria de distribución eléctrica a adaptar su infraestructura, con “planes de acción permanentes de adaptación y resiliencia ante el cambio climático, lo que se ve reforzado con planes preventivos estacionales” afirma Castillo.

Esto se traduce en aspectos como la incorporación de tecnología de telecontrol, inspección de redes mediante drones, nuevas herramientas de servicio y sistemas de predicción meteorológica, entre otros.

Actualización del plan de adaptación

En 2018 se aprobó el Plan de Adaptación al Cambio Climático para el sector Energía, para el período 2018-2023, el que fue elaborado por el ministerio de Energía, el Ministerio del Medio Ambiente y organismos técnicos, para dar cumplimiento a los compromisos ambientales de Chile -las Contribuciones Nacionalmente Determinadas, NDC- frente a Naciones Unidas.

El plan contempla cinco líneas de acción; entre ellas, generar una oferta energética más resiliente al cambio climático, un transporte de energía mejor adaptado al fenómeno y un sector mejor preparado ante el aumento de demanda por el cambio climático.

No obstante, poco se avanzó en su ejecución. El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, explica que se conformó una mesa público-privada entre 2018 y 2020 integrada por asociaciones gremiales y empresas, para entender cómo la industria podría aumentar su resiliencia al cambio climático.

Y hoy, a la luz del nuevo escenario de cambio climático y megasequía que detalla el último informe del IPCC, el ministro señala que habrá una actualización del Plan de Adaptación del Sector Energético.

“Estamos trabajando para actualizar nuestro plan y fomentar un trabajo aún más cohesionado con el sector privado y otras instancias públicas, a efectos de poder enfrentar de mejor forma los impactos esperados de este fenómeno”, sostiene.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 17 de Agosto de 2021

TITULARES