Jueves, Junio 24, 2021

Las cifras de la ingeniería que ratifican el fuerte despegue de la inversión

DIARIO FINANCIERO – Como un año de clara recuperación de la velocidad de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), de la mano del esperado despertar de la inversión en el país -protagonista de sucesivas caídas anuales desde 2014- será recordado 2018. Así lo sugiere el aumento de 25% que exhibió el Índice de Actividad Económica de las Empresas de Ingeniería de Consulta en Chile (AIC) durante el tercer trimestre, comparado con igual lapso de 2017.

Termómetro de la cantidad de horas hombre requerida para la puesta en marcha y luego ejecución de distintos proyectos en el país, el resultado de la medición que realiza la Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería desde 1996 respondió principalmente al incremento que se observó en el terreno de la ingeniería de detalle (45%) y la gestión de la construcción e inspecciones (30%).

En ambos casos jugó un rol clave la actividad del sector público, que con alzas de 179% en el primero y 9% en el segundo, dio cuenta del despegue de la construcción, administración de contratos, gestión de adquisiciones e inspecciones de proyectos.

Pero tampoco el mundo privado se quedó muy atrás con avances de 23% y 43%, respectivamente.

Lo anterior permitió contrarrestar la baja de 1,3% que acusó la labor llamada pre inversional, es decir, la que se relaciona con estudios, auditoría, mercados, planificación, prefactibiliad y factibilidad, due diligence, investigaciones de campo.

Sin embargo, el descenso desaparece al observar el índice de medias móviles, el cual corrige por estacionalidad, explicó el gremio liderado por Francisco Martin. De hecho, al considerar una tendencia de largo plazo, se percibe un alza sostenida de un 6% en los últimos cuatro trimestres. Este comportamiento también se observa en la actividad de ingeniería de detalle y gestión de la construcción.

Al analizar la demanda por subsectores, la AIC nota que la minería lidera la recuperación de la economía con un 6% de crecimiento en el último año móvil. Le sigue con una tendencia positiva, aunque muy por debajo, las actividades de las empresas de ingeniería en infraestructura general.

Francisco Martin, presidente de la Asociación de Empresas
Consultoras de Ingeniería.

¿Qué se espera?

Al realizar una proyección de la variación del total de las horas hombres invertidas en proyectos de ingeniería, el reporte repara en la fuerte tendencia al alza en la actividad durante este año. No obstante, advierten que el ímpetu se corrige a la baja hacia 2020, para luego tender a variaciones cercanas a 0% hacia 2021.

Basado en este modelo, el gremio anticipa un quiebre de tendencia en el ritmo de crecimiento del PIB hacia principios de 2019 y variaciones oscilantes hacia 2021 con fluctuaciones entre 3% y 4%.

Así, a la expansión del Producto de 2,8% en el tercer trimestre, inferior al valor observado en el período inmediatamente anterior (5,3%), seguiría un ritmo de 2% en el lapso octubre-diciembre .

Esta tendencia iría acompañada de una formación bruta de capital fijo oscilante hacia 2021, previéndose que dentro de los próximo cuatro años la inversión se mantenga en niveles positivos y crecientes.

Así, se estima que la variación de la serie haya aumentado 5% en el último cuarto de este ejercicio, moderando la tendencia al alza que ya se verificó en el lapso julio-septiembre. En dicho período mejoró 7%, muy similar al resultado previo, aunque distante del alza de 3% con que se inició el año, que ya era una despedida de los descensos de años previos.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, jueves 27 de diciembre de 2018

DIARIO FINANCIERO – Como un año de clara recuperación de la velocidad de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), de la mano del esperado despertar de la inversión en el país -protagonista de sucesivas caídas anuales desde 2014- será recordado 2018. Así lo sugiere el aumento de 25% que exhibió el Índice de Actividad Económica de las Empresas de Ingeniería de Consulta en Chile (AIC) durante el tercer trimestre, comparado con igual lapso de 2017.

Termómetro de la cantidad de horas hombre requerida para la puesta en marcha y luego ejecución de distintos proyectos en el país, el resultado de la medición que realiza la Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería desde 1996 respondió principalmente al incremento que se observó en el terreno de la ingeniería de detalle (45%) y la gestión de la construcción e inspecciones (30%).

En ambos casos jugó un rol clave la actividad del sector público, que con alzas de 179% en el primero y 9% en el segundo, dio cuenta del despegue de la construcción, administración de contratos, gestión de adquisiciones e inspecciones de proyectos.

Pero tampoco el mundo privado se quedó muy atrás con avances de 23% y 43%, respectivamente.

Lo anterior permitió contrarrestar la baja de 1,3% que acusó la labor llamada pre inversional, es decir, la que se relaciona con estudios, auditoría, mercados, planificación, prefactibiliad y factibilidad, due diligence, investigaciones de campo.

Sin embargo, el descenso desaparece al observar el índice de medias móviles, el cual corrige por estacionalidad, explicó el gremio liderado por Francisco Martin. De hecho, al considerar una tendencia de largo plazo, se percibe un alza sostenida de un 6% en los últimos cuatro trimestres. Este comportamiento también se observa en la actividad de ingeniería de detalle y gestión de la construcción.

Al analizar la demanda por subsectores, la AIC nota que la minería lidera la recuperación de la economía con un 6% de crecimiento en el último año móvil. Le sigue con una tendencia positiva, aunque muy por debajo, las actividades de las empresas de ingeniería en infraestructura general.

Francisco Martin, presidente de la Asociación de Empresas
Consultoras de Ingeniería.

¿Qué se espera?

Al realizar una proyección de la variación del total de las horas hombres invertidas en proyectos de ingeniería, el reporte repara en la fuerte tendencia al alza en la actividad durante este año. No obstante, advierten que el ímpetu se corrige a la baja hacia 2020, para luego tender a variaciones cercanas a 0% hacia 2021.

Basado en este modelo, el gremio anticipa un quiebre de tendencia en el ritmo de crecimiento del PIB hacia principios de 2019 y variaciones oscilantes hacia 2021 con fluctuaciones entre 3% y 4%.

Así, a la expansión del Producto de 2,8% en el tercer trimestre, inferior al valor observado en el período inmediatamente anterior (5,3%), seguiría un ritmo de 2% en el lapso octubre-diciembre .

Esta tendencia iría acompañada de una formación bruta de capital fijo oscilante hacia 2021, previéndose que dentro de los próximo cuatro años la inversión se mantenga en niveles positivos y crecientes.

Así, se estima que la variación de la serie haya aumentado 5% en el último cuarto de este ejercicio, moderando la tendencia al alza que ya se verificó en el lapso julio-septiembre. En dicho período mejoró 7%, muy similar al resultado previo, aunque distante del alza de 3% con que se inició el año, que ya era una despedida de los descensos de años previos.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, jueves 27 de diciembre de 2018

TITULARES

X