Lunes, Abril 22, 2024

La receta del exsecretario del Tesoro de Estados Unidos para modernizar el capitalismo tras la crisis del coronavirus

PULSO –  En Estados Unidos y su modelo económico parecen estar viviendo momentos cruciales. “Esta crisis pondrá a prueba nuestro sistema político, nuestra determinación, nuestro patriotismo y nuestra disposición a sacrificarnos por el bien común”, señala Henry Paulson, ex secretario del Tesoro. Quien junto a Tim Geither y Ben Bernanke diseñaron el paquete de rescate para superar la crisis financiera, advierte que la pandemia ha dejado al descubierto la desigualdad y la enorme cantidad de gente que vive de lo que gana el mes en EEUU.

En ese marco, conservando lo que él denomina como “dinamismo mágico del capitalismo”, llama a reestructurar las políticas. “Cuando comience la recuperación, las políticas que adoptemos serán más importantes que la crisis del coronavirus en sí misma para determinar la prosperidad económica de generaciones de estadounidenses y la efectividad del sistema político y el liderazgo global de los Estados Unidos, ambos arraigados en fuerza económica”, señala Paulson en una columna en The Washington Post.

En ese marco llama a “modernizar y adaptar el capitalismo”, detallando los “7 principios para una economía post coronavirus”, que se deben considerar tanto a nivel de autoridades como de inversionistas.

Para un futuro próspero

En primer lugar, consigna la incapacidad de ahorrar de millones de hogares estadounidenses. “Cuando los trabajadores como los del sector hotelero tienen un ingreso promedio anual de solo US$20.000, las conferencias sobre la necesidad de ahorrar son ineficaces”, ejemplifica el jefe de las finanzas del gobierno de George Bush.

En ese marco, llama a desarrollar un modelo económico que proteja a los más necesitados, lo cual entiende por “mejorar significativamente nuestra red de seguridad social” e implementar “un sistema más robusto de ingresos suplementarios y asistencia mensual de alimentos, alquiler y seguro médico”.

Luego Paulson apunta a desarrollar una infraestructura de vanguardia, no sólo pensando en la mejora de carreteras y puentes, sino que también con inversiones en el área digital. “Es hora de un Plan Marshall nacional moderno que incluya inversiones masivas del gobierno y privadas para reconstruir y crear la infraestructura del futuro”, indica la ex autoridad, destacando que un programa de esa naturaleza podría ser crucial para impulsar la recuperación, con efecto de envergadura en empleos y en el mercado.

Pero esa infraestructura sin un capital humano a la altura es insuficiente. Por eso, en su tercer punto indica que Estados Unidos debe “comprometer más dinero y recursos públicos para apoyar a las instituciones de educación superior y fomentar una fuerza laboral que tenga las habilidades para ser innovadores, creadores de negocios y creadores de empleo”. En este punto también llama a atraer a los mejores talentos del extranjero, con las políticas de migración que así lo permitan.

Paulson también llama a terminar con prácticas proteccionistas, generando más redes de suministro en lugar de aislar al país. Además subraya al cuidado del medioambiente como fuente de prosperidad, más aún considerando que es fácil anticipar que el cambio climático puede conducir a otras crisis relevantes.

Por la senda capitalista

En su sexto punto, Paulson deja claro su compromiso con el capitalismo. “Los mercados de capitales, que van desde firmas de capital de riesgo hasta los principales bancos mundiales y administradores de activos, facilitan el crecimiento económico al financiar negocios que crean empleos y apoyan a las familias estadounidenses”, indica. En base a esto, llama a “nutrir los mercados de capitales de mejor clase, con un régimen regulatorio y de supervisión que garantice la estabilidad financiera”.

Finalmente, considera de suma importancia que EEUU se haga cargo de un creciente problema, el endeudamiento, que podría “paralizar la capacidad de lograr prosperidad a largo plazo”. En ese marco, considera crucial que superada la crisis se trabaje en su disminución, para lo cual toma distancia de la visión republicana, llamando a la revisión del sistema tributario, con más aportes de los estadounidenses más ricos.

Para Paulson, teniendo en cuenta esos siete principios su país podrá evitar “los horrores de la Gran Depresión”.

Fuente: Pulso, Lunes 13 de Abril de 2020

PULSO –  En Estados Unidos y su modelo económico parecen estar viviendo momentos cruciales. “Esta crisis pondrá a prueba nuestro sistema político, nuestra determinación, nuestro patriotismo y nuestra disposición a sacrificarnos por el bien común”, señala Henry Paulson, ex secretario del Tesoro. Quien junto a Tim Geither y Ben Bernanke diseñaron el paquete de rescate para superar la crisis financiera, advierte que la pandemia ha dejado al descubierto la desigualdad y la enorme cantidad de gente que vive de lo que gana el mes en EEUU.

En ese marco, conservando lo que él denomina como “dinamismo mágico del capitalismo”, llama a reestructurar las políticas. “Cuando comience la recuperación, las políticas que adoptemos serán más importantes que la crisis del coronavirus en sí misma para determinar la prosperidad económica de generaciones de estadounidenses y la efectividad del sistema político y el liderazgo global de los Estados Unidos, ambos arraigados en fuerza económica”, señala Paulson en una columna en The Washington Post.

En ese marco llama a “modernizar y adaptar el capitalismo”, detallando los “7 principios para una economía post coronavirus”, que se deben considerar tanto a nivel de autoridades como de inversionistas.

Para un futuro próspero

En primer lugar, consigna la incapacidad de ahorrar de millones de hogares estadounidenses. “Cuando los trabajadores como los del sector hotelero tienen un ingreso promedio anual de solo US$20.000, las conferencias sobre la necesidad de ahorrar son ineficaces”, ejemplifica el jefe de las finanzas del gobierno de George Bush.

En ese marco, llama a desarrollar un modelo económico que proteja a los más necesitados, lo cual entiende por “mejorar significativamente nuestra red de seguridad social” e implementar “un sistema más robusto de ingresos suplementarios y asistencia mensual de alimentos, alquiler y seguro médico”.

Luego Paulson apunta a desarrollar una infraestructura de vanguardia, no sólo pensando en la mejora de carreteras y puentes, sino que también con inversiones en el área digital. “Es hora de un Plan Marshall nacional moderno que incluya inversiones masivas del gobierno y privadas para reconstruir y crear la infraestructura del futuro”, indica la ex autoridad, destacando que un programa de esa naturaleza podría ser crucial para impulsar la recuperación, con efecto de envergadura en empleos y en el mercado.

Pero esa infraestructura sin un capital humano a la altura es insuficiente. Por eso, en su tercer punto indica que Estados Unidos debe “comprometer más dinero y recursos públicos para apoyar a las instituciones de educación superior y fomentar una fuerza laboral que tenga las habilidades para ser innovadores, creadores de negocios y creadores de empleo”. En este punto también llama a atraer a los mejores talentos del extranjero, con las políticas de migración que así lo permitan.

Paulson también llama a terminar con prácticas proteccionistas, generando más redes de suministro en lugar de aislar al país. Además subraya al cuidado del medioambiente como fuente de prosperidad, más aún considerando que es fácil anticipar que el cambio climático puede conducir a otras crisis relevantes.

Por la senda capitalista

En su sexto punto, Paulson deja claro su compromiso con el capitalismo. “Los mercados de capitales, que van desde firmas de capital de riesgo hasta los principales bancos mundiales y administradores de activos, facilitan el crecimiento económico al financiar negocios que crean empleos y apoyan a las familias estadounidenses”, indica. En base a esto, llama a “nutrir los mercados de capitales de mejor clase, con un régimen regulatorio y de supervisión que garantice la estabilidad financiera”.

Finalmente, considera de suma importancia que EEUU se haga cargo de un creciente problema, el endeudamiento, que podría “paralizar la capacidad de lograr prosperidad a largo plazo”. En ese marco, considera crucial que superada la crisis se trabaje en su disminución, para lo cual toma distancia de la visión republicana, llamando a la revisión del sistema tributario, con más aportes de los estadounidenses más ricos.

Para Paulson, teniendo en cuenta esos siete principios su país podrá evitar “los horrores de la Gran Depresión”.

Fuente: Pulso, Lunes 13 de Abril de 2020

TITULARES