Lunes, Mayo 27, 2024

La necesidad de resolver el problema del estrés hídrico en Chile

DIARIO CONCEPCIÓN – El agua, desde hace mucho tiempo, es un tema importante para todas las naciones, sobre todo considerando aspectos como la sequía y la escasez que son cada vez mayores en buena parte del planeta. Y en Chile, un reciente estudio de Aqueduct Water Risk Atlas entregó un dato que se debe considerar con urgencia: nuestro país se ubica en el lugar 16 a nivel mundial en la medición del estrés hídrico.

En ese panorama, resulta muy importante reconocer el valor del agua y aprender de ella, que todos y todas sepamos cómo nuestro país está siendo tan presionado por el cambio climático. Y en el territorio nacional hay un espacio que se ha denominado como crítico, entre Coquimbo y Biobío, zonas apuntadas por el World Resources Institute.

La Dra. Gladys Vidal Sáez, directora del Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y la Minería (Crhiam), afirmó que “Coquimbo está en una situación muy crítica, porque básicamente bajaron mucho las napas freáticas y evidentemente los embalses. Debiéramos considerar cómo el ciclo del agua cambió en esta parte del territorio, desde Coquimbo hasta Concepción. En vez de gestionar la oferta del agua, porque oferta tenemos mucha menos, lo que tenemos que gestionar es la demanda”.

En esta realidad, la profesional apunta a la necesidad de establecer un cambio de paradigma:no es posible seguir con el mismo uso de agua en la minería, agricultura o a nivel domiciliario. “Debiéramos proyectar a un alto nivel el uso de agua desalinizada, que dicha agua entre al ciclo del agua dulce, pero no solo para la industria, sino también para la ciudad. Esto se denomina desalinización multipropósito. Una vez que sale de nuestras casas, esa agua no puede ser descargada a ríos, sino que tiene que implementarse tecnología de tratamiento, de tal manera que la reusemos”, afirmó Vidal.

La académica también destacó que “uno puede entregar la evidencia científica, pero está en manos de las autoridades políticas cómo tienen que perfilar la institucionalidad. Pero es claro que tiene que haber un ente coordinador fuerte, como es lo que sucede con el manejo de agua en Israel. En Chile tenemos más de 40 instancias institucionales que tienen que ver con el agua y eso es demasiado”. Por ello, un desafío prioritario es generar un organismo que pueda llevar adelante esta tarea.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Jueves 02 de Mayo de 2024

DIARIO CONCEPCIÓN – El agua, desde hace mucho tiempo, es un tema importante para todas las naciones, sobre todo considerando aspectos como la sequía y la escasez que son cada vez mayores en buena parte del planeta. Y en Chile, un reciente estudio de Aqueduct Water Risk Atlas entregó un dato que se debe considerar con urgencia: nuestro país se ubica en el lugar 16 a nivel mundial en la medición del estrés hídrico.

En ese panorama, resulta muy importante reconocer el valor del agua y aprender de ella, que todos y todas sepamos cómo nuestro país está siendo tan presionado por el cambio climático. Y en el territorio nacional hay un espacio que se ha denominado como crítico, entre Coquimbo y Biobío, zonas apuntadas por el World Resources Institute.

La Dra. Gladys Vidal Sáez, directora del Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y la Minería (Crhiam), afirmó que “Coquimbo está en una situación muy crítica, porque básicamente bajaron mucho las napas freáticas y evidentemente los embalses. Debiéramos considerar cómo el ciclo del agua cambió en esta parte del territorio, desde Coquimbo hasta Concepción. En vez de gestionar la oferta del agua, porque oferta tenemos mucha menos, lo que tenemos que gestionar es la demanda”.

En esta realidad, la profesional apunta a la necesidad de establecer un cambio de paradigma:no es posible seguir con el mismo uso de agua en la minería, agricultura o a nivel domiciliario. “Debiéramos proyectar a un alto nivel el uso de agua desalinizada, que dicha agua entre al ciclo del agua dulce, pero no solo para la industria, sino también para la ciudad. Esto se denomina desalinización multipropósito. Una vez que sale de nuestras casas, esa agua no puede ser descargada a ríos, sino que tiene que implementarse tecnología de tratamiento, de tal manera que la reusemos”, afirmó Vidal.

La académica también destacó que “uno puede entregar la evidencia científica, pero está en manos de las autoridades políticas cómo tienen que perfilar la institucionalidad. Pero es claro que tiene que haber un ente coordinador fuerte, como es lo que sucede con el manejo de agua en Israel. En Chile tenemos más de 40 instancias institucionales que tienen que ver con el agua y eso es demasiado”. Por ello, un desafío prioritario es generar un organismo que pueda llevar adelante esta tarea.

Ver artículo

Fuente: Diario Concepción, Jueves 02 de Mayo de 2024

TITULARES