Miércoles, Agosto 4, 2021

La estrategia del sector público para reactivar la construcción

DIARIO FINANCIERO – Las carteras de Obras Públicas (MOP) y Vivienda (Minvu) serán las que más invertirán recursos para la recuperación del empleo y de la actividad de la industria, con cerca de US$ 3 mil millones por parte del MOP y US$ 1.400 millones en el caso del Minvu.
La propagación de la pandemia en el país ha impactado en distintos niveles a casi todas las industrias, y el rubro inmobiliario no ha sido la excepción. Aunque la incipiente reapertura ha comenzado a reactivar las inversiones, el sector construcción aún no ha retomado totalmente su actividad. Por eso, el Plan “Paso a paso, Chile se recupera”, anunciado por el presidente Sebastián Piñera el pasado 16 de agosto y que contempla una inversión pública de US$ 34.000 millones para el período 2020-2022, también busca dar un impulso a esta industria, una de las que genera mayor cantidad de empleos en el país.
Del monto total, US$ 4.500 millones corresponden a recursos adicionales que provendrán del Fondo Covid y que estarán destinados a financiar iniciativas de los ministerios de Obras Públicas (MOP), Transportes y Telecomunicaciones, Vivienda y Urbanismo (Minvu) y Agricultura.
Estos fondos consideran la creación de 250 mil empleos en un total de 2.544 proyectos que incluyen carreteras, viviendas, puertos, aeropuertos y obras hidráulicas, entre otras, con lo que se espera que la inversión pública aumente en 30% para 2021, junto con promover inversiones privadas por más de US$ 1.200 millones.
La apuesta del MOP
La cartera que contará con la mayor tajada de estos fondos es el MOP, con casi US$ 3 mil millones, “recursos que representan un monto muy significativo, porque implican que para 2021 aumentaremos en un 50% la inversión que ha venido haciendo el ministerio año a año durante la última década, con cerca de US$ 1.300 millones extra”, grafica el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno.
La mayor parte de esta inversión estará destinada a proyectos de vialidad, donde destacan 7.500 kilómetros de pavimentación y construcción de caminos, y la rehabilitación y construcción de 150 puentes, así como a la obra pública de 10 aeropuertos y aeródromos a lo largo del país.
Entre los distintos ministerios publicarán cerca de 150 licitaciones en una primera fase, por más de $ 100 mil millones. En el caso del MOP, “la idea es que este año se llegue a tener en ejecución más de US$ 400 millones y el próximo año llegar a los US$ 1.300 millones”, adelanta Moreno.
En paralelo, el MOP prepara sus propias medidas para apoyar la reactivación del sector construcción. Por ejemplo, cambios en las normas de contratación de obra pública, “de tal manera que los plazos sean más reducidos para que el efecto de estos planes se produzca más rápido”, explica el ministro. También trabajan en aumentar las licitaciones de nuevas concesiones para llegar a US$ 2.800 millones este año, “por sobre el promedio de US$ 900 millones que Chile viene haciendo en la última década”. El foco estará en la licitación de 18 hospitales y la construcción de cinco autopistas a lo largo del país.
Por último, adicionarán recursos por unos US$ 500 millones a obras concesionadas que requieren mejorar sus estándares, como pasarelas, terceras pistas y túneles.
Las cartas del Minvu
Detrás del MOP asoma el Minvu con la mayor cantidad de recursos asignados, cartera que contará con un presupuesto adicional de US$ 1.378 millones, entre subsidios habitacionales y obras urbanas.
De esa cifra, US$ 1.246 millones estarán destinados a subsidios habitacionales y US$ 132 millones a proyectos de pavimentación, reposición de veredas y otros de rápida ejecución.
“El foco está puesto en la generación de empleos, en el apoyo a las PYME, en la inversión pública y en destrabar trámites burocráticos, que son los cuatro pilares de este plan de recuperación. Desde el Minvu, en el giro que tiene que ver con la construcción de viviendas, con la generación de subsidios tan relevantes como el Subsidio de Arriendo que lanzó el presidente en julio”, acota el ministro del ramo, Felipe Ward.
Este sector -que tiene la mayor movilización de inversión privada, con cerca de US$ 666 millones- trabaja también en medidas adicionales, con un plan que, junto al Fondo Covid, suman una inversión total de US$ 3.482 millones para invertir en construcción, adquisición, arriendo y mejoramiento de viviendas, junto con leasing habitacional.
“Estamos hablando, en el caso del Ministerio de Vivienda, de más de US$ 1.300 millones para tener más de 400 mil soluciones habitacionales. Nos parece fundamental trabajar en el déficit cuantitativo, es decir las viviendas que faltan en Chile; en el déficit cualitativo, mejorar las viviendas actuales en techumbres, alcantarillados y una serie de factores que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas que viven en ellas”, explica Ward.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 25 de Agosto de 2020

DIARIO FINANCIERO – Las carteras de Obras Públicas (MOP) y Vivienda (Minvu) serán las que más invertirán recursos para la recuperación del empleo y de la actividad de la industria, con cerca de US$ 3 mil millones por parte del MOP y US$ 1.400 millones en el caso del Minvu.
La propagación de la pandemia en el país ha impactado en distintos niveles a casi todas las industrias, y el rubro inmobiliario no ha sido la excepción. Aunque la incipiente reapertura ha comenzado a reactivar las inversiones, el sector construcción aún no ha retomado totalmente su actividad. Por eso, el Plan “Paso a paso, Chile se recupera”, anunciado por el presidente Sebastián Piñera el pasado 16 de agosto y que contempla una inversión pública de US$ 34.000 millones para el período 2020-2022, también busca dar un impulso a esta industria, una de las que genera mayor cantidad de empleos en el país.
Del monto total, US$ 4.500 millones corresponden a recursos adicionales que provendrán del Fondo Covid y que estarán destinados a financiar iniciativas de los ministerios de Obras Públicas (MOP), Transportes y Telecomunicaciones, Vivienda y Urbanismo (Minvu) y Agricultura.
Estos fondos consideran la creación de 250 mil empleos en un total de 2.544 proyectos que incluyen carreteras, viviendas, puertos, aeropuertos y obras hidráulicas, entre otras, con lo que se espera que la inversión pública aumente en 30% para 2021, junto con promover inversiones privadas por más de US$ 1.200 millones.
La apuesta del MOP
La cartera que contará con la mayor tajada de estos fondos es el MOP, con casi US$ 3 mil millones, “recursos que representan un monto muy significativo, porque implican que para 2021 aumentaremos en un 50% la inversión que ha venido haciendo el ministerio año a año durante la última década, con cerca de US$ 1.300 millones extra”, grafica el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno.
La mayor parte de esta inversión estará destinada a proyectos de vialidad, donde destacan 7.500 kilómetros de pavimentación y construcción de caminos, y la rehabilitación y construcción de 150 puentes, así como a la obra pública de 10 aeropuertos y aeródromos a lo largo del país.
Entre los distintos ministerios publicarán cerca de 150 licitaciones en una primera fase, por más de $ 100 mil millones. En el caso del MOP, “la idea es que este año se llegue a tener en ejecución más de US$ 400 millones y el próximo año llegar a los US$ 1.300 millones”, adelanta Moreno.
En paralelo, el MOP prepara sus propias medidas para apoyar la reactivación del sector construcción. Por ejemplo, cambios en las normas de contratación de obra pública, “de tal manera que los plazos sean más reducidos para que el efecto de estos planes se produzca más rápido”, explica el ministro. También trabajan en aumentar las licitaciones de nuevas concesiones para llegar a US$ 2.800 millones este año, “por sobre el promedio de US$ 900 millones que Chile viene haciendo en la última década”. El foco estará en la licitación de 18 hospitales y la construcción de cinco autopistas a lo largo del país.
Por último, adicionarán recursos por unos US$ 500 millones a obras concesionadas que requieren mejorar sus estándares, como pasarelas, terceras pistas y túneles.
Las cartas del Minvu
Detrás del MOP asoma el Minvu con la mayor cantidad de recursos asignados, cartera que contará con un presupuesto adicional de US$ 1.378 millones, entre subsidios habitacionales y obras urbanas.
De esa cifra, US$ 1.246 millones estarán destinados a subsidios habitacionales y US$ 132 millones a proyectos de pavimentación, reposición de veredas y otros de rápida ejecución.
“El foco está puesto en la generación de empleos, en el apoyo a las PYME, en la inversión pública y en destrabar trámites burocráticos, que son los cuatro pilares de este plan de recuperación. Desde el Minvu, en el giro que tiene que ver con la construcción de viviendas, con la generación de subsidios tan relevantes como el Subsidio de Arriendo que lanzó el presidente en julio”, acota el ministro del ramo, Felipe Ward.
Este sector -que tiene la mayor movilización de inversión privada, con cerca de US$ 666 millones- trabaja también en medidas adicionales, con un plan que, junto al Fondo Covid, suman una inversión total de US$ 3.482 millones para invertir en construcción, adquisición, arriendo y mejoramiento de viviendas, junto con leasing habitacional.
“Estamos hablando, en el caso del Ministerio de Vivienda, de más de US$ 1.300 millones para tener más de 400 mil soluciones habitacionales. Nos parece fundamental trabajar en el déficit cuantitativo, es decir las viviendas que faltan en Chile; en el déficit cualitativo, mejorar las viviendas actuales en techumbres, alcantarillados y una serie de factores que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas que viven en ellas”, explica Ward.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Martes 25 de Agosto de 2020

TITULARES

X