Domingo, Abril 2, 2023

La crisis de la basura que amenaza a la Provincia de Linares

EL HERALDO – La crisis sanitaria producto de la basura, es un tema cada vez más tangible en el sur de Chile. La falta de infraestructura para el tratamiento de desechos está, poco a poco, desbordando la capacidad de los rellenos de aquellos municipios que se prestan a colaborar con otras regiones en esta causa.

Son varias las localidades que, al no contar con rellenos sanitarios cerca, obligan a los camiones de las distintas empresas a recorrer cientos de kilómetros para llevar las cargas de basura y retornar a su punto de origen. Como lo consigna el portal País Circular el caso más extremo es el de Ancud, en la que su flota debe trasladarse alrededor de 1200 kilómetros, por tierra y cuatro veces por semana, hasta el relleno sanitario Laguna Verde en Los Ángeles, lugar de disposición final.

Además de la planta mencionada, la Región del Biobío cuenta con tres alternativas más: Intercomunal Arauco-Curanilahue, que por su capacidad también recibe basura de otros puntos; y dos que tienen grandes problemas: relleno sanitario Cemarc, en la comuna de Penco, que se encuentra a la espera de la resolución de calificación ambiental para la ampliación de su infraestructura, e Hidronor, que dejará de operar a fines de marzo de 2023, hecho que afectará a 12 comunas del Gran Concepción.

Este es solo un ejemplo de la problemática que están generando diversos rellenos en la zona, abarcando distintas áreas y problemáticas, desde la nula infraestructura con relación a la revalorización de desechos, pasando por la escasez de políticas públicas, hasta la falta de articulación entre los distintos sectores involucrados.

¿Qué pasa con la Provincia de Linares?

Actualmente, la Provincia de Linares no cuenta con un Lugar de Disposición Final autorizado, debiendo trasladar sus residuos a la Provincia de Talca, con el evidente Sobrecosto Económico y Pérdida de Eficiencia Operacional en los Servicios de Recolección de Residuos Domiciliarios para cada una de las 8 comunas de la provincia, producto de que gran parte de ellas se encuentra a más de 50 kilómetros del relleno sanitario más cercano y en algunos casos casi 100 kilómetros, con lo cual los trayectos oscilan entre los 100 y 200 kilómetros totales por cada traslado de 1 camión recolector de RSD.
La situación hace que sea urgente la instalación de más centros de manejos de residuos en el sur del país, para así subirse al carro de la economía circular, donde la reutilización y reciclaje es mandatorio.

Es en este contexto es que nace el proyecto Centro de Manejo De Residuos Piedra Larga, que está diseñado para recibir más de 10 mil toneladas de residuos mensuales generados en la provincia de Linares, Región del Maule. Las comunas que podrían beneficiarse con este centro son: Linares, Yerbas Buenas, Villa Alegre, San Javier, Longaví, Parral, Retiro y Colbún.

El proyecto está elaborado sobre la base de criterios técnicos medioambientales, disposiciones y requerimientos gubernamentales, y está pensado para abastecer de servicio al sector por los próximos 20 años.

Además de aportar al tratamiento de los residuos, el Centro de Manejo De Residuos Piedra Larga, quiere también apuntar al desarrollo y nuevas oportunidades para las comunidades, reducción de costos municipales, competitividad del sector, mercado de trabajo calificado y no calificado, y participación ciudadana, en distintas instancias y actividades que involucren a la gente.

“Entendemos que frente a este tipo de proyectos surgen muchas preguntas, así como mitos infundados, del impacto. Lo cierto es que todas las personas generan basura, y debemos hacernos cargo de ello. Muchos actores infunden temor asociando la construcción de un relleno sanitario a una zona de sacrificio, pero es absolutamente falso, ya que las normativas ambientales son súper rigurosas en este sentido, las tecnologías para el tratamiento de los residuos domiciliarios avanza de manera permanente, pero además, las empresas como nosotros, tenemos un compromiso con el medio ambiente, las comunidades donde operamos, para transformarnos en aliados estratégicos”, explica Elvis Bojórquez, encargado del proyecto Centro de Manejo De Residuos Piedra Larga.

Actualmente se están realizando las mejoras sugeridas por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de manera de reingresarlo al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) para que siga el curso natural de evaluación.

¿De qué manera impactará el proyecto en la Provincia de Linares?

De acuerdo con la información entregada por el profesional a cargo del proyecto, “tenemos una responsabilidad hacia la comunidad en informar y resolver las dudas, que legítimas todas, aparecen frente a este tipo de proyectos. Y esperamos también que estén disponibles para ello, ya que el problema de la basura es de todos, y frente a eso, las autoridades locales no pueden hacer la vista gorda resolviendo el problema mandando sus desechos a otra provincia”.

Lo que debes saber del proyecto:

● Contar con un centro de tratamiento final de residuos en la Provincia de Linares reducirá el gasto público para este propósito. Solo en traslado, las comunas de Villa Alegre, Yerbas Buenas, Linares y San Javier podrían ahorrar más de un 40% del pago por los servicios de recolección, asociado al uso del transporte de basura a otros centros que se encuentran hasta más de 50 km de distancia. En tanto las comunas de Retiro, Parral y Longaví pueden ahorrar un mayor porcentaje debido a que los rellenos sanitarios más cercanos se encuentran a más de 100 km de distancia.
● Tanto los olores, los ruidos o los vectores son estrictamente controlados, a través de la fiscalización de diversos organismos gubernamentales, pero además, desde el diseño del proyecto, ese cuidado está incorporado. De hecho, el proyecto considera realizar constantes estudios de medición de olores para determinar el grado de molestia que pueden ocasionar ciertos olores a la población de acuerdo con disposiciones para el control de aromas.
● Los centros de manejo de residuos o rellenos sanitarios suponen nuevas oportunidades para la región donde se instalan. La experiencia ha demostrado que de la mano del relleno sanitario, vienen nuevas oportunidades de crecimiento por las ofertas de trabajo; hay mayor interés para la inversión del sector privado, y la razón de ello es que las industrias, para acreditarse de acuerdo a los tratados internacionales, deben disponer de sus residuos de manera segura y con la CERTIFICACIÓN DEL DESTINO FINAL DE RESIDUOS EN UN LUGAR AUTORIZADO. Esto hace que lleguen a lugares cercanos al relleno y, esto a su vez, hace que aumente la demanda.
● No es lo mismo hablar de un relleno sanitario que un vertedero. El primero es la solución más eficiente y con menos impacto utilizada en el mundo, además de ser la tecnología autorizada legalmente. Se encarga de recibir los desechos y residuos sólidos, los que pasan por un proceso de tratamiento de altas tecnologías cumpliendo con las normas sanitarias y ambientales que hacen posible que se genere la menor cantidad de contaminantes, problemas ambientales y de salud humana. Mientras que el vertedero es un botadero, sin ninguna fiscalización, siendo un riesgo para las comunidades. Este tipo de instalaciones (vertederos o basurales) no están autorizados por ley para funcionar desde el año 2008, en la práctica, en la región del Maule ya no existen este tipo de instalaciones.
Los profesionales encargados del proyecto llaman a la comunidad a informarse no sólo de las etapas, beneficios y procesos de manera, sino también a mirar de manera estratégica el futuro de la Provincia de Linares antes de que el problema de la basura en el sur del país, pase a ser una crisis sanitaria real.

Ver artículo

Fuente: El Heraldo, Domingo 19 de Febrero de 2023

EL HERALDO – La crisis sanitaria producto de la basura, es un tema cada vez más tangible en el sur de Chile. La falta de infraestructura para el tratamiento de desechos está, poco a poco, desbordando la capacidad de los rellenos de aquellos municipios que se prestan a colaborar con otras regiones en esta causa.

Son varias las localidades que, al no contar con rellenos sanitarios cerca, obligan a los camiones de las distintas empresas a recorrer cientos de kilómetros para llevar las cargas de basura y retornar a su punto de origen. Como lo consigna el portal País Circular el caso más extremo es el de Ancud, en la que su flota debe trasladarse alrededor de 1200 kilómetros, por tierra y cuatro veces por semana, hasta el relleno sanitario Laguna Verde en Los Ángeles, lugar de disposición final.

Además de la planta mencionada, la Región del Biobío cuenta con tres alternativas más: Intercomunal Arauco-Curanilahue, que por su capacidad también recibe basura de otros puntos; y dos que tienen grandes problemas: relleno sanitario Cemarc, en la comuna de Penco, que se encuentra a la espera de la resolución de calificación ambiental para la ampliación de su infraestructura, e Hidronor, que dejará de operar a fines de marzo de 2023, hecho que afectará a 12 comunas del Gran Concepción.

Este es solo un ejemplo de la problemática que están generando diversos rellenos en la zona, abarcando distintas áreas y problemáticas, desde la nula infraestructura con relación a la revalorización de desechos, pasando por la escasez de políticas públicas, hasta la falta de articulación entre los distintos sectores involucrados.

¿Qué pasa con la Provincia de Linares?

Actualmente, la Provincia de Linares no cuenta con un Lugar de Disposición Final autorizado, debiendo trasladar sus residuos a la Provincia de Talca, con el evidente Sobrecosto Económico y Pérdida de Eficiencia Operacional en los Servicios de Recolección de Residuos Domiciliarios para cada una de las 8 comunas de la provincia, producto de que gran parte de ellas se encuentra a más de 50 kilómetros del relleno sanitario más cercano y en algunos casos casi 100 kilómetros, con lo cual los trayectos oscilan entre los 100 y 200 kilómetros totales por cada traslado de 1 camión recolector de RSD.
La situación hace que sea urgente la instalación de más centros de manejos de residuos en el sur del país, para así subirse al carro de la economía circular, donde la reutilización y reciclaje es mandatorio.

Es en este contexto es que nace el proyecto Centro de Manejo De Residuos Piedra Larga, que está diseñado para recibir más de 10 mil toneladas de residuos mensuales generados en la provincia de Linares, Región del Maule. Las comunas que podrían beneficiarse con este centro son: Linares, Yerbas Buenas, Villa Alegre, San Javier, Longaví, Parral, Retiro y Colbún.

El proyecto está elaborado sobre la base de criterios técnicos medioambientales, disposiciones y requerimientos gubernamentales, y está pensado para abastecer de servicio al sector por los próximos 20 años.

Además de aportar al tratamiento de los residuos, el Centro de Manejo De Residuos Piedra Larga, quiere también apuntar al desarrollo y nuevas oportunidades para las comunidades, reducción de costos municipales, competitividad del sector, mercado de trabajo calificado y no calificado, y participación ciudadana, en distintas instancias y actividades que involucren a la gente.

“Entendemos que frente a este tipo de proyectos surgen muchas preguntas, así como mitos infundados, del impacto. Lo cierto es que todas las personas generan basura, y debemos hacernos cargo de ello. Muchos actores infunden temor asociando la construcción de un relleno sanitario a una zona de sacrificio, pero es absolutamente falso, ya que las normativas ambientales son súper rigurosas en este sentido, las tecnologías para el tratamiento de los residuos domiciliarios avanza de manera permanente, pero además, las empresas como nosotros, tenemos un compromiso con el medio ambiente, las comunidades donde operamos, para transformarnos en aliados estratégicos”, explica Elvis Bojórquez, encargado del proyecto Centro de Manejo De Residuos Piedra Larga.

Actualmente se están realizando las mejoras sugeridas por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de manera de reingresarlo al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) para que siga el curso natural de evaluación.

¿De qué manera impactará el proyecto en la Provincia de Linares?

De acuerdo con la información entregada por el profesional a cargo del proyecto, “tenemos una responsabilidad hacia la comunidad en informar y resolver las dudas, que legítimas todas, aparecen frente a este tipo de proyectos. Y esperamos también que estén disponibles para ello, ya que el problema de la basura es de todos, y frente a eso, las autoridades locales no pueden hacer la vista gorda resolviendo el problema mandando sus desechos a otra provincia”.

Lo que debes saber del proyecto:

● Contar con un centro de tratamiento final de residuos en la Provincia de Linares reducirá el gasto público para este propósito. Solo en traslado, las comunas de Villa Alegre, Yerbas Buenas, Linares y San Javier podrían ahorrar más de un 40% del pago por los servicios de recolección, asociado al uso del transporte de basura a otros centros que se encuentran hasta más de 50 km de distancia. En tanto las comunas de Retiro, Parral y Longaví pueden ahorrar un mayor porcentaje debido a que los rellenos sanitarios más cercanos se encuentran a más de 100 km de distancia.
● Tanto los olores, los ruidos o los vectores son estrictamente controlados, a través de la fiscalización de diversos organismos gubernamentales, pero además, desde el diseño del proyecto, ese cuidado está incorporado. De hecho, el proyecto considera realizar constantes estudios de medición de olores para determinar el grado de molestia que pueden ocasionar ciertos olores a la población de acuerdo con disposiciones para el control de aromas.
● Los centros de manejo de residuos o rellenos sanitarios suponen nuevas oportunidades para la región donde se instalan. La experiencia ha demostrado que de la mano del relleno sanitario, vienen nuevas oportunidades de crecimiento por las ofertas de trabajo; hay mayor interés para la inversión del sector privado, y la razón de ello es que las industrias, para acreditarse de acuerdo a los tratados internacionales, deben disponer de sus residuos de manera segura y con la CERTIFICACIÓN DEL DESTINO FINAL DE RESIDUOS EN UN LUGAR AUTORIZADO. Esto hace que lleguen a lugares cercanos al relleno y, esto a su vez, hace que aumente la demanda.
● No es lo mismo hablar de un relleno sanitario que un vertedero. El primero es la solución más eficiente y con menos impacto utilizada en el mundo, además de ser la tecnología autorizada legalmente. Se encarga de recibir los desechos y residuos sólidos, los que pasan por un proceso de tratamiento de altas tecnologías cumpliendo con las normas sanitarias y ambientales que hacen posible que se genere la menor cantidad de contaminantes, problemas ambientales y de salud humana. Mientras que el vertedero es un botadero, sin ninguna fiscalización, siendo un riesgo para las comunidades. Este tipo de instalaciones (vertederos o basurales) no están autorizados por ley para funcionar desde el año 2008, en la práctica, en la región del Maule ya no existen este tipo de instalaciones.
Los profesionales encargados del proyecto llaman a la comunidad a informarse no sólo de las etapas, beneficios y procesos de manera, sino también a mirar de manera estratégica el futuro de la Provincia de Linares antes de que el problema de la basura en el sur del país, pase a ser una crisis sanitaria real.

Ver artículo

Fuente: El Heraldo, Domingo 19 de Febrero de 2023

TITULARES