Domingo, Agosto 7, 2022

La Ciudad de 15 minutos gana el Premio Obel 2021

PLATAFORMA ARQUITECTURA – La teoría urbana de las ciudades de 15 minutos recibió el Premio Obel 2021 en reconocimiento a la potencialidad del concepto para crear entornos urbanos sostenibles y centrados en las personas. Acuñado por primera vez en 2016 por el profesor de la Sorbona, Carlos Moreno, el término define un modelo urbano altamente flexible que garantiza que todos los ciudadanos puedan acceder a las necesidades diarias a una distancia de 15 minutos, rompiendo así la hegemonía del automóvil y reintroduciendo las cualidades históricas de las ciudades en la planificación urbana contemporánea.

El concepto de ciudades de 15 minutos implica tener todos los servicios necesarios a un corto paseo en bicicleta o en transporte público. Esta estrategia descentraliza la economía local, de modo que cada barrio cuente con todos los aspectos de la vida urbana; desde los espacios de trabajo y los comercios, hasta el ocio, las zonas verdes y la vivienda. Los rasgos clave de esta teoría son la creación de un ritmo de ciudad basado en las necesidades humanas, el diseño de espacios polivalentes y la creación de una diversidad funcional que evite los desplazamientos a otros lugares para realizar actividades esenciales. Como parte del pensamiento de diseño urbano sostenible, el modelo ayuda a reducir el uso del automóvil y consecuentemente las emisiones de carbono, reduciendo de igual manera el tiempo de desplazamiento y generando más espacios públicos.

“Las ciudades son los sistemas más complejos creados por el ser humano. Y una de las características de un sistema complejo es la imposibilidad de predecir su evolución. Tenemos que considerar las ciudades como sistemas intrincados e imaginar nuevas formas de generar soluciones adaptables. Así es como he llegado a proponer la ciudad viva en lugar de la ciudad inteligente. Tenemos que abandonar esta idea de la ciudad controlada por la tecnología – Carlos Moreno”

La teoría que en un principio se consideró utópica, ganó adeptos durante la pandemia en la medida en que los responsables de la toma de decisiones empezaron a reconsiderar drásticamente las premisas que rigen la vida urbana. La red de ciudades C40 empezó a promover el concepto como estrategia de recuperación tras la pandemia, idea que ha calado en el ámbito de la política urbana con París dando pasos activos hacia la aplicación del modelo. El cambio urbano de la ciudad está encabezado por la alcaldesa Anne Hidalgo, que invitó a Moreno a participar del proceso. El modelo de las ciudades de 15 minutos, se ha adoptado también en otras ciudades como Houston, Milán, Bruselas, Valencia, Chengdu y Melbourne.

Con una formación en matemáticas, robótica e inteligencia artificial, Moreno desplazó su interés hacia otro sistema complejo; el entorno urbano. De esta manera, sus conocimientos previos le permitieron comprender cómo gestionar mejor las ciudades. Actualmente, el profesor estudia una nueva versión de la teoría en entornos de menor densidad, los territorios de 30 minutos.

En su tercera edición, el Premio Obel es un galardón que premia las contribuciones arquitectónicas excepcionales en el ámbito del desarrollo humano, ya sea en forma de un edificio, un plan maestro, un proyecto paisajístico, una teoría o una exposición. Cada año, el premio se centra en un tema concreto, siendo las “soluciones seminales para los retos de las ciudades” el tema de esta nueva versión. Los dos ganadores anteriores son el centro Anandaloy, diseñado por Anna Heringer, y el Jardín Acuático Art Biotop, de Junya Ishigami.

Ver artículo

Fuente: Plataforma Arquitectura, Jueves 28 de Octubre de 2021

PLATAFORMA ARQUITECTURA – La teoría urbana de las ciudades de 15 minutos recibió el Premio Obel 2021 en reconocimiento a la potencialidad del concepto para crear entornos urbanos sostenibles y centrados en las personas. Acuñado por primera vez en 2016 por el profesor de la Sorbona, Carlos Moreno, el término define un modelo urbano altamente flexible que garantiza que todos los ciudadanos puedan acceder a las necesidades diarias a una distancia de 15 minutos, rompiendo así la hegemonía del automóvil y reintroduciendo las cualidades históricas de las ciudades en la planificación urbana contemporánea.

El concepto de ciudades de 15 minutos implica tener todos los servicios necesarios a un corto paseo en bicicleta o en transporte público. Esta estrategia descentraliza la economía local, de modo que cada barrio cuente con todos los aspectos de la vida urbana; desde los espacios de trabajo y los comercios, hasta el ocio, las zonas verdes y la vivienda. Los rasgos clave de esta teoría son la creación de un ritmo de ciudad basado en las necesidades humanas, el diseño de espacios polivalentes y la creación de una diversidad funcional que evite los desplazamientos a otros lugares para realizar actividades esenciales. Como parte del pensamiento de diseño urbano sostenible, el modelo ayuda a reducir el uso del automóvil y consecuentemente las emisiones de carbono, reduciendo de igual manera el tiempo de desplazamiento y generando más espacios públicos.

“Las ciudades son los sistemas más complejos creados por el ser humano. Y una de las características de un sistema complejo es la imposibilidad de predecir su evolución. Tenemos que considerar las ciudades como sistemas intrincados e imaginar nuevas formas de generar soluciones adaptables. Así es como he llegado a proponer la ciudad viva en lugar de la ciudad inteligente. Tenemos que abandonar esta idea de la ciudad controlada por la tecnología – Carlos Moreno”

La teoría que en un principio se consideró utópica, ganó adeptos durante la pandemia en la medida en que los responsables de la toma de decisiones empezaron a reconsiderar drásticamente las premisas que rigen la vida urbana. La red de ciudades C40 empezó a promover el concepto como estrategia de recuperación tras la pandemia, idea que ha calado en el ámbito de la política urbana con París dando pasos activos hacia la aplicación del modelo. El cambio urbano de la ciudad está encabezado por la alcaldesa Anne Hidalgo, que invitó a Moreno a participar del proceso. El modelo de las ciudades de 15 minutos, se ha adoptado también en otras ciudades como Houston, Milán, Bruselas, Valencia, Chengdu y Melbourne.

Con una formación en matemáticas, robótica e inteligencia artificial, Moreno desplazó su interés hacia otro sistema complejo; el entorno urbano. De esta manera, sus conocimientos previos le permitieron comprender cómo gestionar mejor las ciudades. Actualmente, el profesor estudia una nueva versión de la teoría en entornos de menor densidad, los territorios de 30 minutos.

En su tercera edición, el Premio Obel es un galardón que premia las contribuciones arquitectónicas excepcionales en el ámbito del desarrollo humano, ya sea en forma de un edificio, un plan maestro, un proyecto paisajístico, una teoría o una exposición. Cada año, el premio se centra en un tema concreto, siendo las “soluciones seminales para los retos de las ciudades” el tema de esta nueva versión. Los dos ganadores anteriores son el centro Anandaloy, diseñado por Anna Heringer, y el Jardín Acuático Art Biotop, de Junya Ishigami.

Ver artículo

Fuente: Plataforma Arquitectura, Jueves 28 de Octubre de 2021

TITULARES

X