Lunes, Mayo 27, 2024

Jessica López: “Debieran incrementarse las iniciativas de desalación y (…) no podemos pensar en infraestructura duplicada”

EL DIARIO DE ATACAMA – Una intensa agenda desarrolló la titular del MOP, Jessica López, en la Región de Atacama durante miércoles y jueves. En su visita se reunió con el gobernador regional y distintas autoridades sectoriales, participó del Primer Congreso de Infraestructura Sustentable de la Región e inspeccionó obras en desarrollo en Caldera. El Diario de Atacama pudo conversar con la ministra López sobre las obras más relevantes para la región.

¿Sigue el plazo de licitación para este año de la doble vía Caldera-Antofagasta?

– Está dentro de nuestros proyectos a licitar durante el presente año, efectivamente. Es una obra muy grande en términos de los proyectos, son más de 400 y en general nuestros tramos en la Ruta 5 son de 200 kilómetros, pero como acá las extensiones son más grandes es un tramo más largo. Estamos en el compromiso de sacarlo a licitación durante el presente año y con el sueño de terminar la Panamericana de Arica hasta Quellón.

¿Y si la licitación sale este año para cuando se proyectan las obras?

– Es un proceso largo en realidad. Lo primero que hay que hacer después del proceso de licitación y adjudicación son todos los estudios ambientales, de participación ciudadana. Siempre en esos procesos los proyectos sufren cambios, de repente hay comunidades que nos convencen de que hay que cambiar el trazado, por ejemplo, cosas de esa naturaleza que hay que acoger. Tenemos por lo menos dos o tres años de estudio antes de iniciar las obras.

¿Hay alguna conexión en términos de proyecto entre la doble vía de Caldera a Antofagasta con la que va de Antofagasta a Iquique? ¿Son proyectos aparte, hay alguna priorización?

– La Ruta 5 es la Ruta 5 y el tramo siguiente es Antofagasta-Iquique y después Iquique hasta Chacalluta, en Arica. Son temas que tenemos que ir evaluando cada uno en su minuto: el hecho de que se vaya alejando siempre de la zona central de Chile hace que estos proyectos requieran de cada vez más apoyo de parte del Estado en términos de subsidio, entonces tenemos que ir realizándolos gradualmente, no es posible todo de una vez.

Hace unas semanas estuvo en Tokio presentando una cartera de proyectos a inversionistas de ese país. ¿Hay algún balance sobre ese viaje? ¿Hay algún proyecto en la Región de Atacama?

– No directamente, pero hay que decir que las empresas japonesas y coreanas tienen un interés muy grande en todo lo que tiene que ver con el agua, por lo que escucharon con mucha atención nuestros proyectos en ese sentido. Para este año tenemos el proyecto de licitar la desaladora para abastecer las ciudades de Coquimbo y La Serena, en concreto, pero tenemos que hacer una mirada mucho más grande a nivel de país para ver si vamos a necesitar más desaladoras, si vamos a necesitar eventualmente más embalses u otros mecanismos que nos permitan acopiar agua, con qué estrategias nos vamos a ir: si desaladoras más grandes y mucha conducción o desaladoras más chicas y más cantidad de ellas, no olvidemos que la industria minera tiene una gran cantidad de desalación a lo largo de toda la zona costera, en Antofagasta especialmente, pero en la medida que se va desarrollando la industria minera, y eso es lo que está sucediendo aquí, también debieran incrementarse las iniciativas de desalación también en esta región y yo creo que no podemos pensar en infraestructura duplicada, todos, sector público y privado tenemos que entrar en la conversación del agua en conjunto.

¿Hay algún avance con la nueva cárcel de Copiapó? ¿Va a ser con un modelo concesionado u otro?

– Va a ser con un modelo concesionado, está en la cartera de proyectos de este año.

Hace unas semanas participó en el anuncio del Plan para el Crecimiento de Liquidez de las Empresas de Obras Públicas que busca reactivar la economía y agilizar contratos. ¿Hay empresas de la Región de Atacama y del país que ya se hayan interesado en este plan?

– Lo que hacemos es sacar trabas y mejorar la relación con las empresas contratistas. Es importante para nosotros, nos permite ejecutar más fácil nuestra cartera de proyectos y también para las empresas contratistas que lo hacen en mejores condiciones. El otro aspecto súper importante es el financiero, sabemos que las empresas también recurren a los bancos, entonces hemos estado conversando mucho con BancoEstado respecto a como en conjunto apoyamos a las empresas para que el aspecto financiero de las obras sea más fluido: no podemos permitir es que el tema financiero que acompaña a todas las obras se transforme en un obstáculo para su desarrollo.

Ya ha pasado la mitad de la gestión de este gobierno ¿cuál es su evaluación de mitad de mandato en obras públicas?

– La infraestructura es uno de los elementos esenciales para cualquier país y en virtud de eso y del impacto en particular que tiene en esta coyuntura que las obras públicas fluyan, por el impacto que tienen en la actividad económica, el crecimiento y la generación de empleo, es que le hemos puesto mucho acelerador, todos los cambios de procedimiento que hemos hecho es para agilizar todo eso, entonces yo tengo una muy buena evaluación del trabajo que el ministerio ha hecho en el último año y espero sostener esa actividad, porque cuando voy a inaugurar un pavimento lo que eso significa para la gente que vive ahí, o cuando vamos a inaugurar un APR y lo que eso significa, que uno abre la llave y sale el agua dentro de la casa: puras cosas que más allá del cemento hacen más fácil la vida y más acorde a un país en vías de desarrollo que queremos alcanzar el desarrollo.

Fuente: El Diario de Atacama, Viernes 10 de Mayo de 2024

EL DIARIO DE ATACAMA – Una intensa agenda desarrolló la titular del MOP, Jessica López, en la Región de Atacama durante miércoles y jueves. En su visita se reunió con el gobernador regional y distintas autoridades sectoriales, participó del Primer Congreso de Infraestructura Sustentable de la Región e inspeccionó obras en desarrollo en Caldera. El Diario de Atacama pudo conversar con la ministra López sobre las obras más relevantes para la región.

¿Sigue el plazo de licitación para este año de la doble vía Caldera-Antofagasta?

– Está dentro de nuestros proyectos a licitar durante el presente año, efectivamente. Es una obra muy grande en términos de los proyectos, son más de 400 y en general nuestros tramos en la Ruta 5 son de 200 kilómetros, pero como acá las extensiones son más grandes es un tramo más largo. Estamos en el compromiso de sacarlo a licitación durante el presente año y con el sueño de terminar la Panamericana de Arica hasta Quellón.

¿Y si la licitación sale este año para cuando se proyectan las obras?

– Es un proceso largo en realidad. Lo primero que hay que hacer después del proceso de licitación y adjudicación son todos los estudios ambientales, de participación ciudadana. Siempre en esos procesos los proyectos sufren cambios, de repente hay comunidades que nos convencen de que hay que cambiar el trazado, por ejemplo, cosas de esa naturaleza que hay que acoger. Tenemos por lo menos dos o tres años de estudio antes de iniciar las obras.

¿Hay alguna conexión en términos de proyecto entre la doble vía de Caldera a Antofagasta con la que va de Antofagasta a Iquique? ¿Son proyectos aparte, hay alguna priorización?

– La Ruta 5 es la Ruta 5 y el tramo siguiente es Antofagasta-Iquique y después Iquique hasta Chacalluta, en Arica. Son temas que tenemos que ir evaluando cada uno en su minuto: el hecho de que se vaya alejando siempre de la zona central de Chile hace que estos proyectos requieran de cada vez más apoyo de parte del Estado en términos de subsidio, entonces tenemos que ir realizándolos gradualmente, no es posible todo de una vez.

Hace unas semanas estuvo en Tokio presentando una cartera de proyectos a inversionistas de ese país. ¿Hay algún balance sobre ese viaje? ¿Hay algún proyecto en la Región de Atacama?

– No directamente, pero hay que decir que las empresas japonesas y coreanas tienen un interés muy grande en todo lo que tiene que ver con el agua, por lo que escucharon con mucha atención nuestros proyectos en ese sentido. Para este año tenemos el proyecto de licitar la desaladora para abastecer las ciudades de Coquimbo y La Serena, en concreto, pero tenemos que hacer una mirada mucho más grande a nivel de país para ver si vamos a necesitar más desaladoras, si vamos a necesitar eventualmente más embalses u otros mecanismos que nos permitan acopiar agua, con qué estrategias nos vamos a ir: si desaladoras más grandes y mucha conducción o desaladoras más chicas y más cantidad de ellas, no olvidemos que la industria minera tiene una gran cantidad de desalación a lo largo de toda la zona costera, en Antofagasta especialmente, pero en la medida que se va desarrollando la industria minera, y eso es lo que está sucediendo aquí, también debieran incrementarse las iniciativas de desalación también en esta región y yo creo que no podemos pensar en infraestructura duplicada, todos, sector público y privado tenemos que entrar en la conversación del agua en conjunto.

¿Hay algún avance con la nueva cárcel de Copiapó? ¿Va a ser con un modelo concesionado u otro?

– Va a ser con un modelo concesionado, está en la cartera de proyectos de este año.

Hace unas semanas participó en el anuncio del Plan para el Crecimiento de Liquidez de las Empresas de Obras Públicas que busca reactivar la economía y agilizar contratos. ¿Hay empresas de la Región de Atacama y del país que ya se hayan interesado en este plan?

– Lo que hacemos es sacar trabas y mejorar la relación con las empresas contratistas. Es importante para nosotros, nos permite ejecutar más fácil nuestra cartera de proyectos y también para las empresas contratistas que lo hacen en mejores condiciones. El otro aspecto súper importante es el financiero, sabemos que las empresas también recurren a los bancos, entonces hemos estado conversando mucho con BancoEstado respecto a como en conjunto apoyamos a las empresas para que el aspecto financiero de las obras sea más fluido: no podemos permitir es que el tema financiero que acompaña a todas las obras se transforme en un obstáculo para su desarrollo.

Ya ha pasado la mitad de la gestión de este gobierno ¿cuál es su evaluación de mitad de mandato en obras públicas?

– La infraestructura es uno de los elementos esenciales para cualquier país y en virtud de eso y del impacto en particular que tiene en esta coyuntura que las obras públicas fluyan, por el impacto que tienen en la actividad económica, el crecimiento y la generación de empleo, es que le hemos puesto mucho acelerador, todos los cambios de procedimiento que hemos hecho es para agilizar todo eso, entonces yo tengo una muy buena evaluación del trabajo que el ministerio ha hecho en el último año y espero sostener esa actividad, porque cuando voy a inaugurar un pavimento lo que eso significa para la gente que vive ahí, o cuando vamos a inaugurar un APR y lo que eso significa, que uno abre la llave y sale el agua dentro de la casa: puras cosas que más allá del cemento hacen más fácil la vida y más acorde a un país en vías de desarrollo que queremos alcanzar el desarrollo.

Fuente: El Diario de Atacama, Viernes 10 de Mayo de 2024

TITULARES