Martes, Junio 15, 2021

Invertirán US$ 63 millones en nueva Ruta Andina entre Arica y Tarapacá

EL MERCURIO – Desde el lago Chungará a la Quebrada de Camarones se extenderá la nueva ruta de 128 kilómetros que, en medio del altiplano nortino, cruzará la provincia de Parinacota, en la Región de Arica, hasta el límite con la vecina Tarapacá.

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) informó que la inversión asciende a US$ 63 millones y que los objetivos del plan son mejorar la conectividad en una de las zonas más aisladas y despobladas del país, además de potenciar su desarrollo económico y turístico.

De esta forma, el trazado permitirá unir variados atractivos de la zona, como extensos tramos del Parque Nacional Lauca, la Reserva Nacional Las Vicuñas, el Monumento Natural Salar de Surire y la Ruta de Las Misiones -un circuito de visitas a diversas iglesias altiplánicas-, además de volcanes, cerros nevados, poblados, termas y fauna, en la que predominan los camélidos y las aves. Asimismo, una laguna roja, que tiene ese color en sus aguas debido a la presencia de minerales y algas.

En el MOP adelantan los desafíos asociados al trabajo que implicará construir una ruta a más de cuatro mil metros de altitud: “Vamos a organizar y programar la ejecución de los trabajos en cinco tramos, con la participación del Cuerpo Militar del Trabajo en las zonas más aisladas y complejas. Hay que resolver estructuras, temas de saneamiento de atraviesos y de cruces, porque hay recursos hídricos importantes que irán cortando la ruta en diversos sectores”, explica el seremi de Obras Públicas de Arica, Guillermo Beretta.

“Después hay que ver la carpeta de rodado. Durante el próximo año estaremos en proceso de calificación ambiental y en 2020 parte la programación de recursos para el saneamiento”, añade sobre el inicio de los trabajos. Estos últimos, en una primera fase, se extenderán al menos durante cinco años.

Para la Cámara de Turismo de Arica, la nueva Ruta Andina -que será paralela a la cordillera de los Andes y a la Ruta 5 Norte- permitirá poner en valor y conectar directamente a esa ciudad con el sector de la laguna roja. Actualmente esa zona es promocionada como atractivo de la Región de Tarapacá, porque hoy solo desde ahí se puede acceder por vía terrestre y en forma directa. A lo anterior se suma que los únicos tours parten en Iquique, y no desde Arica, pese a que territorial y administrativamente la zona pertenece a esta última región.

“Hoy tenemos poca conectividad con esa zona del interior de la región y ahora habrá una enorme oportunidad de desarrollo para los habitantes y poblados para que instalen ahí una oferta gastronómica y de alojamiento, lo que actualmente es muy acotado”, sostiene el director de la entidad turística, Ricardo Jorquera.

“También beneficiará la llegada de visitas al cercano lago Chungará. Hoy tenemos turistas europeos, y sobre todo alemanes, que recorren esa zona en vehículos que arriendan en Arica y que luego se trasladan a zonas andinas ubicadas más al sur, como Isluga y Colchane, en Tarapacá, e incluso San Pedro de Atacama, al interior de Antofagasta y Calama”, agrega.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 09 de noviembre de 2018

EL MERCURIO – Desde el lago Chungará a la Quebrada de Camarones se extenderá la nueva ruta de 128 kilómetros que, en medio del altiplano nortino, cruzará la provincia de Parinacota, en la Región de Arica, hasta el límite con la vecina Tarapacá.

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) informó que la inversión asciende a US$ 63 millones y que los objetivos del plan son mejorar la conectividad en una de las zonas más aisladas y despobladas del país, además de potenciar su desarrollo económico y turístico.

De esta forma, el trazado permitirá unir variados atractivos de la zona, como extensos tramos del Parque Nacional Lauca, la Reserva Nacional Las Vicuñas, el Monumento Natural Salar de Surire y la Ruta de Las Misiones -un circuito de visitas a diversas iglesias altiplánicas-, además de volcanes, cerros nevados, poblados, termas y fauna, en la que predominan los camélidos y las aves. Asimismo, una laguna roja, que tiene ese color en sus aguas debido a la presencia de minerales y algas.

En el MOP adelantan los desafíos asociados al trabajo que implicará construir una ruta a más de cuatro mil metros de altitud: “Vamos a organizar y programar la ejecución de los trabajos en cinco tramos, con la participación del Cuerpo Militar del Trabajo en las zonas más aisladas y complejas. Hay que resolver estructuras, temas de saneamiento de atraviesos y de cruces, porque hay recursos hídricos importantes que irán cortando la ruta en diversos sectores”, explica el seremi de Obras Públicas de Arica, Guillermo Beretta.

“Después hay que ver la carpeta de rodado. Durante el próximo año estaremos en proceso de calificación ambiental y en 2020 parte la programación de recursos para el saneamiento”, añade sobre el inicio de los trabajos. Estos últimos, en una primera fase, se extenderán al menos durante cinco años.

Para la Cámara de Turismo de Arica, la nueva Ruta Andina -que será paralela a la cordillera de los Andes y a la Ruta 5 Norte- permitirá poner en valor y conectar directamente a esa ciudad con el sector de la laguna roja. Actualmente esa zona es promocionada como atractivo de la Región de Tarapacá, porque hoy solo desde ahí se puede acceder por vía terrestre y en forma directa. A lo anterior se suma que los únicos tours parten en Iquique, y no desde Arica, pese a que territorial y administrativamente la zona pertenece a esta última región.

“Hoy tenemos poca conectividad con esa zona del interior de la región y ahora habrá una enorme oportunidad de desarrollo para los habitantes y poblados para que instalen ahí una oferta gastronómica y de alojamiento, lo que actualmente es muy acotado”, sostiene el director de la entidad turística, Ricardo Jorquera.

“También beneficiará la llegada de visitas al cercano lago Chungará. Hoy tenemos turistas europeos, y sobre todo alemanes, que recorren esa zona en vehículos que arriendan en Arica y que luego se trasladan a zonas andinas ubicadas más al sur, como Isluga y Colchane, en Tarapacá, e incluso San Pedro de Atacama, al interior de Antofagasta y Calama”, agrega.

Ver Artículo

Fuente: El Mercurio, Viernes 09 de noviembre de 2018

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X