Lunes, Marzo 4, 2024

Inversión pública y regiones: el rezago no es gratis, por Marcela Ruiz-Tagle

DIARIO FINANCIERO – Durante esta semana la Dirección de Presupuestos publicó el Informe de Finanzas Públicas del primer trimestre del año, el cual actualiza las cifras macroeconómicas y fiscales para 2023, así como su perspectiva para el mediano plazo. En línea con lo ya efectuado por el Banco Central, ajusta al alza la estimación de crecimiento del PIB para este año a 0,3% anual, desde la caída de 0,7% proyectada a fines de 2022, resaltando su expectativa de un crecimiento más robusto durante el segundo semestre del año.

A pesar de lo anterior, las expectativas del mercado se mantienen negativas particularmente para la inversión, y si bien estas pueden mejorar, su materialización no es inmediata. En régimen, la inversión privada explica dos tercios de la formación bruta de capital, ratio que disminuye en períodos recesivos en los cuales la inversión pública asume un rol contracíclico, siempre y cuando ésta sea ejecutada oportunamente.

“Si bien la inversión pública irá de menos a más en lo que resta del año, su rezago tiene efectos directos en el empleo y la reactivación económica local”.

Esto es justamente lo que no está ocurriendo, según se desprende del último informe de ejecución presupuestaria. Al cierre del primer trimestre se ejecutó el 7,7% la inversión pública y el 17,5% de las transferencias de capital.

Tres son las instituciones con las principales partidas de gasto de capital. Según orden de magnitud, estas corresponden a los ministerios de Obras Públicas, de Vivienda y Urbanismo, y Gobiernos Regionales. El ministerio de Vivienda y Urbanismo fue quien tuvo el mejor desempeño, con una ejecución del 20,8% explicada por transferencias de capital asociadas al Plan de Emergencia Habitacional; le sigue los Gobiernos Regionales con un cumplimiento del 17,4%, y por último el Ministerio de Obras Públicas con un avance del 7,8%.

A ello se agrega que estas cifras no son homogéneas espacialmente, así, al consolidar el gasto de capital presupuestado por estas instituciones regionalmente se observa que las diferencias de gestión no se compensan, sino que se focalizan. Los territorios con menor ejecución de inversión registraron avances de entre 8,6% y 10,4%. En este grupo se encuentran las regiones de Arica, Magallanes y Coquimbo. Mientras que las regiones de Tarapacá, El Maule y Bio Bío tuvieron las mejoras tasas de cumplimiento en el país, con un 18,9%, 19,8% y 20,3% respectivamente.

Si bien se puede argumentar que la ejecución de la inversión pública irá de menos a más en lo que resta del año, su rezago tiene efectos directos en el empleo y la reactivación económica local, lo cual es particularmente significativo en aquellas regiones en las cuales la inversión privada no es preponderante. Y lo será aún más en el mediano plazo, cuando la incidencia de los gobiernos regionales en este ámbito aumente debido a la implementación de la ley de financiamiento y descentralización regional.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 12 de Mayo de 2023

DIARIO FINANCIERO – Durante esta semana la Dirección de Presupuestos publicó el Informe de Finanzas Públicas del primer trimestre del año, el cual actualiza las cifras macroeconómicas y fiscales para 2023, así como su perspectiva para el mediano plazo. En línea con lo ya efectuado por el Banco Central, ajusta al alza la estimación de crecimiento del PIB para este año a 0,3% anual, desde la caída de 0,7% proyectada a fines de 2022, resaltando su expectativa de un crecimiento más robusto durante el segundo semestre del año.

A pesar de lo anterior, las expectativas del mercado se mantienen negativas particularmente para la inversión, y si bien estas pueden mejorar, su materialización no es inmediata. En régimen, la inversión privada explica dos tercios de la formación bruta de capital, ratio que disminuye en períodos recesivos en los cuales la inversión pública asume un rol contracíclico, siempre y cuando ésta sea ejecutada oportunamente.

“Si bien la inversión pública irá de menos a más en lo que resta del año, su rezago tiene efectos directos en el empleo y la reactivación económica local”.

Esto es justamente lo que no está ocurriendo, según se desprende del último informe de ejecución presupuestaria. Al cierre del primer trimestre se ejecutó el 7,7% la inversión pública y el 17,5% de las transferencias de capital.

Tres son las instituciones con las principales partidas de gasto de capital. Según orden de magnitud, estas corresponden a los ministerios de Obras Públicas, de Vivienda y Urbanismo, y Gobiernos Regionales. El ministerio de Vivienda y Urbanismo fue quien tuvo el mejor desempeño, con una ejecución del 20,8% explicada por transferencias de capital asociadas al Plan de Emergencia Habitacional; le sigue los Gobiernos Regionales con un cumplimiento del 17,4%, y por último el Ministerio de Obras Públicas con un avance del 7,8%.

A ello se agrega que estas cifras no son homogéneas espacialmente, así, al consolidar el gasto de capital presupuestado por estas instituciones regionalmente se observa que las diferencias de gestión no se compensan, sino que se focalizan. Los territorios con menor ejecución de inversión registraron avances de entre 8,6% y 10,4%. En este grupo se encuentran las regiones de Arica, Magallanes y Coquimbo. Mientras que las regiones de Tarapacá, El Maule y Bio Bío tuvieron las mejoras tasas de cumplimiento en el país, con un 18,9%, 19,8% y 20,3% respectivamente.

Si bien se puede argumentar que la ejecución de la inversión pública irá de menos a más en lo que resta del año, su rezago tiene efectos directos en el empleo y la reactivación económica local, lo cual es particularmente significativo en aquellas regiones en las cuales la inversión privada no es preponderante. Y lo será aún más en el mediano plazo, cuando la incidencia de los gobiernos regionales en este ámbito aumente debido a la implementación de la ley de financiamiento y descentralización regional.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 12 de Mayo de 2023

TITULARES