Lunes, Mayo 17, 2021

Inversión de las AFP en activos alternativos crece fuerte en tres años y ya supera el 2% de los fondos

DIARIO FINANCIERO – Hace poco más de tres años, en noviembre de 2017 comenzó a regir la Ley de la Productividad que entre otras cosas, dio paso a que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) pudieran invertir en los denominados activos alternativos. 

Se les llama alternativos, porque son instrumentos que tienen características que se alejan de los clásicos activos financieros como los bonos o las acciones. Deuda privada extranjera, créditos sindicados y algunos tipos de leasing, (contratos de arrendamiento con opción de compra) son considerados como activos alternativos.

Según datos de la Asociación de AFP, la inversión en este tipo de instrumentos, alcanzó los US$ 4.973 millones a enero 2021, lo que representa un 2,3% de los fondos de pensiones.

Durante los años, la inversión en este tipo de instrumento -de parte de las gestoras previsionales-, ha ido aumentando paulatinamente.

Al comparar los datos a diciembre de cada año (ver tabla), se observa que la inversión inicial partió en US$ 3.417 millones en diciembre 2018, llegando a US$ 4.999 millones en diciembre 2020.  Las cifras dan cuenta de un alza del 46% en tres años.

El gremio precisa que aunque hay diferencias de valor, influenciado por la variación del precio del dólar, la inversión en activos alternativos ha crecido gradualmente representando un 1,8% de los fondos en 2018; 2,0% en 2019 y 2,3% en 2020.

Inversión en activos alternativos (en US$ millones)

Pensiones podrían subir un 10%

Las administradoras siempre han empujado la idea de ampliar el límite de inversión en este tipo de activos, ya que según ellas, les permite tener a acceso a otras inversiones que en el mediano-largo plazo, pueden generar mayores niveles de rentabilidad en los fondos y así entregar mejores pensiones.

En un principio, los límites máximos de inversión se ubicaban entre el 10% y el 5% desde el fondo más riesgoso al más conservador. Sin embargo, el año pasado se amplió el rango quedando en 20% (para el A) y el 5% (para el fondo E).

De acuerdo a lo indicado por el gremio, la Superintendencia de Pensiones (SP) ha estimado que si en el largo plazo la inversión en activos alternativos representa un 10% de los fondos de pensiones y éstos obtienen cuatro puntos porcentuales adicionales a la inversión en activos tradicionales, entonces las pensiones podrían aumentar hasta en un 10% en el largo plazo.

De todas formas, advierte que se trata de proyecciones sobre la base del comportamiento probable de algunos factores y que se deben considerar otros elementos como la edad, el saldo acumulado, etc.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 19 de Febrero de 2021

DIARIO FINANCIERO – Hace poco más de tres años, en noviembre de 2017 comenzó a regir la Ley de la Productividad que entre otras cosas, dio paso a que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) pudieran invertir en los denominados activos alternativos. 

Se les llama alternativos, porque son instrumentos que tienen características que se alejan de los clásicos activos financieros como los bonos o las acciones. Deuda privada extranjera, créditos sindicados y algunos tipos de leasing, (contratos de arrendamiento con opción de compra) son considerados como activos alternativos.

Según datos de la Asociación de AFP, la inversión en este tipo de instrumentos, alcanzó los US$ 4.973 millones a enero 2021, lo que representa un 2,3% de los fondos de pensiones.

Durante los años, la inversión en este tipo de instrumento -de parte de las gestoras previsionales-, ha ido aumentando paulatinamente.

Al comparar los datos a diciembre de cada año (ver tabla), se observa que la inversión inicial partió en US$ 3.417 millones en diciembre 2018, llegando a US$ 4.999 millones en diciembre 2020.  Las cifras dan cuenta de un alza del 46% en tres años.

El gremio precisa que aunque hay diferencias de valor, influenciado por la variación del precio del dólar, la inversión en activos alternativos ha crecido gradualmente representando un 1,8% de los fondos en 2018; 2,0% en 2019 y 2,3% en 2020.

Inversión en activos alternativos (en US$ millones)

Pensiones podrían subir un 10%

Las administradoras siempre han empujado la idea de ampliar el límite de inversión en este tipo de activos, ya que según ellas, les permite tener a acceso a otras inversiones que en el mediano-largo plazo, pueden generar mayores niveles de rentabilidad en los fondos y así entregar mejores pensiones.

En un principio, los límites máximos de inversión se ubicaban entre el 10% y el 5% desde el fondo más riesgoso al más conservador. Sin embargo, el año pasado se amplió el rango quedando en 20% (para el A) y el 5% (para el fondo E).

De acuerdo a lo indicado por el gremio, la Superintendencia de Pensiones (SP) ha estimado que si en el largo plazo la inversión en activos alternativos representa un 10% de los fondos de pensiones y éstos obtienen cuatro puntos porcentuales adicionales a la inversión en activos tradicionales, entonces las pensiones podrían aumentar hasta en un 10% en el largo plazo.

De todas formas, advierte que se trata de proyecciones sobre la base del comportamiento probable de algunos factores y que se deben considerar otros elementos como la edad, el saldo acumulado, etc.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Viernes 19 de Febrero de 2021

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X