Jueves, Junio 20, 2024

Inversión ejecutada anota fuerte caída ante la ausencia de nuevos proyectos

DIARIO FINANCIERO – El cierre del 2021 ratificó que la economía comienza a mostrar signos de enfriamiento, dejando atrás las expansiones sobre dobles dígitos anotadas a mediados del año pasado, ante el exceso de liquidez en la economía por los retiros de fondos y las ayudas estatales. Dicha tendencia también comenzó a evidenciarse en los datos de inversión del sector privado.

Así lo muestra el último informe elaborado por la Corporación de Bienes de Capital (CBC), que evidenció que la inversión ejecutada (denominada también intensidad de la inversión) se contrajo un 17% en el último trimestre de 2021 en comparación por el mismo lapso del 2020, para totalizar US$ 5.037 millones.

La intensidad de la inversión hace referencia al gasto ejecutado en obras privadas y estatales que se encuentran en etapa de construcción, como el desembolso en insumos, mano de obra, equipamientos y otros ítemes.

Según la corporación, el resultado se explica por un “menor nivel de actividad” el año pasado, ante el término de proyectos de gran envergadura en rubros como la minería, la energía y la industria.

“También, en el sector inmobiliario se han observado desarrollos que no han iniciado obras, según lo previsto, lo cual estaría asociado a una baja en la demanda, producto del mayor costo financiero del endeudamiento”, explica el análisis de la CBC.

Ahora, si se compara con el tercer trimestre del 2021, la intensidad de la inversión registra un repunte de 2,5% real, explicado por proyectos “relevantes” que están en fase inicial de obras (con curva de gasto creciente), y otros que fueron incorporados al catastro”, señala la corporación.

Obras públicas destaca entre caídas generalizadas
En comparación con el mismo cuarto del 2020, prácticamente todos los sectores anotaron caídas en su inversión ejecutada.

Destacó en el período la minería, cuyo gasto pasó de cerca de US$ 1.800 millones a menos de US$ 1.500 millones en octubre-diciembre de 2021.

Energía también tuvo una caída relevante en el período, pasando de US$ 1.600 millones a fines del 2020 a algo más de US$ 1.000 millones en el último cuarto del 2021.

El rubro inmobiliario también tuvo un menor ritmo de gasto, transitando desde US$ 750 millones a cerca de US$ 600 millones en el ocaso del año pasado. Industrias, por su parte, vio reducirse su ejecución desde US$ 500 millones a cerca de US$ 300 millones en el lapso.

Las obras públicas y los otros sectores fueron los únicos que sacaron la cara en la comparación anual: el primero aumentó su gasto ejecutado en inversión desde US$ 1.100 millones a US$ 1.250 millones, mientras que el segundo repuntó desde US$ 250 millones a sobre US$ 300 millones en el cierre del 2021.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 3 de Mayo de 2022

DIARIO FINANCIERO – El cierre del 2021 ratificó que la economía comienza a mostrar signos de enfriamiento, dejando atrás las expansiones sobre dobles dígitos anotadas a mediados del año pasado, ante el exceso de liquidez en la economía por los retiros de fondos y las ayudas estatales. Dicha tendencia también comenzó a evidenciarse en los datos de inversión del sector privado.

Así lo muestra el último informe elaborado por la Corporación de Bienes de Capital (CBC), que evidenció que la inversión ejecutada (denominada también intensidad de la inversión) se contrajo un 17% en el último trimestre de 2021 en comparación por el mismo lapso del 2020, para totalizar US$ 5.037 millones.

La intensidad de la inversión hace referencia al gasto ejecutado en obras privadas y estatales que se encuentran en etapa de construcción, como el desembolso en insumos, mano de obra, equipamientos y otros ítemes.

Según la corporación, el resultado se explica por un “menor nivel de actividad” el año pasado, ante el término de proyectos de gran envergadura en rubros como la minería, la energía y la industria.

“También, en el sector inmobiliario se han observado desarrollos que no han iniciado obras, según lo previsto, lo cual estaría asociado a una baja en la demanda, producto del mayor costo financiero del endeudamiento”, explica el análisis de la CBC.

Ahora, si se compara con el tercer trimestre del 2021, la intensidad de la inversión registra un repunte de 2,5% real, explicado por proyectos “relevantes” que están en fase inicial de obras (con curva de gasto creciente), y otros que fueron incorporados al catastro”, señala la corporación.

Obras públicas destaca entre caídas generalizadas
En comparación con el mismo cuarto del 2020, prácticamente todos los sectores anotaron caídas en su inversión ejecutada.

Destacó en el período la minería, cuyo gasto pasó de cerca de US$ 1.800 millones a menos de US$ 1.500 millones en octubre-diciembre de 2021.

Energía también tuvo una caída relevante en el período, pasando de US$ 1.600 millones a fines del 2020 a algo más de US$ 1.000 millones en el último cuarto del 2021.

El rubro inmobiliario también tuvo un menor ritmo de gasto, transitando desde US$ 750 millones a cerca de US$ 600 millones en el ocaso del año pasado. Industrias, por su parte, vio reducirse su ejecución desde US$ 500 millones a cerca de US$ 300 millones en el lapso.

Las obras públicas y los otros sectores fueron los únicos que sacaron la cara en la comparación anual: el primero aumentó su gasto ejecutado en inversión desde US$ 1.100 millones a US$ 1.250 millones, mientras que el segundo repuntó desde US$ 250 millones a sobre US$ 300 millones en el cierre del 2021.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 3 de Mayo de 2022

TITULARES