Lunes, Abril 22, 2024

Interesante impulso descentralizador

DIARIO FINANCIERO – El ministro de Hacienda anunció el pronto ingreso a trámite legislativo de un proyecto de ley para avanzar en financiamiento, descentralización y responsabilidad fiscal regional. Esta iniciativa contiene modificaciones de las actuales fuentes de ingresos de los gobiernos regionales, cambios sustantivos a los actuales fondos -en particular al Fondo Nacional de Desarrollo Regional-, y otras transferencias del Gobierno central. También crea la facultad de establecer derechos regionales, por ejemplo, asociados a concesiones nacionales de uso público y permisos por el uso de bienes fiscales.

El segundo eje apunta a otorgar mayor autonomía presupuestaria a los gobiernos regionales, mientras que el tercero introduce mejores herramientas de responsabilidad y disciplina fiscal, en donde se exigirá a los gobiernos regionales confeccionar una programación financiera de mediano plazo.

Se propone un cambio significativo en planificación, ejecución y control de inversiones regionales, un objetivo deseable.

Cada gobernador elaborará un proyecto de presupuesto de inversión regional, con una programación financiera de mediano plazo, que no podrá superar los marcos presupuestarios referenciales que autorice Hacienda.

Se trata de un cambio significativo en planificación, ejecución y control de inversiones regionales, alejando dichos procesos de Santiago, donde habitualmente se toman dichas decisiones. Esto es un objetivo deseable, bajo el supuesto de que cada región logrará focalizar de mejor manera la cartera de inversión regional, con lo cual se obtendría una rentabilidad social superior a la de una decisión centralizada.

Esta política debe resguardar el equilibrio presupuestario nacional, para no repetir las experiencias fallidas de otros países, donde la deuda pública regional ha sido asumida por el gobierno central debido a la falta de control local. Asimismo, la descentralización de la inversión no puede ser sinónimo de que dichos proyectos estarán exentos del análisis de rentabilidad social que efectúa Mideplan.

Por último, una de las debilidades en la gestión regional es la escasez de profesionales para compilar y presentar los antecedentes para una iniciativa de inversión, por lo cual el reforzamiento de los equipos técnicos es fundamental para que esta audaz iniciativa sea exitosa.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 03 de Mayo de 2023

DIARIO FINANCIERO – El ministro de Hacienda anunció el pronto ingreso a trámite legislativo de un proyecto de ley para avanzar en financiamiento, descentralización y responsabilidad fiscal regional. Esta iniciativa contiene modificaciones de las actuales fuentes de ingresos de los gobiernos regionales, cambios sustantivos a los actuales fondos -en particular al Fondo Nacional de Desarrollo Regional-, y otras transferencias del Gobierno central. También crea la facultad de establecer derechos regionales, por ejemplo, asociados a concesiones nacionales de uso público y permisos por el uso de bienes fiscales.

El segundo eje apunta a otorgar mayor autonomía presupuestaria a los gobiernos regionales, mientras que el tercero introduce mejores herramientas de responsabilidad y disciplina fiscal, en donde se exigirá a los gobiernos regionales confeccionar una programación financiera de mediano plazo.

Se propone un cambio significativo en planificación, ejecución y control de inversiones regionales, un objetivo deseable.

Cada gobernador elaborará un proyecto de presupuesto de inversión regional, con una programación financiera de mediano plazo, que no podrá superar los marcos presupuestarios referenciales que autorice Hacienda.

Se trata de un cambio significativo en planificación, ejecución y control de inversiones regionales, alejando dichos procesos de Santiago, donde habitualmente se toman dichas decisiones. Esto es un objetivo deseable, bajo el supuesto de que cada región logrará focalizar de mejor manera la cartera de inversión regional, con lo cual se obtendría una rentabilidad social superior a la de una decisión centralizada.

Esta política debe resguardar el equilibrio presupuestario nacional, para no repetir las experiencias fallidas de otros países, donde la deuda pública regional ha sido asumida por el gobierno central debido a la falta de control local. Asimismo, la descentralización de la inversión no puede ser sinónimo de que dichos proyectos estarán exentos del análisis de rentabilidad social que efectúa Mideplan.

Por último, una de las debilidades en la gestión regional es la escasez de profesionales para compilar y presentar los antecedentes para una iniciativa de inversión, por lo cual el reforzamiento de los equipos técnicos es fundamental para que esta audaz iniciativa sea exitosa.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 03 de Mayo de 2023

TITULARES