Lunes, Abril 22, 2024

Innergex entra en proceso de consolidación de sus adquisiciones y define plazo para apostar por el hidrógeno verde

DIARIO FINANCIERO – Dos hitos ha concretado la canadiense Innergex Renewable Energy en lo que va del año. En enero, anunció la compra del parque solar San Andrés con una capacidad instalada de 50,6 MW por US$ 25,7 millones y, un mes más tarde, hizo lo mismo con Aela Energía y sus activos eólicos en casi US$ 700 millones. Esta última operación se completó a inicios de junio, sellando la sexta inversión de la firma en Chile desde su arribo en 2018 cuando debutó comprando el 50% de la propiedad de Energía Llaima (ligada a Juan Claro) y que luego adquirió totalmente en junio del año pasado.

Hoy la firma está llegando a los 654 MW de capacidad instalada frente a los cerca de 240 MW que alcanzaban a principios del año 2021. Pero la fuerte arremetida de la compañía en Chile no se detendrá. “Hoy seguimos con un plan de expansión. La idea es seguir creciendo. Ojalá llegar a unos 1.000 MW de capacidad instalada en los próximos años, con un portfolio diversificado en tecnología y en ubicación geográfica”, sincera el vicepresidente y gerente general de Innergex en Chile, Jaime Pino.

Jaime Pino, vicepresidente y gerente general de Innergex en Chile. Foto: Archivo

“La idea es seguir creciendo. Ojalá llegar a unos 1.000 MW de capacidad instalada en los próximos años”, dice el ejecutivo.

Precisa que “nos pusimos una meta de aquí a cinco años llegar a esos 1.000 MW, pero hemos ido bastante más rápido, así que probablemente lo podríamos superar”.

El ejecutivo reafirma que la estrategia de la compañía -que también tiene presencia en Canadá, EEUU y Francia- siempre ha sido crecer y transformarse en un actor relevante en Chile y que el crecimiento que diseñaron en el país tiene que ver con seguir la senda de las energías renovables. “Lo que vimos acá es un potencial de poder diversificar el portfolio que teníamos”, dice, agregando que hoy tienen presencia en cuatro tecnologías renovables y próximamente incorporarán el almacenaje en baterías como la quinta.

Las opciones en la mira

Actualmente, están estudiando opciones respecto al hidrógeno verde: “Estamos analizando cuáles son las posibilidades que hay en Chile para ver qué alternativas nos hacen sentido y dónde podemos ser más competitivos”.

Según adelanta Pino, el plan es estudiar dentro de este año y el próximo las alternativas para tomar una definición de inversión en Chile. “Estamos madurando un poco las distintas alternativas y explorando oportunidades”, comenta, agregando que hay distintas formas de participar en el negocio del hidrógeno verde.

Pino reflexiona que crecieron muy rápido en este período muy corto, pero saben que el hidrógeno verde es “algo que viene”. Sin perjuicio a lo anterior, dice, “estamos invirtiendo, tenemos dos proyectos hidro para invertir (250 MW) y estamos viendo alternativas también eólicas para invertir junto con el tema del almacenamiento de baterías”.

¿Se contemplan nuevas compras este año? “Estamos viendo algunas potenciales adquisiciones. Estamos en proceso de análisis, pero depende un poco de cómo estas adquisiciones suman valor a nuestro portfolio”, dice.

A su juicio, “la idea es seguir creciendo en este balance entre tecnología y ubicación geográfica”, añadiendo que no descartan a priori un proyecto si es muy grande o muy pequeño, sino que lo evalúan en función de su plan.

Consultado por si hay alguna tecnología que les haga más sentido en Chile, asegura que en el país “hay espacio para todas y por eso estamos invirtiendo en todas las tecnologías, ya que se complementan”.

Respecto al almacenamiento, en el caso de las baterías, ya comenzaron. A partir del anuncio de una adquisición de baterías a la empresa Mitsubishi para los proyectos Salvador y San Andrés, ya iniciaron la primera etapa de construcción y la idea es tener en operación el primer sistema de baterías de 50 MW en PV Salvador, a principio del próximo año. En el caso de San Andrés, se espera que a fines del próximo año esté operativo el sistema de almacenamiento con baterías.

Si bien recalca que en Chile existen oportunidades de adquisición y que la idea es seguir creciendo, dice que quizás la velocidad sea un poco más baja, porque se generaron muchas oportunidades en un período corto en los dos años anteriores.

“Hoy viene un proceso de consolidación de todas estas adquisiciones que hemos logrado, potenciando los desarrollos que tenemos que son más de largo aliento. Pero todavía tenemos algunas alternativas de adquisiciones que estamos viendo”, apunta el ejecutivo.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 4 de Julio de 2022

DIARIO FINANCIERO – Dos hitos ha concretado la canadiense Innergex Renewable Energy en lo que va del año. En enero, anunció la compra del parque solar San Andrés con una capacidad instalada de 50,6 MW por US$ 25,7 millones y, un mes más tarde, hizo lo mismo con Aela Energía y sus activos eólicos en casi US$ 700 millones. Esta última operación se completó a inicios de junio, sellando la sexta inversión de la firma en Chile desde su arribo en 2018 cuando debutó comprando el 50% de la propiedad de Energía Llaima (ligada a Juan Claro) y que luego adquirió totalmente en junio del año pasado.

Hoy la firma está llegando a los 654 MW de capacidad instalada frente a los cerca de 240 MW que alcanzaban a principios del año 2021. Pero la fuerte arremetida de la compañía en Chile no se detendrá. “Hoy seguimos con un plan de expansión. La idea es seguir creciendo. Ojalá llegar a unos 1.000 MW de capacidad instalada en los próximos años, con un portfolio diversificado en tecnología y en ubicación geográfica”, sincera el vicepresidente y gerente general de Innergex en Chile, Jaime Pino.

Jaime Pino, vicepresidente y gerente general de Innergex en Chile. Foto: Archivo

“La idea es seguir creciendo. Ojalá llegar a unos 1.000 MW de capacidad instalada en los próximos años”, dice el ejecutivo.

Precisa que “nos pusimos una meta de aquí a cinco años llegar a esos 1.000 MW, pero hemos ido bastante más rápido, así que probablemente lo podríamos superar”.

El ejecutivo reafirma que la estrategia de la compañía -que también tiene presencia en Canadá, EEUU y Francia- siempre ha sido crecer y transformarse en un actor relevante en Chile y que el crecimiento que diseñaron en el país tiene que ver con seguir la senda de las energías renovables. “Lo que vimos acá es un potencial de poder diversificar el portfolio que teníamos”, dice, agregando que hoy tienen presencia en cuatro tecnologías renovables y próximamente incorporarán el almacenaje en baterías como la quinta.

Las opciones en la mira

Actualmente, están estudiando opciones respecto al hidrógeno verde: “Estamos analizando cuáles son las posibilidades que hay en Chile para ver qué alternativas nos hacen sentido y dónde podemos ser más competitivos”.

Según adelanta Pino, el plan es estudiar dentro de este año y el próximo las alternativas para tomar una definición de inversión en Chile. “Estamos madurando un poco las distintas alternativas y explorando oportunidades”, comenta, agregando que hay distintas formas de participar en el negocio del hidrógeno verde.

Pino reflexiona que crecieron muy rápido en este período muy corto, pero saben que el hidrógeno verde es “algo que viene”. Sin perjuicio a lo anterior, dice, “estamos invirtiendo, tenemos dos proyectos hidro para invertir (250 MW) y estamos viendo alternativas también eólicas para invertir junto con el tema del almacenamiento de baterías”.

¿Se contemplan nuevas compras este año? “Estamos viendo algunas potenciales adquisiciones. Estamos en proceso de análisis, pero depende un poco de cómo estas adquisiciones suman valor a nuestro portfolio”, dice.

A su juicio, “la idea es seguir creciendo en este balance entre tecnología y ubicación geográfica”, añadiendo que no descartan a priori un proyecto si es muy grande o muy pequeño, sino que lo evalúan en función de su plan.

Consultado por si hay alguna tecnología que les haga más sentido en Chile, asegura que en el país “hay espacio para todas y por eso estamos invirtiendo en todas las tecnologías, ya que se complementan”.

Respecto al almacenamiento, en el caso de las baterías, ya comenzaron. A partir del anuncio de una adquisición de baterías a la empresa Mitsubishi para los proyectos Salvador y San Andrés, ya iniciaron la primera etapa de construcción y la idea es tener en operación el primer sistema de baterías de 50 MW en PV Salvador, a principio del próximo año. En el caso de San Andrés, se espera que a fines del próximo año esté operativo el sistema de almacenamiento con baterías.

Si bien recalca que en Chile existen oportunidades de adquisición y que la idea es seguir creciendo, dice que quizás la velocidad sea un poco más baja, porque se generaron muchas oportunidades en un período corto en los dos años anteriores.

“Hoy viene un proceso de consolidación de todas estas adquisiciones que hemos logrado, potenciando los desarrollos que tenemos que son más de largo aliento. Pero todavía tenemos algunas alternativas de adquisiciones que estamos viendo”, apunta el ejecutivo.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 4 de Julio de 2022

TITULARES