Domingo, Diciembre 10, 2023

Ingeniería y crecimiento

ÍNDICE DE ACTIVIDAD ECONÓMICA AIC – La ingeniería es una expresión anticipada del comportamiento de la inversión y un reflejo de cómo esta se está ejecutando. En la fase de preinversión se prepara la cartera de proyectos que se llevarán a efecto en los años venideros; al momento en que se decide la ejecución de estos, se recurre a la Ingeniería de detalle, que es el soporte que se requiere para materializar la inversión; luego,  la fase de inspección es el reflejo de las actividades en curso. Dicho lo anterior, me ha parecido importante en esta ocasión analizar cómo se ha comportado la ingeniería en los últimos meses.
En efecto, de acuerdo a información proporcionada por la Asociación de Ingenieros Consultores, en su último informe de actividades se puede comprobar que hay ciertas señales que resultan preocupantes. De hecho la ingeniería de preinversión cayó en el último trimestre (enero marzo del 2019) en relación a igual periodo del año 2018 en un 1,7%, lo cual nos señala que el esfuerzo por identificar nuevo proyectos que se incorporen a la cartera de iniciativas posibles se ha paralizado. Creo que esto  tiene que ver fundamentalmente con las expectativas. Si el mensaje es que la economía tiende a ralentizarse y no se ven acciones concretas de parte de la autoridad por revertir esta percepción es natural que los inversionistas paralicen la prospección de proyectos. A su vez, en la fase de ingeniería de detalle se detecta un aumento en el último trimestre de un 12,4%, principalmente por un mayor dinamismo del sector privado, este aporta  11,7 puntos. El sector público sólo crece un 0,8%, consistente con las cuentas dadas por parte de los ministros respecto del comportamiento sectorial de cada una de sus carteras. El aumento de la HH de ingeniería de detalle contratados por el sector privado es el resultado de las iniciativas que se pusieron en marcha el año pasado y que se irán concretando durante el presente año. A su vez, la ingeniería de inspección y gestión  representó una caída del 5,4%, que se expresa por una disminución del 1,6% en el sector privado y del 3,8% en el sector público, lo cual es un reflejo de la menor actividad inversora que está teniendo lugar en el país.
Con estos antecedentes, es posible afirmar que los anuncios hechos por el SE el Presidente de la República y los el Ministro de Obras Públicas van en la dirección  correcta. El país requiere una retomar una senda de un crecimiento más intenso y para ello se requiera más inversión. En ese sentido, el Estado debe dar señales claras de que está comprometido con recuperar el ritmo y eso pasa por incrementar la inversión pública, sea esta con recursos públicos o a través de diferentes modalidades de financiamiento privado de infraestructura pública.  La primera repercusión será un incremento de la contratación de ingeniería en la fase de preinversión para que  luego esto se refleje en la contratación de ingeniería de detalles y de gestión e inspección. Debiera esperarse un cambio en la tendencia de contratación de ingeniería en los próximos meses, especialmente por parte del sector público. Sin  embargo, esto también debiera provocar un aumento en las HH de ingeniería de preinversión en el sector privado, como consecuencia de las nuevas expectativa a las que los anuncios debieran  dar origen. De no producirse esa reacción, desde el sector público habrá que intensificar aún más los planes de inversión.
Carlos Cruz L.
Director Ejecutivo CPI
Ver documento
Fuente: AIC, Junio de 2019

ÍNDICE DE ACTIVIDAD ECONÓMICA AIC – La ingeniería es una expresión anticipada del comportamiento de la inversión y un reflejo de cómo esta se está ejecutando. En la fase de preinversión se prepara la cartera de proyectos que se llevarán a efecto en los años venideros; al momento en que se decide la ejecución de estos, se recurre a la Ingeniería de detalle, que es el soporte que se requiere para materializar la inversión; luego,  la fase de inspección es el reflejo de las actividades en curso. Dicho lo anterior, me ha parecido importante en esta ocasión analizar cómo se ha comportado la ingeniería en los últimos meses.
En efecto, de acuerdo a información proporcionada por la Asociación de Ingenieros Consultores, en su último informe de actividades se puede comprobar que hay ciertas señales que resultan preocupantes. De hecho la ingeniería de preinversión cayó en el último trimestre (enero marzo del 2019) en relación a igual periodo del año 2018 en un 1,7%, lo cual nos señala que el esfuerzo por identificar nuevo proyectos que se incorporen a la cartera de iniciativas posibles se ha paralizado. Creo que esto  tiene que ver fundamentalmente con las expectativas. Si el mensaje es que la economía tiende a ralentizarse y no se ven acciones concretas de parte de la autoridad por revertir esta percepción es natural que los inversionistas paralicen la prospección de proyectos. A su vez, en la fase de ingeniería de detalle se detecta un aumento en el último trimestre de un 12,4%, principalmente por un mayor dinamismo del sector privado, este aporta  11,7 puntos. El sector público sólo crece un 0,8%, consistente con las cuentas dadas por parte de los ministros respecto del comportamiento sectorial de cada una de sus carteras. El aumento de la HH de ingeniería de detalle contratados por el sector privado es el resultado de las iniciativas que se pusieron en marcha el año pasado y que se irán concretando durante el presente año. A su vez, la ingeniería de inspección y gestión  representó una caída del 5,4%, que se expresa por una disminución del 1,6% en el sector privado y del 3,8% en el sector público, lo cual es un reflejo de la menor actividad inversora que está teniendo lugar en el país.
Con estos antecedentes, es posible afirmar que los anuncios hechos por el SE el Presidente de la República y los el Ministro de Obras Públicas van en la dirección  correcta. El país requiere una retomar una senda de un crecimiento más intenso y para ello se requiera más inversión. En ese sentido, el Estado debe dar señales claras de que está comprometido con recuperar el ritmo y eso pasa por incrementar la inversión pública, sea esta con recursos públicos o a través de diferentes modalidades de financiamiento privado de infraestructura pública.  La primera repercusión será un incremento de la contratación de ingeniería en la fase de preinversión para que  luego esto se refleje en la contratación de ingeniería de detalles y de gestión e inspección. Debiera esperarse un cambio en la tendencia de contratación de ingeniería en los próximos meses, especialmente por parte del sector público. Sin  embargo, esto también debiera provocar un aumento en las HH de ingeniería de preinversión en el sector privado, como consecuencia de las nuevas expectativa a las que los anuncios debieran  dar origen. De no producirse esa reacción, desde el sector público habrá que intensificar aún más los planes de inversión.
Carlos Cruz L.
Director Ejecutivo CPI
Ver documento
Fuente: AIC, Junio de 2019

TITULARES