Sábado, Abril 13, 2024

INFRAESTRUCTURA QUE ASOMBRA: Los 30 puentes más impresionantes del mundo

ESQUIRE – Desde los más antiguos de piedra hasta los más modernos en suspensión, estas obras de ingeniería siempre tienen una forma de asombrarnos.

Entre la teoría del puente terrestre del Estrecho de Bering -la idea de que los humanos llegaron a América del Norte cruzando una antigua franja de tierra entre Rusia y Alaska- y las pruebas arqueológicas de arcos que se remontan al año 1600 a.C., está claro que nuestra obsesión por cruzar masas de agua comenzó tan pronto como pudimos construirlos.

Desde puentes móviles hasta puentes de piedra, y desde puentes nuevos hasta puentes históricos, estos son los 30 vanos más impresionantes de todo el mundo.

Golden Gate

San Francisco, California

El proyecto de cuatro años de duración para cruzar el estrecho del Golden Gate y conectar San Francisco con el condado de Marin culminó en lo que fue el puente colgante más largo (1.280 metros) y más alto del mundo cuando se inauguró este hito del Área de la Bahía en 1937. El Golden Gate mantendría esos récords hasta la década de 1960. El diseño del puente colgante Art Deco de Joseph Strauss es famoso hoy en día en gran parte por algo que se sale de la norma en el mundo de los puentes: el color. El Golden Gate se pintó de “naranja internacional”, en parte para que combinara con el cálido entorno costero y también para que destacara en el horizonte para los navegantes.

Ponte Vecchio

Florencia, Italia

Uno no pasa por el Golden Gate esperando encontrar un mercado o un centro comercial allí arriba. Pero hace siglos, era habitual que las tiendas e incluso las casas se situaran en el segundo piso de un puente. El ejemplo más destacado que aún existe es probablemente el Ponte Vecchio de Florencia (Italia). Reconstruido tras una inundación en 1345, una mejora de 1565 añadió un segundo piso al puente de arco segmentado de piedra que cruza el río Arno. En el segundo piso, los talleres y las casas llenaron el espacio extra, extendiéndose a veces más que el puente original. El Ponte Vecchio es el único de su clase en Florencia que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial.

Puente canal de Magdeburgo

Magdeburgo, Alemania

El puente de agua que cruza el río Elba para conectar el canal Elbe-Havel con el Mittellandkanal se convierte en el acueducto navegable más largo del mundo, con más de 915 metros de longitud. Anteriormente, la conexión de los dos canales requería un desvío de 11,9 kilómetros y un remonte en barco hacia el río. Pero en 2003, el nuevo puente acuático de hormigón cerca de Berlín cambió todo eso y proporcionó a los barcos una travesía acuática.

Puente del puerto de Sídney

Sídney, Australia

El “Coathanger” de acero que cruza el puerto de Sídney tiene una historia más larga de lo que parece. Inaugurado en 1932 tras ocho años de construcción, el puente de acero cuenta con seis millones de remaches accionados a mano. El sol extremo de Sídney requería bisagras que pudieran soportar la expansión y contracción del acero en las temperaturas extremas. Con casi 49 metros de ancho, el puente fue el más ancho del mundo hasta 2012, y cruza más de 1-1.127 metros con el arco de acero a 134 metros sobre el agua.

Scale Lane

Hull, Inglaterra

Los peatones pueden divertirse en Hull, Inglaterra, con un puente peatonal oscilante en lo que algunos denominan “apóstrofe” por su forma. Diseñado por McDowell+Benedetti e inaugurado en 2013, el puente de acero negro sirve para cruzar el río Hull, pero se abre al tráfico fluvial con un impresionante movimiento de balanceo.

Viaducto de Millau

Millau, Francia

El puente más alto del mundo, con sus 342 metros de altura, se inauguró en 2004 y, en ocasiones, puede elevarse por encima de las nubes. Con más de 2.438 metros de longitud, el viaducto de Millau atraviesa el valle del río Tarn con siete pilares diseñados por Lord Norman Foster. Para construir el puente en sólo tres años, los equipos de trabajo construyeron las torres y luego la calzada, que se deslizó sobre las torres.

Puente de Brooklyn

Nueva York

Puede que se tardara 14 años en construirlo, pero cuando el puente de Brooklyn se inauguró en 1883 para conectar Manhattan y Brooklyn, el único vano de 486 metros suspendido por cuatro cables era un espectáculo digno de ver. Todavía lo es. Diseñado por John A. Roebling y con la construcción dirigida por su hijo Washington Roebling y su esposa, Emily, el proyecto se mantiene como un símbolo perdurable de la construcción de puentes en todo el mundo. Puede que fuera el espectáculo de P.T. Barnum de 1884 de conducir una manada de 21 elefantes a través del puente lo que originalmente cimentó la popularidad del puente. Pero hoy en día, desde los cables de 39 centímetros de diámetro compuestos por 5.434 hilos de acero paralelos, hasta las torres construidas con piedra caliza, granito y cemento, todo en el puente de Brooklyn es icónico.

Gran Puente del Estrecho de Akashi

Kobe, Japón

El puente colgante más largo del mundo mide 3,9 kilómetros. Se inauguró en 1998 tras 12 años de construcción. Este puente de tres vanos cruza el estrecho de Akashi con 305.775 kilómetros de cableado que une las vías con las dos torres. El diseño del puente tuvo que tener en cuenta los terremotos, los fuertes vientos y las duras corrientes marinas que chocan contra las torres.

Puente de Rialto

Venecia, Italia

Esta estructura del siglo XV, obra de Antonio da Ponte, fue el primer puente que cruzó los Grandes Canales de Venecia, desafiando a los críticos de la época y superando a algunos competidores empedernidos; incluso Miguel Ángel ofreció un diseño para construirlo. La arquitectura veneciana en forma de pico permite el paso de barcos por debajo. El diseño, que tardó tres años en construirse, se creó con 7,3 metros de altura y casi 23 metros de ancho para dejar espacio para las tiendas a los lados.

Puente de la Bahía

Oakland, California

La zona de la bahía de San Francisco tiene la suerte de contar con dos puentes de renombre internacional. El nuevo Bay Bridge East Span, un proyecto de 6.400 millones de dólares, sustituye a un puente sísmicamente inestable. Cuenta con el mayor vano de suspensión autoanclado del mundo, un vano de 624 metros anclado por una única torre de 160 metros de altura que sostiene un único cable principal de 1,6 kilómetros de longitud que contiene 17.399 hilos de acero.

Puente flotante Evergreen Point

Seattle, Washington

El puente flotante más largo del mundo quedó desbancado en abril de 2016 cuando el flamante puente flotante de la Ruta Estatal 520 lo sustituyó. El nuevo vano, que discurre a pocos metros al norte del antiguo puente de Seattle, tiene una longitud de 2.350 metros sobre el lago Washington y cinco carriles para vehículos. El nuevo puente utiliza 77 pontones de hormigón como base; el peso del agua desplazada por los pontones es igual al peso de la estructura, lo que le permite flotar. La calzada está elevada 6 metros por encima del agua. Un total de 58 anclajes aseguran el puente.

Puente Jacques-Chaban-Delmas

Burdeos, Francia

El puente de elevación vertical más largo de Europa, con una longitud de 671 metros, se eleva 76 metros sobre el río Garona en Burdeos (Francia). Los cuatro esbeltos pilones que sirven para la elevación vertical se iluminan para indicar la marea: azul para la marea alta y verde para la marea baja.

The Helix

Singapur

Inspirado en la forma del ADN, el puente Helix ofrece a los peatones de Singapur 280 metros de intriga arquitectónica y expresión artística. El puente en Marina Bay utiliza múltiples estilos de acero para curvarse, abriéndose en cinco puntos para plataformas de observación. Los tubos de acero son en sí un verdadero espectáculo visual. Si se enderezan y se colocan de extremo a extremo, se extenderían un total de 2.249 metros.

Nanpu Bridge

Shanghai, China

El puente de Nanpu cuenta con siete carriles y 762 metros de longitud sobre el río Huangpu. Pero, sinceramente, son los seis kilómetros de puente que no cruzan el río los que ofrecen la mayor intriga. Una aproximación circular elevada se extiende desde tierra llevando a los vehículos hacia la altura del puente en medio del congestionado centro de Shanghai.

Puente de la Torre

Londres

El Tower Bridge se inauguró en 1894 en el lado este de Londres tras un proyecto de ocho años para construir un puente sobre el Támesis. Es un puente de dos estilos: colgante y basculante. Las torres de 65 metros de altura situadas a ambos extremos de un vano de elevación central de 61 metros suspenden el puente hasta la orilla a ambos lados, mientras que sirven de base para el vano basculante que puede subir y bajar para permitir el tráfico de barcos.

Capilano Cliffwalk

Norte de Vancouver, Columbia Británica

Al lado del histórico puente colgante de Capilano, el Cliffwalk se inauguró en 2011 con 213 pies de puente colgando de un acantilado a unos 70 metros sobre un cañón. El puente puede soportar algo más de 43.000 kilos de peso, anclado a las paredes del acantilado. Para que el cañón natural del río Capilano sea aún más impresionante, algunas secciones del Cliffwalk cuentan con pasarelas con fondo de cristal. Sin duda, no es apto para los que sufren de miedo a las alturas.

Puente de la isla Russki

Isla Russky, Rusia

Terminado en 2012, esta estructura de 320 metros de altura se convirtió en el puente atirantado más largo del mundo, con más de 3 kilómetros metros de longitud, y cuenta con los segundos pilones más altos del mundo (después del viaducto de Millau). Está situado en una zona rural del sureste de Rusia, cerca de Corea del Norte, China y Japón.

Puente Carlos

Praga, República Checa

De piedra, antiguo e impresionante, el Puente de Carlos de Praga cruza el río Moldava en toda su gloria gótica. Lo que comenzó en 1357 como un gran proyecto de construcción terminó a principios de 1400 con un puente de arcos de piedra de 621 metros que conecta la Ciudad Vieja con la zona del Castillo de Praga en el Barrio Pequeño con 16 arcos y 30 estatuas decorativas.

Tilikum Crossing

Portland, Oregón

Este puente sobre el río Willamette de Portland data de 1973, con una longitud de 518 metros, se inauguró en septiembre de 2015. La estructura destaca no solo por su esbelto diseño, con torres de 33 metros de altura que fluyen hacia los cinco vanos, sino también por lo que no encontrarás en el puente: coches. No es fácil construir un gran proyecto de infraestructura en Estados Unidos, y mucho menos uno que rechace a los conductores. Pero aquí sólo son bienvenidos el tren ligero, el tranvía, los autobuses, los peatones y los ciclistas.

Puente de la bahía de Hangzhou

Jiaxing, China

El puente de la bahía de Hangzhou, uno de los puentes transoceánicos más largos del mundo con más de 33 kilómetros, cuenta con secciones atirantadas que conectan Jiaxing y Ningbo a través de la bahía de Hangzhou, en el este de China. Inaugurado en 2008, el puente se curva sobre el agua en nueve secciones, dos de ellas atirantadas. El puente de hormigón y acero incluye un centro de servicios aproximadamente en el punto medio, con una estación de servicio, un restaurante, un hotel y un centro de conferencias.

Slauerhoff Bridge

Leeuwarden, Países Bajos

Apodado el “puente levadizo volador”, por razones obvias, este pequeño puente basculante gira secciones del tablero de 15 metros por 15 metros 90 grados en el aire para permitir el paso de los barcos. Dos brazos oscilan desde un pilón, en lugar de las bisagras tradicionales, para conseguir un movimiento más rápido.

Confederation Bridge

Borden-Carlton, Canadá

Con casi 13 kilómetros de longitud, une la Isla del Príncipe Eduardo con el territorio continental de Nuevo Brunswick, en la costa este de Canadá, y es el puente más largo sobre el hielo. Inaugurado en 1997, el puente no gana demasiados concursos de estética, pero la estructura de vigas de cajón de hormigón es robusta para soportar el viento, las olas y el tiempo en el paso de Abegweit del estrecho de Northumberland. Con 62 pilares, el Puente de la Confederación se eleva unos 40 metros sobre el agua.

Puente del Milenio

Londres

Inaugurado en 2002, este puente peatonal se caracteriza por su inclinación. La estructura curvada atraviesa el río Tyne y se inclina para bajar y subir con el fin de permitir el tráfico de barcos por el puente. Denominado el “Puente del ojo que guiña” debido a su forma, el vano de 125 metros de largo fue bajado en una sola pieza por una de las grúas flotantes más grandes del mundo.

Puente de la bahía de Qingdao

Qingdao, China

Inaugurado en 2011, el puente de la bahía de Qingdao, en China, sigue ostentando el récord de ser el puente más largo sobre el agua, con casi 42 kilómetros de longitud total. La combinación de puente colgante autoanclado y puente atirantado incluye un diseño en T, ya que una sección del puente que conecta Qingdao y Huangdao se desprende hacia la isla de Huangdao. Con acero y hormigón diseñados para soportar colisiones de barcos, terremotos y otras catástrofes meteorológicas, el puente incluye más de 5.000 pilotes de hormigón.

Puente Lupu

Shanghai, China

Con una longitud aproximada de 749 metros, este puente de arco de acero es uno de los más largos del mundo, a la vez que muestra su pintoresco diseño junto a la antigua sede de la Expo 2010 en Shanghai. Inaugurado en 2003, el vano principal de 548 metros se eleva 32 metros sobre el río Huangpu y conecta los distritos de Huangpu y Pudong. Con seis carriles para el tráfico de vehículos y dos pasarelas peatonales, los turistas pueden disfrutar del vano tanto como los viajeros motorizados.

Puente Octávio Frias de Oliveira

São Paulo, Brasil

Lo que impresiona no es el tamaño del puente de São Paulo (Brasil), sino la forma del puente de 138 metros de altura sobre el río Pinheiros. Inaugurado en 2008, la torre en forma de X del puente atirantado incluye dos tableros que cruzan dentro de la torre de 76 metros de ancho. La adición de luces en los cables añade más intriga al diseño.

Royal Gorge

Cañon City, Colorado

El puente más alto del hemisferio occidental, el Royal Gorge Bridge lleva a los visitantes a 291 metros sobre el río Arkansas. El puente colgante se extiende 268 metros entre las torres con una longitud total de 384 metros. Inaugurado en 1929, 1.292 tablones de madera conforman la atracción turística, en su mayor parte peatonal -en varias ocasiones se permitió el paso de vehículos de pasajeros por el puente-, a la altura de las atracciones de la zona, que incluyen paracaidismo, una góndola, tirolina cerca del puente e incluso un Skycoaster para balancear a los jinetes sobre el borde del desfiladero.

Seri Wawasan

Putrajaya, Malasia

El diseño asimétrico sorprende en el puente Seri Wawasan sobre el lago de Putrajaya, en Malasia. Con un pilón de hormigón y acero en forma de “Y” invertida que se eleva a 96 metros de altura en uno de sus extremos, este puente de 240 metros de longitud impresiona tanto desde el punto de vista estético como desde el punto de vista de la ingeniería. Inaugurado en 2003, el pilón tiene el aspecto de un barco de vela y se ilumina por la noche para realzar su diseño curvo.

Puente Sunniberg

Klosters, Suiza

Este puente curvo atirantado ganó muchos premios tras su inauguración en 1998 gracias a su diseño y estética, que presenta lo que un jurado consideró “una delicada expresión de arte estructural que responde a un paisaje sensible”. Diseñado por Christian Menn, el puente de 518 metros se curva a través del valle con una estructura de soporte única en forma de Y.

Puente de las Cadenas

Budapest, Hungría

El ingeniero inglés William Tierney Clark dio a Budapest algo de lo que presumir cuando se inauguró este puente sobre el Danubio en 1849. El puente colgante, construido con hierro fundido y piedra, era uno de los más largos cuando se inauguró. Aunque sufrió una destrucción casi total a manos del ejército alemán en 1945, las torres del puente permanecieron, lo que permitió su reconstrucción en 1949.

Ver artículo

Fuente: Esquire, Enero de 2021

ESQUIRE – Desde los más antiguos de piedra hasta los más modernos en suspensión, estas obras de ingeniería siempre tienen una forma de asombrarnos.

Entre la teoría del puente terrestre del Estrecho de Bering -la idea de que los humanos llegaron a América del Norte cruzando una antigua franja de tierra entre Rusia y Alaska- y las pruebas arqueológicas de arcos que se remontan al año 1600 a.C., está claro que nuestra obsesión por cruzar masas de agua comenzó tan pronto como pudimos construirlos.

Desde puentes móviles hasta puentes de piedra, y desde puentes nuevos hasta puentes históricos, estos son los 30 vanos más impresionantes de todo el mundo.

Golden Gate

San Francisco, California

El proyecto de cuatro años de duración para cruzar el estrecho del Golden Gate y conectar San Francisco con el condado de Marin culminó en lo que fue el puente colgante más largo (1.280 metros) y más alto del mundo cuando se inauguró este hito del Área de la Bahía en 1937. El Golden Gate mantendría esos récords hasta la década de 1960. El diseño del puente colgante Art Deco de Joseph Strauss es famoso hoy en día en gran parte por algo que se sale de la norma en el mundo de los puentes: el color. El Golden Gate se pintó de “naranja internacional”, en parte para que combinara con el cálido entorno costero y también para que destacara en el horizonte para los navegantes.

Ponte Vecchio

Florencia, Italia

Uno no pasa por el Golden Gate esperando encontrar un mercado o un centro comercial allí arriba. Pero hace siglos, era habitual que las tiendas e incluso las casas se situaran en el segundo piso de un puente. El ejemplo más destacado que aún existe es probablemente el Ponte Vecchio de Florencia (Italia). Reconstruido tras una inundación en 1345, una mejora de 1565 añadió un segundo piso al puente de arco segmentado de piedra que cruza el río Arno. En el segundo piso, los talleres y las casas llenaron el espacio extra, extendiéndose a veces más que el puente original. El Ponte Vecchio es el único de su clase en Florencia que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial.

Puente canal de Magdeburgo

Magdeburgo, Alemania

El puente de agua que cruza el río Elba para conectar el canal Elbe-Havel con el Mittellandkanal se convierte en el acueducto navegable más largo del mundo, con más de 915 metros de longitud. Anteriormente, la conexión de los dos canales requería un desvío de 11,9 kilómetros y un remonte en barco hacia el río. Pero en 2003, el nuevo puente acuático de hormigón cerca de Berlín cambió todo eso y proporcionó a los barcos una travesía acuática.

Puente del puerto de Sídney

Sídney, Australia

El “Coathanger” de acero que cruza el puerto de Sídney tiene una historia más larga de lo que parece. Inaugurado en 1932 tras ocho años de construcción, el puente de acero cuenta con seis millones de remaches accionados a mano. El sol extremo de Sídney requería bisagras que pudieran soportar la expansión y contracción del acero en las temperaturas extremas. Con casi 49 metros de ancho, el puente fue el más ancho del mundo hasta 2012, y cruza más de 1-1.127 metros con el arco de acero a 134 metros sobre el agua.

Scale Lane

Hull, Inglaterra

Los peatones pueden divertirse en Hull, Inglaterra, con un puente peatonal oscilante en lo que algunos denominan “apóstrofe” por su forma. Diseñado por McDowell+Benedetti e inaugurado en 2013, el puente de acero negro sirve para cruzar el río Hull, pero se abre al tráfico fluvial con un impresionante movimiento de balanceo.

Viaducto de Millau

Millau, Francia

El puente más alto del mundo, con sus 342 metros de altura, se inauguró en 2004 y, en ocasiones, puede elevarse por encima de las nubes. Con más de 2.438 metros de longitud, el viaducto de Millau atraviesa el valle del río Tarn con siete pilares diseñados por Lord Norman Foster. Para construir el puente en sólo tres años, los equipos de trabajo construyeron las torres y luego la calzada, que se deslizó sobre las torres.

Puente de Brooklyn

Nueva York

Puede que se tardara 14 años en construirlo, pero cuando el puente de Brooklyn se inauguró en 1883 para conectar Manhattan y Brooklyn, el único vano de 486 metros suspendido por cuatro cables era un espectáculo digno de ver. Todavía lo es. Diseñado por John A. Roebling y con la construcción dirigida por su hijo Washington Roebling y su esposa, Emily, el proyecto se mantiene como un símbolo perdurable de la construcción de puentes en todo el mundo. Puede que fuera el espectáculo de P.T. Barnum de 1884 de conducir una manada de 21 elefantes a través del puente lo que originalmente cimentó la popularidad del puente. Pero hoy en día, desde los cables de 39 centímetros de diámetro compuestos por 5.434 hilos de acero paralelos, hasta las torres construidas con piedra caliza, granito y cemento, todo en el puente de Brooklyn es icónico.

Gran Puente del Estrecho de Akashi

Kobe, Japón

El puente colgante más largo del mundo mide 3,9 kilómetros. Se inauguró en 1998 tras 12 años de construcción. Este puente de tres vanos cruza el estrecho de Akashi con 305.775 kilómetros de cableado que une las vías con las dos torres. El diseño del puente tuvo que tener en cuenta los terremotos, los fuertes vientos y las duras corrientes marinas que chocan contra las torres.

Puente de Rialto

Venecia, Italia

Esta estructura del siglo XV, obra de Antonio da Ponte, fue el primer puente que cruzó los Grandes Canales de Venecia, desafiando a los críticos de la época y superando a algunos competidores empedernidos; incluso Miguel Ángel ofreció un diseño para construirlo. La arquitectura veneciana en forma de pico permite el paso de barcos por debajo. El diseño, que tardó tres años en construirse, se creó con 7,3 metros de altura y casi 23 metros de ancho para dejar espacio para las tiendas a los lados.

Puente de la Bahía

Oakland, California

La zona de la bahía de San Francisco tiene la suerte de contar con dos puentes de renombre internacional. El nuevo Bay Bridge East Span, un proyecto de 6.400 millones de dólares, sustituye a un puente sísmicamente inestable. Cuenta con el mayor vano de suspensión autoanclado del mundo, un vano de 624 metros anclado por una única torre de 160 metros de altura que sostiene un único cable principal de 1,6 kilómetros de longitud que contiene 17.399 hilos de acero.

Puente flotante Evergreen Point

Seattle, Washington

El puente flotante más largo del mundo quedó desbancado en abril de 2016 cuando el flamante puente flotante de la Ruta Estatal 520 lo sustituyó. El nuevo vano, que discurre a pocos metros al norte del antiguo puente de Seattle, tiene una longitud de 2.350 metros sobre el lago Washington y cinco carriles para vehículos. El nuevo puente utiliza 77 pontones de hormigón como base; el peso del agua desplazada por los pontones es igual al peso de la estructura, lo que le permite flotar. La calzada está elevada 6 metros por encima del agua. Un total de 58 anclajes aseguran el puente.

Puente Jacques-Chaban-Delmas

Burdeos, Francia

El puente de elevación vertical más largo de Europa, con una longitud de 671 metros, se eleva 76 metros sobre el río Garona en Burdeos (Francia). Los cuatro esbeltos pilones que sirven para la elevación vertical se iluminan para indicar la marea: azul para la marea alta y verde para la marea baja.

The Helix

Singapur

Inspirado en la forma del ADN, el puente Helix ofrece a los peatones de Singapur 280 metros de intriga arquitectónica y expresión artística. El puente en Marina Bay utiliza múltiples estilos de acero para curvarse, abriéndose en cinco puntos para plataformas de observación. Los tubos de acero son en sí un verdadero espectáculo visual. Si se enderezan y se colocan de extremo a extremo, se extenderían un total de 2.249 metros.

Nanpu Bridge

Shanghai, China

El puente de Nanpu cuenta con siete carriles y 762 metros de longitud sobre el río Huangpu. Pero, sinceramente, son los seis kilómetros de puente que no cruzan el río los que ofrecen la mayor intriga. Una aproximación circular elevada se extiende desde tierra llevando a los vehículos hacia la altura del puente en medio del congestionado centro de Shanghai.

Puente de la Torre

Londres

El Tower Bridge se inauguró en 1894 en el lado este de Londres tras un proyecto de ocho años para construir un puente sobre el Támesis. Es un puente de dos estilos: colgante y basculante. Las torres de 65 metros de altura situadas a ambos extremos de un vano de elevación central de 61 metros suspenden el puente hasta la orilla a ambos lados, mientras que sirven de base para el vano basculante que puede subir y bajar para permitir el tráfico de barcos.

Capilano Cliffwalk

Norte de Vancouver, Columbia Británica

Al lado del histórico puente colgante de Capilano, el Cliffwalk se inauguró en 2011 con 213 pies de puente colgando de un acantilado a unos 70 metros sobre un cañón. El puente puede soportar algo más de 43.000 kilos de peso, anclado a las paredes del acantilado. Para que el cañón natural del río Capilano sea aún más impresionante, algunas secciones del Cliffwalk cuentan con pasarelas con fondo de cristal. Sin duda, no es apto para los que sufren de miedo a las alturas.

Puente de la isla Russki

Isla Russky, Rusia

Terminado en 2012, esta estructura de 320 metros de altura se convirtió en el puente atirantado más largo del mundo, con más de 3 kilómetros metros de longitud, y cuenta con los segundos pilones más altos del mundo (después del viaducto de Millau). Está situado en una zona rural del sureste de Rusia, cerca de Corea del Norte, China y Japón.

Puente Carlos

Praga, República Checa

De piedra, antiguo e impresionante, el Puente de Carlos de Praga cruza el río Moldava en toda su gloria gótica. Lo que comenzó en 1357 como un gran proyecto de construcción terminó a principios de 1400 con un puente de arcos de piedra de 621 metros que conecta la Ciudad Vieja con la zona del Castillo de Praga en el Barrio Pequeño con 16 arcos y 30 estatuas decorativas.

Tilikum Crossing

Portland, Oregón

Este puente sobre el río Willamette de Portland data de 1973, con una longitud de 518 metros, se inauguró en septiembre de 2015. La estructura destaca no solo por su esbelto diseño, con torres de 33 metros de altura que fluyen hacia los cinco vanos, sino también por lo que no encontrarás en el puente: coches. No es fácil construir un gran proyecto de infraestructura en Estados Unidos, y mucho menos uno que rechace a los conductores. Pero aquí sólo son bienvenidos el tren ligero, el tranvía, los autobuses, los peatones y los ciclistas.

Puente de la bahía de Hangzhou

Jiaxing, China

El puente de la bahía de Hangzhou, uno de los puentes transoceánicos más largos del mundo con más de 33 kilómetros, cuenta con secciones atirantadas que conectan Jiaxing y Ningbo a través de la bahía de Hangzhou, en el este de China. Inaugurado en 2008, el puente se curva sobre el agua en nueve secciones, dos de ellas atirantadas. El puente de hormigón y acero incluye un centro de servicios aproximadamente en el punto medio, con una estación de servicio, un restaurante, un hotel y un centro de conferencias.

Slauerhoff Bridge

Leeuwarden, Países Bajos

Apodado el “puente levadizo volador”, por razones obvias, este pequeño puente basculante gira secciones del tablero de 15 metros por 15 metros 90 grados en el aire para permitir el paso de los barcos. Dos brazos oscilan desde un pilón, en lugar de las bisagras tradicionales, para conseguir un movimiento más rápido.

Confederation Bridge

Borden-Carlton, Canadá

Con casi 13 kilómetros de longitud, une la Isla del Príncipe Eduardo con el territorio continental de Nuevo Brunswick, en la costa este de Canadá, y es el puente más largo sobre el hielo. Inaugurado en 1997, el puente no gana demasiados concursos de estética, pero la estructura de vigas de cajón de hormigón es robusta para soportar el viento, las olas y el tiempo en el paso de Abegweit del estrecho de Northumberland. Con 62 pilares, el Puente de la Confederación se eleva unos 40 metros sobre el agua.

Puente del Milenio

Londres

Inaugurado en 2002, este puente peatonal se caracteriza por su inclinación. La estructura curvada atraviesa el río Tyne y se inclina para bajar y subir con el fin de permitir el tráfico de barcos por el puente. Denominado el “Puente del ojo que guiña” debido a su forma, el vano de 125 metros de largo fue bajado en una sola pieza por una de las grúas flotantes más grandes del mundo.

Puente de la bahía de Qingdao

Qingdao, China

Inaugurado en 2011, el puente de la bahía de Qingdao, en China, sigue ostentando el récord de ser el puente más largo sobre el agua, con casi 42 kilómetros de longitud total. La combinación de puente colgante autoanclado y puente atirantado incluye un diseño en T, ya que una sección del puente que conecta Qingdao y Huangdao se desprende hacia la isla de Huangdao. Con acero y hormigón diseñados para soportar colisiones de barcos, terremotos y otras catástrofes meteorológicas, el puente incluye más de 5.000 pilotes de hormigón.

Puente Lupu

Shanghai, China

Con una longitud aproximada de 749 metros, este puente de arco de acero es uno de los más largos del mundo, a la vez que muestra su pintoresco diseño junto a la antigua sede de la Expo 2010 en Shanghai. Inaugurado en 2003, el vano principal de 548 metros se eleva 32 metros sobre el río Huangpu y conecta los distritos de Huangpu y Pudong. Con seis carriles para el tráfico de vehículos y dos pasarelas peatonales, los turistas pueden disfrutar del vano tanto como los viajeros motorizados.

Puente Octávio Frias de Oliveira

São Paulo, Brasil

Lo que impresiona no es el tamaño del puente de São Paulo (Brasil), sino la forma del puente de 138 metros de altura sobre el río Pinheiros. Inaugurado en 2008, la torre en forma de X del puente atirantado incluye dos tableros que cruzan dentro de la torre de 76 metros de ancho. La adición de luces en los cables añade más intriga al diseño.

Royal Gorge

Cañon City, Colorado

El puente más alto del hemisferio occidental, el Royal Gorge Bridge lleva a los visitantes a 291 metros sobre el río Arkansas. El puente colgante se extiende 268 metros entre las torres con una longitud total de 384 metros. Inaugurado en 1929, 1.292 tablones de madera conforman la atracción turística, en su mayor parte peatonal -en varias ocasiones se permitió el paso de vehículos de pasajeros por el puente-, a la altura de las atracciones de la zona, que incluyen paracaidismo, una góndola, tirolina cerca del puente e incluso un Skycoaster para balancear a los jinetes sobre el borde del desfiladero.

Seri Wawasan

Putrajaya, Malasia

El diseño asimétrico sorprende en el puente Seri Wawasan sobre el lago de Putrajaya, en Malasia. Con un pilón de hormigón y acero en forma de “Y” invertida que se eleva a 96 metros de altura en uno de sus extremos, este puente de 240 metros de longitud impresiona tanto desde el punto de vista estético como desde el punto de vista de la ingeniería. Inaugurado en 2003, el pilón tiene el aspecto de un barco de vela y se ilumina por la noche para realzar su diseño curvo.

Puente Sunniberg

Klosters, Suiza

Este puente curvo atirantado ganó muchos premios tras su inauguración en 1998 gracias a su diseño y estética, que presenta lo que un jurado consideró “una delicada expresión de arte estructural que responde a un paisaje sensible”. Diseñado por Christian Menn, el puente de 518 metros se curva a través del valle con una estructura de soporte única en forma de Y.

Puente de las Cadenas

Budapest, Hungría

El ingeniero inglés William Tierney Clark dio a Budapest algo de lo que presumir cuando se inauguró este puente sobre el Danubio en 1849. El puente colgante, construido con hierro fundido y piedra, era uno de los más largos cuando se inauguró. Aunque sufrió una destrucción casi total a manos del ejército alemán en 1945, las torres del puente permanecieron, lo que permitió su reconstrucción en 1949.

Ver artículo

Fuente: Esquire, Enero de 2021

TITULARES