Domingo, Julio 3, 2022

Informe de EEUU alerta que frutas emblemáticas chilenas pierden terreno por sequía y nuevos cultivos

DIARIO FINANCIERO – El Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por su sigla en inglés) presentó su informe semestral en el que aborda el estado actual de las plantaciones de uva de mesa, manzanas y peras en Chile y el desempeño esperado para las exportaciones de estos clásicos cultivos nacionales durante el año.

El organismo estima que las exportaciones de peras y manzanas caerán un 6,9% y un 4,8% respectivamente. Para la uva de mesa, en cambio, hay buenos pronósticos, ya que se espera que el volumen enviado al extranjero se incremente en un 14,2%, por una “normalización de las condiciones climáticas” durante los primeros meses de 2022.


A pesar de esto, el informe dice que las tres frutas han visto disminuir sostenidamente la superficie de sus cultivos. Por ejemplo, en 2011 se registraron 51.804 hectáreas (ha) de vid de mesa en el país y un quinto de eso ha desaparecido, cayendo hasta 43.104 ha.

En el caso de la pera, el documento indica que según datos tomados desde la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) su superficie plantada, desde 2015, pasó de 8.360 a 6.165 ha, lo que representa una disminución de más de un 26%.

Las manzanas rojas y verdes también muestran variaciones negativas. Juntas, en 2013, poseían 37.545 ha en Chile, cifra que descendió un 17,5%, hasta 30.967 ha.

Según el USDA, los factores detrás de estas cifras son la sequía y los bajos márgenes de ganancias que están obteniendo estas frutas respecto a otros productos.

El presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex), Ronald Bown -que permanecerá en este cargo hasta septiembre-, señala que “la sequía, sin lugar a duda, ha sido un factor que ha incidido en ello, así como también que la fruticultura se vaya trasladando más al sur del país. Además, también hay un factor de recambio varietal o renovación de plantas, que aún no entran en producción que también está ligado a ello”.

Agrega que la industria de las peras y manzanas es una de las que más ha sido golpeada durante los últimos años, por lo que es necesario trabajar en materias de innovación para mejorar la competitividad de sus productos.

Respecto a las expectativas a la baja para las exportaciones de esta fruta, Bown explica que el conflicto bélico en Ucrania ha ejercido presiones en este mercado: “Hay países que exportaban hacia Rusia o Ucrania que hoy no podrán hacerlo y, por lo mismo, están derivando su fruta a otros mercados”, generando así un exceso de oferta.

Además, el líder gremial sostiene que “el impacto de los altos costos del flete marítimo y los insumos para producir, lo que ha derivado en que la industria de las pomáceas de Chile tome decisiones al momento de exportar para asegurar su competitividad y rentabilidad”.

Las nuevas protagonistas

A diferencia de peras, manzanas y uvas, la superficie de plantaciones de cerezos va en alza. De 13.174 ha cultivadas en 2011, ascendió a 48.961 ha en 2021.

El presidente de Asoex afirma que, en los últimos cinco años, las exportaciones de esta fruta han crecido de 95.000 a 356.387 toneladas, lo que representa un aumento del 274%. El destino principal de estos envíos es China y, al ser una fruta de verano, la temporada 2021-2022 de este producto ya se dio por finalizada.

“Este volumen se estima que seguirá creciendo, Chile es el principal exportador de cerezas del mundo”, recuerda Bown.

Otra industria que ha crecido es la de los cítricos. Por ejemplo, según los catastros de Odepa, la plantación de mandarino se triplicó en los últimos 10 años, pasando de 3.629 a 11.194 ha. Por su parte, la superficie de cosecha para limón, que en 2015 había descendido hasta 5.906 ha, se recuperó y llegó hasta las 8.038 ha.

No obstante, los pronósticos de esta industria para las exportaciones tampoco son positivos para este año. “Los problemas logísticos y climáticos han influido en el volumen global, lo que se traduce en un descenso previsto del 12% con respecto a 2021”, lamentó el Comité de Cítricos de Chile en un comunicado.

El caso más extremo es el de las clementinas, para las que se prevé una disminución del volumen exportado de un 35%. La mayoría de los cítricos tienen como destino EEUU.

En esa misiva, Juan Enrique Ortúzar, presidente del Comité, remarcó que a pesar de que es un año desafiante, la industria ha crecido un 25% en los últimos cinco años.

Por otro lado, según Odepa, durante los últimos tres años los arándanos y las paltas se han mantenido con niveles alrededor de las 18 mil ha y 30 mil ha, respectivamente.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 24 de Mayo de 2022

DIARIO FINANCIERO – El Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por su sigla en inglés) presentó su informe semestral en el que aborda el estado actual de las plantaciones de uva de mesa, manzanas y peras en Chile y el desempeño esperado para las exportaciones de estos clásicos cultivos nacionales durante el año.

El organismo estima que las exportaciones de peras y manzanas caerán un 6,9% y un 4,8% respectivamente. Para la uva de mesa, en cambio, hay buenos pronósticos, ya que se espera que el volumen enviado al extranjero se incremente en un 14,2%, por una “normalización de las condiciones climáticas” durante los primeros meses de 2022.


A pesar de esto, el informe dice que las tres frutas han visto disminuir sostenidamente la superficie de sus cultivos. Por ejemplo, en 2011 se registraron 51.804 hectáreas (ha) de vid de mesa en el país y un quinto de eso ha desaparecido, cayendo hasta 43.104 ha.

En el caso de la pera, el documento indica que según datos tomados desde la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) su superficie plantada, desde 2015, pasó de 8.360 a 6.165 ha, lo que representa una disminución de más de un 26%.

Las manzanas rojas y verdes también muestran variaciones negativas. Juntas, en 2013, poseían 37.545 ha en Chile, cifra que descendió un 17,5%, hasta 30.967 ha.

Según el USDA, los factores detrás de estas cifras son la sequía y los bajos márgenes de ganancias que están obteniendo estas frutas respecto a otros productos.

El presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex), Ronald Bown -que permanecerá en este cargo hasta septiembre-, señala que “la sequía, sin lugar a duda, ha sido un factor que ha incidido en ello, así como también que la fruticultura se vaya trasladando más al sur del país. Además, también hay un factor de recambio varietal o renovación de plantas, que aún no entran en producción que también está ligado a ello”.

Agrega que la industria de las peras y manzanas es una de las que más ha sido golpeada durante los últimos años, por lo que es necesario trabajar en materias de innovación para mejorar la competitividad de sus productos.

Respecto a las expectativas a la baja para las exportaciones de esta fruta, Bown explica que el conflicto bélico en Ucrania ha ejercido presiones en este mercado: “Hay países que exportaban hacia Rusia o Ucrania que hoy no podrán hacerlo y, por lo mismo, están derivando su fruta a otros mercados”, generando así un exceso de oferta.

Además, el líder gremial sostiene que “el impacto de los altos costos del flete marítimo y los insumos para producir, lo que ha derivado en que la industria de las pomáceas de Chile tome decisiones al momento de exportar para asegurar su competitividad y rentabilidad”.

Las nuevas protagonistas

A diferencia de peras, manzanas y uvas, la superficie de plantaciones de cerezos va en alza. De 13.174 ha cultivadas en 2011, ascendió a 48.961 ha en 2021.

El presidente de Asoex afirma que, en los últimos cinco años, las exportaciones de esta fruta han crecido de 95.000 a 356.387 toneladas, lo que representa un aumento del 274%. El destino principal de estos envíos es China y, al ser una fruta de verano, la temporada 2021-2022 de este producto ya se dio por finalizada.

“Este volumen se estima que seguirá creciendo, Chile es el principal exportador de cerezas del mundo”, recuerda Bown.

Otra industria que ha crecido es la de los cítricos. Por ejemplo, según los catastros de Odepa, la plantación de mandarino se triplicó en los últimos 10 años, pasando de 3.629 a 11.194 ha. Por su parte, la superficie de cosecha para limón, que en 2015 había descendido hasta 5.906 ha, se recuperó y llegó hasta las 8.038 ha.

No obstante, los pronósticos de esta industria para las exportaciones tampoco son positivos para este año. “Los problemas logísticos y climáticos han influido en el volumen global, lo que se traduce en un descenso previsto del 12% con respecto a 2021”, lamentó el Comité de Cítricos de Chile en un comunicado.

El caso más extremo es el de las clementinas, para las que se prevé una disminución del volumen exportado de un 35%. La mayoría de los cítricos tienen como destino EEUU.

En esa misiva, Juan Enrique Ortúzar, presidente del Comité, remarcó que a pesar de que es un año desafiante, la industria ha crecido un 25% en los últimos cinco años.

Por otro lado, según Odepa, durante los últimos tres años los arándanos y las paltas se han mantenido con niveles alrededor de las 18 mil ha y 30 mil ha, respectivamente.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Martes 24 de Mayo de 2022

TITULARES

X