Jueves, Junio 24, 2021

INE consolidará más de 260 indicadores sobre calidad de vida en las ciudades chilenas

EL MERCURIO – La Política Nacional de Desarrollo Urbano nació en 2014 con el fin de generar condiciones para una mejor calidad de vida de las personas. El diagnóstico que se hizo entonces era que los habitantes de las ciudades han sido afectados por los pocos espacios públicos y áreas verdes disponibles, la congestión vial y el debilitamiento de la vida de barrio, entre otros.
Pero hasta ahora, no existe un mecanismo para dimensionar esos fenómenos. Por eso, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) en 2017 y 2018 encargó dos estudios a la U. Católica para elaborar un Sistema de Indicadores y Estándares del Desarrollo Urbano (Siedu).
El resultado de ese trabajo fue una lista de 269 indicadores que representan las dimensiones más relevantes para definir la calidad de vida urbana. El presidente del CNDU, Sergio Baeriswyl, dice que “la complejidad de la ciudad hace que sean muchos indicadores”, pero que su importancia es que “por primera vez en Chile van a existir indicadores que midan el desempeño de las ciudades”.
El encargado de implementar y administrar los datos a contar de este año será el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que firmó un convenio con el CNDU y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu). Esta es la primera vez que el INE incorporará aspectos cualitativos sobre el desarrollo de las urbes en su sistema.
Algunos de los indicadores podrán obtenerse con datos de otras mediciones, por ejemplo, los relacionados a acceso a áreas verdes que cada dos años arroja la Encuesta de Percepción de Calidad de Vida Urbana del Minvu.
Pero Baeriswyl dice que como la idea es que el origen de la información provenga siempre de fuentes oficiales, otros datos “probablemente los deba levantar el propio INE”.
Entre la información se considerarán aspectos como la distancia a paraderos, el número de víctimas en accidentes de tránsito, el tiempo de viaje, el acceso a agua potable y el reciclaje de residuos.
El ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, asegura que esto “permitirá que conozcamos en detalle la calidad de cada lugar. Por ejemplo, vamos a poder saber si hay déficit de áreas verdes y veredas de acuerdo al estándar. Pero ese mismo lugar puede tener muy buen acceso a transportes y a servicios, entonces, podremos focalizar de mejor forma los recursos y las intervenciones en cada sector”.
Magdalena Vicuña, académica del Instituto de Estudios Urbanos UC, quien coordinó la elaboración del Siedu, cuenta que para definir los indicadores usaron la experiencia de más de 50 ciudades del mundo: “Muchas veces estas consultorías se hacen a puertas cerradas, y esto fue un trabajo muy colaborativo con miembros del CNDU”.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, jueves 03 de enero de 2019

EL MERCURIO – La Política Nacional de Desarrollo Urbano nació en 2014 con el fin de generar condiciones para una mejor calidad de vida de las personas. El diagnóstico que se hizo entonces era que los habitantes de las ciudades han sido afectados por los pocos espacios públicos y áreas verdes disponibles, la congestión vial y el debilitamiento de la vida de barrio, entre otros.
Pero hasta ahora, no existe un mecanismo para dimensionar esos fenómenos. Por eso, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) en 2017 y 2018 encargó dos estudios a la U. Católica para elaborar un Sistema de Indicadores y Estándares del Desarrollo Urbano (Siedu).
El resultado de ese trabajo fue una lista de 269 indicadores que representan las dimensiones más relevantes para definir la calidad de vida urbana. El presidente del CNDU, Sergio Baeriswyl, dice que “la complejidad de la ciudad hace que sean muchos indicadores”, pero que su importancia es que “por primera vez en Chile van a existir indicadores que midan el desempeño de las ciudades”.
El encargado de implementar y administrar los datos a contar de este año será el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que firmó un convenio con el CNDU y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu). Esta es la primera vez que el INE incorporará aspectos cualitativos sobre el desarrollo de las urbes en su sistema.
Algunos de los indicadores podrán obtenerse con datos de otras mediciones, por ejemplo, los relacionados a acceso a áreas verdes que cada dos años arroja la Encuesta de Percepción de Calidad de Vida Urbana del Minvu.
Pero Baeriswyl dice que como la idea es que el origen de la información provenga siempre de fuentes oficiales, otros datos “probablemente los deba levantar el propio INE”.
Entre la información se considerarán aspectos como la distancia a paraderos, el número de víctimas en accidentes de tránsito, el tiempo de viaje, el acceso a agua potable y el reciclaje de residuos.
El ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, asegura que esto “permitirá que conozcamos en detalle la calidad de cada lugar. Por ejemplo, vamos a poder saber si hay déficit de áreas verdes y veredas de acuerdo al estándar. Pero ese mismo lugar puede tener muy buen acceso a transportes y a servicios, entonces, podremos focalizar de mejor forma los recursos y las intervenciones en cada sector”.
Magdalena Vicuña, académica del Instituto de Estudios Urbanos UC, quien coordinó la elaboración del Siedu, cuenta que para definir los indicadores usaron la experiencia de más de 50 ciudades del mundo: “Muchas veces estas consultorías se hacen a puertas cerradas, y esto fue un trabajo muy colaborativo con miembros del CNDU”.
Ver artículo
Fuente: El Mercurio, jueves 03 de enero de 2019

TITULARES

X