Viernes, Mayo 24, 2024

Hyundai acusa al MOP de no querer pagar costos del Puente Chacao y no seguirá con las obras

DIARIO FINANCIERO – A las 11:09 de este lunes 23 de diciembre, Hyundai Engineering & Construction, controlador del Consorcio Puente Chacao (CPC), que levanta una estructura colgante para unir el continente con la isla de Chiloé, notificó al Ministerio de Obras Públicas que no continuará con los trabajos, los que ya habían terminado los 36 pilotes de la nave central y se aprontaba a iniciar otras fases del desarrollo de la estructura.
En un duro escrito de tres páginas, Dongjin Lee, gerente general del consorcio, relató el largo camino de negociaciones con el MOP a raíz de una serie de cambios que -dice- se le solicitaron después de que se les adjudicó la obra en diciembre de 2013.
“El MOP dio instrucciones a CPC para que diseñara un proyecto distinto al contemplado en el contrato. CPC informó oportunamente al MOP los efectos en términos de tiempo y costo del diseño y construcción de un punto distinto al adjudicado por el gobierno”, dice en la misiva.

En la carta se acusa un “trato abusivo” por parte del MOP y relata que los sobrecostos -que totalizarían unos US$ 200 millones- se debían haber traducido en cambios al contrato cuando se aprobara la ingeniería definitiva, lo que ocurrió en diciembre de 2018.
Hyundai expresó que “el incumplimiento de los compromisos contraídos por parte del MOP, la mala fe con que se han llevado adelante las conversaciones, el perjuicio injusto que de ello se deriva y la completa inseguridad jurídica que se instala como consecuencia, llevaron a CPC a la conclusión que es imposible, en estas condiciones, continuar con las obras”, recalcó la empresa en un comunicado de prensa. Aunque las obras seguían desarrollándose, se prevé un descenso paulatino de la actividad.
En el escrito relata una serie de reuniones que comenzaron en enero de 2019, en una mesa técnica convocada por el MOP.
“En un último esfuerzo por resolver esta situación de incertidumbre, el 9, 18 y 19 de diciembre de 2019, CPC se reunió con el equipo del MOP y su asesor legal externo para discutir los cambios instruidos por el MOP al proyecto”, dice la carta dirigida al ministro Alfredo Moreno.
Fue en esas instancias que se les comunicó que no sería posible formalizar los cambios, ni entregar compensaciones, argumentando -según la versión de Hyundai- una serie de aspectos legales y técnicos que no habían sido objeto de discusión.
“Dada la respuesta del MOP (…) no es justo, ni exigible, que CPC continúe la construcción del Puente Chacao en un escenario de incertidumbre jurídica y financiando costos adicionales sin contraprestación del Estado de Chile”, dice la carta y agrega que tomará las medidas necesarias para preservar sus derechos y obtener una compensación económica.
Fuentes conocedoras de las negociaciones y que prefieren mantener el anonimato, explican que el consorcio aún está evaluando y definiendo las instancias judiciales a las que recurrirán para reclamar dichas compensaciones, aunque otras personas en la industria dicen que la movida forzará al MOP a evaluar la situación y negociar.
Reunión determinante
La relación entre el consorcio y el ministerio ha estado tensa, al menos durante todo este año. Fue este proceso de negociaciones el que permitió que se modificara el contrato en dos ocasiones.
La primera fue a mediados de este año, donde de común acuerdo, se determinó la salida de OAS de la sociedad, mientras que la segunda tuvo que ver con un ajuste al plan de pagos, que consistió en la segregación de algunas etapas, con el fin de recepcionar obras con mayor frecuencia, lo que a su vez permitiría al consorcio recibir pagos, pese a que el monto total de la obra no sufrió variación.
Originalmente la obra proyectaba estar lista en 2020, pero tras una serie de negociaciones con el gobierno, la entrega se corrió primero para 2023 y, finalmente, para 2025.






Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 23 de Diciembre de 2019

DIARIO FINANCIERO – A las 11:09 de este lunes 23 de diciembre, Hyundai Engineering & Construction, controlador del Consorcio Puente Chacao (CPC), que levanta una estructura colgante para unir el continente con la isla de Chiloé, notificó al Ministerio de Obras Públicas que no continuará con los trabajos, los que ya habían terminado los 36 pilotes de la nave central y se aprontaba a iniciar otras fases del desarrollo de la estructura.
En un duro escrito de tres páginas, Dongjin Lee, gerente general del consorcio, relató el largo camino de negociaciones con el MOP a raíz de una serie de cambios que -dice- se le solicitaron después de que se les adjudicó la obra en diciembre de 2013.
“El MOP dio instrucciones a CPC para que diseñara un proyecto distinto al contemplado en el contrato. CPC informó oportunamente al MOP los efectos en términos de tiempo y costo del diseño y construcción de un punto distinto al adjudicado por el gobierno”, dice en la misiva.

En la carta se acusa un “trato abusivo” por parte del MOP y relata que los sobrecostos -que totalizarían unos US$ 200 millones- se debían haber traducido en cambios al contrato cuando se aprobara la ingeniería definitiva, lo que ocurrió en diciembre de 2018.
Hyundai expresó que “el incumplimiento de los compromisos contraídos por parte del MOP, la mala fe con que se han llevado adelante las conversaciones, el perjuicio injusto que de ello se deriva y la completa inseguridad jurídica que se instala como consecuencia, llevaron a CPC a la conclusión que es imposible, en estas condiciones, continuar con las obras”, recalcó la empresa en un comunicado de prensa. Aunque las obras seguían desarrollándose, se prevé un descenso paulatino de la actividad.
En el escrito relata una serie de reuniones que comenzaron en enero de 2019, en una mesa técnica convocada por el MOP.
“En un último esfuerzo por resolver esta situación de incertidumbre, el 9, 18 y 19 de diciembre de 2019, CPC se reunió con el equipo del MOP y su asesor legal externo para discutir los cambios instruidos por el MOP al proyecto”, dice la carta dirigida al ministro Alfredo Moreno.
Fue en esas instancias que se les comunicó que no sería posible formalizar los cambios, ni entregar compensaciones, argumentando -según la versión de Hyundai- una serie de aspectos legales y técnicos que no habían sido objeto de discusión.
“Dada la respuesta del MOP (…) no es justo, ni exigible, que CPC continúe la construcción del Puente Chacao en un escenario de incertidumbre jurídica y financiando costos adicionales sin contraprestación del Estado de Chile”, dice la carta y agrega que tomará las medidas necesarias para preservar sus derechos y obtener una compensación económica.
Fuentes conocedoras de las negociaciones y que prefieren mantener el anonimato, explican que el consorcio aún está evaluando y definiendo las instancias judiciales a las que recurrirán para reclamar dichas compensaciones, aunque otras personas en la industria dicen que la movida forzará al MOP a evaluar la situación y negociar.
Reunión determinante
La relación entre el consorcio y el ministerio ha estado tensa, al menos durante todo este año. Fue este proceso de negociaciones el que permitió que se modificara el contrato en dos ocasiones.
La primera fue a mediados de este año, donde de común acuerdo, se determinó la salida de OAS de la sociedad, mientras que la segunda tuvo que ver con un ajuste al plan de pagos, que consistió en la segregación de algunas etapas, con el fin de recepcionar obras con mayor frecuencia, lo que a su vez permitiría al consorcio recibir pagos, pese a que el monto total de la obra no sufrió variación.
Originalmente la obra proyectaba estar lista en 2020, pero tras una serie de negociaciones con el gobierno, la entrega se corrió primero para 2023 y, finalmente, para 2025.






Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Lunes 23 de Diciembre de 2019

TITULARES