Lunes, Abril 15, 2024

Hutt por Ley de Roaming: “Hará viable la llegada de nuevos operadores de menor tamaño”

PULSO –  En agosto el Gobierno ingresó al Senado el proyecto de Ley de Roaming Automático Nacional, que busca, entre otras cosas, garantizar el acceso de más de una empresa de telecomunicaciones a las zonas aisladas del país. El proyecto está en discusión en la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara de Diputados y hoy sería votado en esta instancia.
La iniciativa establece la obligación a las empresas de telecomunicaciones de permitir el uso de sus redes, con la respectiva remuneración que esto conlleva. Esto permitirá que los clientes de operadoras que no cuenten con conectividad en determinadas áreas del país, puedan utilizar las redes disponibles de otras compañías, obteniendo así una mayor cobertura de telefonía móvil.
Sin embargo, el proyecto ha despertado la preocupación de firmas como Entel y Movistar, las que han advertido que podría desincentivar futuras inversiones. La inquietud apunta a que las zonas beneficiadas serán definidas en un futuro reglamento, no en la ley misma, lo que en opinión de una parte de la industria, genera incertidumbre.
La ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, señaló a Pulso que el proyecto promueve la competencia, al fomentar la compartición de infraestructura y tecnologías. Incluso, señala que hará viable la llegada de nuevos operadores de menor tamaño.
“El proyecto facilita que empresas entrantes en el mercado puedan satisfacer distintas necesidades de comunicación de los consumidores, siendo competitivos frente a una industria consolidada”, indica la ministra. “El mecanismo permitirá a las empresas incumbentes realizar ofertas de uso de su infraestructura a precios competitivos y no discriminatorios, para que otras empresas puedan acceder a ella y dar servicio a los usuarios”, indica.
La ministra Hutt hace hincapié en que el proyecto sirve para extender geográficamente la cobertura de servicios y diversificar la oferta de competidores, especialmente en aquellas áreas del territorio en que, por su baja densidad poblacional, carácter aislado o la gran inversión que requiere una completa cobertura con altos grados de capacidad y calidad de servicio.
En ese sentido, defiende el proyecto y señala que durante muchos años este aspecto del sector no ha sido regulado. “Las compañías móviles no llegaron a los acuerdos necesarios para establecer roaming, en especial en las zonas aisladas o rurales, siendo los usuarios los únicos perjudicados al no poder optar a una compañía, y tener que adquirir más de un teléfono para estar siempre conectados”, dice.
Fuente: Pulso, Martes 28 de Enero de 2020

PULSO –  En agosto el Gobierno ingresó al Senado el proyecto de Ley de Roaming Automático Nacional, que busca, entre otras cosas, garantizar el acceso de más de una empresa de telecomunicaciones a las zonas aisladas del país. El proyecto está en discusión en la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara de Diputados y hoy sería votado en esta instancia.
La iniciativa establece la obligación a las empresas de telecomunicaciones de permitir el uso de sus redes, con la respectiva remuneración que esto conlleva. Esto permitirá que los clientes de operadoras que no cuenten con conectividad en determinadas áreas del país, puedan utilizar las redes disponibles de otras compañías, obteniendo así una mayor cobertura de telefonía móvil.
Sin embargo, el proyecto ha despertado la preocupación de firmas como Entel y Movistar, las que han advertido que podría desincentivar futuras inversiones. La inquietud apunta a que las zonas beneficiadas serán definidas en un futuro reglamento, no en la ley misma, lo que en opinión de una parte de la industria, genera incertidumbre.
La ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, señaló a Pulso que el proyecto promueve la competencia, al fomentar la compartición de infraestructura y tecnologías. Incluso, señala que hará viable la llegada de nuevos operadores de menor tamaño.
“El proyecto facilita que empresas entrantes en el mercado puedan satisfacer distintas necesidades de comunicación de los consumidores, siendo competitivos frente a una industria consolidada”, indica la ministra. “El mecanismo permitirá a las empresas incumbentes realizar ofertas de uso de su infraestructura a precios competitivos y no discriminatorios, para que otras empresas puedan acceder a ella y dar servicio a los usuarios”, indica.
La ministra Hutt hace hincapié en que el proyecto sirve para extender geográficamente la cobertura de servicios y diversificar la oferta de competidores, especialmente en aquellas áreas del territorio en que, por su baja densidad poblacional, carácter aislado o la gran inversión que requiere una completa cobertura con altos grados de capacidad y calidad de servicio.
En ese sentido, defiende el proyecto y señala que durante muchos años este aspecto del sector no ha sido regulado. “Las compañías móviles no llegaron a los acuerdos necesarios para establecer roaming, en especial en las zonas aisladas o rurales, siendo los usuarios los únicos perjudicados al no poder optar a una compañía, y tener que adquirir más de un teléfono para estar siempre conectados”, dice.
Fuente: Pulso, Martes 28 de Enero de 2020

TITULARES