Domingo, Mayo 19, 2024

¿Qué ha ocurrido con los riesgos de sequía y las carreteras hídricas?

DIARIO CONCEPCIÓN – “El principal problema que viene ahora es que con el estallido social las dificultades por la sequía quedaron en segundo plano”, enfatiza José Luis Arumi, profesor titular del Departamento de Recursos Hídricos de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción e Investigador Principal del Centro Fondap y Crhiam.
Lo anterior, en respuesta a las consultas realizadas por Diario Concepción acerca de qué es lo que está pasando en materia de sequía y desarrollo hídrico regional.
“Si bien nosotros tenemos un déficit, que no es tan dramático como en el norte, lamentablemente, nos estamos acostumbrando a la situación de déficit”, advierte Arumi.
Requerido respecto de si se puede asegurar que para Bío Bío el consumo humano de agua está garantizado, la respuesta es: “Sí, respecto de eso no veo mayores problemas, en primer lugar, para consumo humano Concepción se alimenta del Bío Bío y, el río, la verdad, es que siempre tendrá agua suficiente para asegurar el consumo humano”.
Ahora, en cuanto a si hay oportunidad para introducir mejoras en la distribución del agua, señala: “en mi opinión, el principal cambio es la orientación del Estado de Chile de pasar de un rol subsidiario a uno responsable. Mi ideal es que el cambio constitucional gatille eso. Que el Estado se haga responsable directamente ante los ciudadanos y se haga, efectivamente, una gestión de cuencas, gestión de recursos hídricos y una gestión de la energía entre otras cosas”.
En relación a si existe la posibilidad de bajar las tarifas del agua, como ocurrirá con las de electricidad, explica que “no. Porque no tenemos un Ministerio del Agua como sí existe en Energía”.
Visión de Socabio
Para José Miguel Stegmeier, presidente de la Sociedad Agrícola Bío Bío, los puntos más urgentes y relevantes en el escenario hídrico regional actual son “contar con la certeza jurídica de la propiedad sobre los derechos de aprovechamiento de agua. Necesitamos esta seguridad, porque nuestras inversiones son de largo plazo, incluso cruzan generaciones y además porque somos un sector estratégico del punto de vista de la seguridad alimentaria y las exportaciones”.
En este sentido, el presidente de Socabio, agrega que “desde la mirada de ser productores de alimentos gracias al riego, planteamos que también, así como lo es el agua potable, se debe garantizar su tenencia ya que prácticamente todo lo que nuestros campos producen, directa o indirectamente, también son bienes de consumo humano”.
Del mismo modo plantea que “se debe poner a tono al Estado, modernizándolo, de tal manera que los organismos que velan por el buen uso del recurso sean más eficientes”.
Carreteras hídricas
En relación a las carreteras hídricas, particularmente la de Reguemos Chile, la postura de Socabio es que “cualquier derivación de agua a otras zonas del país, dañaría nuestras propias opciones de desarrollo”.
El representante del gremio agrícola también dice que “hay que considerar estrictamente la tendencia de disminución de precipitaciones y el potencial local de incremento de superficie que puede transformarse en regada”.
Otra variable que resalta Stegmeier es que “nuestras opciones productivas locales, son tan o incluso más valiosas para los mercados de exportación que los que se hacen en el norte. Es decir, acá el agua nos rinde más, es obviamente más barata que tener que transportarla y produce iguales o mejores retornos, que el norte”.
Ver artículo
Fuente: Diario Concepción, Domingo 15 de Diciembre de 2019

DIARIO CONCEPCIÓN – “El principal problema que viene ahora es que con el estallido social las dificultades por la sequía quedaron en segundo plano”, enfatiza José Luis Arumi, profesor titular del Departamento de Recursos Hídricos de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción e Investigador Principal del Centro Fondap y Crhiam.
Lo anterior, en respuesta a las consultas realizadas por Diario Concepción acerca de qué es lo que está pasando en materia de sequía y desarrollo hídrico regional.
“Si bien nosotros tenemos un déficit, que no es tan dramático como en el norte, lamentablemente, nos estamos acostumbrando a la situación de déficit”, advierte Arumi.
Requerido respecto de si se puede asegurar que para Bío Bío el consumo humano de agua está garantizado, la respuesta es: “Sí, respecto de eso no veo mayores problemas, en primer lugar, para consumo humano Concepción se alimenta del Bío Bío y, el río, la verdad, es que siempre tendrá agua suficiente para asegurar el consumo humano”.
Ahora, en cuanto a si hay oportunidad para introducir mejoras en la distribución del agua, señala: “en mi opinión, el principal cambio es la orientación del Estado de Chile de pasar de un rol subsidiario a uno responsable. Mi ideal es que el cambio constitucional gatille eso. Que el Estado se haga responsable directamente ante los ciudadanos y se haga, efectivamente, una gestión de cuencas, gestión de recursos hídricos y una gestión de la energía entre otras cosas”.
En relación a si existe la posibilidad de bajar las tarifas del agua, como ocurrirá con las de electricidad, explica que “no. Porque no tenemos un Ministerio del Agua como sí existe en Energía”.
Visión de Socabio
Para José Miguel Stegmeier, presidente de la Sociedad Agrícola Bío Bío, los puntos más urgentes y relevantes en el escenario hídrico regional actual son “contar con la certeza jurídica de la propiedad sobre los derechos de aprovechamiento de agua. Necesitamos esta seguridad, porque nuestras inversiones son de largo plazo, incluso cruzan generaciones y además porque somos un sector estratégico del punto de vista de la seguridad alimentaria y las exportaciones”.
En este sentido, el presidente de Socabio, agrega que “desde la mirada de ser productores de alimentos gracias al riego, planteamos que también, así como lo es el agua potable, se debe garantizar su tenencia ya que prácticamente todo lo que nuestros campos producen, directa o indirectamente, también son bienes de consumo humano”.
Del mismo modo plantea que “se debe poner a tono al Estado, modernizándolo, de tal manera que los organismos que velan por el buen uso del recurso sean más eficientes”.
Carreteras hídricas
En relación a las carreteras hídricas, particularmente la de Reguemos Chile, la postura de Socabio es que “cualquier derivación de agua a otras zonas del país, dañaría nuestras propias opciones de desarrollo”.
El representante del gremio agrícola también dice que “hay que considerar estrictamente la tendencia de disminución de precipitaciones y el potencial local de incremento de superficie que puede transformarse en regada”.
Otra variable que resalta Stegmeier es que “nuestras opciones productivas locales, son tan o incluso más valiosas para los mercados de exportación que los que se hacen en el norte. Es decir, acá el agua nos rinde más, es obviamente más barata que tener que transportarla y produce iguales o mejores retornos, que el norte”.
Ver artículo
Fuente: Diario Concepción, Domingo 15 de Diciembre de 2019

TITULARES