Martes, Mayo 28, 2024

Gremios eléctricos valoran proyecto de transición energética y renovables enfatizan en prioridad a reasignación de ingresos tarifarios

PULSO – En términos favorables recibieron los gremios del sector eléctrico el envío del proyecto de ley sobre transición energética, ingresado esta semana por el Ejecutivo para su tramitación en el Congreso. La propuesta, que considera una serie de fomentos para que el sistema de transmisión eléctrica se configure como infraestructura habilitante para el proceso de descarbonización de la matriz eléctrica, era largamente esperada en especial por generadoras de energía renovable no convencional (ERNC), segmento que ha enfrentado ciertas dificultades en el mercado de corto plazo, en parte por las congestiones producidas en los horarios donde la presencia de las renovables no logra ser aprovechada por completo.

De hecho, para la directora ejecutiva de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), Ana Lía Rojas, la noticia fue celebrada, especialmente por la propuesta que busca establecer el criterio de operación de un sistema eléctrico bajo en emisiones para el Coordinador Eléctrico.

“El proyecto de ley de Transición Energética viene a actuar como eslabón entre el corto y el largo plazo, pues incorpora por fin el mandato de la operación de un sistema eléctrico con bajas emisiones para nuestro coordinador eléctrico. Además, presenta soluciones para enfrentar los riesgos de sostenibilidad financiera que han afectado a las energías renovables en este último año – la devolución de ingresos tarifarios por congestiones de transmisión y la licitación de 2GW de almacenamiento”, comentó Rojas.

La ejecutiva del gremio de renovables enfatizó que desde su agrupación “somos conscientes de los desafíos de tramitación parlamentaria que tiene un proyecto de ley que tiene urgencia para nuestro sector, por lo que manifestamos nuestro foco y colaboración en que dicho proyecto sea aprobado e implementado, rescatando la prioridad en ingresos tarifarios y almacenamiento”.

Por su parte, el director ejecutivo de Transmisoras, Javier Tapia, comentó que el texto ingresado a tramitación venía siendo trabajado desde hace un tiempo con el Ejecutivo, en un “proyecto que partió con varias modificaciones a la transmisión, al que después se le incorporaron algunas cosas que son soluciones a temas de mercado que se han ido dando últimamente, como el problema de la renovables”.

Para el representante del gremio que agrupa a las principales empresas de transmisión eléctrica del país, la incorporación de dichos temas les genera “el temor fundado que esas modificaciones entrampen y ojalá que no lo hagan, lo que son los cambios a la transmisión, que nosotros consideramos como importantes en un 90%, y son positivos”.

Tapia enfatiza que el proyecto “en general va en la dirección correcta”, y plantea que su único desacuerdo gira en torno a la ampliación de plazos para el proceso de la planificación de la transmisión, que pasa de un año a dos. “Eso debería ser un poquito más rápido”, plantea, remarcando que si una obra queda fuera, deberá esperar dos años para volverse a presentar a la CNE “lo que impone una carga al planificador muy importante”.

Con todo, remarca que el reconocimiento de los sobrecostos en los proyectos “es algo súper relevante para el sector, por los problemas que ha habido con los contratistas, y tiene una buena solución”. A ello agregó que “se fomenta la competencia, que es algo veníamos pidiendo hace rato”, aludiendo a que algunas empresas de transmisión podrán ingresar a otros mercados, particularmente a generación, con tecnologías de almacenamiento.

Para Tapia, la propuesta más relevante pasa por el mecanismo contemplado para proponer obras fueras del plan de transmisión, “lo que es súper importante para el minuto en el que estamos hoy día, porque algunas cosas que hoy no entran en el plan, podrían hacerlo por esa otra vía y que son obras que se necesitan”.

Por su parte, Francisco Muñoz, director de Estudios de Generadoras de Chile señaló que en su gremio “siempre hemos planteado que lo que se requiere son condiciones habilitantes, incluyendo la transmisión y el almacenamiento”.

Pese a valorar los objetivos de la iniciativa legal, Muñoz planteó que “el siguiente tema es el desarrollo de reglas claras y concretas para el avance del almacenamiento”, donde prevé que para el corto plazo las medidas concretas “son la implementación de la Ley de Almacenamiento, despejar las dudas respecto de la remuneración de potencia de suficiencia de tecnologías de almacenamiento, desarrollar centrales renovables con capacidad de almacenamiento y modificaciones al Reglamento de Coordinación y Operación para definir claramente el tratamiento de estas tecnologías en el despacho del sistema”.

Finalmente, Muñoz sostuvo que el desarrollo de la transmisión y el almacenamiento, está relacionado a una agenda de más largo plazo que tiene que ver con una reforma del mercado, y mencionó que Generadoras “trabaja para impulsar un perfeccionamiento al sistema marginalista”.

También es necesaria la coherencia regulatoria en las políticas, complementar el acuerdo de retiro de centrales a carbón con un plan para cumplir este compromiso, capacitar adecuadamente a los distintos órganos de la administración con herramientas para que puedan evaluar los nuevos proyectos con nuevas tecnologías y, por último, la necesaria participación directa de los gobiernos locales para explicar los beneficios de estas nuevas tecnologías y el rol que van a cumplir en la transición energética.

Fuente: Pulso, Miércoles 12 de Julio de 2023

PULSO – En términos favorables recibieron los gremios del sector eléctrico el envío del proyecto de ley sobre transición energética, ingresado esta semana por el Ejecutivo para su tramitación en el Congreso. La propuesta, que considera una serie de fomentos para que el sistema de transmisión eléctrica se configure como infraestructura habilitante para el proceso de descarbonización de la matriz eléctrica, era largamente esperada en especial por generadoras de energía renovable no convencional (ERNC), segmento que ha enfrentado ciertas dificultades en el mercado de corto plazo, en parte por las congestiones producidas en los horarios donde la presencia de las renovables no logra ser aprovechada por completo.

De hecho, para la directora ejecutiva de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), Ana Lía Rojas, la noticia fue celebrada, especialmente por la propuesta que busca establecer el criterio de operación de un sistema eléctrico bajo en emisiones para el Coordinador Eléctrico.

“El proyecto de ley de Transición Energética viene a actuar como eslabón entre el corto y el largo plazo, pues incorpora por fin el mandato de la operación de un sistema eléctrico con bajas emisiones para nuestro coordinador eléctrico. Además, presenta soluciones para enfrentar los riesgos de sostenibilidad financiera que han afectado a las energías renovables en este último año – la devolución de ingresos tarifarios por congestiones de transmisión y la licitación de 2GW de almacenamiento”, comentó Rojas.

La ejecutiva del gremio de renovables enfatizó que desde su agrupación “somos conscientes de los desafíos de tramitación parlamentaria que tiene un proyecto de ley que tiene urgencia para nuestro sector, por lo que manifestamos nuestro foco y colaboración en que dicho proyecto sea aprobado e implementado, rescatando la prioridad en ingresos tarifarios y almacenamiento”.

Por su parte, el director ejecutivo de Transmisoras, Javier Tapia, comentó que el texto ingresado a tramitación venía siendo trabajado desde hace un tiempo con el Ejecutivo, en un “proyecto que partió con varias modificaciones a la transmisión, al que después se le incorporaron algunas cosas que son soluciones a temas de mercado que se han ido dando últimamente, como el problema de la renovables”.

Para el representante del gremio que agrupa a las principales empresas de transmisión eléctrica del país, la incorporación de dichos temas les genera “el temor fundado que esas modificaciones entrampen y ojalá que no lo hagan, lo que son los cambios a la transmisión, que nosotros consideramos como importantes en un 90%, y son positivos”.

Tapia enfatiza que el proyecto “en general va en la dirección correcta”, y plantea que su único desacuerdo gira en torno a la ampliación de plazos para el proceso de la planificación de la transmisión, que pasa de un año a dos. “Eso debería ser un poquito más rápido”, plantea, remarcando que si una obra queda fuera, deberá esperar dos años para volverse a presentar a la CNE “lo que impone una carga al planificador muy importante”.

Con todo, remarca que el reconocimiento de los sobrecostos en los proyectos “es algo súper relevante para el sector, por los problemas que ha habido con los contratistas, y tiene una buena solución”. A ello agregó que “se fomenta la competencia, que es algo veníamos pidiendo hace rato”, aludiendo a que algunas empresas de transmisión podrán ingresar a otros mercados, particularmente a generación, con tecnologías de almacenamiento.

Para Tapia, la propuesta más relevante pasa por el mecanismo contemplado para proponer obras fueras del plan de transmisión, “lo que es súper importante para el minuto en el que estamos hoy día, porque algunas cosas que hoy no entran en el plan, podrían hacerlo por esa otra vía y que son obras que se necesitan”.

Por su parte, Francisco Muñoz, director de Estudios de Generadoras de Chile señaló que en su gremio “siempre hemos planteado que lo que se requiere son condiciones habilitantes, incluyendo la transmisión y el almacenamiento”.

Pese a valorar los objetivos de la iniciativa legal, Muñoz planteó que “el siguiente tema es el desarrollo de reglas claras y concretas para el avance del almacenamiento”, donde prevé que para el corto plazo las medidas concretas “son la implementación de la Ley de Almacenamiento, despejar las dudas respecto de la remuneración de potencia de suficiencia de tecnologías de almacenamiento, desarrollar centrales renovables con capacidad de almacenamiento y modificaciones al Reglamento de Coordinación y Operación para definir claramente el tratamiento de estas tecnologías en el despacho del sistema”.

Finalmente, Muñoz sostuvo que el desarrollo de la transmisión y el almacenamiento, está relacionado a una agenda de más largo plazo que tiene que ver con una reforma del mercado, y mencionó que Generadoras “trabaja para impulsar un perfeccionamiento al sistema marginalista”.

También es necesaria la coherencia regulatoria en las políticas, complementar el acuerdo de retiro de centrales a carbón con un plan para cumplir este compromiso, capacitar adecuadamente a los distintos órganos de la administración con herramientas para que puedan evaluar los nuevos proyectos con nuevas tecnologías y, por último, la necesaria participación directa de los gobiernos locales para explicar los beneficios de estas nuevas tecnologías y el rol que van a cumplir en la transición energética.

Fuente: Pulso, Miércoles 12 de Julio de 2023

TITULARES