Sábado, Enero 28, 2023

Gremios del sector privado anticipan una fuerte desaceleración en sus sectores este año

DIARIO FINANCIERO – Ya es un consenso que 2022 será un año de moderación económica frente al ejercicio recién pasado, cuando se estima que la actividad creció más de un 12%. Pero, ¿qué llevará al crecimiento de más o menos 2% que prevén los actores del mercado? Las proyecciones sectoriales de los gremios empresariales también dan cuenta de una desaceleración, pero con disparidad entre ellas.

En el seminario “Proyecciones económicas 2022: perspectivas sectoriales ante nuevos escenarios”, de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) se congregaron los gremios de la agricultura, banca, comercio, construcción, industria, minería y turismo, quienes entregaron sus balances del 2021 y lo que esperan de este 2022. Desde los distintos sectores se llegó a la misma conclusión: se debe mirar con atención a factores como el Covid-19 y sus nuevas variantes, la inflación, el desempleo y la situación de China, entre otros.

María Teresa Vial, presidenta de la CCS, comentó que “nuestro rol como generadores de inversiones, empleo y PIB ya no es suficiente. En los próximos años tendremos que jugar un rol determinante en el futuro de nuestra actividad y de la economía en general”. Además, agregó que hay una serie de nuevos desafíos que estos sectores tendrán que afrontar y relevó el rol colaborador del sector privado para superar estos obstáculos.

Minería crecería en línea con el país

Álvaro Merino, gerente de Estudios de la Sociedad Nacional de la Minería (Sonami), explicó que el año pasado el sector sufrió una caída de un 1% -pese al salto de 41% de las exportaciones del rubro-, en un período en que la economía chilena creció un 12%. Para este 2022, el gremio estima que el alza del Producto Interno Bruto (PIB) estará en un rango de 2% a 3%, en línea con el 2% que prevén para el país y de la mano de una producción de cobre cercana a los 5,8 millones de toneladas.

La entidad calcula que el precio del cobre se situará entre US$ 3,9 y US$ 4,1 la libra promedio anual, y su proyección es que las exportaciones mineras lleguen a US$ 60.000 millones.

Merino advirtió que la alta incertidumbre que genera la tramitación del royalty a la minería en el Congreso y las futuras normas sobre el sector que propondrá la Convención Constitucional “han puesto un compás de espera en la inversión minera”.

“Para que Chile continúe siendo un país atractivo en minería, es crucial que la institucionalidad minera otorgue certeza jurídica, estabilidad y no afecte la competitividad como país minero”, defendió.

Construcción prevé un incipiente crecimiento

Javier Hurtado, gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), indicó que el crecimiento total del sector fue de un 12,8% el año pasado, respecto al 12,3% que se alcanzó en 2020. El incremento que se vio durante 2021 se apoya principalmente en la inversión de parte del sector público.

Mientras que para el 2022, la CChC proyecta una variación que oscilaría entre una caída de 1,9% y un alza de 0,1% para la inversión del sector. En cuanto a la infraestructura productiva prevén una caída debido a que no se ha logrado recuperar y las condiciones. La inversión en infraestructura pública aumentó en un 15,5%, mientras que en la infraestructura vivienda privada se proyectó un 1,9%. Finalmente, la inversión en vivienda subsidiada se espera que decaiga un 2,2%.

“La construcción de viviendas sociales ha ido cayendo. Alrededor de 400 mil viviendas tienen déficit y eso se nota en las calles. Perder beneficio es un tremendo error”, concluyó Hurtado.

PIB de la industria a la baja de la mano de rezago del empleo

Un crecimiento de entre 1,5% y 2,5% proyecta la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) para el sector manufacturero este 2022, ampliamente menor al alza de 8% registrada en 2021. Rodrigo Mujica, director de Políticas Públicas del gremio, explicó que prevén que la economía nacional se expanda entre 1% y 2% este año, y no descartan crecimientos negativos mensuales hacia el final del año.

Este moderado crecimiento sectorial se explicaría por condiciones financieras más restrictivas, una menor inversión derivada de la “persistente” incertidumbre, una caída del consumo y menor dinamismo del comercio exterior.

Aclaró que el crecimiento de la industria sería heterogéneo entre los distintos sectores este año, y los rubros más ligados a la inversión pública y al consumo de bienes no durables generarían el mayor impulso.

El empleo también es una preocupación: a la industria manufacturera le falta por recuperar más o menos 45.000 empleos respecto al peor período de la pandemia, del orden del 35%, pero Mujica aclaró que no prevén que se recuperen todos debido a los cambios estructurales que ha habido en el mercado laboral.

La sequía, uno de los grandes desafíos del mundo agrícola

Desde el sector agrícola, el jefe de Estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Francisco Gana, estimó un crecimiento de un 2,6% para este año. Respecto a los subsectores se prevé que el frutícola alcance un 3%, el hortícola una expansión que va a variar entre el 2% y el 3%, los cultivos se espera que crezcan en torno a un 2% y finalmente el pecuario espera un avance que no alcanzará el 1%.

Sin embargo, Gana afirmó que todas las proyecciones están sujetas al clima, siniestros y la sequía, que se posiciona como su principal preocupación. “La sequía está en un momento bastante severo. Sin embargo, no tan mal como el 2019 que fue la peor de la historia. Actualmente, por ejemplo los embalses están en sus capacidades mínimas, lo que sería preocupante después de 2022”, explicó. Además, enfatizó que este problema se puede traducir en costos de financiamiento mayores que no necesariamente se podrán traspasar a los precios.

Banca espera crecimiento negativo y acotadas colocaciones

Una baja en el crecimiento sectorial de 2,6% es lo que proyecta la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) en su escenario base para este 2022. El gerente de Estudios del gremio, Matias Bernier, detalló que en su panorama pesimista prevén que la merma podría ser de 3,2%, y en el cuadro optimista la contracción podría moderarse a 2% del PIB.

El representante del mundo bancario enfatizó que este año las colocaciones tendrán un crecimiento “acotado”, de más o menos 1,6% en el escenario base, luego de un año marcado por las “exigentes bases de comparación” que dejaron los programas de apoyo durante la pandemia.

Bernier detalló que el desempeño económico de 2022 girará en torno a la “disipación de los riesgos idiosincráticos” y la administración que hagan los hogares de su liquidez adicional. Añadió que los principales desafíos del sector se relacionan con la menor actividad económica proyectada para el año, con la débil inversión estimada y con desequilibrios macroeconómicos con efectos inflacionarios que requerirán una política monetaria contractiva.

Turismo espera normalizarse recién en 2023

Lorena Arriagada, secretaria general de Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet), afirmó que el rubro se encuentra en un momento crítico y desde el gremio proyectan que hasta el primer trimestre del 2023 la situación no se podrá estabilizar y así alcanzar las cifras que existían previo a la pandemia. Arriagada expuso que esta caída del sector se puede evidenciar en diferentes aspectos, como la pérdida de empleo de alrededor de 250 mil personas.

A pesar de la situación actual, desde Achet ven que la situación está mejorando y se espera que las cifras de cierre del 2021 muestren un repunte. Otro de los puntos que trató Arriagada fue la positiva posición en que se encuentra Chile respecto a la vacunación. “La Organización Mundial de Turismo afirma que se debe permitir el libre movimiento a los vacunados”, indicó la secretaria general.

Sin embargo, hizo un llamado a que las autoridades reconozcan todas las vacunas autorizadas por la OMS, para facilitar la entrada de turistas. Finalmente, el sector instó al próximo gobierno a definir al turismo como un sector estratégico y trazar un plan integral para la recuperación de este.

Comercio anticipa nulo crecimiento con sesgo negativo

Un inédito crecimiento que podría llegar al 30% es lo que experimentó el comercio el recién pasado 2021. Pero en el año que está comenzando, el sector estima que el alza del PIB sería prácticamente nula, con un sesgo “levemente negativo por ahora”.

Así lo explicó George Lever, gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), quien precisó que durante 2022 los servicios deberían mostrar “mucho más dinamismo” que los bienes, a diferencia de lo ocurrido en años anteriores.

El representante de la CCS señaló que el consumo del año que recién comienza estará marcado por la desactivación de los estímulos de liquidez a los hogares, tanto los retiros desde las AFP como las transferencias que realizó el Estado durante gran parte de la pandemia.

Con esto, habrá una “normalización” en los ingresos de las personas, lo que implica que su evolución “volverá a quedar determinada principalmente por las fuentes laborales”. Eso significa, detalló Lever, que este 2022 se observará una caída frente a “estos dos años de anormalidad”, en los que los hogares chilenos percibieron ingresos “muy superiores a los de un año promedio”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 6 de Enero de 2022

DIARIO FINANCIERO – Ya es un consenso que 2022 será un año de moderación económica frente al ejercicio recién pasado, cuando se estima que la actividad creció más de un 12%. Pero, ¿qué llevará al crecimiento de más o menos 2% que prevén los actores del mercado? Las proyecciones sectoriales de los gremios empresariales también dan cuenta de una desaceleración, pero con disparidad entre ellas.

En el seminario “Proyecciones económicas 2022: perspectivas sectoriales ante nuevos escenarios”, de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) se congregaron los gremios de la agricultura, banca, comercio, construcción, industria, minería y turismo, quienes entregaron sus balances del 2021 y lo que esperan de este 2022. Desde los distintos sectores se llegó a la misma conclusión: se debe mirar con atención a factores como el Covid-19 y sus nuevas variantes, la inflación, el desempleo y la situación de China, entre otros.

María Teresa Vial, presidenta de la CCS, comentó que “nuestro rol como generadores de inversiones, empleo y PIB ya no es suficiente. En los próximos años tendremos que jugar un rol determinante en el futuro de nuestra actividad y de la economía en general”. Además, agregó que hay una serie de nuevos desafíos que estos sectores tendrán que afrontar y relevó el rol colaborador del sector privado para superar estos obstáculos.

Minería crecería en línea con el país

Álvaro Merino, gerente de Estudios de la Sociedad Nacional de la Minería (Sonami), explicó que el año pasado el sector sufrió una caída de un 1% -pese al salto de 41% de las exportaciones del rubro-, en un período en que la economía chilena creció un 12%. Para este 2022, el gremio estima que el alza del Producto Interno Bruto (PIB) estará en un rango de 2% a 3%, en línea con el 2% que prevén para el país y de la mano de una producción de cobre cercana a los 5,8 millones de toneladas.

La entidad calcula que el precio del cobre se situará entre US$ 3,9 y US$ 4,1 la libra promedio anual, y su proyección es que las exportaciones mineras lleguen a US$ 60.000 millones.

Merino advirtió que la alta incertidumbre que genera la tramitación del royalty a la minería en el Congreso y las futuras normas sobre el sector que propondrá la Convención Constitucional “han puesto un compás de espera en la inversión minera”.

“Para que Chile continúe siendo un país atractivo en minería, es crucial que la institucionalidad minera otorgue certeza jurídica, estabilidad y no afecte la competitividad como país minero”, defendió.

Construcción prevé un incipiente crecimiento

Javier Hurtado, gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), indicó que el crecimiento total del sector fue de un 12,8% el año pasado, respecto al 12,3% que se alcanzó en 2020. El incremento que se vio durante 2021 se apoya principalmente en la inversión de parte del sector público.

Mientras que para el 2022, la CChC proyecta una variación que oscilaría entre una caída de 1,9% y un alza de 0,1% para la inversión del sector. En cuanto a la infraestructura productiva prevén una caída debido a que no se ha logrado recuperar y las condiciones. La inversión en infraestructura pública aumentó en un 15,5%, mientras que en la infraestructura vivienda privada se proyectó un 1,9%. Finalmente, la inversión en vivienda subsidiada se espera que decaiga un 2,2%.

“La construcción de viviendas sociales ha ido cayendo. Alrededor de 400 mil viviendas tienen déficit y eso se nota en las calles. Perder beneficio es un tremendo error”, concluyó Hurtado.

PIB de la industria a la baja de la mano de rezago del empleo

Un crecimiento de entre 1,5% y 2,5% proyecta la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) para el sector manufacturero este 2022, ampliamente menor al alza de 8% registrada en 2021. Rodrigo Mujica, director de Políticas Públicas del gremio, explicó que prevén que la economía nacional se expanda entre 1% y 2% este año, y no descartan crecimientos negativos mensuales hacia el final del año.

Este moderado crecimiento sectorial se explicaría por condiciones financieras más restrictivas, una menor inversión derivada de la “persistente” incertidumbre, una caída del consumo y menor dinamismo del comercio exterior.

Aclaró que el crecimiento de la industria sería heterogéneo entre los distintos sectores este año, y los rubros más ligados a la inversión pública y al consumo de bienes no durables generarían el mayor impulso.

El empleo también es una preocupación: a la industria manufacturera le falta por recuperar más o menos 45.000 empleos respecto al peor período de la pandemia, del orden del 35%, pero Mujica aclaró que no prevén que se recuperen todos debido a los cambios estructurales que ha habido en el mercado laboral.

La sequía, uno de los grandes desafíos del mundo agrícola

Desde el sector agrícola, el jefe de Estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Francisco Gana, estimó un crecimiento de un 2,6% para este año. Respecto a los subsectores se prevé que el frutícola alcance un 3%, el hortícola una expansión que va a variar entre el 2% y el 3%, los cultivos se espera que crezcan en torno a un 2% y finalmente el pecuario espera un avance que no alcanzará el 1%.

Sin embargo, Gana afirmó que todas las proyecciones están sujetas al clima, siniestros y la sequía, que se posiciona como su principal preocupación. “La sequía está en un momento bastante severo. Sin embargo, no tan mal como el 2019 que fue la peor de la historia. Actualmente, por ejemplo los embalses están en sus capacidades mínimas, lo que sería preocupante después de 2022”, explicó. Además, enfatizó que este problema se puede traducir en costos de financiamiento mayores que no necesariamente se podrán traspasar a los precios.

Banca espera crecimiento negativo y acotadas colocaciones

Una baja en el crecimiento sectorial de 2,6% es lo que proyecta la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) en su escenario base para este 2022. El gerente de Estudios del gremio, Matias Bernier, detalló que en su panorama pesimista prevén que la merma podría ser de 3,2%, y en el cuadro optimista la contracción podría moderarse a 2% del PIB.

El representante del mundo bancario enfatizó que este año las colocaciones tendrán un crecimiento “acotado”, de más o menos 1,6% en el escenario base, luego de un año marcado por las “exigentes bases de comparación” que dejaron los programas de apoyo durante la pandemia.

Bernier detalló que el desempeño económico de 2022 girará en torno a la “disipación de los riesgos idiosincráticos” y la administración que hagan los hogares de su liquidez adicional. Añadió que los principales desafíos del sector se relacionan con la menor actividad económica proyectada para el año, con la débil inversión estimada y con desequilibrios macroeconómicos con efectos inflacionarios que requerirán una política monetaria contractiva.

Turismo espera normalizarse recién en 2023

Lorena Arriagada, secretaria general de Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet), afirmó que el rubro se encuentra en un momento crítico y desde el gremio proyectan que hasta el primer trimestre del 2023 la situación no se podrá estabilizar y así alcanzar las cifras que existían previo a la pandemia. Arriagada expuso que esta caída del sector se puede evidenciar en diferentes aspectos, como la pérdida de empleo de alrededor de 250 mil personas.

A pesar de la situación actual, desde Achet ven que la situación está mejorando y se espera que las cifras de cierre del 2021 muestren un repunte. Otro de los puntos que trató Arriagada fue la positiva posición en que se encuentra Chile respecto a la vacunación. “La Organización Mundial de Turismo afirma que se debe permitir el libre movimiento a los vacunados”, indicó la secretaria general.

Sin embargo, hizo un llamado a que las autoridades reconozcan todas las vacunas autorizadas por la OMS, para facilitar la entrada de turistas. Finalmente, el sector instó al próximo gobierno a definir al turismo como un sector estratégico y trazar un plan integral para la recuperación de este.

Comercio anticipa nulo crecimiento con sesgo negativo

Un inédito crecimiento que podría llegar al 30% es lo que experimentó el comercio el recién pasado 2021. Pero en el año que está comenzando, el sector estima que el alza del PIB sería prácticamente nula, con un sesgo “levemente negativo por ahora”.

Así lo explicó George Lever, gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), quien precisó que durante 2022 los servicios deberían mostrar “mucho más dinamismo” que los bienes, a diferencia de lo ocurrido en años anteriores.

El representante de la CCS señaló que el consumo del año que recién comienza estará marcado por la desactivación de los estímulos de liquidez a los hogares, tanto los retiros desde las AFP como las transferencias que realizó el Estado durante gran parte de la pandemia.

Con esto, habrá una “normalización” en los ingresos de las personas, lo que implica que su evolución “volverá a quedar determinada principalmente por las fuentes laborales”. Eso significa, detalló Lever, que este 2022 se observará una caída frente a “estos dos años de anormalidad”, en los que los hogares chilenos percibieron ingresos “muy superiores a los de un año promedio”.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Jueves 6 de Enero de 2022

TITULARES