Jueves, Mayo 23, 2024

Gremios acusan falta de planificación tras caída de Chile en ranking de desempeño logístico

DIARIO FINANCIERO – Tras la pandemia, los puertos del mundo han retomado sus operaciones con la idea de mejorar el rendimiento de la cadena logística, pero no ha sido fácil. En el caso de Chile, si bien encabeza el ranking en Latinoamérica en cuanto al desempeño en el área, este año obtuvo la peor evaluación desde 2010. Y desde el sector acusan “la ausencia de una adecuada planificación estratégica por parte del Estado” y “un tremendo problema de atochamiento en los puertos” que aún no ha sido resuelto.

De acuerdo a la edición 2023 del informe Indicador de Desempeño Logístico (LPI), desarrollado por el Banco Mundial y que evalúa seis componentes claves de la cadena de suministro, como la eficiencia de los procedimientos aduaneros y la trazabilidad de la carga, Chile se ubica en el tercer lugar entre los países de Latinoamérica, antecedido por Panamá y Brasil.

Y obtuvo el peor puntaje y la posición más baja en relación a todas las ediciones anteriores.Así, si en 2010 el país figuraba en la posición n° 49 a escala global con una puntuación de 3,09, hoy se ubica en el puesto n° 61 con 3,0 puntos. Y en el sector manifiestan la necesidad de contar con un plan que fortalezca la inversión y el desarrollo de infraestructura, y que permita la modernización del sistema en todo el país.

Ausencia de planificación

Para Cynthia Perisic, gerenta general de la Asociación Logística de Chile (ALOG), la caída de la puntuación de Chile se relaciona con “la operativa que tuvieron los puertos. Es decir, la congestión portuaria, las marejadas, la pandemia, la falta de contenedores a nivel mundial, y que la cantidad de viajes al país disminuyó en términos marítimos”. E indica que es clave avanzar en “infraestructura y el transporte multimodal”, así como en “la digitalización de la cadena de suministro de extremo a extremo, ya que permite reducir la demora en los puertos en un 70%”.

Mientras que José Fernando Aguirre, gerente general de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), asocia esta baja con “la ausencia de una adecuada planificación estratégica y de coordinación, así como por la pandemia del Covid-19 y el estallido social de 2019, cuyos efectos el país se abocó a mitigar dejando en un segundo o tercer plano los temas de mediano y largo plazo, como los asociados a la logística”.

“No han existido concesiones de obras públicas relevantes, no ha habido inversión en la red ferroviaria de carga, ha disminuido la disponibilidad portuaria debido a los cierres de puertos y tampoco se ha avanzado en la coordinación de las cadenas logísticas”, dice.

Y si bien destaca los frentes de atraque debido a su eficiencia y gestión, y “un marco legal definido relativamente estable durante los últimos 20 años”, dice que “no ha existido una mirada de largo plazo” y que la inversión en infraestructura de transporte está estancada.

En cuanto a los desafíos, la gerenta general de la ALOG menciona que “avanzar en el índice de confiabilidad es crítico”, y apunta a la falta de robustecimiento de la Plataforma de Comercio Integrado por parte de las autoridades. Por su lado, Aguirre dice que “se debe definir y poner en marcha un programa especial de inversión para el ferrocarril de carga de modo que permita la circulación de trenes más largos que los actuales y a mayor velocidad, especialmente entre la Quinta y Octava Región”.

“Las cifras existentes, así como sus proyecciones, indican que existe una baja en el comercio exterior marítimo a nivel global. Esto repercutirá en nuestro sistema portuario, a través de menores ingresos y menor cantidad de trabajo. El mayor desafío será adaptarse a estas nuevas condiciones”, concluye.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 14 de Junio de 2023

DIARIO FINANCIERO – Tras la pandemia, los puertos del mundo han retomado sus operaciones con la idea de mejorar el rendimiento de la cadena logística, pero no ha sido fácil. En el caso de Chile, si bien encabeza el ranking en Latinoamérica en cuanto al desempeño en el área, este año obtuvo la peor evaluación desde 2010. Y desde el sector acusan “la ausencia de una adecuada planificación estratégica por parte del Estado” y “un tremendo problema de atochamiento en los puertos” que aún no ha sido resuelto.

De acuerdo a la edición 2023 del informe Indicador de Desempeño Logístico (LPI), desarrollado por el Banco Mundial y que evalúa seis componentes claves de la cadena de suministro, como la eficiencia de los procedimientos aduaneros y la trazabilidad de la carga, Chile se ubica en el tercer lugar entre los países de Latinoamérica, antecedido por Panamá y Brasil.

Y obtuvo el peor puntaje y la posición más baja en relación a todas las ediciones anteriores.Así, si en 2010 el país figuraba en la posición n° 49 a escala global con una puntuación de 3,09, hoy se ubica en el puesto n° 61 con 3,0 puntos. Y en el sector manifiestan la necesidad de contar con un plan que fortalezca la inversión y el desarrollo de infraestructura, y que permita la modernización del sistema en todo el país.

Ausencia de planificación

Para Cynthia Perisic, gerenta general de la Asociación Logística de Chile (ALOG), la caída de la puntuación de Chile se relaciona con “la operativa que tuvieron los puertos. Es decir, la congestión portuaria, las marejadas, la pandemia, la falta de contenedores a nivel mundial, y que la cantidad de viajes al país disminuyó en términos marítimos”. E indica que es clave avanzar en “infraestructura y el transporte multimodal”, así como en “la digitalización de la cadena de suministro de extremo a extremo, ya que permite reducir la demora en los puertos en un 70%”.

Mientras que José Fernando Aguirre, gerente general de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), asocia esta baja con “la ausencia de una adecuada planificación estratégica y de coordinación, así como por la pandemia del Covid-19 y el estallido social de 2019, cuyos efectos el país se abocó a mitigar dejando en un segundo o tercer plano los temas de mediano y largo plazo, como los asociados a la logística”.

“No han existido concesiones de obras públicas relevantes, no ha habido inversión en la red ferroviaria de carga, ha disminuido la disponibilidad portuaria debido a los cierres de puertos y tampoco se ha avanzado en la coordinación de las cadenas logísticas”, dice.

Y si bien destaca los frentes de atraque debido a su eficiencia y gestión, y “un marco legal definido relativamente estable durante los últimos 20 años”, dice que “no ha existido una mirada de largo plazo” y que la inversión en infraestructura de transporte está estancada.

En cuanto a los desafíos, la gerenta general de la ALOG menciona que “avanzar en el índice de confiabilidad es crítico”, y apunta a la falta de robustecimiento de la Plataforma de Comercio Integrado por parte de las autoridades. Por su lado, Aguirre dice que “se debe definir y poner en marcha un programa especial de inversión para el ferrocarril de carga de modo que permita la circulación de trenes más largos que los actuales y a mayor velocidad, especialmente entre la Quinta y Octava Región”.

“Las cifras existentes, así como sus proyecciones, indican que existe una baja en el comercio exterior marítimo a nivel global. Esto repercutirá en nuestro sistema portuario, a través de menores ingresos y menor cantidad de trabajo. El mayor desafío será adaptarse a estas nuevas condiciones”, concluye.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Miércoles 14 de Junio de 2023

TITULARES