Miércoles, Febrero 21, 2024

Grandes obras en cerros de Valparaíso están pendientes tras 5 años de reconstrucción

EL MERCURIO – Los cerros de Valparaíso han cambiado mucho desde que fueran devastados por el megaincendio del 12 y 13 de abril del año 2014. Pero los cinco años de reconstrucción no han sido suficientes para restituir las viviendas a los casi 3 mil damnificados, ya que 68 familias todavía no reciben la suya. De estas, 54 están en construcción, y en los 14 casos restantes se está gestionando la compra de las casas.
El plan de reconstrucción implementado por el gobierno de Michelle Bachelet consideró un presupuesto de $290 mil 464 millones para ser invertidos entre los años 2014 y 2021. Hasta ahora se han gastado $126 mil millones, principalmente a través del Ministerio de la Vivienda (91,26% del total realizado), según señala la Municipalidad de Valparaíso, que hace un seguimiento de las obras.
Las autoridades de Vivienda explican que la demora en la construcción de las casas se debe, entre otros factores, a que algunas constructoras abandonaron las obras y a personas que renunciaron a los proyectos habitacionales que se les habían asignado y prefirieron buscar otras opciones para ocupar sus subsidios.
“La reconstrucción no ha terminado. Todavía hay familias que no tienen su casa y que están viviendo en lugares donde no corresponde. Son muchos menos de los que eran antes, pero no podemos descansar hasta que el último vecino tenga su casa reconstruida y recupere su vida”, sostiene el alcalde Jorge Sharp.
No obstante, es en vivienda y urbanismo en lo que más se ha avanzado, devolviendo el colorido a los cerros, ahora con mejores calles, nuevas escalas, muros de contención, protección de taludes, habilitación de espacios públicos, instalaciones sanitarias y mejoras en el alumbrado público, entre otras obras.
Balance al debe
Pero el plan de reconstrucción que anunció la presidenta Bachelet el 2 de septiembre de 2014 consideraba una transformación mucho mayor en los cerros, la que hasta ahora no se ha ejecutado.
Entre ellas resaltaba la extensión de la avenida Alemania hasta el cerro Barón. Sin embargo, la gigantesca obra requería unas 300 expropiaciones y, entonces, la iniciativa comenzó a perder fuerza. Actualmente se está trabajando en la extensión desde la calle Messana hasta Pajonal, en un tramo de 1.500 metros y una inversión de $5.500 millones. Y se habla de otras dos etapas, que debían ejecutarse este año y el próximo, que extenderían la vía solo hasta Santa Helena.
También se debía construir una nueva vía, el Camino del Agua, paralela a la avenida Alemania, y cuatro ejes transversales (de mar a cerro), en El Vergel, Cuesta Colorada, Mesana y Aquiles Ramírez. Hoy está en ejecución solo el eje El Vergel.
Otra de las grandes obras prometidas es la construcción de un nudo vial para conectar el camino La Pólvora con el eje El Vergel, habilitando un ingreso expedito a los cerros desde la parte alta. El seremi de Obras Públicas, Raúl Fuhrer, indicó que el diseño está listo y que espera licitar las obras el segundo semestre.
Otro de los anuncios más significativos fue la reconversión de siete quebradas en parques. Al respecto, el seremi Fuhrer indica que el año pasado se hizo un estudio integral de 62 quebradas y que “se espera avanzar a futuro en postular proyectos de mejoramiento en las quebradas en conjunto con Vivienda”.
Además se planificó la construcción de tres nuevos ascensores: El Litre, Las Cañas, Los Cipreses. Pero el Ministerio de Desarrollo Social hizo varias observaciones y finalmente se excluyó del proyecto el ascensor Cipreses por falta de factibilidad técnica y después se desestimó el ascensor El Litre por no contar con rentabilidad social. Del ascensor Las Cañas ya nadie habla.
Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Sábado 20 de Abril de 2019

EL MERCURIO – Los cerros de Valparaíso han cambiado mucho desde que fueran devastados por el megaincendio del 12 y 13 de abril del año 2014. Pero los cinco años de reconstrucción no han sido suficientes para restituir las viviendas a los casi 3 mil damnificados, ya que 68 familias todavía no reciben la suya. De estas, 54 están en construcción, y en los 14 casos restantes se está gestionando la compra de las casas.
El plan de reconstrucción implementado por el gobierno de Michelle Bachelet consideró un presupuesto de $290 mil 464 millones para ser invertidos entre los años 2014 y 2021. Hasta ahora se han gastado $126 mil millones, principalmente a través del Ministerio de la Vivienda (91,26% del total realizado), según señala la Municipalidad de Valparaíso, que hace un seguimiento de las obras.
Las autoridades de Vivienda explican que la demora en la construcción de las casas se debe, entre otros factores, a que algunas constructoras abandonaron las obras y a personas que renunciaron a los proyectos habitacionales que se les habían asignado y prefirieron buscar otras opciones para ocupar sus subsidios.
“La reconstrucción no ha terminado. Todavía hay familias que no tienen su casa y que están viviendo en lugares donde no corresponde. Son muchos menos de los que eran antes, pero no podemos descansar hasta que el último vecino tenga su casa reconstruida y recupere su vida”, sostiene el alcalde Jorge Sharp.
No obstante, es en vivienda y urbanismo en lo que más se ha avanzado, devolviendo el colorido a los cerros, ahora con mejores calles, nuevas escalas, muros de contención, protección de taludes, habilitación de espacios públicos, instalaciones sanitarias y mejoras en el alumbrado público, entre otras obras.
Balance al debe
Pero el plan de reconstrucción que anunció la presidenta Bachelet el 2 de septiembre de 2014 consideraba una transformación mucho mayor en los cerros, la que hasta ahora no se ha ejecutado.
Entre ellas resaltaba la extensión de la avenida Alemania hasta el cerro Barón. Sin embargo, la gigantesca obra requería unas 300 expropiaciones y, entonces, la iniciativa comenzó a perder fuerza. Actualmente se está trabajando en la extensión desde la calle Messana hasta Pajonal, en un tramo de 1.500 metros y una inversión de $5.500 millones. Y se habla de otras dos etapas, que debían ejecutarse este año y el próximo, que extenderían la vía solo hasta Santa Helena.
También se debía construir una nueva vía, el Camino del Agua, paralela a la avenida Alemania, y cuatro ejes transversales (de mar a cerro), en El Vergel, Cuesta Colorada, Mesana y Aquiles Ramírez. Hoy está en ejecución solo el eje El Vergel.
Otra de las grandes obras prometidas es la construcción de un nudo vial para conectar el camino La Pólvora con el eje El Vergel, habilitando un ingreso expedito a los cerros desde la parte alta. El seremi de Obras Públicas, Raúl Fuhrer, indicó que el diseño está listo y que espera licitar las obras el segundo semestre.
Otro de los anuncios más significativos fue la reconversión de siete quebradas en parques. Al respecto, el seremi Fuhrer indica que el año pasado se hizo un estudio integral de 62 quebradas y que “se espera avanzar a futuro en postular proyectos de mejoramiento en las quebradas en conjunto con Vivienda”.
Además se planificó la construcción de tres nuevos ascensores: El Litre, Las Cañas, Los Cipreses. Pero el Ministerio de Desarrollo Social hizo varias observaciones y finalmente se excluyó del proyecto el ascensor Cipreses por falta de factibilidad técnica y después se desestimó el ascensor El Litre por no contar con rentabilidad social. Del ascensor Las Cañas ya nadie habla.
Ver Artículo
Fuente: El Mercurio, Sábado 20 de Abril de 2019

TITULARES