Miércoles, Julio 17, 2024

Gobierno y privados coinciden en rápida discusión de “ley corta” que faculta al MOP construir plantas desaladoras

SEMANARIO TIEMPO – Durante la próxima semana, el Senado iniciará la discusión de la ley corta que modifica el DFL 850 del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y que entrega mayores facultades a esa cartera para desarrollar infraestructura hídrica como plantas desalinizadoras, ya sea de manera directa con fondos sectoriales o a través del modelo de concesiones

Hasta ahora, el MOP se limita únicamente a construir obras de riego. Por ello, tanto desde el Gobierno como la Asociación Chilena de Desalación y Reúso (ACADES) advierten no solo una rápida discusión y aprobación de la iniciativa legal, sino que destacan el consenso entre los distintos actores por los beneficios de la idea, especialmente por la grave escasez hídrica que afecta al país.

La medida es seguida con atención en la región de Coquimbo, quien viene soportando hace 14 años una severa sequía, agudizada por la ausencia de precipitaciones de agua y nieve. En ese sentido, en su última visita, el presidente de la República, Gabriel Boric, y la titular del MOP, Jessica López, adoptaron el compromiso de apurar una solución de esta envergadura para la zona.

En marco de la Conferencia Hídrica: “Un Llamado a la Acción”, organizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC)-sede La Serena, el director General de Obras Públicas, Boris Olguín, comentó que de alguna manera se logró un acuerdo transversal, “ya que la escasez hídrica que tenemos en el país no tiene color político. “Hay una discusión en el parlamento. La próxima semana entra en la sala del Senado (ley corta), y no me cabe duda que va a haber unanimidad en su aprobación (…) Esto es súper relevante desde la perspectiva de cómo el Ministerio asume un rol y un protagonismo en esta materia, y lo hace de la manera que lo estamos conversando con diferentes actores del sector público y privado”.

Agustín Martorell, director de ACADES, planteó que es fundamental poner sobre la mesa la coordinación para alcanzar la seguridad hídrica, tanto con la sociedad civil, los diferentes gremios y actividades productivas, y el Gobierno. “Hace tener una visión menos pesimista, a propósito del cambio climático, y hay gente comprometida en el Gobierno en buscar soluciones a este tema. Creemos que este es un proyecto que no debiese tener problemas y da cuenta de una cuestión que es muy importante: el consenso y la posibilidad de unirnos en torno a ciertos temas que van más allá de lo que consideramos mera política. Esto es ciencia, y la ciencia no tiene matices”, resaltó.

Olguín además consideró que se debe revisar los mecanismos de financiamiento para la construcción de futuros embalses. “En Chile tenemos 25 embalses, en nueve regiones, y lamentablemente por la oferta de lluvias estamos bajo los índices que nosotros quisiéramos. Pero el 65% de esa agua embalsada se va a riego, y el 12% a consumo humano. Creo que ahí debemos ver cómo conviven esos consumos respecto al financiamiento de la obra”, advirtió.

En ese punto, el director de Obras General de Obras Públicas recordó que el próximo año comenzarán a conformarse los Comités Estratégicos de Cuencas, donde la Dirección General de Aguas (DGA) “está trabajando en esta materia, de la manera en ponernos de acuerdo en los consensos que debiéramos llegar en el uso de las cuencas que tenemos en el país”.

Ver artículo

Fuente: Semanario Tiempo, Lunes 27 de Noviembre de 2023

SEMANARIO TIEMPO – Durante la próxima semana, el Senado iniciará la discusión de la ley corta que modifica el DFL 850 del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y que entrega mayores facultades a esa cartera para desarrollar infraestructura hídrica como plantas desalinizadoras, ya sea de manera directa con fondos sectoriales o a través del modelo de concesiones

Hasta ahora, el MOP se limita únicamente a construir obras de riego. Por ello, tanto desde el Gobierno como la Asociación Chilena de Desalación y Reúso (ACADES) advierten no solo una rápida discusión y aprobación de la iniciativa legal, sino que destacan el consenso entre los distintos actores por los beneficios de la idea, especialmente por la grave escasez hídrica que afecta al país.

La medida es seguida con atención en la región de Coquimbo, quien viene soportando hace 14 años una severa sequía, agudizada por la ausencia de precipitaciones de agua y nieve. En ese sentido, en su última visita, el presidente de la República, Gabriel Boric, y la titular del MOP, Jessica López, adoptaron el compromiso de apurar una solución de esta envergadura para la zona.

En marco de la Conferencia Hídrica: “Un Llamado a la Acción”, organizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC)-sede La Serena, el director General de Obras Públicas, Boris Olguín, comentó que de alguna manera se logró un acuerdo transversal, “ya que la escasez hídrica que tenemos en el país no tiene color político. “Hay una discusión en el parlamento. La próxima semana entra en la sala del Senado (ley corta), y no me cabe duda que va a haber unanimidad en su aprobación (…) Esto es súper relevante desde la perspectiva de cómo el Ministerio asume un rol y un protagonismo en esta materia, y lo hace de la manera que lo estamos conversando con diferentes actores del sector público y privado”.

Agustín Martorell, director de ACADES, planteó que es fundamental poner sobre la mesa la coordinación para alcanzar la seguridad hídrica, tanto con la sociedad civil, los diferentes gremios y actividades productivas, y el Gobierno. “Hace tener una visión menos pesimista, a propósito del cambio climático, y hay gente comprometida en el Gobierno en buscar soluciones a este tema. Creemos que este es un proyecto que no debiese tener problemas y da cuenta de una cuestión que es muy importante: el consenso y la posibilidad de unirnos en torno a ciertos temas que van más allá de lo que consideramos mera política. Esto es ciencia, y la ciencia no tiene matices”, resaltó.

Olguín además consideró que se debe revisar los mecanismos de financiamiento para la construcción de futuros embalses. “En Chile tenemos 25 embalses, en nueve regiones, y lamentablemente por la oferta de lluvias estamos bajo los índices que nosotros quisiéramos. Pero el 65% de esa agua embalsada se va a riego, y el 12% a consumo humano. Creo que ahí debemos ver cómo conviven esos consumos respecto al financiamiento de la obra”, advirtió.

En ese punto, el director de Obras General de Obras Públicas recordó que el próximo año comenzarán a conformarse los Comités Estratégicos de Cuencas, donde la Dirección General de Aguas (DGA) “está trabajando en esta materia, de la manera en ponernos de acuerdo en los consensos que debiéramos llegar en el uso de las cuencas que tenemos en el país”.

Ver artículo

Fuente: Semanario Tiempo, Lunes 27 de Noviembre de 2023

TITULARES