Sábado, Mayo 18, 2024

Gobierno pavimenta camino para el 5G con ajuste de reglamento que facilitará instalar antenas

EL MERCURIO – Nuevas medidas está tomando la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) para acelerar el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones en Chile y hacer frente al futuro desarrollo de la tecnología 5G. La entidad modificará el Reglamento del Operador de Infraestructura, el cual establece los procedimientos necesarios para desarrollar y operar una antena de telecomunicaciones o ductos para fibra óptica.
En simple, la Subtel eliminará exigencias relacionadas con el inicio y término de las obras. En el primer caso, bastará solo con la autorización municipal para visar las obras, sin esperar el decreto de la Subtel, mientras que en el segundo, la recepción de obras será posible con el visto bueno de la Dirección de Obras Municipales, no siendo necesarias otras verificaciones.
La subsecretaria, Pamela Gidi, señaló que hasta el momento la normativa “ha entrabado de forma innecesaria el despliegue de infraestructura”. Gidi espera que luego de este ajuste —que estaría vigente antes de fin de año— “el efecto más inmediato sea una mayor demanda por parte del sector privado para ejecutar obras de infraestructura pasiva de telecomunicaciones, pues hay muchos operadores en el país que tienen la voluntad, sin embargo, el proceso hasta ahora se hacía muy engorroso. Ello retrasaba el desarrollo de eventuales proyectos”.
La iniciativa será clave para el despliegue de la tecnología 5G en Chile, que permitirá una mayor capacidad en servicios de telecomunicaciones, facilitará el “Internet de las cosas” (o artefactos del hogar conectados a Internet) y otras funcionalidades como cirugía a distancia o conducción autónoma de automóviles a futuro.
El 5G requerirá duplicar el parque de antenas actual desde las 14 mil que están desplegadas hasta 28 mil, según estimaciones de la Subtel. Cada una de estas infraestructuras, dependiendo de su tipo, tiene un costo que varía entre US$ 10 mil y US$ 100 mil, aunque las más aptas para dicha tecnología pueden alcanzar valores más altos.
La Subsecretaría presentó a la industria esta modificación, que fue valorada por sus actores. El fiscal de SBA Communications Corporation en Chile, Sebastián Schwember, aseguró que la iniciativa será relevante para el despliegue del 5G, pues “permitirá reducir los plazos para levantar nuevas estructuras en, al menos, cuatro a cinco meses para zonas urbanas y en ocho a nueve meses para sitios rurales”.
En tanto, el vicepresidente de Asuntos Públicos de American Tower para América Latina, Rodrigo Jiménez Castellanos, complementó que además de torres, la iniciativa también facilitará el desarrollo de “pequeñas estructuras y sistemas distribuidos que pueden instalarse, aprovechando el espacio público y privado ya existente”.Gidi señaló que otro camino que están siguiendo para levantar infraestructura para el 5G es mediante acuerdos con otras carteras, como Bienes Nacionales y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para permitir, respectivamente, la instalación de antenas de telecomunicaciones en terrenos y edificios públicos y permitir que las nuevas licitaciones de proyectos (carreteras, puentes, etc.) incorporen desde el inicio las redes de telecomunicaciones, como ocurre con el despliegue de fibra óptica.
En este marco, señaló que se han identificado 4 mil lugares para instalar infraestructura clave para el desarrollo de la futura red 5G y otros tantos que serán definidos en el corto plazo.
A cambio, organismos como ChileAtiende o Aduanas, que participarán de la iniciativa, recibirán beneficios de conectividad en sus establecimientos como wifi.
Consultada sobre cómo se dará la entrega de espacios a las firmas, señaló: “Es un proceso que está en estudio, cada servicio deberá realizar sus exigencias”.

El efecto más inmediato será una mayor demanda por parte del sector privado para ejecutar obras de infraestructura pasiva de telecomunicaciones”.
Pamela Gidi
Subsecretaria de Telecomunicaciones

Fuente: El Mercurio, Sábado 22 de Julio de 2019

EL MERCURIO – Nuevas medidas está tomando la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) para acelerar el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones en Chile y hacer frente al futuro desarrollo de la tecnología 5G. La entidad modificará el Reglamento del Operador de Infraestructura, el cual establece los procedimientos necesarios para desarrollar y operar una antena de telecomunicaciones o ductos para fibra óptica.
En simple, la Subtel eliminará exigencias relacionadas con el inicio y término de las obras. En el primer caso, bastará solo con la autorización municipal para visar las obras, sin esperar el decreto de la Subtel, mientras que en el segundo, la recepción de obras será posible con el visto bueno de la Dirección de Obras Municipales, no siendo necesarias otras verificaciones.
La subsecretaria, Pamela Gidi, señaló que hasta el momento la normativa “ha entrabado de forma innecesaria el despliegue de infraestructura”. Gidi espera que luego de este ajuste —que estaría vigente antes de fin de año— “el efecto más inmediato sea una mayor demanda por parte del sector privado para ejecutar obras de infraestructura pasiva de telecomunicaciones, pues hay muchos operadores en el país que tienen la voluntad, sin embargo, el proceso hasta ahora se hacía muy engorroso. Ello retrasaba el desarrollo de eventuales proyectos”.
La iniciativa será clave para el despliegue de la tecnología 5G en Chile, que permitirá una mayor capacidad en servicios de telecomunicaciones, facilitará el “Internet de las cosas” (o artefactos del hogar conectados a Internet) y otras funcionalidades como cirugía a distancia o conducción autónoma de automóviles a futuro.
El 5G requerirá duplicar el parque de antenas actual desde las 14 mil que están desplegadas hasta 28 mil, según estimaciones de la Subtel. Cada una de estas infraestructuras, dependiendo de su tipo, tiene un costo que varía entre US$ 10 mil y US$ 100 mil, aunque las más aptas para dicha tecnología pueden alcanzar valores más altos.
La Subsecretaría presentó a la industria esta modificación, que fue valorada por sus actores. El fiscal de SBA Communications Corporation en Chile, Sebastián Schwember, aseguró que la iniciativa será relevante para el despliegue del 5G, pues “permitirá reducir los plazos para levantar nuevas estructuras en, al menos, cuatro a cinco meses para zonas urbanas y en ocho a nueve meses para sitios rurales”.
En tanto, el vicepresidente de Asuntos Públicos de American Tower para América Latina, Rodrigo Jiménez Castellanos, complementó que además de torres, la iniciativa también facilitará el desarrollo de “pequeñas estructuras y sistemas distribuidos que pueden instalarse, aprovechando el espacio público y privado ya existente”.Gidi señaló que otro camino que están siguiendo para levantar infraestructura para el 5G es mediante acuerdos con otras carteras, como Bienes Nacionales y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para permitir, respectivamente, la instalación de antenas de telecomunicaciones en terrenos y edificios públicos y permitir que las nuevas licitaciones de proyectos (carreteras, puentes, etc.) incorporen desde el inicio las redes de telecomunicaciones, como ocurre con el despliegue de fibra óptica.
En este marco, señaló que se han identificado 4 mil lugares para instalar infraestructura clave para el desarrollo de la futura red 5G y otros tantos que serán definidos en el corto plazo.
A cambio, organismos como ChileAtiende o Aduanas, que participarán de la iniciativa, recibirán beneficios de conectividad en sus establecimientos como wifi.
Consultada sobre cómo se dará la entrega de espacios a las firmas, señaló: “Es un proceso que está en estudio, cada servicio deberá realizar sus exigencias”.

El efecto más inmediato será una mayor demanda por parte del sector privado para ejecutar obras de infraestructura pasiva de telecomunicaciones”.
Pamela Gidi
Subsecretaria de Telecomunicaciones

Fuente: El Mercurio, Sábado 22 de Julio de 2019

TITULARES