Jueves, Enero 26, 2023

Glaciares se fragmentan y suben en número, pero en superficie pierden el equivalente a La Serena

DIARIO FINANCIERO – El cambio climático y el aumento sostenido de las temperaturas en todo el planeta no solo han causado una intensificación de la sequía, sino también han impactado en las condiciones actuales de los glaciares emplazados a lo largo del territorio nacional.

La situación es preocupante pues, si bien en los últimos años estos han aumentado en cuanto a cantidad, su superficie ha disminuido considerablemente debido a un fenómeno de fragmentación. Es decir, hay cada vez más glaciares de menor tamaño en los que sobreviven diferentes especies y ecosistemas.

De acuerdo al último catastro de glaciares elaborado entre 2019 y 2021 por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección General de Aguas (DGA), el número de estas masas de hielo aumentó en un 8,52%. Es decir, pasó de 24.224 glaciares en 2014 (fecha del primer registro) a 26.169 en este último informe.

El problema está en la disminución de la superficie ya que, tanto el área (km2) como el volumen (m3) cayeron entre ambos períodos.

Según la información entregada, este año se registraron 1.786 km2 (equivalente a la superficie de la comuna de La Serena) y 508 m3 menos que en 2014. Ello se traduce en una baja de 7,8% en el área y de 15,8% en el volumen de estos bloques de hielo que representan el 2,8% del territorio nacional.

Desde la DGA explicaron que esta nueva versión del inventario “se realizó con una metodología perfeccionada ya que entre otras variables, se utilizaron imágenes satelitales de mejor resolución”. Y esto permitió la incorporación de varios cientos de glaciares que no habían sido detectados anteriormente y a su vez, se eliminaron manchones de nieve que fueron considerados como glaciares en el primer catastro”.

Las Zonas

La macrozona Austral (Aysén y Magallanes) concentra el mayor número de glaciares (15.014). Le sigue la macrozona Sur (Biobío a Los Lagos), con 5.725 bloques; la del Centro (Valparaíso al Maule), con 3.073 unidades; y la del Norte (Arica y Parinacota hasta Coquimbo), con 2.357 masas de hielo.

Entre las regiones que reportaron un mayor aumento de glaciares figuran Aysén, con 1.358 glaciares más que en 2014. En segundo lugar está la Región Metropolitana con 247 unidades más, y le sigue Atacama con 115 más masas de nieve que en el último catastro. Esto, mientras que la Región de Los Lagos aparece con una diferencia de 200 glaciares respecto de 2014, seguida de Ñuble con 139 unidades menos, y La Araucanía con 29 bloques menos.

Relevancia del nuevo Código de Aguas

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, destacó la elaboración de un inventario de glaciares “como una manera de tener una medición sobre el impacto del cambio climático en nuestro medio ambiente”.

Y sostuvo que la baja de casi un 10% en la superficie de estos “obliga” a las autoridades “a tomar políticas públicas de Estado para enfrentar esta crisis hídrica que estamos viviendo”.

Por su parte, Cristian Núñez, director general de Aguas (s) del MOP, recalcó la importancia del nuevo Código de Aguas aprobado este año, que establece que “una de las atribuciones de la DGA es mantener y operar la red de monitoreo e inventario de glaciares y nieves”, además de realizar mediciones de forma constante. El objetivo es que con este inventario el organismo estatal sea capaz de dar cumplimiento “a lo que nos mandata la nueva normativa vigente”, señaló.

En este sentido, Núñez detalló el contenido del artículo 5° bis que indica que “las aguas cumplen diversas funciones, principalmente las de susbistencia, que incluyen el uso para el consumo humano, saneamiento y uso doméstico de subsistencia; las de preservación ecosistémica y las productivas”.

De modo que, en línea con la producción sostenible y eficiencia hídrica, no se podrán entregar derechos de agua sobre glaciares, considerando que estos constituyen reservas estratégicas de agua dulce, según explicó.

Cabe destacar que actualmente existe un proyecto de ley que busca “la protección de los glaciares, ambiente periglacial y permafrost con el objeto de preservarlos y conservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos”, de acuerdo lo indicado por el mismo texto.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 13 de Junio de 2022

DIARIO FINANCIERO – El cambio climático y el aumento sostenido de las temperaturas en todo el planeta no solo han causado una intensificación de la sequía, sino también han impactado en las condiciones actuales de los glaciares emplazados a lo largo del territorio nacional.

La situación es preocupante pues, si bien en los últimos años estos han aumentado en cuanto a cantidad, su superficie ha disminuido considerablemente debido a un fenómeno de fragmentación. Es decir, hay cada vez más glaciares de menor tamaño en los que sobreviven diferentes especies y ecosistemas.

De acuerdo al último catastro de glaciares elaborado entre 2019 y 2021 por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección General de Aguas (DGA), el número de estas masas de hielo aumentó en un 8,52%. Es decir, pasó de 24.224 glaciares en 2014 (fecha del primer registro) a 26.169 en este último informe.

El problema está en la disminución de la superficie ya que, tanto el área (km2) como el volumen (m3) cayeron entre ambos períodos.

Según la información entregada, este año se registraron 1.786 km2 (equivalente a la superficie de la comuna de La Serena) y 508 m3 menos que en 2014. Ello se traduce en una baja de 7,8% en el área y de 15,8% en el volumen de estos bloques de hielo que representan el 2,8% del territorio nacional.

Desde la DGA explicaron que esta nueva versión del inventario “se realizó con una metodología perfeccionada ya que entre otras variables, se utilizaron imágenes satelitales de mejor resolución”. Y esto permitió la incorporación de varios cientos de glaciares que no habían sido detectados anteriormente y a su vez, se eliminaron manchones de nieve que fueron considerados como glaciares en el primer catastro”.

Las Zonas

La macrozona Austral (Aysén y Magallanes) concentra el mayor número de glaciares (15.014). Le sigue la macrozona Sur (Biobío a Los Lagos), con 5.725 bloques; la del Centro (Valparaíso al Maule), con 3.073 unidades; y la del Norte (Arica y Parinacota hasta Coquimbo), con 2.357 masas de hielo.

Entre las regiones que reportaron un mayor aumento de glaciares figuran Aysén, con 1.358 glaciares más que en 2014. En segundo lugar está la Región Metropolitana con 247 unidades más, y le sigue Atacama con 115 más masas de nieve que en el último catastro. Esto, mientras que la Región de Los Lagos aparece con una diferencia de 200 glaciares respecto de 2014, seguida de Ñuble con 139 unidades menos, y La Araucanía con 29 bloques menos.

Relevancia del nuevo Código de Aguas

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, destacó la elaboración de un inventario de glaciares “como una manera de tener una medición sobre el impacto del cambio climático en nuestro medio ambiente”.

Y sostuvo que la baja de casi un 10% en la superficie de estos “obliga” a las autoridades “a tomar políticas públicas de Estado para enfrentar esta crisis hídrica que estamos viviendo”.

Por su parte, Cristian Núñez, director general de Aguas (s) del MOP, recalcó la importancia del nuevo Código de Aguas aprobado este año, que establece que “una de las atribuciones de la DGA es mantener y operar la red de monitoreo e inventario de glaciares y nieves”, además de realizar mediciones de forma constante. El objetivo es que con este inventario el organismo estatal sea capaz de dar cumplimiento “a lo que nos mandata la nueva normativa vigente”, señaló.

En este sentido, Núñez detalló el contenido del artículo 5° bis que indica que “las aguas cumplen diversas funciones, principalmente las de susbistencia, que incluyen el uso para el consumo humano, saneamiento y uso doméstico de subsistencia; las de preservación ecosistémica y las productivas”.

De modo que, en línea con la producción sostenible y eficiencia hídrica, no se podrán entregar derechos de agua sobre glaciares, considerando que estos constituyen reservas estratégicas de agua dulce, según explicó.

Cabe destacar que actualmente existe un proyecto de ley que busca “la protección de los glaciares, ambiente periglacial y permafrost con el objeto de preservarlos y conservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos”, de acuerdo lo indicado por el mismo texto.

Ver artículo

Fuente: Diario Financiero, Lunes 13 de Junio de 2022

TITULARES