Miércoles, Julio 28, 2021

Gerente de Metro y líneas 8 y 9: “Seguramente se van a correr un año, un año y medio”

PULSO – Desde la empresa afirman que la extensión de las Líneas 2 y 3 siguen en marcha según lo estimado y esperan la RCA de Línea 7 para este mes de julio.

Las extensiones de las Líneas 2 y 3 de Metro siguen en curso pese a la pandemia. Se estima que estarían listas en 2023. La primera lleva un 70% de avance y la segunda un 54%. En cuanto a la Línea 7, la compañía espera obtener la Resolución de Calificación Ambiental, lo que podría ocurrir probablemente en julio. Desde la empresa aseguran que los proyectos no se han detenido, pero habría un retraso de las Líneas 8 y 9 debido al frenazo que significó la pandemia en los planes de la compañía en 2020. De hecho, la licitación se declaró desierta.

La Línea 8 conectará las comunas de Providencia, Ñuñoa, Macul, La Florida y Puente Alto, desde la Estación Los Leones, combinando con Línea 1 hasta el Mall Plaza Tobalaba, a través del eje Los Leones – Macul y Av. La Florida. La Línea 9 conectará las comunas de Santiago, San Joaquín, San Miguel, La Granja, San Ramón y La Pintana, a través del eje Santa Rosa, desde la Estación Santa Lucía en Línea 1 hasta Av. Gabriela.

El calendario de entrega de ambas Líneas que estaba prevista para comienzos de 2028, así como la extensión de Línea 4, están en redefinición debido al impacto de la crisis sanitaria, según comentó el gerente general de Metro, Rubén Alvarado en Pulso TV.

“En el caso de Línea 2 y Línea 3 no hemos bajado en absoluto el acelerador. Hemos tenido en algún minuto que interrumpir las obras por razones de contacto estrecho, esas cosas pasan, pero también hemos tenido condiciones para construir tranquilos y eso hace que los plazos de las extensiones tengan que ver más bien con el devenir de esta complejidad. Lo de la Línea 7 ha habido bastante discusión con la RCA. Donde hemos tenido momentos más de análisis es en lo que tiene que ver con las líneas 8 y 9. La línea 7 contempla una inversión de unos US$2.500 millones, cuando uno mira la 8, 9 y extensión de Línea 4, son cerca de US$4 mil millones. Entonces, en una situación como la actual, Hacienda tiene que hacer los números. Nosotros creemos que somos parte de la solución, estas obras son parte de la reactivación. La 8 y la 9 tenemos que redefinir los plazos de entrega, pero es parte de la conversación que estamos teniendo con Hacienda… seguramente se van a correr un año, un año y medio lo más probable”, dijo Alvarado.

Sobre la licitación de locales comerciales en las Líneas de Metro en funcionamiento, dijo que ha sido complejo por la pandemia.

“Cuando estamos teniendo una baja en la afluencia, hay una baja en las ventas de los locales comerciales, entonces durante este periodo también ha sido bastante intenso darle sostenibilidad a varios locales comerciales, especialmente a los pymes, tenemos hartos locales que son pyme y si una estación cierra no están en condiciones a veces de pagar los arriendos y eso ha hecho que estemos pendientes de asegurar la sostenibilidad de los locales comerciales”, señaló.

Y para la licitación de locales comerciales en las futuras Líneas de Metro, dijo que “estamos haciendo planes, para hacer licitaciones que sean novedosas. Los locales los entendemos como un servicio no tarifario, no solamente ingresos Queremos que sean parte de la experiencia. El 20% de las personas que ingresa a una estación de Metro no hace el viaje, por eso siempre estamos tratando de incorporar conceptos que sean de servicio, que sean mix comercial atractivo, y claramente también buscando que ojalá los privados sean socios con nosotros para invertir en esto, y estamos haciendo planes para generar oportunidades de crecimiento”.

Afirmó que pese a la crisis económica que vive el país, ha visto interés por invertir en locales de las futuras estaciones, ya que son proyectos de largo plazo.

“Creemos que cuando la Línea 7 entre en operación estoy seguro que habremos superado esto o lo vamos a incorporar de alguna manera, y vamos a seguir siendo capaces de seguir creciendo. Por lo tanto, creo que lo que ven los inversionistas también tiene que ver con eso, con los plazos. Obviamente las personas con las que tenemos arriendos se han visto en dificultades, y eso lo hemos conversado, pero la mirada de largo plazo es compartida”, indicó.

El golpe de la pandemia en los resultados

La pandemia de coronavirus ha golpeado con fuerza algunos sectores de la economía. Medidas restrictivas que van y vienen han afectado a ciertos negocios. En el caso de Metro de Santiago, ha habido una baja importante en la afluencia de pasajeros que aún no logra reponerse a los niveles previos de la crisis. Si bien la compañía asume que el virus los ha afectado, aseguran que los planes de inversión se mantienen, ya que son de largo plazo.

“Sin duda que lo que nos ha tocado vivir en este periodo ha sido bien crítico, algunos pensamos que es la crisis más severa de la historia de Metro, pero eso no quiere decir que hayamos detenido nuestros planes de futuro. De hecho, creemos que somos parte de las oportunidades que tiene nuestra ciudad, nuestro país, para seguir construyendo futuro. Si uno se remonta que hemos venido trabajando por un lado desde el estallido social y luego la pandemia, hemos seguido construyendo nuestros proyectos de futuro. Si bien sumamos un proyecto adicional que fue el de reconstrucción de las estaciones, hemos seguido trabajando firme en la extensión de Línea 2, Línea 3, y también estamos preparándonos para partir con la Línea 7″, sostuvo el gerente de Metro.

En octubre de 2019 y previo al estallido social Metro transportaba a casi 3 millones de pasajeros al día, luego bajó a 200 mil por día laboral. En marzo de 2020 la cifra de pasajeros diarios ya se acercaba a los 2 millones, pero la pandemia echó por tierra las esperanzas y nuevamente la cifra cayó a entre 250 mil y 275 mil personas por día. A fines de 2020 hubo cierta recuperación y lograron llegar cerca del millón y medio, y hoy las cifras están entre las 800 mil y el millón 100 mil personas. Números que golpean a la empresa en sus resultados.

“Eso sin duda nos pega en los ingresos, lo que nos ha significado una serie de ajustes de costos, refinanciamiento de deuda. También hemos tenido una estrecha coordinación con Hacienda y así ir asegurando la sostenibilidad de nuestra empresa. Los trabajadores han hecho un esfuerzo notable para mantener un servicio que es fundamental para la ciudad”, señaló Alvarado.

En 2019, Metro fue la empresa con más pérdidas, con algo más de $195 mil millones, en 2020 también tuvo pérdidas por $265.488 millones, que si bien crecieron un 36% con respecto al ejercicio previo, no fue la organización que lideró el listado. Desde la compañía, si bien esperan que las cifras mejoren, estiman que este 2021 podría ser similar al año pasado.

“Lo que vemos hasta ahora es que vamos con niveles de afluencia cerca de un 30% menos de los pasajeros en relación al presupuesto. En relación al año pasado a igual fecha, llevamos un 7% menos. Es muy posible que esa comparación se revierta, dado que si uno compara las cifras de pasajeros a igual nivel de confinamiento, las cifras de pasajeros son mayores que el año pasado, por lo tanto, probablemente esa tendencia se podría revertir, pero sin duda que vamos a tener un año semejante a lo que nos tocó vivir en 2020. Por lo tanto, tenemos que seguir siendo muy cuidadosos con nuestras finanzas, con nuestros costos y en la coordinación muy estrecha con hacienda”, dijo.

Fuente: Pulso, Viernes 02 de Julio de 2021

PULSO – Desde la empresa afirman que la extensión de las Líneas 2 y 3 siguen en marcha según lo estimado y esperan la RCA de Línea 7 para este mes de julio.

Las extensiones de las Líneas 2 y 3 de Metro siguen en curso pese a la pandemia. Se estima que estarían listas en 2023. La primera lleva un 70% de avance y la segunda un 54%. En cuanto a la Línea 7, la compañía espera obtener la Resolución de Calificación Ambiental, lo que podría ocurrir probablemente en julio. Desde la empresa aseguran que los proyectos no se han detenido, pero habría un retraso de las Líneas 8 y 9 debido al frenazo que significó la pandemia en los planes de la compañía en 2020. De hecho, la licitación se declaró desierta.

La Línea 8 conectará las comunas de Providencia, Ñuñoa, Macul, La Florida y Puente Alto, desde la Estación Los Leones, combinando con Línea 1 hasta el Mall Plaza Tobalaba, a través del eje Los Leones – Macul y Av. La Florida. La Línea 9 conectará las comunas de Santiago, San Joaquín, San Miguel, La Granja, San Ramón y La Pintana, a través del eje Santa Rosa, desde la Estación Santa Lucía en Línea 1 hasta Av. Gabriela.

El calendario de entrega de ambas Líneas que estaba prevista para comienzos de 2028, así como la extensión de Línea 4, están en redefinición debido al impacto de la crisis sanitaria, según comentó el gerente general de Metro, Rubén Alvarado en Pulso TV.

“En el caso de Línea 2 y Línea 3 no hemos bajado en absoluto el acelerador. Hemos tenido en algún minuto que interrumpir las obras por razones de contacto estrecho, esas cosas pasan, pero también hemos tenido condiciones para construir tranquilos y eso hace que los plazos de las extensiones tengan que ver más bien con el devenir de esta complejidad. Lo de la Línea 7 ha habido bastante discusión con la RCA. Donde hemos tenido momentos más de análisis es en lo que tiene que ver con las líneas 8 y 9. La línea 7 contempla una inversión de unos US$2.500 millones, cuando uno mira la 8, 9 y extensión de Línea 4, son cerca de US$4 mil millones. Entonces, en una situación como la actual, Hacienda tiene que hacer los números. Nosotros creemos que somos parte de la solución, estas obras son parte de la reactivación. La 8 y la 9 tenemos que redefinir los plazos de entrega, pero es parte de la conversación que estamos teniendo con Hacienda… seguramente se van a correr un año, un año y medio lo más probable”, dijo Alvarado.

Sobre la licitación de locales comerciales en las Líneas de Metro en funcionamiento, dijo que ha sido complejo por la pandemia.

“Cuando estamos teniendo una baja en la afluencia, hay una baja en las ventas de los locales comerciales, entonces durante este periodo también ha sido bastante intenso darle sostenibilidad a varios locales comerciales, especialmente a los pymes, tenemos hartos locales que son pyme y si una estación cierra no están en condiciones a veces de pagar los arriendos y eso ha hecho que estemos pendientes de asegurar la sostenibilidad de los locales comerciales”, señaló.

Y para la licitación de locales comerciales en las futuras Líneas de Metro, dijo que “estamos haciendo planes, para hacer licitaciones que sean novedosas. Los locales los entendemos como un servicio no tarifario, no solamente ingresos Queremos que sean parte de la experiencia. El 20% de las personas que ingresa a una estación de Metro no hace el viaje, por eso siempre estamos tratando de incorporar conceptos que sean de servicio, que sean mix comercial atractivo, y claramente también buscando que ojalá los privados sean socios con nosotros para invertir en esto, y estamos haciendo planes para generar oportunidades de crecimiento”.

Afirmó que pese a la crisis económica que vive el país, ha visto interés por invertir en locales de las futuras estaciones, ya que son proyectos de largo plazo.

“Creemos que cuando la Línea 7 entre en operación estoy seguro que habremos superado esto o lo vamos a incorporar de alguna manera, y vamos a seguir siendo capaces de seguir creciendo. Por lo tanto, creo que lo que ven los inversionistas también tiene que ver con eso, con los plazos. Obviamente las personas con las que tenemos arriendos se han visto en dificultades, y eso lo hemos conversado, pero la mirada de largo plazo es compartida”, indicó.

El golpe de la pandemia en los resultados

La pandemia de coronavirus ha golpeado con fuerza algunos sectores de la economía. Medidas restrictivas que van y vienen han afectado a ciertos negocios. En el caso de Metro de Santiago, ha habido una baja importante en la afluencia de pasajeros que aún no logra reponerse a los niveles previos de la crisis. Si bien la compañía asume que el virus los ha afectado, aseguran que los planes de inversión se mantienen, ya que son de largo plazo.

“Sin duda que lo que nos ha tocado vivir en este periodo ha sido bien crítico, algunos pensamos que es la crisis más severa de la historia de Metro, pero eso no quiere decir que hayamos detenido nuestros planes de futuro. De hecho, creemos que somos parte de las oportunidades que tiene nuestra ciudad, nuestro país, para seguir construyendo futuro. Si uno se remonta que hemos venido trabajando por un lado desde el estallido social y luego la pandemia, hemos seguido construyendo nuestros proyectos de futuro. Si bien sumamos un proyecto adicional que fue el de reconstrucción de las estaciones, hemos seguido trabajando firme en la extensión de Línea 2, Línea 3, y también estamos preparándonos para partir con la Línea 7″, sostuvo el gerente de Metro.

En octubre de 2019 y previo al estallido social Metro transportaba a casi 3 millones de pasajeros al día, luego bajó a 200 mil por día laboral. En marzo de 2020 la cifra de pasajeros diarios ya se acercaba a los 2 millones, pero la pandemia echó por tierra las esperanzas y nuevamente la cifra cayó a entre 250 mil y 275 mil personas por día. A fines de 2020 hubo cierta recuperación y lograron llegar cerca del millón y medio, y hoy las cifras están entre las 800 mil y el millón 100 mil personas. Números que golpean a la empresa en sus resultados.

“Eso sin duda nos pega en los ingresos, lo que nos ha significado una serie de ajustes de costos, refinanciamiento de deuda. También hemos tenido una estrecha coordinación con Hacienda y así ir asegurando la sostenibilidad de nuestra empresa. Los trabajadores han hecho un esfuerzo notable para mantener un servicio que es fundamental para la ciudad”, señaló Alvarado.

En 2019, Metro fue la empresa con más pérdidas, con algo más de $195 mil millones, en 2020 también tuvo pérdidas por $265.488 millones, que si bien crecieron un 36% con respecto al ejercicio previo, no fue la organización que lideró el listado. Desde la compañía, si bien esperan que las cifras mejoren, estiman que este 2021 podría ser similar al año pasado.

“Lo que vemos hasta ahora es que vamos con niveles de afluencia cerca de un 30% menos de los pasajeros en relación al presupuesto. En relación al año pasado a igual fecha, llevamos un 7% menos. Es muy posible que esa comparación se revierta, dado que si uno compara las cifras de pasajeros a igual nivel de confinamiento, las cifras de pasajeros son mayores que el año pasado, por lo tanto, probablemente esa tendencia se podría revertir, pero sin duda que vamos a tener un año semejante a lo que nos tocó vivir en 2020. Por lo tanto, tenemos que seguir siendo muy cuidadosos con nuestras finanzas, con nuestros costos y en la coordinación muy estrecha con hacienda”, dijo.

Fuente: Pulso, Viernes 02 de Julio de 2021

TITULARES

X