Domingo, Julio 14, 2024

Fundación Chile suma al arquitecto Pablo Allard al directorio y área de ciudades propuesta por Valente comienza a delinearse

DIARIO FINANCIERO – En julio pasado, el exministro de Economía, José Ramón Valente, debutó como presidente de Fundación Chile (FCh), y en menos de tres semanas empezó a delinear las metas de su gestión, entre ellas, articular la hoja de ruta para el crecimiento sostenible de los próximos 25 años, y crear una nueva área de trabajo de ciudades, la que actualmente está en fase de “exploración”.
Esta última, comienza a tomar forma. El Presidente de la República, Sebastián Piñera, nombró al arquitecto Pablo Allard como nuevo integrante del directorio de la entidad y Valente acaba de regresar de una gira por Londres (Inglaterra), donde se reunió con 12 expertos en desarrollo de ciudades para conocer de primera fuente cómo lo han abordado. Entre ellos, Ricky Burdett, profesor de estudios urbanos del London School of Economics Nad Political Science (LSE) y director del centro de investigación y estudios Urban Age and LSE Cities, quien lideró el plan de regeneración urbana que se implementó con motivo de los Juegos Olímpicos de Londres. Además se reunió con especialistas del London College y de la oficina de arquitectura de Norman Foster.

De izquieda a derecha, el embajador de Chile en Reino Unido, David Gallagher; Ricky Burdett y José Ramón Valente.

En 60 días debe presentar las conclusiones de la fase de “exploración” de la nueva área de ciudades al directorio. Si se aprueba, el próximo paso será el lanzamiento el primer trimestre de 2020 de un challenge, un desafío para determinar cómo debe ser la ciudad chilena de 2030, en aspectos como sustentabilidad –gestión del agua, energía y residuos-; espacios públicos –vivibles, caminables, pedaleables y seguros-; uso de datos –sensorización, conectividad y uso de data en forma inteligente- y normativas -qué cambios o ajustes se deben realizar-.
“El challenge es amplio, y la idea es que puedan participar instituciones nacionales e internacionales, empresas de urbanismo, de ingeniería, eventualmente consorcios. El objetivo es definir una hoja de ruta a 2030, porque es el año en que el país quiere alcanzar el desarrollo, y no lo vamos a lograr si no tenemos ciudades que sean compatibles con estas metas”, señala Valente.
Los ganadores del desafío deberán entregar una estrategia y plan completo de cómo debe administrarse una ciudad específica o un sector de ella -por definir- para que en una década logre ser “un lugar de encuentro para la innovación y atracción de talento”. Por ejemplo, debe señalar qué leyes o normativas se deben cambiar, qué incentivos se deben poner o qué obras emblemáticas se deben dejar, por nombrar algunas.
Allard al directorio
Uno de los pasos concretos de FCh en su plan de contribuir al desarrollo de ciudades es la llegada del arquitecto urbanista y decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo (UDD), Pablo Allard, al directorio. Se sumó al equipo presidido por José Ramón Valente, y en el que participan seis representantes de BHP – Cleve Lightfoot, Bernardita Méndez, Santiago Montt, Claudia Peirano, Mariano Pola y Juan José Tohá- y del gobierno –Mariana Aylwin, Carolina Torrealba y Pablo Terrazas-.
Allard señala que la incorporación de la ciudad como uno de los ámbitos de acción de FCh le parece “muy oportuna”, porque el 90% de los chilenos viven en ellas, son las principales plataformas para potenciar las industrias de servicios, y varias áreas de FCh presentan oportunidades de aplicación en contextos urbanos para lograr impactos transformacionales, como sustentabilidad, eficiencia energética e hídrica o descarbonización de la matriz, y otras áreas donde emergen con fuerza nuevas demandas y oportunidades urbanas.
“Las ciudades se han convertido en los motores de la economía del siglo XXI. La transformación tecnológica y nuevas infraestructuras están cambiando radicalmente los servicios urbanos y estilos de vida. Esto abre oportunidades enormes para la innovación de alto impacto, y las ciudades chilenas son tierra fértil para desarrollar soluciones de alcance global. Los alcances y beneficios de fomentar y acelerar la investigación aplicada en soluciones para los grandes desafíos urbanos de Chile son enormes”, comenta Allard.
Valente señala que la llegada del urbanista es clave, porque además de conocimiento y experiencia, “sabe muy bien cómo ha sido el desarrollo de las ciudades en el país y en qué nivel estamos cuando nos comparamos con otras. Por lo tanto, cuando se lanzan estos desafíos es clave que haya un director en el gobierno corporativo especialista en el tema”.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero,  Lunes 23 de Septiembre de 2019

DIARIO FINANCIERO – En julio pasado, el exministro de Economía, José Ramón Valente, debutó como presidente de Fundación Chile (FCh), y en menos de tres semanas empezó a delinear las metas de su gestión, entre ellas, articular la hoja de ruta para el crecimiento sostenible de los próximos 25 años, y crear una nueva área de trabajo de ciudades, la que actualmente está en fase de “exploración”.
Esta última, comienza a tomar forma. El Presidente de la República, Sebastián Piñera, nombró al arquitecto Pablo Allard como nuevo integrante del directorio de la entidad y Valente acaba de regresar de una gira por Londres (Inglaterra), donde se reunió con 12 expertos en desarrollo de ciudades para conocer de primera fuente cómo lo han abordado. Entre ellos, Ricky Burdett, profesor de estudios urbanos del London School of Economics Nad Political Science (LSE) y director del centro de investigación y estudios Urban Age and LSE Cities, quien lideró el plan de regeneración urbana que se implementó con motivo de los Juegos Olímpicos de Londres. Además se reunió con especialistas del London College y de la oficina de arquitectura de Norman Foster.

De izquieda a derecha, el embajador de Chile en Reino Unido, David Gallagher; Ricky Burdett y José Ramón Valente.

En 60 días debe presentar las conclusiones de la fase de “exploración” de la nueva área de ciudades al directorio. Si se aprueba, el próximo paso será el lanzamiento el primer trimestre de 2020 de un challenge, un desafío para determinar cómo debe ser la ciudad chilena de 2030, en aspectos como sustentabilidad –gestión del agua, energía y residuos-; espacios públicos –vivibles, caminables, pedaleables y seguros-; uso de datos –sensorización, conectividad y uso de data en forma inteligente- y normativas -qué cambios o ajustes se deben realizar-.
“El challenge es amplio, y la idea es que puedan participar instituciones nacionales e internacionales, empresas de urbanismo, de ingeniería, eventualmente consorcios. El objetivo es definir una hoja de ruta a 2030, porque es el año en que el país quiere alcanzar el desarrollo, y no lo vamos a lograr si no tenemos ciudades que sean compatibles con estas metas”, señala Valente.
Los ganadores del desafío deberán entregar una estrategia y plan completo de cómo debe administrarse una ciudad específica o un sector de ella -por definir- para que en una década logre ser “un lugar de encuentro para la innovación y atracción de talento”. Por ejemplo, debe señalar qué leyes o normativas se deben cambiar, qué incentivos se deben poner o qué obras emblemáticas se deben dejar, por nombrar algunas.
Allard al directorio
Uno de los pasos concretos de FCh en su plan de contribuir al desarrollo de ciudades es la llegada del arquitecto urbanista y decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo (UDD), Pablo Allard, al directorio. Se sumó al equipo presidido por José Ramón Valente, y en el que participan seis representantes de BHP – Cleve Lightfoot, Bernardita Méndez, Santiago Montt, Claudia Peirano, Mariano Pola y Juan José Tohá- y del gobierno –Mariana Aylwin, Carolina Torrealba y Pablo Terrazas-.
Allard señala que la incorporación de la ciudad como uno de los ámbitos de acción de FCh le parece “muy oportuna”, porque el 90% de los chilenos viven en ellas, son las principales plataformas para potenciar las industrias de servicios, y varias áreas de FCh presentan oportunidades de aplicación en contextos urbanos para lograr impactos transformacionales, como sustentabilidad, eficiencia energética e hídrica o descarbonización de la matriz, y otras áreas donde emergen con fuerza nuevas demandas y oportunidades urbanas.
“Las ciudades se han convertido en los motores de la economía del siglo XXI. La transformación tecnológica y nuevas infraestructuras están cambiando radicalmente los servicios urbanos y estilos de vida. Esto abre oportunidades enormes para la innovación de alto impacto, y las ciudades chilenas son tierra fértil para desarrollar soluciones de alcance global. Los alcances y beneficios de fomentar y acelerar la investigación aplicada en soluciones para los grandes desafíos urbanos de Chile son enormes”, comenta Allard.
Valente señala que la llegada del urbanista es clave, porque además de conocimiento y experiencia, “sabe muy bien cómo ha sido el desarrollo de las ciudades en el país y en qué nivel estamos cuando nos comparamos con otras. Por lo tanto, cuando se lanzan estos desafíos es clave que haya un director en el gobierno corporativo especialista en el tema”.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero,  Lunes 23 de Septiembre de 2019

TITULARES