Miércoles, Mayo 5, 2021

FMI insta a mantener apoyos fiscales y monetarios, pero advierte que prioridad deberá ser reducir la deuda pública

DIARIO FINANCIERO – Si ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciaba la revisión al alza de sus perspectivas económicas globales -que siguen siendo las más críticas desde la Gran Depresión-, hoy se concentró en entregar recomendaciones para abordar la crisis.
En medio de las reuniones anuales entre el organismo y el Banco Mundial, la directora gerente del fondo, Kristalina Georgieva, sinceró que aunque el panorama se ha vuelto “menos terrible”, las consecuencias no se acotarán a este año y el próximo.

En el detalle, la autoridad indicó que la crisis podría costar US$ 28 billones en pérdidas de producción durante los próximos cinco años, y recordó que los países se enfrentan a un “largo ascenso” que será desigual, difícil, incierto y propenso a contratiempos.
Frente a eso, la Agenda de Política Global del FMI, publicada hoy, resalta tres prioridades. En primer lugar, el prestamista global insta a mantener las medidas esenciales para proteger vidas y medios de subsistencia. “La recuperación económica duradera solo es posible si superamos la pandemia en todas partes”, dijo Georgieva, precisando que intensificar las medidas sanitarias y el apoyo fiscal y monetario a hogares y empresas son “medidas imperativas”.
En segundo punto, la directora gerente planteó la urgencia de construir una economía más resiliente e inclusiva, señalando que la inversión pública, particularmente en proyectos ecológicos y de infraestructura digital, puede ser determinante para el curso de la reconstrucción.
El sector, según la experta, “tiene el potencial de crear millones de nuevos puestos de trabajo, al tiempo que aumenta la productividad y los ingresos”, lo que considera prioritario, al igual que apoyar a los trabajadores en su transición a nuevos trabajos, sobre todo a mujeres y jóvenes.
Por último, el fondo establece como una prioridad lidiar con la deuda. Georgieva explicó que se prevé que la deuda pública mundial alcance un récord de 100% del PIB el próximo año, ya que los países necesitan gastar más para enfrentar la crisis.
“Abordar este problema a mediano plazo será crítico, pero para muchos países de bajos ingresos, ahora se requiere una acción urgente”, señaló la directora gerente.
En una línea similar, el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass, planteó en una conferencia de prensa posterior que es “urgente” hacer un rápido progreso en el marco para el tratamiento de la deuda, ya que “está aumentando el riesgo de incumplimiento desordenado”.
Por lo mismo, recordó que el FMI y la entidad que lidera propusieron un plan de acción conjunto sobre cómo abordar las temáticas de deuda para los países más afectados.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 14 de Octubre de 2020

DIARIO FINANCIERO – Si ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciaba la revisión al alza de sus perspectivas económicas globales -que siguen siendo las más críticas desde la Gran Depresión-, hoy se concentró en entregar recomendaciones para abordar la crisis.
En medio de las reuniones anuales entre el organismo y el Banco Mundial, la directora gerente del fondo, Kristalina Georgieva, sinceró que aunque el panorama se ha vuelto “menos terrible”, las consecuencias no se acotarán a este año y el próximo.

En el detalle, la autoridad indicó que la crisis podría costar US$ 28 billones en pérdidas de producción durante los próximos cinco años, y recordó que los países se enfrentan a un “largo ascenso” que será desigual, difícil, incierto y propenso a contratiempos.
Frente a eso, la Agenda de Política Global del FMI, publicada hoy, resalta tres prioridades. En primer lugar, el prestamista global insta a mantener las medidas esenciales para proteger vidas y medios de subsistencia. “La recuperación económica duradera solo es posible si superamos la pandemia en todas partes”, dijo Georgieva, precisando que intensificar las medidas sanitarias y el apoyo fiscal y monetario a hogares y empresas son “medidas imperativas”.
En segundo punto, la directora gerente planteó la urgencia de construir una economía más resiliente e inclusiva, señalando que la inversión pública, particularmente en proyectos ecológicos y de infraestructura digital, puede ser determinante para el curso de la reconstrucción.
El sector, según la experta, “tiene el potencial de crear millones de nuevos puestos de trabajo, al tiempo que aumenta la productividad y los ingresos”, lo que considera prioritario, al igual que apoyar a los trabajadores en su transición a nuevos trabajos, sobre todo a mujeres y jóvenes.
Por último, el fondo establece como una prioridad lidiar con la deuda. Georgieva explicó que se prevé que la deuda pública mundial alcance un récord de 100% del PIB el próximo año, ya que los países necesitan gastar más para enfrentar la crisis.
“Abordar este problema a mediano plazo será crítico, pero para muchos países de bajos ingresos, ahora se requiere una acción urgente”, señaló la directora gerente.
En una línea similar, el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass, planteó en una conferencia de prensa posterior que es “urgente” hacer un rápido progreso en el marco para el tratamiento de la deuda, ya que “está aumentando el riesgo de incumplimiento desordenado”.
Por lo mismo, recordó que el FMI y la entidad que lidera propusieron un plan de acción conjunto sobre cómo abordar las temáticas de deuda para los países más afectados.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 14 de Octubre de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X