Domingo, Febrero 5, 2023

Esperan que desalación de agua de mar aumente la disponibilidad del recurso en Chile

LA TRIBUNA – Un informe publicado por un gremio de la desalinización de agua de mar en Chile indica que la desalación de agua en Chile deberá aumentar, debido a un incremento en la demanda por el recurso hídrico que se espera para el futuro y la necesidad de aumentar la disponibilidad del mismo en el país, donde ya se ha planteado promulgar una ley de desalinización que otorgue concesiones para realizar estas operaciones hídricas.

El estudio “La desalinización como nueva fuente de agua para Chile”, publicado por la Universidad de Valparaíso y la Asociación Chilena de Desalinización en junio de 2022 indica que “el Informe Especial sobre la Sequía 2021 publicado por la ONU alerta del grave impacto que tendrán las cada vez más crecientes sequías que agravarán las desigualdades sociales y económicas que requieren de una gobernanza proactiva y más alianzas”. Según la información entregada por ACADES, el 72,3% del agua consumida en Chile es utilizada en la agricultura. Es en este escenario donde la desalación podría aportar. El documento explica que “la desalinización (o desalación) es un proceso mediante el cual se remueve las sales del agua de mar o salobre”. “Por cada 2 litros de agua de mar se obtiene 0.9 litros de agua dulce y 1.1 litro de salmuera”, se detalla en el informe.

USO DE AGUA DESALADA CRECERÁ POR EL AUMENTO POBLACIONAL

La presentación de la desalación de los entes nacionales aborda también el estado de la desalación en el mundo, donde según la información recabada “existen cerca de 20.000 plantas desaladoras en el mundo, con una capacidad total mayor a 100 millones de metros cúbicos por día, las que pueden tratar agua de mar (60%) o agua salobre (40%)”. Al análisis se le suma a su vez el factor del aumento del consumo de agua en el tiempo, que se da “producto del crecimiento de la extracción, uso, y consumo; y perspectivas basadas en el crecimiento demográfico y el aumento de la contaminación”.

Las principales desalinizadoras catastradas por la Asociación Chilena de Desalinización operan en el sector de la minería, que representa el 78% de la capacidad instalada en el país. Le siguen las empresas sanitarias que tratan el agua y luego la categoría “otras industrias”, con el 3% de la capacidad de procesar agua salada para sacar el mineral de esta y reutilizarla con diversos propósitos. A futuro, entrarán proyectos del área de la ingeniería o construcción. Además, hay dos procesos en licitación, que incrementarán la capacidad instalada de desalinización en Chile. Respecto a la evolución histórica del uso de agua de mar en minería Acades observa que “entre 2010 y 2019 el uso de agua de mar aumentó en 17 veces”. También se explica que “la energía eléctrica necesaria para desalinizar agua de mar y cubrir el consumo diario de una familia de cuatro integrantes”.

LLAMARON IMPULSAR LA DESALACIÓN EN ZONAS COSTERAS NACIONALES

En la comparación, la cantidad de energía para desalinizar agua “es similar a la que se requiere para mantener un refrigerador de bajo consumo”. Acades explica que la descarga de la salmuera restante del proceso en el mar “acota a superficies menores. En la mayor parte de las plantas en operación en Chile, el incremento de la salinidad del medio marino se observa en superficies cercanas a las de una cancha de básquetbol o incluso menores”. “En el caso más desfavorable de las zonas de influencia de las desalinizadoras operando en Chile, la superficie de la zona con mayor salinidad que el entorno alcanza a una cuarta parte de una cancha de fútbol”, detalla el documento “La desalinización como nueva fuente de agua para Chile”. Dicha cantidad consiste en “un caudal suficiente para abastecer un grupo de ciudades, como el conurbano Valparaíso-Viña del Mar-Concón”. El proyecto de ley de Desalinización en Chile plantea la “creación de una concesión de extracción de agua de mar para su desalinización otorgada por la DGA”. Dicha “concesión no otorga dominio sobre BNUP incluidos en la concesión: sólo habilita para usar y gozar de ellos en actividades propias de la concesión”. La iniciativa pública también crea “una Estrategia Nacional de Desalinización, con diferentes objetos (y prioriza el) consumo humano, saneamiento y la preservación de los ecosistemas y el uso productivo sustentable”. Acades finaliza su presentación observando que “la sequía ha demostrado nuestra vulnerabilidad como país ante la crisis hídrica y la desalinización es una alternativa sustentable, eficiente y accesible para enfrentarla”. La asociación declara que “todas las ciudades costeras de la zona norte y central de Chile debiesen haber desalinizadoras que permitan asegurar un flujo mínimo en caso de emergencias”.

Ver artículo

Fuente: La Tribuna, Viernes 14 de Octubre de 2022

LA TRIBUNA – Un informe publicado por un gremio de la desalinización de agua de mar en Chile indica que la desalación de agua en Chile deberá aumentar, debido a un incremento en la demanda por el recurso hídrico que se espera para el futuro y la necesidad de aumentar la disponibilidad del mismo en el país, donde ya se ha planteado promulgar una ley de desalinización que otorgue concesiones para realizar estas operaciones hídricas.

El estudio “La desalinización como nueva fuente de agua para Chile”, publicado por la Universidad de Valparaíso y la Asociación Chilena de Desalinización en junio de 2022 indica que “el Informe Especial sobre la Sequía 2021 publicado por la ONU alerta del grave impacto que tendrán las cada vez más crecientes sequías que agravarán las desigualdades sociales y económicas que requieren de una gobernanza proactiva y más alianzas”. Según la información entregada por ACADES, el 72,3% del agua consumida en Chile es utilizada en la agricultura. Es en este escenario donde la desalación podría aportar. El documento explica que “la desalinización (o desalación) es un proceso mediante el cual se remueve las sales del agua de mar o salobre”. “Por cada 2 litros de agua de mar se obtiene 0.9 litros de agua dulce y 1.1 litro de salmuera”, se detalla en el informe.

USO DE AGUA DESALADA CRECERÁ POR EL AUMENTO POBLACIONAL

La presentación de la desalación de los entes nacionales aborda también el estado de la desalación en el mundo, donde según la información recabada “existen cerca de 20.000 plantas desaladoras en el mundo, con una capacidad total mayor a 100 millones de metros cúbicos por día, las que pueden tratar agua de mar (60%) o agua salobre (40%)”. Al análisis se le suma a su vez el factor del aumento del consumo de agua en el tiempo, que se da “producto del crecimiento de la extracción, uso, y consumo; y perspectivas basadas en el crecimiento demográfico y el aumento de la contaminación”.

Las principales desalinizadoras catastradas por la Asociación Chilena de Desalinización operan en el sector de la minería, que representa el 78% de la capacidad instalada en el país. Le siguen las empresas sanitarias que tratan el agua y luego la categoría “otras industrias”, con el 3% de la capacidad de procesar agua salada para sacar el mineral de esta y reutilizarla con diversos propósitos. A futuro, entrarán proyectos del área de la ingeniería o construcción. Además, hay dos procesos en licitación, que incrementarán la capacidad instalada de desalinización en Chile. Respecto a la evolución histórica del uso de agua de mar en minería Acades observa que “entre 2010 y 2019 el uso de agua de mar aumentó en 17 veces”. También se explica que “la energía eléctrica necesaria para desalinizar agua de mar y cubrir el consumo diario de una familia de cuatro integrantes”.

LLAMARON IMPULSAR LA DESALACIÓN EN ZONAS COSTERAS NACIONALES

En la comparación, la cantidad de energía para desalinizar agua “es similar a la que se requiere para mantener un refrigerador de bajo consumo”. Acades explica que la descarga de la salmuera restante del proceso en el mar “acota a superficies menores. En la mayor parte de las plantas en operación en Chile, el incremento de la salinidad del medio marino se observa en superficies cercanas a las de una cancha de básquetbol o incluso menores”. “En el caso más desfavorable de las zonas de influencia de las desalinizadoras operando en Chile, la superficie de la zona con mayor salinidad que el entorno alcanza a una cuarta parte de una cancha de fútbol”, detalla el documento “La desalinización como nueva fuente de agua para Chile”. Dicha cantidad consiste en “un caudal suficiente para abastecer un grupo de ciudades, como el conurbano Valparaíso-Viña del Mar-Concón”. El proyecto de ley de Desalinización en Chile plantea la “creación de una concesión de extracción de agua de mar para su desalinización otorgada por la DGA”. Dicha “concesión no otorga dominio sobre BNUP incluidos en la concesión: sólo habilita para usar y gozar de ellos en actividades propias de la concesión”. La iniciativa pública también crea “una Estrategia Nacional de Desalinización, con diferentes objetos (y prioriza el) consumo humano, saneamiento y la preservación de los ecosistemas y el uso productivo sustentable”. Acades finaliza su presentación observando que “la sequía ha demostrado nuestra vulnerabilidad como país ante la crisis hídrica y la desalinización es una alternativa sustentable, eficiente y accesible para enfrentarla”. La asociación declara que “todas las ciudades costeras de la zona norte y central de Chile debiesen haber desalinizadoras que permitan asegurar un flujo mínimo en caso de emergencias”.

Ver artículo

Fuente: La Tribuna, Viernes 14 de Octubre de 2022

TITULARES