Miércoles, Mayo 12, 2021

El escenario se sigue complicando para EEUU y la Casa Blanca prepara nuevos planes de estímulo

DIARIO FINANCIERO – Mientras algunos países como China y Corea del Sur han logrado detener el crecimiento exponencial de los casos de coronavirus, otros como Estados Unidos están en pleno auge de la expansión del brote, que ya se anota más de 900 mil contagios a nivel mundial. De hecho, esta jornada el país norteamericano se convirtió en el primero en superar las 200 mil personas infectadas, concentrando a 83.712 sólo en el estado de Nueva York.
En un cambio de tono respecto de la tranquilidad que mostraba en días anteriores, el presidente Donald Trump advirtió el martes que el país podría registrar hasta 240 mil muertes por el virus, incluso si los ciudadanos siguen las pautas de distanciamiento social recomendadas por la Casa Blanca.

Para enfrentar la pandemia, el viernes el jefe del gobierno firmó el paquete de estímulo fiscal más grande en la historia de EEUU, que destinará US$ 2,2 billones (millones de millones) a acotar los impactos del Covid-19 en la economía.
Sin embargo, a cinco días de haber promulgado la ley, Trump estaría listo para destinar más fondos a la crisis y presentar un nuevo proyecto legislativo al Congreso.
A través de su cuenta de Twitter el mandatario llamó a que el país gaste otros US$ 2 billones en un paquete de infraestructura masivo, con tasas de interés cero por el tiempo que se extienda la crisis.
“¡Debería ser muy grande y audaz, US$ 2 billones, y estar enfocado únicamente en los trabajos y la reconstrucción de la una vez gran infraestructura de nuestro país! Fase 4”, dijo el presidente.
El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, confirmó lo esbozado por su jefe en la red social y dijo ayer que el mandatario está muy interesado en utilizar proyectos de infraestructura para contener los efectos económicos del brote y que el gobierno sostiene conversaciones para crear un plan sobre la materia.
“El presidente ha sido muy claro: está preparado para hacer lo que sea necesario para asegurarse de que los trabajadores y las empresas estadounidenses estén protegidos”, afirmó, y agregó que “si necesitamos más programas, más dinero, volveremos al Congreso”.
Complejo escenario laboral
Uno de los temas que más preocupa a las autoridades estadounidenses es el laboral. El Reporte Nacional de Empleo de la consultora ADP mostro ayer que el sector privado de EEUU eliminó 27 mil empleos el mes pasado, lo que implica la primera caída en la crreación de empleos desde 2017.
Si bien la cifra fue mejor a lo esperado -ya que se proyectaba un recorte de 150 mil puestos de trabajo- el informe sólo analiza los datos hasta el 12 de marzo, antes de que la pandemia de coronavirus realmente comenzara a pesar en la economía y el mercado laboral.
La semana pasada, más de 3,2 millones de personas realizaron solicitudes de beneficios por desempleo, cifra que se consolidó como un máximo histórico según el Departamento del Trabajo, superando los récords de la recesión de 2009 cuando las solicitudes ascendieron a 665 mil y el máximo histórico de 695 mil en octubre de 1982.
Analistas de Morgan Stanley prevén que el informe semanal de mañana mostrará que se solicitaron cerca de 4,5 millones de subsidios, lo que implicaría un nuevo máximo histórico. Además, el viernes se publicará el dato del desempleo de marzo, que ya mostraría un aumento como efecto del coronavirus en la economía estadounidense.
Cambio de tono
EEUU es responsable del 10% de los fallecidos a nivel mundial, con 4.476 decesos registrados, siendo superado solo por Italia y España.
“Quiero que todos los estadounidenses estén preparados para los días difíciles que se avecinan. Vamos a pasar por dos semanas muy difíciles”, dijo Trump el martes, y agregó que la situación se ha convertido en un tema de “vida o muerte”.
Esto significó un quiebre respecto de su discurso de los días previos. La semana pasada Trump indicó que el país reabriría “muy pronto” y que le gustaría que fuera antes de Semana Santa. El domingo ya evidenció el primer cambio de tono, cuando dio decidió extender las medidas de aislamiento social hasta el 30 de abril.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 01 de Abril de 2020

DIARIO FINANCIERO – Mientras algunos países como China y Corea del Sur han logrado detener el crecimiento exponencial de los casos de coronavirus, otros como Estados Unidos están en pleno auge de la expansión del brote, que ya se anota más de 900 mil contagios a nivel mundial. De hecho, esta jornada el país norteamericano se convirtió en el primero en superar las 200 mil personas infectadas, concentrando a 83.712 sólo en el estado de Nueva York.
En un cambio de tono respecto de la tranquilidad que mostraba en días anteriores, el presidente Donald Trump advirtió el martes que el país podría registrar hasta 240 mil muertes por el virus, incluso si los ciudadanos siguen las pautas de distanciamiento social recomendadas por la Casa Blanca.

Para enfrentar la pandemia, el viernes el jefe del gobierno firmó el paquete de estímulo fiscal más grande en la historia de EEUU, que destinará US$ 2,2 billones (millones de millones) a acotar los impactos del Covid-19 en la economía.
Sin embargo, a cinco días de haber promulgado la ley, Trump estaría listo para destinar más fondos a la crisis y presentar un nuevo proyecto legislativo al Congreso.
A través de su cuenta de Twitter el mandatario llamó a que el país gaste otros US$ 2 billones en un paquete de infraestructura masivo, con tasas de interés cero por el tiempo que se extienda la crisis.
“¡Debería ser muy grande y audaz, US$ 2 billones, y estar enfocado únicamente en los trabajos y la reconstrucción de la una vez gran infraestructura de nuestro país! Fase 4”, dijo el presidente.
El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, confirmó lo esbozado por su jefe en la red social y dijo ayer que el mandatario está muy interesado en utilizar proyectos de infraestructura para contener los efectos económicos del brote y que el gobierno sostiene conversaciones para crear un plan sobre la materia.
“El presidente ha sido muy claro: está preparado para hacer lo que sea necesario para asegurarse de que los trabajadores y las empresas estadounidenses estén protegidos”, afirmó, y agregó que “si necesitamos más programas, más dinero, volveremos al Congreso”.
Complejo escenario laboral
Uno de los temas que más preocupa a las autoridades estadounidenses es el laboral. El Reporte Nacional de Empleo de la consultora ADP mostro ayer que el sector privado de EEUU eliminó 27 mil empleos el mes pasado, lo que implica la primera caída en la crreación de empleos desde 2017.
Si bien la cifra fue mejor a lo esperado -ya que se proyectaba un recorte de 150 mil puestos de trabajo- el informe sólo analiza los datos hasta el 12 de marzo, antes de que la pandemia de coronavirus realmente comenzara a pesar en la economía y el mercado laboral.
La semana pasada, más de 3,2 millones de personas realizaron solicitudes de beneficios por desempleo, cifra que se consolidó como un máximo histórico según el Departamento del Trabajo, superando los récords de la recesión de 2009 cuando las solicitudes ascendieron a 665 mil y el máximo histórico de 695 mil en octubre de 1982.
Analistas de Morgan Stanley prevén que el informe semanal de mañana mostrará que se solicitaron cerca de 4,5 millones de subsidios, lo que implicaría un nuevo máximo histórico. Además, el viernes se publicará el dato del desempleo de marzo, que ya mostraría un aumento como efecto del coronavirus en la economía estadounidense.
Cambio de tono
EEUU es responsable del 10% de los fallecidos a nivel mundial, con 4.476 decesos registrados, siendo superado solo por Italia y España.
“Quiero que todos los estadounidenses estén preparados para los días difíciles que se avecinan. Vamos a pasar por dos semanas muy difíciles”, dijo Trump el martes, y agregó que la situación se ha convertido en un tema de “vida o muerte”.
Esto significó un quiebre respecto de su discurso de los días previos. La semana pasada Trump indicó que el país reabriría “muy pronto” y que le gustaría que fuera antes de Semana Santa. El domingo ya evidenció el primer cambio de tono, cuando dio decidió extender las medidas de aislamiento social hasta el 30 de abril.
Ver artículo
Fuente: Diario Financiero, Miércoles 01 de Abril de 2020

Lo más reciente

CATEGORÍAS

X